Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Análisis Políticos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEYRAS SE QUEDO SIN FICHAS EN EL JUEGO DE LA ONCCA
03/oct/2009

El manejo efectivo de la ONCCA es una potestad que apetece a cualquier funcionario, los $ 3.700.000.000 anuales que transitan por sus cuentas son una tentación muy grande, semejante cifra, además de cumplimentar la maraña subsidios y compensaciones implementados por el P.E, facilita el financiamiento sin contralor de maniobras nebulosas.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

Todo comenzó el 10 de septiembre, cuando el colega Matías Longoni desde un artículo de su autoría en la tapa de Clarín sacudía a la opinión pública. Bajo el título Pagan $ 10 millones de subsidio a una empresa sin habilitación”, el reconocido periodista daba cuenta que el 21/08/09, el titular de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario “ONCCA”, Emilio Eyras, había rubricado dos resoluciones: Nº 7109 y 7110, publicadas 5 días después en el Boletín Oficial. Mediante esos instrumentos se dispuso el pago de $ 613.736 y $ 2.250.264 pesos a la firma "Paseo Lagunas S.A." Así mismo, informaba que con un intervalo de 4 días, el citado funcionario firmó la Resolución 7251, habilitando al mismo feed lot a percibir nuevas compensaciones por $ 7.211.397. Razón por la cual, Paseo Laguna ya sea con la figura de Sociedad Anónima o Sociedad de Hecho, en solo 4 días habían recibido la nada despreciable sumatoria de $ 10.075.397.

La investigación desarrollada por Longoni, lo lleva a la conclusión que de los registros de la misma ONCCA, surge que la SH está integrada por Osvaldo Cantisani, Jorge Cerda y José Raposo. Para la AFIP ésta empresa que desarrolla su actividad principal como acopio de granos en Carlos Casares desde 1994. En tanto que el diario oficial de la Provincia de Buenos Aires, el 14 de enero de 2008, notifica la constitución de Paseo Laguna S.A., Raposo es su presidente, mientras Cantisani y Cerda ocupan el cargo de directores. Los susodichos vienen incursionando en ganadería desde hace algunos años en ese partido bonaerense, en tanto la explotación del feed lot es reciente. Como dato complementario, en la ONCCA figura inscripta la razón social "Las lagunas y Asociados", que sería la que da origen al grupo, con matrícula exclusiva para operar en el mercado de granos.

La pesquisa desarrollada por el cronista de Clarín, averigua que el 4 de septiembre, el organismo otorgó al feed lot una "matrícula provisoria", hasta tanto se completen trámites pendientes ante el SENASA. De esa manera se blanqueó al establecimiento seis días posteriores a haber cobrado el subsidio.

La replica a esa acusación no se hizo esperar, en un parte de prensa firmado por su titular, Emilio Eyras, la ONCCA expresando textualmente: La información es maliciosa. Clarín publica, el caso, en el momento en que el área de fiscalización estaba llevando adelante la investigación sobre ese pago. Cable aclarar, que todas las gestiones de compensación tienen controles previos y posteriores. La difamante intencionalidad de la nota pretende desacreditar el reforzamiento de los controles que efectúa la ONCCA y que en otras épocas fueron endebles sobre el sector agropecuario. Los cambios son procesos graduales y siempre criticados por aquellos que defienden la informalidad y la ausencia de transparencia”.

Más allá de la respuesta, es evidente que la información publicada preocupó a los funcionarios del organismo, así es como dentro de las 48 horas desde la ONCCA, se notificó la implementación de nuevos controles previos al pago de compensaciones para los feedlots, establecimientos faenadores avícolas, molinos, industria láctea y todas las actividades incluidas en el Régimen de compensaciones implementado por el Gobierno nacional. La medida se plasmó en la circular 8/09, la fundamentaron en “apuntar a profundizar la transparencia y la equidad en el sector agropecuario”. Al mismo tiempo, expresaron que “para agilizar las fiscalizaciones y que la medida no afecte la celeridad del sistema, la ONCCA firmó un convenio con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).” El acuerdo prevé que los inspectores regionales de la AFIP participen, junto a los fiscalizadores de la ONCCA, en estos controles de fiscalización.

