Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Análisis Políticos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEL WATERLOO KIRCHNERISTA NO INTERPRETADO POR LA PRESIDENTA
05/jul/2009

La perdida de la mayoría en ambas cámaras, nos brinda la saludable posibilidad de un Congreso no controlado por el oficialismo, ello obligará a la presidenta a implementar políticas mas consensuadas; por otra parte, esta circunstancia exigirá a las minorías parlamentarias a converger en alternativas más coherentes y sustentables y, la gran oportunidad; que el poder legislativo asuma el rol protagónico que por dictado constitucional le corresponde.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

Varios analistas coincidimos en catalogar que las del domingo no sería una elección más, seguramente volveremos a concordar que los resultados verificados el 28 de junio, determinaran que el proceso electoral todo, quede fuertemente marcado en la historia política del país.

Fiel al más puro estilo K el gobierno jugó una vez más a todo o nada, recorriendo las instancias y recursos empleados por el oficialismo en el transcurso de la agenda electoral, se advierte un frondoso menú de maniobras objetables, algunas constituyen agresiones a la institucionalidad y la república, en tanto otras son de dudosa legalidad: Injustificado anticipo de las elecciones EN 4 meses de la fecha fijadas por ley, desvergonzadas candidaturas eventuales, postulaciones inexplicables fuera del distrito correspondiente (Néstor Kitchner), empleo del ex presidente del helicóptero presidencial para hacer campaña partidaria, manejo indiscriminado de las rentas del Estado, etc., etc. Pero eso no es todo, el ex presidente no tuvo el menor reparo de recurrir temerariamente a instalar aprensión; “Si no ganamos nosotros se viene el caos” o, desvirtuar el significado de la contienda, instalando la idea que los comicios significaban un plebiscito.

A una semana de la elección no tiene mucho sentido repasar los guarismos, no obstante hay datos de la realidad que además de ser contundentes son insoslayables de puntualizar; la derrota en la provincia de Buenos Aires, donde la gravitación numérica del conurbano históricamente definió la mayoría de las elecciones, reducto donde en base a dadivas y clientelismo el modelo K contaba con un bastión, una prueba elocuente es que el Frente para la Victoria ganó con porcentajes altos sólo en los distritos más pobres, José C. Paz (52,4%), Ezeiza (48%) Florencio Varela (47,7%) y La Matanza (43 %), correspondiendo destacar, que en todos esos municipios los cálculos kirchneristas auguraban entre un 15% y un 20% más de lo efectivamente escrutado.

La humillante capitulación en Mendoza por 25 puntos a manos de las huestes conducidas por el ahora archi enemigo Julio Cobos, las magras cosechas en distritos claves; Capital Federal 4º (- del 12%), Córdoba 4ª (- del 9%) y Santa Fe 3º (- del 10%). Podríamos seguir con la inesperada caída en Entre Ríos, el susto de La Pampa y así sucesivamente. En sintesis, loc comicios constituyen “el Waterloo kirchnerista no interpretado por la presidenta”

LA PRESIDENTA

El anuncio de que Cristina Fernández de Kirchner, brindaría una conferencia de prensa en Casa de Gobierno al día siguiente de los comicios generó una gran expectativa, empero, consumada la misma defraudó a un país que aguardaba autocrítica, convocatoria a la oposición, vocación de corregir errores, importantes cambios en un gabinete donde abundan funcionarios cuestionados por la sociedad, en la mira de la justicia o simplemente fracasados. Nada de eso ocurrió, más allá de la dimisión anunciada previo a los comicios de Graciela Ocaña. La presidenta si limito a efectuar un análisis “sui generis” de los resultados, relativizar éxitos de la oposición o, directamente omitiendo datos que no se conciben prescindir, si de una evaluación seria se trata.

Por sobre las diferencias políticas por marcadas que sean, la mayoría de los conocedores de la actualidad la consideran una persona inteligente, razón por la cual una lectura tan superficial sobre los sucesos eleccionarios, como la intención de proseguir a contramano de la voluntad popular, la renuencia a desplazar del entorno gubernamental a personajes tan resistidos y, la no comprensión del mensaje de las urnas causaron la desazón de los sectores esenciales del quehacer nacional.

EL GABINETE

Jaqueado por causas judiciales (30 denuncias), más que por resultados electorales, el apañado funcionario, responsable del reparto de millonarios subsidios, el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, consumó su renuncia. Si existieron dimisiones verbales que la presidenta no aceptó; el también discutido ministro de Planificación, Julio de Vido y, el Ministro de Justicia, Aníbal Fernández.

