Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoPOBREZA EXTRUCTURAL Y UN NUEVO PROYECTO DE DESARROLLO
23/sep/2009

Para el desarrollo exitoso de un país no importa la ideología del gobierno. Lo importante es asumir que la globalización vino para quedarse y hay que trabajar con todos los mercados del mundo para poder crecer genuinamente.

Por Arturo Navarro (*)

La imagen pública de los políticos era muy baja. Con lo sucedido después del 28 de junio se ha profundizado ante la ausencia de la definición de los líderes naturales y la diáspora en las alianzas opositoras, que le permitió al oficialismo recuperarse de la derrota y aprobar casi todos los proyectos que envió al parlamento. De no haber un cambio en esta situación el gobierno redoblara las apuestas por mayor poder político y económico sin importarles los métodos para lograrlo.

La dirigencia de las entidades empresarias con su llamativo silencio, salvo algunas honrosas excepciones, está avalando la consolidación de un proyecto de país que está en contra de los intereses de todo el interior y de todos los argentinos. Como ejemplo tenemos: el proyecto que regula los medios audiovisuales, la consolidación del sistema tarifario de servicios públicos en el cual el interior sigue subsidiando a los grandes centros urbanos y la confirmación de los derechos de exportación como política de recaudación. Estos tres puntos violarios de los derechos federales como lo determina nuestra constitución deben obligar a la dirigencia en general a expedirse.

La actual crisis económica, social y política es por la falta de un proyecto estratégico y planificado para el crecimiento y desarrollo equitativo de todas las regiones del país. La falta de dichas políticas generó las innumerables villas miserias en el cinturón del conurbano bonaerense que están poniendo en juego el buen funcionamiento de las instituciones de la provincia lo cual provocara un grave problema nacional si la dirigencia no actúa con urgencia y sensatez para revertir la actual situación. Este es el debate fundamental que tiene que discutir la dirigencia nacional. Hay que refundar nuevamente nuestra nación con un nuevo proyecto de desarrollo y mientras tanto implementar con urgencia una politica de estado que establezca un subsidio universal para atender a los pobres y marginados.

Estas políticas, desde hace 60 años se realizaron premeditadamente por todos los gobiernos, con la idea de promover la industrialización del país a costa del interior y del sector agropecuario que terminaron siendo funcionales para mantenerse en el poder. Esto lo confirmó y consolidó definitivamente la modificación de la constitución del 1994 que determinó un distrito electoral único en el país con el voto directo del presidente de la Nación.

Por eso en la última campaña electoral era determinante lo que pudiera ocurrir en el conglomerado del gran Buenos Aires que representa el 25% del electorado nacional en donde se jugó la madre de todas las batallas. El electorado del conurbano de Bs As., es similar a la suma de los votantes de Capital Federal, Santa Fe y Córdoba. La provincia de Buenos Aires en su conjunto representa el 38% del padrón.

La población de la provincia de Buenos Aires son 15.2 millones. Mientras en el conurbano viven 9.424.000 habitantes, en el interior son solamente 5.776.000. Como dato complementario, la Capital Federal pierde habitantes desde hace mucho tiempo por lo cual la medición de la macrocefalia la realizaré sobre los partidos del gran Buenos Aires solamente.

Para demostrar qué ocurrió con la emigración del interior a través de los años voy a comparar el porcentaje de la población GBA con la población del país y con la población RURAL en el total nacional que está representada en la segunda columna.

GRAN BUENOS AIRES

RURAL

1914

 5,8 %

47,0 %

1947

10,9 %

37,0 %

1960

18,8 %

26,0 %

1970

22,0 %

21,0 %

1980

24,5 %

17,0 %

2001

24,0 %

11,0 %

Como podemos observar la mayor emigración se da entre 1947 y 1970, se conoce como el período de la sustitución de importaciones, en el cual se usaron diferentes tipos de políticas para mantener salarios bajos y alimentos baratos, cerrando la economía para poder desarrollar una industria prebendaría, todo lo contrario a lo que hicieron los países para reconstruirse después de la guerra.

La actual politica económica sigue la misma línea de acción agravando la situación de los pueblos del interior, por el manejo centralizado de los derechos de exportación y el impuesto al cheque que solamente coparticipa el 14,16%. El gobierno nacional por este manejo incumple con el artículo 7 de la Ley de Coparticipación (Mínimo de 34% de lo recaudado, a las provincias, independientemente del % previsto para cada impuesto). En 2007 las provincias recibieron el 27,37% y en 2008 el 25,54%. Los recursos perdidos por las provincias crecieron entre un año y otro un 72% ya que pasaron de M$ 13.249 en 2007 a M$ 22.779 en 2008.

Los elocuentes datos mencionados y la actual situación de muchas provincia que no están en condiciones de poder atender sus compromisos corrientes, deberían ser suficiente razón para planificar y diagramar un nuevo país con polos de desarrollo estratégicos que cubran todo el territorio, única receta efectiva y concreta para empezar a modificar la concentración de ciudadanos en el GBA y la pobreza estructural que esto significa si queremos recuperar un convivencia ciudadana razonable.

En el mundo, los países que crecieron similares al nuestro, lo hicieron con el aporte del Complejo Agroindustrial trabajando en igualdad de condiciones con los otros sectores de la economía, equilibraron geopolíticamente su territorio y lo hicieron en base a una economía competitiva con todos los mercados del mundo. Nuestro país tiene una oportunidad inédita por las condiciones externas y porque tenemos la industria más eficiente y competitiva localizada en todo el territorio como es la agroindustria, lo único que necesita es destrabale todas las trabas burocráticas para poder desarrollar toda su capacidad creadora y transformadora en todas las regiones del país.

Para el desarrollo exitoso de un país no importa la ideología del gobierno. Lo importante es asumir que la globalización vino para quedarse y hay que trabajar con todos los mercados del mundo para poder crecer genuinamente. Si no, miremos qué hizo Brasil con un presidente que viene del gremio de los trabajadores y de la izquierda. Lo importante es definir cómo construir un país moderno y desarrollado, cuáles son las mejores políticas para dar trabajo, cómo se reparten los ingresos con mayor transparencia y en forma equitativa a todas las regiones y habitantes del país por medio del funcionamiento pleno de todas las instituciones de la República.

(*) Consultor – Ex presidente de CRA y CARBAP


>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30780717 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 33 personas (33 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 01/oct/2020 - 05:16
Sistema FuncWay (c) 2003-2007