El 11 de Septiembre, en el mismo matutino Matías Longoni escribe: “Subsidio bajo sospecha: la ONCCA admite el pago y dice que "fiscaliza" . Allí el autor reproduce los dos comunicados emanados del organismo. Pero al mismo tiempo indica que hasta ese momento, la página web de la ONCCA, donde se detallan todos los operadores habilitados con solo introducir el CUIT correspondiente, el cuestionado feed lot seguía sin aparecer. En el citado artículo el autor reflexiona: “Suena curioso que un organismo controle un pago luego de publicarlo en el Boletín Oficial. La ONCCA dictó miles de resoluciones otorgando subsidios. Pero ninguna exigiendo la devolución de un dinero mal otorgado”.

Sustentando la sospecha, Longoni conjetura: “El monto de la compensación mensual surge de un coeficiente que varía de acuerdo al precio de la soja y el maíz. Por mayo de 2009, Monte Lagunas recibió 613.736 pesos y el subsidio por animal era de 99 pesos. Es decir, deberían haber engordado unos 6.200 animales. En agosto de 2008 se le pagaron 630.793 pesos, a razón de 82 pesos mensuales por animal. O sea que se supone que el feed lot operó entonces con unos 7.700 animales.”

“Esa situación es bastante improbable. Primero, porque los que conocen a la firma afirman que se trata de un feed lot de chico a mediano, de no más de 1.000 animales. Por otro lado, porque de los 1.420 feed lots registrados ante SENASA a fines de 2008, la inmensa mayoría tenía menos de 5.000 cabezas y sólo había 45 que superaban ese número. Ninguno de ellos era de Carlos Casares.”

El 12 de septiembre, un comunicado de la ONCCA daba por cerrado el episodio. Allí se indica que tras una investigación se determinó que el feed lot: "estaba en regla y poseía la cantidad de animales correspondientes al pago de las compensaciones autorizadas".

El domingo 13 de septiembre aparece un nuevo artículo en Clarín titulado: “Despidos en la ONCCA por la liquidación indebida de subsidios”. Allí Matías efectúa consideraciones substanciosas, que ameritan la reproducción completa del documento:

“El jueves a la noche, el mismo día en que Clarín reveló que la ONCCA había pagado de manera dudosa un subsidio de $10 millones a un feed lot, Ricardo Echegaray, quien controla ese organismo desde la AFIP, pasó por Olivos. Allí escuchó reproches de su jefe directo, Néstor Kirchner, pero primó la decisión de cerrar filas y negar cualquier irregularidad. No obstante, por el episodio, Echegaray decidió sancionar a dos de sus principales colaboradores.

El contador Sergio Paleo, que hasta ahora se desempeñaba como coordinador de Compensaciones, directamente fue despedido y volverá a la ciudad de Mar del Plata, donde hasta hace un par de años ocupó el cargo de administrador de los recursos turísticos, es decir las concesiones de las playas. Paleo había llegado a ser responsable de manejar un presupuesto de $ 3.600 millones de pesos en compensaciones a la industria alimentaria por decisión del propio Echegaray.

Pero el movimiento más relevante dentro de la ONCCA fue una suerte de degradación que sufrió Marcelo Utje, quien ostentaba hasta ahora el pomposo cargo de "coordinador general de Control Operativo y Compensaciones". Ahora ese cargo no existiría más y Utje se haría cargo de una coordinación de menor rango, la de Fiscalización. Según fuentes que prefirieron el anonimato, junto a Emilio Eyras, el presidente formal de la ONCCA, y Fernando Villaverde, un abogado que proviene del servicio penitenciario bonaerense, Utje era uno de los principales hombres de Echegaray en el organismo.

