Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Análisis Políticos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoSI NO CORREGIMOS SERIA Y RAPIDAMENTE LOS ERRORES, EL PAIS Y LOS ARGENTINOS TENDREMOS UN 2009 MUY COMPLICADO
05/nov/2008

Un gobierno que no supo aprovechar el ciclo prolongado muy favorable en los bienes de intercambio, ¿podrá manejarse en la adversidad del contexto que ya estamos inmersos?, los interrogantes que nos planteamos los argentinos que razonamos cuentan con sobrados asideros.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

Los argentinos estamos desconcertados, preocupados y sensibilizados, razones para ello sobran, habida cuenta que sobre la economía país y, por ende sus habitantes, se vislumbran problemas muy serios, cuyo estado de afectación sin duda será de consideración.

El derrumbe en los precios de los commodities, (partiendo de la base de los actuales valores de mercado) le ocasionará al Gobierno un desplome en el ingreso de divisas por exportaciones agropecuarias de aproximadamente u$s 12.000.000.000, justipreciándose la rebaja en materia de retenciones del orden de u$s 3.500.000.000. (De mantenerse el nivel de alícuota actual, carga impositiva imposible de soportar por el agro, con el actual grado de cotizaciones internacionales)

Ningún análisis concienzudo soslaya que las principales fortalezas exhibidas por la administración K (superávit fiscal y comercial), se barruntan muy enrevesadas, producto de la caída proyectada en la cuantía de la producción general y el deterioro real que ya se expresó en los valores de las diferentes producciones agrarias.

En virtud de ello, Argentina ingresará al 2009 con amenazas concretas de inestabilidad en su economía interna, ocasionada por el aludido severo descenso del ingreso de divisas. Por cierto que sobre la crisis internacional no le caben responsabilidades al Gobierno nacional, pero si corresponde imputársele gruesos errores, los que imposibilitaron que el país estuviera mejor posicionado para afrontar una crisis financiera internacional solo comparable con la de 1930.

En su contumacia contra el campo los Kirchner cometieron crasos desatinos, desde el 2006 hasta la fecha, la sucesión de necedades y equivocaciones le ha costado muy caro al país, si dimensionamos adecuadamente la magnitud de las oportunidades perdidas.

La nómina es tan larga y recurrente como conocida, en razón de ello me voy a limitar a señalar desaciertos y torpezas incurridas durante el año en curso.

Injustificadamente el intervencionismo oficial retuvo durante 5 meses 50.000 TT de leche en polvo. ¿Qué motivos podemos encontrar para la prohibición de esa mercadería? Ninguna, solo la impericia de Moreno y la obstaculización de la ONCCA, pudieron impedir la exportación de un producto excedente para el consumo de los argentinos.

El yerro se potencia en función del grave desconocimiento del mercado internacional. De haberse embarcado cuando correspondía, el producto de marras se habría colocado en el peor de los casos a u$s 4.000 la TT y hasta u$s 5.000 la TT. Por estos días en cambio no se encuentran compradores a u$s 2-500 la TT. Solamente por dicha aberración se perdieron cuanto menos u$s 120.000.000. Y… ¿no hay responsables? Esos recursos esfumaron totalmente; no lo aprovecharon los productores, tampoco la industria láctea, nada le quedó al estado, lisa y llanamente se dilapidaron.

Con imprudencias comparables no pudimos exportar 200.000 TT de carne, más precisamente res con hueso, (aún cuando se habían celebrado los contratos correspondientes), de haberse honrado los compromisos se podría haber colocado alrededor de los u$s 14.500 la TT y, actualmente si aparecieran compradores difícilmente podríamos facturar a más de u$s 6.000 la TT.

¡Y atención…! que nadie pretenda atenuar tamaña ineptitud, repitiendo que son medidas tomadas antes “ganancias extraordinarias”. Ningún funcionario puede desconocer que el ganadero percibe $ 3,00 pesos el kilo de novillo terminado. A los efectos de refrescar la memoria de los que no están consustanciados con los valores de mercado, cabe decir que en el 2006 por ese mismo animal gordo se cobraba entre $ 3,20 y $ 3,50 el kilo. Desde entonces hasta la fecha, el costo de los insumos se incrementó entre un 70% y un 100%, según el rubro.

