Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Frutihortícola
 
Usted está aquí » Frutihortícola » Horticultura »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoLUCES DE ALERTA EN EL NEGOCIO DEL AJO
07/abr/2013

Este año los exportadores mendocinos salvarán los costos. Prevén caída del precio internacional como consecuencia de la expansión de la superficie cultivada con ajo en China. Preocupa el alza en los costos.

Con un mercado brasileño demandante y con precios por encima de la media de los últimos años, los exportadores mendocinos de ajos están logrando salvar los costos de producción y empaque de la temporada 2012/2013. Sin embargo, miran con preocupación hacia adelante, previendo un brusco cambio en las condiciones comerciales internacionales y un escenario de sostenida inflación en los precios internos.

Sobre fines de 2012 ya se preveía que esta temporada comercial sería mejor que la anterior, si bien con menor volumen de producción, pero con muy buena calidad y calibre, y favorecida por una muy acotada presencia de ajo chino que tuvo problemas con su producción.

La presunción de un año menos complicado se iría ratificando con el correr de las semanas, aunque hoy apenas queda el consuelo de quedar con “lo comido por lo servido”.

Mariano Ruggeri, presidente de la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de Ajos, Cebollas y Afines de Mendoza (Asocam), señala que “en el plano estrictamente comercial, se sigue cargando a Brasil donde se están obteniendo buenos valores en dólares, comparado con otros años”.

Detalla que esos precios se ubican “de la media hacia arriba; pero con un tipo de cambio a 5 pesos y frente al nivel de costos que tenemos, sólo alcanzamos a cubrir los costos”.

Esta temporada, el mercado brasileño mantiene una demanda sostenida de ajo argentino porque compró menos en China, donde la producción de la pasada campaña tuvo problemas de calidad. En estos días se están haciendo los últimos embarques de ajo violeta tratado y, en poco menos de un mes, se van a empezar a trabajar los colorados.

Entre la primera semana de noviembre (cuando se hicieron los primeros cargamentos al exterior) Mendoza había embarcado un total de 44.281 toneladas, lo que equivale a algo más de 4,4 millones de cajas. Esto representa alrededor de las tres cuartas partes de la producción exportable de esta última campaña, que sumó aproximadamente 60.000 toneladas.

Las ventas se aceleraron porque hay menos ajo y el mercado está bueno, pero también por la necesidad de liquidez que tienen los productores y los exportadores. “Todo el mundo vende porque necesita financiar el nivel de gasto que hay”, dice Ruggeri.

Principales destinos

Brasil sigue siendo el principal comprador de ajo mendocino. Según datos que dispone la Asocam, hasta fines de febrero de este año (la actual temporada comercial se inició a principios de noviembre pasado), Brasil concentraba el 60,09% de las exportaciones mendocinas; Europa (España, Italia, Reino Unidos y Grecia) 22,23%; México 7,35%; Estados Unidos 3,69% y Taiwán 3,89%, entre los destinos más relevantes.

Todos los ajos mendocinos de color, tienen por destino preferente el mercado brasileño. Europa y Estados Unidos le compran a Mendoza ajo blanco chino y blanco perlado. México, ajo de color y Taiwán, chino blanco.

Los exportadores mendocinos pueden entrar con su producción en aquellos mercados donde los chinos tienen algún tipo de traba. Para entrar a Brasil, por ejemplo, tienen que pagar un arancel del 35% más 6 dólares por caja. Europa tiene un cupo estipulado para el ingreso del producto de ese origen. Mientras que en Estados Unidos pueden vender sólo dos empresas orientales y Taiwán tiene problemas políticos con China.

En tanto, en Chile, por ejemplo (donde China cuenta con un Tratado de Libre Comercio), Argentina no puede colocar su producto porque no puede competir con el precio.

La nueva siembra

El ajo mendocino que se está vendiendo este año, es el producido de las 8.500 hectáreas sembradas en 2012, en distintas zonas de la provincia. Esa superficie había significado un retroceso, no sólo frente a las excepcionales 16.000 o 17.000 hectáreas cultivadas en 2011, sino también comparado con la media provincial que por lo general se ubica en 12.000 hectáreas.