Ninguno de estos cambios podrá ser confirmado en el Boletín Oficial, porque como ya informó Clarín, la ONCCA tiene pendiente de definición por decreto su estructura formal. Hasta tanto eso suceda, el kirchnerismo puede sacar y poner hombres a su antojo, sin resolución. En rigor, la estructura de coordinadores de la ONCCA fue creada por una simple comunicación interna al personal. Y quienes ocupan los puestos clave son abogados y contadores cercanos a Echegaray, que no forman parte de la planta permanente del Estado sino que cobran importantes contratos por fuera del escalafón de la administración pública.

El desplazamiento de estos funcionarios es un síntoma claro del impacto que tuvo la noticia en el círculo áulico de Echegaray, quien desde abril de 2008 conduce ese organismo sin el mayor reparo legal: la ONCCA depende formalmente de la Secretaría de Agricultura y, en consecuencia, del Ministerio de la Producción, pero en los hechos hoy atiende en la sede de la AFIP

En este contexto, la revelación de que en solo 72 horas se pagaron subsidios por 10 millones de pesos a un feed lot de Carlos Casares que no contaba con la matrícula correspondiente (ver aparte) y habría declarado engordar una cantidad hasta ocho veces superior a la hacienda que realmente trabajó, fue atribuida también a la interna dentro del elenco de funcionarios kirchneristas.

La ministra de la Producción, Débora Giorgi, e inclusive el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, eran señalados por el núcleo duro de Echegaray como quienes aportaron a Clarín los datos sobre este trámite irregular.”


El 15 de septiembre Clarín titula: “El juez Oyarbide investigará a la Oncca por los subsidios sospechosos”. En el se menciona que el juez federal tendrá a su cargo seguir la pista del caso que nos ocupa. La intervención del magistrado es producto de una denuncia sobre el particular, formulada por el doctor Ricardo Monner Sans, presidente de la Asociación Civil Anticorrupción, quien se presentó a ratificar su acusación, basada en documentación inherente publicada en Clarín

A esa altura de los acontecimientos, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimento de la Nación, que conducía Carlos Cheppi, (formalmente el ente superior) dispuso detener la orden de pago del subsidio concedido por la ONCCA al feed lot de referencia. De esa manera se interrumpió el trámite conclusivo, para que el dinero se depositara en la cuenta bancaria de Paseo de la Laguna.

Ante tal determinación, Emilio Eyras, en pos de una justificacción expresó: Esta medida no significó ningún perjuicio fiscal al Estado, por cuanto en dos de los casos no se llevaron adelante los pagos, y en el restante, frente a la intimación, los fondos fueron íntegramente restituidos. De esta forma, se garantizó la intangibilidad de los recursos aplicables a las compensaciones. La ONCCA tiene facultades de ejercer la fiscalización, tanto para aprobar como para rechazar, rectificar o revocar los pagos de compensaciones, frente a irregularidades instrumentales, como en este caso”

A todo esto, el fiscal Jorge Di Lello apareció en escena, al entender que obran elementos suficientes como para que la Justicia inicie una investigación sobre el caso. Con esta indagación el tercer poder pone la mira en el funcionamiento sobre la poderosa repartición que desde dos años atrás a la fecha, entregó subsidios por más de $ 5.000.000.000.

La participación de Di Lelo, obedece a una derivación en tal sentido propiciada por el juez Norberto Oyarbide, quien se viene conduciendo con prontitud. El fiscal interviniente se aboco de inmediato decidiendo iniciar las actuaciones, instando al juzgado a solicitar al organismo sospechado, la documentación inherente vinculada al cuantioso subsidio, como así también protocolos relacionados con la sospechada al SENASA y la AFIP.

