Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Análisis Políticos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoLOS LINCHAMIENTOS
08/abr/2014

Y esa "justicia popular" no le debe sorprender a este gobierno, ellos son los químicos que crearon este cóctel de ira que hoy efervesce en las esquinas de la ciudad, nutriéndose con delincuentes que son dejados en libertad por la justicia con la consabida seguridad, que nuevamente saldrán a robar.

Por María Celsa Rodríguez (*)

Los linchamientos son una forma desbordada de exponer la ira colectiva sobre una persona que ha cometido un delito, con el propósito de hacer justicia por mano propia, sin dejar que la justicia haga su trabajo.

En el lejano Oeste, la mayoría de los casos de linchamientos "eran resultado de una necesidad desesperada de imponer la ley y el orden en comunidades en las que faltaban por completo. Por todo el Oeste, la gente pedía protección para defenderse de asesinos, forajidos, especuladores, expoliadores de tierras y, en general, todos aquellos cuyas actividades antisociales producian ira y resentimiento" [1]

 Durante "el paroxismo de la Revolución Francesa, una multitud de militantes de París, furibundos por los rumores de un complot realista, asaltaron las cárceles y se abalanzaron contra los sospechosos de traición. Los presuntos culpables - entre ellos varias prostitutas y delincuentes comunes- fueron atacados con cuchillos, palos, picas, hachas, sables e incluso en un caso con una sierra de carpintero. Después que las víctimas quedaron destrozadas y muertas y despedazadas, las que tuvieron suerte fueron lanzadas a un montón sangriento.." [2]

Varios portales del mundo hablan de los linchamientos que ocurren en el país, " el diario español ABC, como una decena de otros medios internacionales, le informó a sus lectores sobre la seguidilla de noticias de linchamientos en Argentina. El Mundo, otro de los diarios más importantes de España, también se hizo eco de los linchamientos que comenzaron la semana pasada en Rosario. Allí, informaron que la situación de siete ataques a ladrones en nueve días “resulta preocupante en ciudades donde supuestamente impera el Estado de derecho”.

Pero España no fue el único país que difundió la serie de agresiones que atraviesa nuestro país. El Comercio (Perú), El País (Uruguay) y Exámen (Brasil) consignaron en sus ediciones digitales que los episodios de violencia “generan miedo y polémica en Argentina”.

En los mismos términos se manejó la cadena de noticias europea, Mediaset, que en su sitio web puso al tanto de la situación a sus seguidores italianos. “En Argentina crece la alarma social”, tituló".[3]

Incluso el portal BBC Mundo, se hizo eco de esta realidad, " por la decenas de episodios en que los vecinos en distintas partes de país atraparon a presuntos ladrones y les propinaron una fuerte paliza, generando graves lesiones y en un caso incluso la muerte" [4] dice el portal.

“La violencia engendra violencia, que se espiraliza", dijo la Presidente Cristina Fernández, pero no se preguntó ¿por qué está ocurriendo esto?

Se piensa, de acuerdo a estudios sociológicos, que los linchamientos se producen en sociedades donde el hastío a llegado al máximo extremos. Los ciudadanos se sienten extremadamente frustrados ante el reclamo constante por mayor seguridad, porque ven sus quejas golpear contra un muro, cuando se encuentran con la respuesta sorda de las autoridades que solo muestran una evidente incapacidad, irresponsabilidad y dejadez ante sus peticiones. Pero también se suman otros factores sociales que alimentan el resentimiento y la liviandad de quienes deben dar una respuesta frente a tantos delitos y a tantas víctimas asesinadas.

La criminalidad está descontrolada, el aumento del narcotráfico es otro caldo de cultivo para motivar el delito, que se suma a la corrupción en el sistema judicial, con policías y personal penitenciarios que caminan sobre la cornisa de conductas delictivas y la reincidencia de los delincuentes. La gente se ha hartado de ser víctimas, ha perdido el miedo y hoy toma revancha contra cualquier "chorro".

El gobierno no ha tratado de buscar soluciones, se han burlado de los reclamos de la gente, con aquella frase de Aníbal Fernández cuando era Ministro de Seguridad y Derechos Humanos: "la inseguridad es solo una sensación"-dijo- y luego fue la respuesta a la que se pegaron todos los que debían dar respuestas. Hoy el culpable de que los linchamientos se produzcan, es el kirchnerismo, porque fue este gobierno quien con su inoperancia cuantificó los índices de criminalidad.