Los memoriosos recordarán que en marzo, las entidades integrantes de la Mesa de Enlace reclamaron que había un tonelaje cercano a las 3.000.000 de trigo disponible para exportar, sin afectar al mercado interno, la ONCCA no dio crédito a esas aseveraciones, no obstante 7 u 8 meses despues autorizaron ventas externas, el problema es que se hizo perdiendo u$s 70 la TT con relación a otrora. Como en los casos anteriores ¿Cuántos recursos dejaron de entrar al país?

La virtual caída de la producción de la cosecha 2008/9, en buena medida se le podrá adjudicar a la sequía, pero ello no es excluyente, también converge para ese resultado la menor superficie sembrada, como consecuencia de la desmoralización que ocasiona el intervensionismo estatal, así mismo, producto de un desmedro en la aplicación de tecnología, consecuencia de la desoptimización de la ecuación producto-insumo.

Lejos de hacer autocrítica, en el Gobierno nunca se abandonó la teoría de magnificar los insuficientes paliativos hacia el sector. El mes pasado se anunciaron el destino de $ 230.000.000 para enmendar la emergencia agropecuaria por sequía; para quien no conoce la dimensión que alcanzó el fenómeno dicha suma aparentará un resarcimiento, cuando en verdad no alcanza al 9% de las pérdidas verificadas solamente en Santa Fe, provincia a la que en el reparto le tocaron $ 36.000.000 por ese concepto; monto este equivalente con el que contribuye una localidad menor de 10.000 habitantes del sur santafecino, en carácter de retenciones agropecuarias.

Un gobierno que no supo aprovechar el ciclo prolongado muy favorable en los bienes de intercambio, ¿podrá manejarse en la adversidad del contexto que ya estamos inmersos?, los interrogantes que nos planteamos los argentinos que razonamos cuenta con sobrados asideros. Gobernantes que haciendo gala de tanto importunismo como insolvencia, que con los primeros temblores del tsunami financiero la propia presidenta de la República, con expresión irónica incluida, se ufano expresando: “mientras el Primer Mundo se derrumba como una burbuja, la Argentina se mantiene firme en la marejada”. ¿Pueden ser confiables en el infortunio? Bastaron sólo 30 días para evidenciar que aquella mofa impertinente nos salpicaba con el oleaje, arrasando con el valor de los productos más gravitantes de nuestra economía.

En este marco de situación los conflictos internos presentan un caldo de cultivo propenso a incrementarse; como ya queda dicho, las cuentas públicas no le cierran al gobierno, pero la cuestión no concluye con la menor recaudación que naturalmente se sucederá por la depreciación comentada. Como se ha indicado, el campo con la realidad imperante no tolera las alícuotas establecidas para los derechos de exportación; directamente no hay rentabilidad, por lo tanto si no hay señales concretas volverá la protesta en toda su intensidad y, aún si el gobierno lograra sortear el reclamo. ¿En cuanto se va a reducir la producción agropecuaria en el 2009?

En el número anterior describí las vicisitudes que golpean a la lechería, en tanto que para la ganadería las desventuras no son menores; el costo de producción de un ternero según zonas y metodologías que se utilicen oscila entre los $ 4,50 y $5 el kilo, pero el criador no percibe más de $ 3,50, consecuencia lógica de que al invernador no le pagan más de $ 3 por el gordo. El otro índice irrefutable es que el vaquicidio está en niveles alarmantes. Moraleja: “nunca nadie hizo tanto para que avancemos al camino de la importación de carnes”

Personalmente siempre creí que Cristina Fernández, es una persona capaz e inteligente; también estoy persuadido que ha estado muy mal asesorada y, mucho peor influenciada. El beneficio de la duda me hace pensar que aunque tenemos poco tiempo, no todo está perdido. ¿Podrá reaccionar a tiempo? ¿No se dará cuenta que las complejidades del escenario imponen un acuerdo con la columna vertebral de la economía nacional?.