El 24 de septiembre, el ojo avizor de Matías Longoni vuelve a conmocionar a amplios sectores de la población, ésta vez el diario de los Noble rotula: La ONCCA otorgó en subsidios irregulares otros $3 millones”. En el desarrollo de la información comienza diciendo: “De modo más que oscuro, la ONCCA otorgó 3 millones de pesos en subsidios a tres feed lots inexistentes, en una maniobra fraguada con participación de funcionarios de la AFIP y el Banco Nación. El episodio -conocido luego de la denuncia de Clarín sobre otro pago irregular por 10 millones a una firma de Carlos Casares-, fue admitido por la propia ONCCA, que ayer anuló esos pagos e insólitamente exigió la devolución de parte del dinero.”

El mencionado artículo señala más adelante: “Los tres pagos ahora anulados están cortados con una misma tijera: se utilizó a particulares de Mar del Plata, a los que poco antes se les tramitó un CUIT en la AFIP y que, lógicamente, no contaban con matrícula de feed lot ni en la propia ONCCA ni en el SENASA. Es decir, eran pagos totalmente ilegales: los feed lots no existen.

El primero de esos subsidios salió a nombre de Juan Benjamín Tapia, un humilde trabajador de la pesca al que, según él mismo relató, le pagaron $ 1.000 en efectivo con la excusa de que se trataba de un subsidio para desocupados. Para abrir una cuenta bancaria, Tapia estampó su firma en la sede Barrio La Perla del Banco Nación. Allí la ONCCA depositó 964.276 pesos por compensaciones correspondientes a los cinco primeros meses de 2009, aunque recién el 1 de julio la AFIP lo había inscripto como monotributista categoría F.

Tapia lucía ayer desesperado. Desempleado y con cinco hijos, ayer la ONCCA lo intimó a que "en el plazo de cinco días proceda al reintegro de los importes erróneamente percibidos". Había cobrado 1.000 pesos y le reclamaban casi 1 millón que ni siquiera llegó a ver. El 7 de setiembre, cuando lo convocaron al Banco Nación, el dinero viajó con dos hombres a bordo de una Ranger gris, con vidrios polarizados y chapa que hábilmente llegó a anotar: EJJ 017. El vehículo figura a nombre de José Luis Aguilar, quien tendría vinculación con el coordinador de Compensaciones de la ONCCA, el marplatense Sergio Paleo.

Los otros dos casos también son de personas de la zona sur de Mar del Plata. A Maximiliano Rubén Ibarra, de apenas 21 años, la ONCCA le pagó 1.271.522 pesos el 31 de agosto. Para Mirta Gladis Albarracín, de 43, la orden de desembolso por 729.065 pesos fue firmada por Eyras el 4 de setiembre. El primero fue habilitado por la AFIP el 23 de julio. La segunda, el 3 de agosto.

El organismo también revocó esos subsidios pero, a diferencia de lo que sucedió con Tapia, no reclamó reembolso. Y es que esos pagos no pudieron concretarse por la denuncia de Clarín. Desde esa publicación, la ONCCA paralizó todos sus pagos.”

Para el titular del ONCCA los presuntos feed lot: "presentaban irregularidades en la documentación del Senasa, aunque tenían su CUIT activa". Y sólo atino a manifestar que "Los controles funcionan correctamente". Haciendo hincapié en que "esta medida no significó ningún perjuicio al Estado, por cuanto en dos de los casos no se llevaron adelante los pagos, y en el restante, frente a la intimación de la ONCCA, los fondos fueron íntegramente restituidos".

Ibarra (DNI 33.518.755) y Albarracín (DNI 17.677.173) están inscriptos en AFIP como monotributista categoría A, (ingresos anuales hasta $ 12.000). Para los tres casos la ONCCA dictaminó los pagos por la actividad desempeñada de enero a mayo del año en curso, por lo que queda reflejado cuan burdo resultó el affaire, habida cuenta que las personas utilizadas recién se registraron en julio y agosto pasado.

En la medida que se conocían los nuevos episodios, menos dudas cabían que dentro de la ONCCA funciona un circuito doloso; también se tornaba evidente, que deja mucho que desear el proceder de la Sucursal del Banco Nación interviniente, pues parece incomprensible que una entidad crediticia para desembolsos de esa magnitud no tengan instrumentados algún mecanismo de control.

