Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoLA HISTORIA DE LA VIBORITA Y EL NUDO GORDIANO
21/sep/2016

“Una viborita, que poseía un cerebro más pequeño que un grano de trigo, tardó menos de dos minutos en comprender la diferencia que había entre el verdadero agresor y su instrumento”.

Por: Ing. Agr. Daniel C. Besso

Sé que me estoy poniendo repetitivo y este pequeño relato a modo introductorio ya lo he referido en otra oportunidad. No sé si en este medio o en otro.

Para el caso es lo mismo y viene a cuento para ver la dificultad que tiene la sociedad argentina para enfocarse en la raíz de los problemas a los que se enfrenta. Además, los lectores, no son siempre los mismos.

Una vez en un galpón en Luján, me encontré que una viborita yarará se había refugiado debajo de una vieja máquina. Como no la quise matar sino sacar hacia las cañas tacuaras del fondo, de donde seguramente provenía, comencé a azuzarla con un palito.

En principio la viborita trató de evitar el palito hasta que se enojó y comenzó a ponerse en guardia y a tratar de picar al palito.

Esto ocurrió durante un par de minutos. Al cabo de ese tiempo la “yaruca” se dio cuenta que no era el palito su verdadero agresor, sino que era yo. En ese momento dejó de atacar al palito y comenzó a intentar picarme a mí.

Esto nos pone de manifiesto que “una viborita, que poseía un cerebro más pequeño que un grano de trigo, tardó menos de dos minutos en comprender la diferencia que había entre el verdadero agresor y su instrumento”.

Días pasados se desató una serie de discusiones entre funcionarios del gobierno y distintos actores de la economía y profesionales de las ciencias económicas.

El tema central, era (y aún lo es), la dificultad que tenemos como país para llevar a cabo, la exportación de productos que provengan de la elaboración a partir de nuestra producción primaria.

Todos tenemos en claro que hay una manera de englobar la suma de dificultades en una sola bolsa que lleva el marbete. “COSTO ARGENTINO”.

Se me ocurre que podríamos clasificar los problemas de “COSTO ARGENTINO”, en varios ítems.

Ellos podrían ser:

I) Originados en el Estado.

Costos Directos: Impuestos, tasas, gabelas, derechos y contribuciones:

Nacionales.

Provinciales.

Municipales.

Tasas de organismos descentralizados y poder judicial.

*(1)

Al final figura un listado tal vez incompleto y desactualizado con 85 gravámenes que pienso que sirve al efecto de clarificar la cuestión:

Agreguemos que la administración de la percepción de todos estos gravámenes que existen o existieron, demanda un ejército de personal administrativo de absoluto costo inútil.

Costos Indirectos: Por el perjuicio, de las responsabilidades que el Estado declina, a pesar de percibir recursos declarados para tales efectos. O lo que es infinitamente peor, pues los funcionarios de los tres poderes no son idóneos en cumplir con la tarea que se les encomienda.

Para ello interponen un menú inacabable de excusas que van desde lo ideológico a lo presupuestario. Lo podríamos resumir en un latinzgo: “MALA PRAXIS”

Esto obliga, a la sociedad, a gastar, por ejemplo en seguridad, desde lo privado cuando los impuestos percibidos, suponían que cubrían ese gasto.

Conflictividad legal:

En lo laboral: Cuando se llega a instancias judiciales en temas laborales, podemos observar que: JAMÁS, hay fallos a favor de la parte patronal. Esto de por sí supone que la parte patronal es perversa de toda perversión y que la parte laboral goza del estado de perpetua gracia e inocencia. Este desatino demuestra por el absurdo, la incongruencia ideológica de los funcionarios judiciales.

El costo por sentencias adversas, que los empresarios, saben que deberán afrontar indefectiblemente, más allá de que la razón los asista, hace que ni siquiera intenten por la vía legal una defensa. ES UNA BATALLA PERDIDA. Prefieren estudiar cómo pasar esos costos al producto o servicio que venden. De ese modo, se van transfiriendo los costos de un sistema perverso a toda la sociedad.

Cuando se trata de exportar un producto, el Estado podría llegar a desgravar de impuestos los productos a exportar, pero no puede quitar del costo de producción, muchísimos de estos costos “nacionales y populares”.

Nuestros competidores a nivel global, salen a la “maratón con el mejor calzado deportivo”, en cambio, nosotros salimos a competir con zapatos de buzo.

Como lo mismo ocurre en lo referido la siniestralidad en el tránsito, el costo de los seguros es más que el doble que en otras latitudes.

Todos tienen una abundante y terrible experiencia, de tener que enfrentar a funcionarios públicos coimeros, a funcionarios judiciales que participan de estas verdaderas falsedades ideológicas e instrumentales; termina siendo innecesario hacer un relato pormenorizado de cuántas veces se repite situaciones de este tipo. NO QUIERO ABURRIR.

II) Originados en la misma sociedad:

Los “aprietes y cohechos sindicales”.

Estos días vimos como cayó preso el secretario general del gremio marítimo. Este personaje, se pudo sostener durante mucho tiempo, por tener avales desde los más altos cargos del poder ejecutivo, en el gobierno anterior.