" Según el Reporte sobre los Derechos Humanos en el Mundo en 2013, presentado - en febrero pasado- por el secretario de Estado John Kerry, los problemas principales en la Argentina incluyen abusos de las policías provinciales, duras condiciones en los penales y violencia de género.También arrestos arbitrarios, amenazas a la libertad de prensa, ineficiencia judicial, corrupción oficial... ". [5]

Los linchamientos es la respuesta de los ciudadanos que se cansaron que los delincuentes, luego de ser aprehendidos por la policía, "entren por una puerta de la comisaría y salgan por la otra". Ejemplo de ello es lo que le pasó al actor Gerardo Romano quien evitó que unos vecinos golpearan a un ladrón que le había robado a unas turistas en pleno barrio de Palermo, sin embargo horas más tarde "el imputado recuperó la libertad (...), sin traslado a Tribunales y desde la misma comisaría 25, por orden del juez de instrucción Facundo Cubas, por lo que permaneció menos de 12 horas detenido". [6] Y nuevamente ese" señor de lo ajeno" estará listo para rondar las calles de la ciudad, en busca de nuevas víctimas.

Los linchamientos están en la psicosis social como una forma de defensa, de "enfrentar al enemigo" que camina junto a nosotros. Castigar al que nos está golpeando por quitarnos nuestros objetos personales, a quienes nos invaden nuestra propiedad y se apodera de ella. Pero también son una puesta en escena, una muestra a otros delincuentes de medidas ejemplificadoras, de justicia colectiva por el hartazgo colectivo. "Ya no queremos ser mas víctimas", "ya no queremos más muerte" dijo alguien días atrás justificando la violencia, "queremos justicia", respuestas, acción, eficiencia por parte de quienes manejan la seguridad. Esto fue un reclamo constante en todas las manifestaciones que se realizaron, pero nunca fue escuchada por el gobierno y sus acólitos. Así los vecinos tomaron la justicia en sus manos, como una muestra cabal del rechazo y condena al delito callejero, a la nueva forma de robo urbano. El ladrón al ser sorprendido en medio de un acto delictivo, es perseguido por los vecinos, humillado públicamente, golpeado sin piedad. La sangre y el dolor es una forma de devolución a lo que ellos hicieron padecer a las víctimas indefensas: ancianos, mujeres, jóvenes y hombres, cuyas vidas quedaron destruidas por un despiadado ladrón que con un arma en mano se creía dueño de todo, hasta de nuestra vida.

La acción colectiva de no tener piedad por el delincuente es el "vuelto a la paga" de la misma conducta que durante mucho tiempo han tenido para con nosotros los indefensos ciudadanos." La expresión natural de "justicia popular" sugiere Foucault, no la debemos buscar en los tribunales sino en las calles" [2]

Y esa "justicia popular" no le debe sorprender a este gobierno, ellos son los químicos que crearon este cóctel de ira que hoy efervesce en las esquinas de la ciudad, nutriéndose con delincuentes que son dejados en libertad por la justicia con la consabida seguridad, que nuevamente saldrán a robar. Y mientras no se tome conciencia por parte de las autoridades que deben hacer algo por cambiar esto, los linchamientos serán moneda corriente. Y si buscan un culpable, miren para la Casa Rosada, porque la culpa es de un gobierno que durante mucho tiempo no hizo nada por luchar contra el delito, como ahora no esta haciendo nada por luchar contra el narcotráfico. Y es una década ganada por la delincuencia.

[1]Breve Historia del Salvaje Oeste. Pistoleros y forajidos: Billy el niño ...
Escrito por Gregorio Doval
[2] La pasión de Michel Foucault By James E. Miller
[3] http://www.perfil.com/internacional/El-mundo-habla-de-los-linchamientos-Argentina-replica-a-Fuenteovejuna-20140401-0043.html
[4] http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/04/140401_argentina_linchamientos_vs.shtml
[5] http://www.clarin.com/politica/caso-Boudou-informe-Unidos-corrupcion_0_1093090724.html
[6] http://www.infobae.com/2014/04/03/1554666-la-bronca-gerardo-romano-cuando-se-entero-que-liberaron-al-ladron-al-que-protegio-palermo
(*) Directora de www.chacorealidades.blogspot.com

>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30673623 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 60 personas (60 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - martes, 22/sep/2020 - 11:45
Sistema FuncWay (c) 2003-2007