El 24 de septiembre, también la ONCCA efectuó una denuncia penal sobre las compensaciones revocadas. El comunicado del organismo esta redactado de la siguiente manera:
• El presidente del organismo, Emilio Eyras, presentó una denuncia en el Juzgado Penal Federal Nº 1, de Mar del Plata
• Paralelamente, se inició una investigación interna dentro del organismo para establecer responsabilidades
• La ONCCA desmiente que se haya realizado un allanamiento en las oficinas del organismo

“El presidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), Cdor. Emilio Eyras, radicó hoy una denuncia en el Juzgado Penal Federal Nº 1, de Mar del Plata, a cargo del doctor Alejandro Castellanos, para que se investiguen las irregularidades de los tres expedientes de pago revocados ayer. Además, se inició una investigación interna a fin de descartar alguna vinculación entre personal de la Oficina y los “feed lots” que solicitaron las compensaciones.

"Desde la ONCCA pretendemos que se investigue y castigue a quienes intentaron defraudar al Estado Nacional con documentos apócrifos”, señaló Eyras y transmitió su firme intención de “echar luz sobre el caso y establecer, también, si a personal de este organismo le cabe alguna responsabilidad”.

Con la denuncia penal, la ONCCA busca profundizar la investigación sobre la revocación de los tres pagos de compensaciones asignadas a tres establecimientos de engorde de ganado bovino a corral, a través de la Resolución 7535/09, publicada en el Boletín Oficial, por detectarse irregularidades en los documentos presentados.

Por último, la ONCCA desmiente categóricamente las versiones periodísticas que aseguran que se realizó un allanamiento en sus oficinas. En el día de ayer, el organismo cumplimentó una requisitoria del juez Norberto Oyarbide, entregando la documentación solicitada sobre el establecimiento de engorde de ganado bovino a corral de Carlos Casares.”

Con la salida a luz de los casos referenciados, se están multiplicando rumores de irregularidades ocurridos en diversos puntos del país y, no solamente en el rubro de los feed lot, sino también en lo concerniente a tambos y la industria avícola, igualmente se tejen conjeturas sobre el tiempo en que se vendría incurriendo en anomalías de esta naturaleza.

Dada la repercusión alcanzada y, las poco convincentes explicaciones proporcionadas por los funcionarios sobre el tema, legisladores de la oposición están desarrollando distintas acciones y, tratando de pergeñar estrategias conjuntas sobre el particular. En consonancia con el curso de los acontecimientos, los diputados de la Mesa Agropecuaria promoverán un proyecto de ley, por el cual las funciones de la ONCCA pasen en forma efectiva a la órbita del recientemente recreado ministerio de Agricultura. En esa tónica convergen integrantes de los bloques; Unión-Pro, Peronistas disidentes, UCR, Coalición Cívica y Socialistas.

En tanto la diputada santafecina por la Coalición Cívica, Susana García, ha elaborado un proyecto de resolución, por el cual solicita al Poder Ejecutivo que brinde un informe pormenorizado sobre el otorgamiento de compensaciones al feed lot de Carlos Casares. Además, requiere precisiones sobre las razones que “explicarían la confusión que se genera en el registro de la firma operadora donde aparecen como si fuesen dos firmas diferentes”; las razones de porqué se decide “blanquear” al establecimiento beneficiario “luego de subsidiarlo”; y pormenores de los elementos de control creados para evitar la irregularidades en el prorrateo de las compensaciones.

Varios son los legisladores que no andan con eufemismos y por las claras, señalan a la corrupción imperante; los cargos más benévolos hablan de “falta de transparencia” o “deficiencia de información”, no obstante quienes conocen las metodologías que se están aplicando, no ponen en tela de juicio que se esta maniobrando con perversidad, al tiempo de constituir un factor extorsivo para el sector agropecuario.