Tuvo el mal tino, de intentar ejercer cohecho a empresas extranjeras. Durante un tiempo la cobertura desde el gobierno, se lo permitió.

Cuando empresas extranjeras, reciben presiones de este tipo, su queja se lleva a cabo, vía Cancillería. Las empresas son respaldadas por los gobiernos de sus países. Tarde o temprano las cosas pueden llegar a estrados internacionales y allí “se bailan otros ritmos”.

Pero las empresas nacionales reciben presiones sindicales para poder llevar adelante sus actividades “SIN INCONVENIENTES”. Esto es sabido. Los empresarios tienen miedo de denunciar estos acosos y prefieren incorporarlo a sus costos y al precio de lo que producen.

Como vemos, suma y sigue. “El costo argentino” está formado por un gran conjunto de causas que no se ponen sobre la mesa, cuando se llega a instancias de discutir con funcionarios públicos.

Si los funcionarios públicos, saltaron de los claustros a los escritorios, desconocen estos asuntos (entre otros desconocimientos).

Delincuencia y seguridad.

Excesos de ausentismo laboral, por irresponsabilidad, por falsos partes médicos (en donde incurren en falsedad ideológica, el empleado y el médico).

Infraestructuras inadecuadas.

Siniestralidad vial que aumenta los seguros al transporte.

Rigidez sindical en lo referido a los trabajadores que no pueden ser afectados a distintas tareas.

Exceso de días feriados.

Sistemas educativos que no generan idoneidad en el personal y muchas veces deben completar la preparación, las mismas empresas.

Podemos reconocer en todo esto que acabo de enumerar, “al palito” de la historia de la viborita.

Ahora tratemos de reconocer qué es lo que mueve o empuja el accionar “del palito”.

Una enorme burocracia estatal, a todo nivel. Un verdadero fachinal o bosque espinoso impenetrable, de regulaciones muchas veces caprichosas y reñidas con las garantías constitucionales y principios jurisprudenciales, favorecen la existencia de funcionarios corruptos. Organizaciones delictivas, que son expertas en las falsedades ideológicas e instrumentales.

No solo no generan absolutamente nada, sino que por añadidura, entorpecen y dificultan las actividades de aquellos que producen la riqueza tangible y genuina.

En países serios, no alcanzarían las cárceles para albergar tantos delincuentes. No solo por la severidad e incorruptibilidad de sus jueces, sino por lo largas de sus condenas. No nos olvidemos que nosotros solemos concebir como “AVIVADAS O PICARDÍAS” lo que en otros países son lisa y llanamente “DELITOS”.

Estamos ante un verdadero nudo gordiano, un galimatías sin solución aparente.

El gobierno no puede darle solución sin destruir la corrupción asentada en una burocracia gigantesca, por no generar una enorme masa de desocupados.

Pero de hecho se puede considerar desocupado a todo aquel que no hace nada útil.

Diferenciemos pues: a quien está desocupado, de aquel que no tiene un medio de vida.

No vale esto decir que el aparato estatal esta todo poblado de corruptos, desde ya que no es así. Pero es enorme e ineficaz en cumplir con la parte que le toca.

Algún funcionario del gobierno, tuvo una poco feliz intervención al referirse a la falta de competitividad de los argentinos para ganar mercados.

Si el Estado tuviese que aportar la parte de competitividad que le corresponde, muy probablemente veríamos verdaderamente, “la performance de los pingos, en la cancha”.

Siempre que los gobiernos, se enfrentaron a circunstancias similares, recurrieron a las devaluaciones, que relativizaran la incidencia del “COSTO ARGENTINO”. De ese modo se abarataba la incidencia del costo burocrático por un lado y se favorecía el poder de compra de los recursos logrados por el exportador.

Pero este procedimiento, conllevaba la enorme injusticia de bajar los ingresos de los trabajadores que intervenían en la producción de la riqueza a exportar, al igual que a los burócratas.

Países con “monedas fuertes”, igual exportan sus productos, lo que significa que no siempre es necesario devaluar para exportar, sino bajar los costos internos; y no siempre eso debe estar a cargo de los productores.

Esto que elegantemente, llamamos “nudo Gordiano” al cual deberíamos denominar en criollo “UNA GALLETA”.

Cuenta la historia que Alejandro Magno, cuando recurrieron a éll para resolver la cuestión, saco su espada y lo partió.

Como vimos, el costo argentino no solo tiene que ver con lo impositivo, sino en muchos casos con lo delictual, “la espada” pasa a ser paradigmáticamente válida; LA IMAGEN DE LA JUSTICIA PORTA UNA.

O como decía un viejo general: “NO SE PUEDE HACER UNA TORTILLA SIN ROMPER ALGUNOS HUEVOS”.

Va siendo tiempo de instalar en la sociedad, la discusión de la necesidad de tener una ley sobre: ”DEFRAUDACIÓN DE LA FE PÚBLICA”.

Esto para concluir con la corrupción e impedir el retorno a esas prácticas.