Que no se hayan producido más egresos del gabinete no significa ni mucho menos que las cosas estén bien. Por el contrario, allí las internas están a la orden del día; hay un ministro que quiere irse (Sergio Massa) y la presidenta pretende que postergue su retiro, también el titular de Economía, Carlos Fernández está en la cuerda floja, (se perfila como reemplazante Mercedes Marcó del Pont, sin descartar a Amado Bodou) en tanto que el cambio que reclama tanto la oposición, como varios gobernadores, inclusive miembros del Gobierno, sectores de la producción y la industria, el Secretario de Comercio Interior; Guillermo Moreno, cuenta con el apoyo irrestricto de su jefe, el mismísimo Néstor Kirchner; si finalmente se produjera la retirada de bravucón funcionario, el sillón sería para la diputada cordobesa, Patricia Vaca Narvaja.

SIGNIFICADO DE LA DERROTA

Pese a los vaticinios apocalípticos sobre un resultado adverso, el pronunciamiento del pueblo constituye una bocanada de aire fresco para la república; el discurso de campaña, como así las declaraciones efectuadas por los principales referentes de la oposición indican una predisposición a colaborar; ¿Qué significa cooperar en términos políticos?, lógicamente garantizar la gobernabilidad, no ejercer una obstrucción sistemática, etc., ello no quiere decir que deban abstenerse de plantear las modificaciones esbozadas en campaña, las que precisamente concita el consenso de las fuerzas vencedoras el 28 de junio; derogación de superpoderes, cambios substanciales en el Consejo de la Magistratura, Reorganización del INDEC, solucionar el conflicto con el campo, discutir una nueva ley de coparticipación federal, etc.

La perdida de la mayoría en ambas cámaras, nos brinda la saludable posibilidad de un Congreso no controlado por el oficialismo, ello obligará a la presidenta a implementar políticas mas consensuadas; por otra parte, esta circunstancia exigirá a las minorías parlamentarias a converger en alternativas más coherentes y sustentables y, la gran oportunidad; que el poder legislativo asuma el rol protagónico que por dictado constitucional le corresponde.

PARTIDO JUSTICIALISTA

Como es de conocimiento público, al día siguiente de la derrota Néstor Kirchner la asumió como propia y, en consecuencia presentó su renuncia como presidente del PJ (determinación bien recibida), en el mismo acto le pidió al vicepresidente del partido, Daniel Scioli que asumiera la conducción. A simple vista parecería ello como natural, dado que el gobernador bonaerense es quien le seguía en la jerarquía partidaria. Pero en verdad no es así como funcionan los cuerpos colegiados, producida la dimisión Scioli debería convocar al Consejo partidario, para que este sesionando con quórum reglamentario acepte o rechace la deserción.

En consecuencia, si el órgano de conducción aprueba la renuncia legalmente le corresponde si a Daniel Scioli tomar el timón del peronismo nacional. No obstante tal procedimiento aunque pertinente, no siempre es el que prima en política, sobre todo si el hecho es objeto de una resonante derrota. Eso es precisamente lo que está aconteciendo en este momento; los grandes vencedores del domingo, Francisco de Narváez y Felipe Solá no conciben que los conduzca un protagonista del ocaso, como ahora es el mandatario bonaerense.

El cuestionamiento a los comandos de las derrotas es moneda corriente en la política nacional, en el caso particular del peronismo el fracaso se lo rotula como un pecado capital, en tal sentido la sentencia de De Narváez es categórica; "Jamás se conduce desde la derrota", Solá fue más explicito: "El PJ no puede manejarse como una monarquía hereditaria, en la que su presidente pierde y delega el poder en quien él quiere. Peor aún, lo hace en un acto cerrado y a dedo, sin siquiera pedir la opinión del Consejo Nacional partidario y, de los gobernadores"

Daniel Scioli está trastornado con el poder que se licua. Debilitado por el resultado, está abocado a organizar la recuperación del PJ, en esa tarea se plantea dos propósitos prioritarios; apartarse en lo posible de Néstor Kirchner y lograr el soporte político de los gobernadores peronistas. En esa misión ya a tomado contacto con una decena de mandatarios provinciales, un nutrido número de legisladores nacionales y, con los más notorios barones del conurbano bonaerense. El mensaje inicial consiste en requerirle prudencia y unidad partidaria.

GOBERNADORES

La tarea de Scioli no es precisamente fácil, no solamente por las manifiestas reticencias de los encumbrados disidentes, los triunfantes gobernadores justicialistas no están dispuestos a ceder espacio, ni mucho menos a pagar cuentas que ellos dicen que son ajenas. En esa línea el gobernador chubutense, Mario Das Neves, se siente con autoridad moral para imponer condiciones, su inocultable aspiración a ser el candidato presidencial en el 2011, la diferencia a su favor lograda en los recientes comicios, más algunas críticas proferidas cuando Néstor parecía indiscutible, le dan “chapa” para pretender gravitar. Frente a la coyuntura el chubutense fue concluyente; "El kirchnerismo está acabado”. En cuanto al partido entiende que debe iniciarse una etapa de transición, con una compartida conducción de los vencedores, con un funcionamiento horizontal.