Del accionar conjunto de los diputados opositores, ha surgido la idea de crear un sitio en Internet: www.denunciealaoncca.com, allí los danificados del sistema y sin censura de ninguna naturaleza, tienen la posibilidad de revelar todas aquellas maniobras anómalas vinculadas al pago de subsidios de la ONCCA. La iniciativa fue concebida tras evaluar que la cantidad de casos de irregularidad excedería las presunciones que se manejaban hasta la fecha.

La propia necesidad de crear un sitio específico para canalizar estas denuncias da un indicio de su caudal, que podría indicar que se está ante un mecanismo estructural de presunta corrupción. Desde su inauguración misma (28.09.09) la cantidad de visitas fue importante, a hoy (02.10.09) ya se habían producido más de 18.000. Correspondiendo destacar que a dos días de funcionamiento ya se habían receptado unas 100 denuncias.

El material a reunirse a través del sitio será meticulosamente examinado por un conjunto de abogados, a los efectos de elaborar un informe final, el que sería dado a conocer en un lapso treinta días. Si de la evaluación surgen maniobras delictivas, se procederá a elevar la denuncia pertinente en sede judicial.

Si bien los diputados han preferido no ahondar en detalles por el momento, trascendió que se han registrado imputaciones a coimas que involucrarían a funcionarios, en tanto que también se han registrado delaciones de empleados de la propia ONCCA, que se refieren al manipuleo en estadísticas publicadas. La apertura del sitio no paso inadvertida, a las 48 horas de estar funcionando fue atacada por hackers, lo que determinó que el mismo debiera salir de servicio por algunas horas.

El escándalo de la ONCCA es de tanta magnitud que resulta imposible minimizarlo, la propia presidenta de la Nación procedió a desplazar al hasta ayer titular, Emilio Eyras, quien es reemplazado por un kerchnerista de la primera hora, el ex ministro de economía de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo, hombre de confianza y consulta permanente del presidente consorte.

La designación del contador Campillo, no es precisamente un buen debut para el flamante ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Julián Domínguez, puesto que éste había solicitado ejercer el control que por competencia le corresponde sobre la ONCCA, al asumir. La rápida intervención de Néstor, implica restarle margen de maniobra y, por ende le limita su autoridad.

La destitución de Eyras recorta el poder de Ricardo Echegaray, sin duda, el mentor de su sucesor en la ONCCA y hombre de su máxima confianza. Conforme a los primeros anuncios, la estructura completa del órgano de control, vuelve a Paseo Colón, de donde nunca debió haberse movido, la mudanza a la sede del AFIP fue uno de los tantos absurdos de sobreposición de entes, funciones y competencias que caracterizaron a los gobiernos K.

El manejo efectivo de la ONCCA es una potestad que apetece a cualquier funcionario, los $ 3.700.000.000 anuales que transitan por sus cuentas son una tentación muy grande, semejante cifra, además de cumplimentar la maraña subsidios y compensaciones implementados por el P.E, facilita el financiamiento sin contralor de maniobras nebulosas.

A la luz de los acontecimientos, queda claro que el funcionamiento del organismo no se compadece con la magnitud de los fondos que manipula, también es evidente que quienes fueron designados para conducirlo no han evidenciado el decoro y la escrupulosidad que el cargo exige. Pero el mayor cuestionamiento le cabe al Gobierno, por la implementación de políticas y estructuras propicias para la corrupción y el peculado.

Los subsidios y las compensaciones son herramientas válidas que tienen los gobiernos, en tanto y en cuanto se los utilicen con moderación y, en circunstancias excepcionales y transitorias, pero abusar indiscriminadamente de ello, al punto de constituir un pilar del modelo, tal como lo es para el kirchnerismo, sólo sirve para distorsionar la economía, desvirtuar la realidad y crear el caldo de cultivo para que ocurran contextos como el que nos ocupa.


Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30701446 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 48 personas (48 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - viernes, 25/sep/2020 - 00:56
Sistema FuncWay (c) 2003-2007