*(1)

Este es un listado tal vez incompleto y desactualizado pero sirve al efecto de clarificar la cuestión:

IMPUESTOS NACIONALES

1. Impuesto a las ganancias de personas físicas

2. Impuesto a las ganancias de sociedades

3. Impuesto a la renta mínima presunta

4. Impuesto originado en la prohibición de ajustes de

Estados Contables por efecto de inflación

5. Impuesto por ajustes en precios de transferencias

6. Derechos de exportación

7. Retenciones por exportaciones agrícolas

8. Derechos de importación

9. Tasas de aduana

10. IVA importación

11. Tasa de estadística

12. Impuesto al monotributo

13. Retenciones sobre salarios para ANSESS

14. Retenciones sobre salarios para PAMI

15. Expropiación cuota ahorro jubilatorio ex.-AFJP

16. Contribuciones patronales para ANSESS

17. Contribuciones patronales para PAMI

18. Contribuciones para asignaciones familiares

19. Cargo por previsión de despidos laborales simples

20. Cargo por previsión de doble indemnización

21. Cargo por previsión riesgo de accidentes de trabajo.

22. Aportes para Fondos de desempleo gremial.

23. Impuesto sobre fletes internacionales

24. Impuesto a la transferencia de inmuebles

25. Impuesto sobre débitos y créditos bancarios

26. IVA sobre servicios al 27 %

27. IVA sobre compras al 21 %

28. IVA sobre compras al 10,5 %

29. Impuesto sobre gas y combustibles líquidos

30. Tasa de kerosene, gas-oil y diesel-oil

31. Impuestos internos

32. Impuesto adicional de emergencia cigarrillos

33. Impuesto a compra-venta de acciones

34. Impuesto adquisición de automóviles nuevos

35. Impuesto a premios de juegos de azar

36. Impuesto del CONFER, radio y televisión

37. Impuesto ITC transferencia combustibles

38. Impuesto a los bienes personales

39. Cargo por sobre-consumo de gas y electricidad

40. Impuesto sobre peajes de autopistas

41. Impuesto sobre rentas financieras (proyectado).

42. Impuesto a la riqueza. Se aplica a los autos de más de $70.000 (11% sobre el monto total).

43. Impuesto para la Agencia de Emergencia Vial. Se creó a principios de 2008, ante la gran cantidad de accidentes en las rutas, y se financia con un 1% adicional al Impuesto Automotor.

IMPUESTOS PROVINCIALES

44. Impuesto para infraestructura hídrica

45. Impuesto para Fondo desarrollo eléctrico provincial

46. Impuesto Fondo especial grandes obras energéticas

47. Impuesto sobre tarifas para Secretaria de Energía

48. Impuesto sobre tarifas de agua, luz, gas y teléfonos por aumento en tasa de ingresos brutos, impuestos sobre operaciones bancarias no computables como crédito fiscal e incremento de aportes patronales.

49. Impuesto por infraestructura eléctrica de Santa Cruz

50. Impuesto por Convenio Multilateral controlado por SICOM.

51. Impuesto provincial sobre importes acreditados en

cuentas abiertas en entidades bancarias SIRCREB

52. Impuesto por operaciones en otras provinc. a cargo

de agentes de percepción y retención SIRCAR

53. Impuesto por ingreso bruto en transporte de gas

54. Impuesto Fondo provincial de compensación tarifas

55. Impuesto del Fondo fiduciario de subsidio residencial

56. Impuestos en urbanizaciones residenciales cerradas

57. Tasas sustitutivas de otros impuestos provinciales

58. Impuesto provincial del Fondo educativo

59 Impuesto de sellos provinciales

60. Tasa de actuaciones judiciales y administrativas

61. Impuesto inmobiliario provincial

62. Tasa contributiva de mejoras rurales

63. Impuestos sobre operaciones de transporte COT

64. Impuesto por canon al gas patagónico

65. Impuesto a Ingresos brutos provinciales

IMPUESTOS MUNICIPALES

66. Impuesto por DREI derecho de registro e inspección

67. Impuesto municipal por publicidad en góndolas de Supermercados

68. Impuesto de abasto municipal para alimentos perecederos ingresados desde otros Municipios

69. Impuesto a proveedores no-residentes por facturación de Insumos y Servicios a empresas instaladas en jurisdicción del Municipio.

70. Impuesto municipal para obras de infraestructuras

71. Impuesto municipal por transporte de alimentos

72. Impuesto-tasa municipal de cementerios

73. Gravamen municipal por servidumbre de red pública

74. Impuesto por alumbrado público en tarifa de luz

75. Impuesto de ABL alumbrado, barrido y limpieza

76. Impuesto a patentes de automotores

77. Impuesto sobre lanchas y aeronaves

78. Impuesto sobre bienes inmuebles

79. Tasa de pavimentos y cloacas

80. Impuesto por tendido de red de agua potable

81. Impuesto por extensión de la red de gas

82. Impuesto por terrenos baldíos

83. Impuesto sobre casas y departamentos desocupados

84. Impuesto por publicidad en la vía pública

85. Impuesto por publicidad en rodados

>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30716490 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 36 personas (36 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - sábado, 26/sep/2020 - 05:37
Sistema FuncWay (c) 2003-2007