Se que es muy difícil para la primera magistrada dar marcha atrás, esa particularidad no forma parte de su repertorio; a riesgo de ser catalogado de ingenuo, ante lo crítico del escenario que se proyecta vale la pena inquirirse: ¿En la señora presidenta seguirá primando la soberbia o finalmente se sobrepondrá la perspicacia? ¿No se convencerá que para salvar al país es menester tejer con el campo y, otros sectores una estrategia nacional, en la cual un pilar fundamental sea el incremento de la producción?.

Dentro de los productores agropecuarios cunde una gran desazón, los análisis indican rindes de indiferencias superiores a los promedios nacionales en cualquier explotación que se evalúe; en el caso de los granos precios internacionales como los actuales supieron ser rentables en tiempos no muy lejanos, claro está, que por entonces la presión tributaría era significativamente menor que hoy y, en el rubro insumos no se registraba la desproporción actual.

Sobre este rubro, fertilizantes y agroquímicos treparon al compás del petróleo, no obstante, antes el abrupto descenso de estos días del “oro negro”, el reacomodamiento de fitosanitarios y nutrientes marcha mucho más lentamente, lo que de alguna manera es comprensible, dado que importadores y distribuidores en muchos casos estaban “calzados” con mercadería cara al producirse el derrumbe. Seguramente la normalización definitiva de estos productos demandará varios meses. Con tantos contratiempos y sin expectativas, el agricultor se recluirá acotando superficie y disminuyendo tecnología, lo que a la postre, es la formula que conduce a menor producción.

Siendo el nuestro un país con tanta dependencia del agro, en un proceso tal al descrito la afectación no se limita al propio sector y al estado, se para la agroindustria, como ya está ocurriendo, se cierran fuentes de trabajo y disminuye ostensiblemente la actividad comercial, todos estos movimientos negativos actualmente están castigando al interior y, las consecuencias para el año próximo, de no encontrarse una solución prometen ser muy dolorosas.

Tampoco se necesita ser un vidente para vaticinar que con la caída de la actividad productiva, industrial y comercial, va a repercutir negativamente en la recaudación del impuesto a las ganancias, que como sabemos es el principal recurso coparticipable con las provincias, las que ya sojuzgadas por la política tributaria kirchnerista, verán aumentar sus déficit a niveles inaguantables.

Mi análisis no pretende ser tremendista, sino realista. Estoy convencido que aún cuando la situación es complicada si nos embanderamos en un proyecto nacional, como políticas de Estado serias y sostenibles; consensuando los grandes objetivos con los principales actores de la producción y la economía y, por cierto con la oposición, Argentina tiene chances concretas salir adelante e, inclusive de aprovechar la oportunidad que en el fondo toda crisis proporciona.

Si hacemos bien las cosas Argentina no debería ser de las naciones más afectadas por las connotaciones mundiales, tenemos que tener los pies sobre la tierra, no podemos soñar con soja a u$s 600 la TT, u$s 5.500 la TT de leche en polvo y, así sucesivamente con las distintas commodities aquí producidas. Pero seguramente los valores se van a readaptar a la lógica del mercado, esta indica que el mundo necesitará cada vez más alimentos y, que no son muchos los países en condiciones proporcionarlos.

En síntesis debemos producir más y mejor, industrializar cuanto podamos, alentar exportaciones sin descuidar el suministro equilibrado del mercado interno y, dar al mundo señales concretas de que en lo sucesivo seremos proveedores confiables.

Para finalizar me voy a permitir parafrasear a la presidenta con una cita reciente: “los falsos antagonismos nos han hecho perder muchas oportunidades",


Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30673324 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 109 personas (109 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - martes, 22/sep/2020 - 11:07
Sistema FuncWay (c) 2003-2007