En la extensa nómina de quejas y pedidos, puntualizan la carencia de diálogo de la Presidenta, necesidad de producir recambio de ministros y secretarios objetados y, la necesidad de un remozado sistema de coparticipación de impuestos, donde exista una reivindicación de las provincias, sobre el grueso de la torta que ahora se queda la Nación. Ellos sostienen que hay un correlato entre sus requerimientos y el pronunciamiento del pueblo en las urnas. Los mandatarios provinciales tampoco comulgan con Moreno, Pérsico, D’elia y otros personajes irritables.

Gobernadores de los preferidos de la Rosada, hoy tratan de marcar alguna distancia con el matrimonio presidencial, en esa línea se instalan los ganadores; el salteño Juan Manuel Urtubey, y el tucumano Alperovich, tampoco está conforme el entrerriano Sergio Urribarri, quien por lo bajo, responsabiliza a la falta de solución del conflicto agropecuario del traspié experimentado el domingo en su provincia. En tanto otro triunfador, el chaqueño Jorge Milton Capitanich aboga para que la presidenta se reúna con los gobernadores justicialistas, al tiempo de hacerse cargo de las riendas del partido.

Ni que decir de Juan Schiaretti, su relación pendular con el Gobierno central en los últimos meses entró en un enfrentamiento que parece sin retorno, las dos listas de cuño justicialistas quedaron relegadas al tercer y cuarto puesto, en una campaña que los hizo disputar la voluntad peronista corobesa y cuantiosos gastos de propaganda (más de u$s 10 y 12.000.000 respectivamente, Acastello “K” y Mondino “PJ local”). Córdoba tiene problemas financieros propios y para colmo, la administración de Cristina Fernández no le gira los $ 300.000.000, deuda que mantiene la Nación con la provincia por las cajas de jubilaciones, situación que llevó al mandatario mediterráneo ha efectuar el reclamo judicial en la Suprema Corte. Ante la evaluación de la presidenta fue terminante; "Si hay algo que quedó claro en Córdoba es que más del 90% de los cordobeses defendieron a la provincia frente a la prepotencia y el autoritarismo de los Kirchner, que quieren poner de rodillas a nuestros habitantes"

DUHALDE

En los próximos días se agrega en el complejo mapa justicialista un ingrediente de relevancia, acaba de regresar de su periplo por los Estados Unidos y España, Eduardo Duhalde, dirigentes de su proximidad aseveran que el ex gobernador y ex presidente, tiene dispuesto volver a involucrarse en la vida del peronismo, con intención participar activamente de su reorganización.

La experiencia de Duhalde en el manejo del PJ bonaerense y, el conocimiento de todos los recovecos del conurbano, sumado al deseo de tomarse revancha de lo que considera una afrenta del hombre que el llevó prácticamente a Balcarce 50, hacen que los estamentos peronistas observen con atención los movimientos de quien manejara los hilos durante mucho tiempo.

DISIDENTES

La nómina de disidentes ha experimentado un crecimiento en los últimos 7 días, a los desplantes públicos que ya le propiciaron a Daniel Scioli Francisco De Narváez y Felipe Solá, se le han sumado otras voces no menos críticas. Ante el llamado el gobernador bonaerense, Carlos Alberto Reutemann expresó que no participará de la pretendida reconstrucción, tal como se está proyectando. El ex mandatario entrerriano Jorge Bustí fue tajante; “el kirchnerismo es un estilo absolutamente acabado”

El ex gobernador misionero y diputado electo por el justicialismo disidente, Ramón Puerta señaló que la reorganización del PJ nacional debe efectuarse mediante “una mesa federal ante la ausencia de un líder”, rematando que “el kirchnerismo se mostró como un verdadero veneno para el peronismo”. En la misma sintonía está el senador Juan Carlos Romero, quien tampoco le otorga crédito a Scioli para regularizar al mayor partido argentino, para el salteño se debe conformar una mesa política con los peronistas que triunfaron en las provincias. A todos ellos discrepantes reconocidos, debe sumarse la migración que ya se está verificando de dirigentes de segunda y tercera línea, a la postre el oficialismo está comenzando a experimentar la sangría que en su momento le cupo a Carlos Menem.


Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 31110061 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 41 personas (41 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - viernes, 30/oct/2020 - 02:12
Sistema FuncWay (c) 2003-2007