Es que el sector había acusado el duro golpe sufrido la temporada previa, cuando se encontró con mucha mercadería de baja calidad (por lluvias al momento de la cosecha) y un contexto internacional de precios bajos, por la fuerte presencia de ajo chino en el mercado.

Históricamente, en Mendoza, un año de bonanza para el negocio del ajo (determinado en gran medida por un mejor nivel de precios) alimenta expectativas favorables y alienta una expansión del área implantada. Pero este año podría ser la excepción porque, según intuyen referentes de la actividad, el área de cultivo del ajo que deberá comercializarse a partir de noviembre de 2013, difícilmente vaya a responder en relación directamente proporcional a la evolución de los precios en el mercado internacional, que es el principal destino de la producción local. Peor aún, no se descarta que termine situándose por debajo de las 8.500 hectáreas de 2012.

En Mendoza, el ciclo comienza con la siembra de ajos chinos (violetas y blancos) y blancos-perla, que se extiende desde la segunda quincena de febrero hasta mediados de abril. Desde principios de abril hasta fines de mayo, se siembran los colorados. De manera que sería demasiado pretencioso intentar proyectar cuánto se va a sembrar este año.

De hecho, el relevamiento que anualmente realiza el Instituto de Desarrollo Rural de Mendoza se difunde bien entrado el segundo semestre. De todos modos, una rápida consulta entre algunos referentes sectoriales -que prefieren mantener sus nombres en reserva- evidencia una cautela extrema, que quizás se refleje, efectivamente, en un nuevo achique para este año. El propio Mariano Ruggeri confirma que “la siembra viene muy desalentada, porque tenemos costos altos y con perspectivas de que los precios van a ser bajos”.

Oscuro panorama

Ocurre que los demás factores que juegan en la ecuación han venido cobrando un peso relativo creciente hasta llegar a ser determinantes del resultado del negocio. Entre ellos desde el sector destacan: el tipo de cambio y, particularmente, los costos de producción y empaque (sin desmerecer los de transporte y comercialización).

Estas variables, sumadas a lo que pueda ocurrir con el volumen esperable de oferta mundial y con el comportamiento de los precios internacionales en el siguiente ciclo comercial, conformarían, a priori, un escenario poco propicio para el sector.

En términos de oferta global, la preocupación viene por el lado de lo que pueda ocurrir con la producción de ajo nuevo de China, que se empezará a cosechar en mayo y llegará a Brasil, con los primeros cargamentos, a principios de julio. Es que, según información que dispone Asocam, este año el gigante oriental incrementó la superficie cultivada entre un 20% y un 30% respecto del ciclo precedente. De no reiterarse los problemas de calidad, cabe presumir que esa producción va a complicar mucho la presencia argentina en Brasil, que es el principal destino del producto local.

Perspectivas 2013/14

Para el año productivo que comienza las perspectivas no son muy claras.

El presidente de la Asocam admite que esta temporada hubo una mejora importante en los precios del ajo en fresco. “Puede haberse situado alrededor de un 20% por encima de la media”, señala. Reconoce, asimismo, que “entre el año pasado y este, el tipo de cambio tuvo una mejora de alrededor del 15%”.

Pero advierte que esas mejoras apenas alcanzaron para compensar el altísimo incremento que tuvieron los costos para producir, empacar y comercializar la mercadería proveniente de la siembra del año pasado.

Ahora, con vistas al ciclo productivo 2013 y comercial 2013/2014, el dirigente mendocino no descarta un escenario de números directamente en rojo para el sector.

Razona, en ese sentido, que “la única variable positiva podría llegar a ser la devaluación, que -si el dólar llegara a los 6 pesos a fin de año, como se adelantó desde el gobierno nacional- significaría una mejora en el tipo de cambio de poco menos del 20%”. Mientras tanto, “es de prever que los costos vayan a seguir subiendo a ritmo sostenido; y que los precios internacionales -debido a una esperable mayor producción de China- tiendan a caer aún por debajo de la media de los últimos años”.

Fuente: LOS ANDES - Mendoza

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires












Se han visto 32024101 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 84 personas (84 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 21/ene/2021 - 10:42
Sistema FuncWay (c) 2003-2007