Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoELEFANTES, RINOCERONTES Y TIGRES, ACORRALADOS POR LA “MAFIA” DEL TRÁFICO DE ESPECIES
12/mar/2013

Los furtivos no han dudado en invertir en tecnología. Desde el año 2007 aproximadamente han ido sustituyendo los arcos y las flechas por rifles de largo alcance y tranquilizantes veterinarios. Para localizar a sus presas usan helicópteros y equipos de visión nocturna.

Por: Teresa Guerrero

Tigres, elefantes y rinocerontes son las presas más codiciadas para los traficantes de especies. El marfil de los colmillos de elefante, los cuernos de rinoceronte y prácticamente todas las partes del tigre son muy cotizadas en el mercado negro. Tanto, que el comercio ilegal de animales y plantas ya se encuentra entre los más lucrativos del mundo, junto al de drogas, personas, productos falsificados y armas según denuncia la organización conservacionista WWF.

"Se gana mucho dinero y se arriesga poco". Así resume Carlos Drews, director del programa internacional de especies de WWF, el atractivo que para las organizaciones criminales tiene el tráafico de especies. Según sostiene que, según sostiene, mueve anualmente entre 13.000 y 20.000 millones de euros y que ya genera más beneficios que el contrabando de armas.

"Es un problema que trasciende a los ministerios de Medio Ambiente. Es necesario que se involucren también Interior y Asuntos Exteriores", reclama Drews. Y es que, según asegura, cada año mueren en África central entre 50 y 100 guardas forestales en casos relacionados con el tráfico de especies. "Se ha convertido en un tema de seguridad nacional. El dinero del tráfico de especies se usa para financiar grupos guerrilleros", denuncia el conservacionista durante su reciente visita a Madrid, donde presentó las iniciativas que su organización está preparando de cara a la Cumbre Internacional CITES que del 3 al 14 de marzo se celebra en Bangkok (Tailandia).

Las siglas CITES corresponden a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, un acuerdo internacional al que se han adherido de manera voluntaria 177 países para velar para que el comercio internacional no amenace su supervivencia. Un deseo que, según WWF, está aún lejos de cumplirse.

Por ello, en Bangkok reclamarán a los gobiernos que aumenten las penas para los traficantes y que destinen más recursos a perseguir estos delitos. Según Drews, su campaña actual se centra en la protección del trío más amenazado por el comercio ilegal: tigres, rinocerontes y elefantes.

“Blanqueo” de marfil

Tailandia, anfitriona de esta cumbre, está en el punto de mira de los conservacionistas por permitir el tráfico encubierto de marfil aprovechando un resquicio legal. Se permite la venta del marfil nacional, lo que está siendo utilizado para ´blanquear´ marfil procedentes de otros lugares del mundo, según denuncia WWF. Y es que determinar el origen del marfil es una tarea muy compleja que facilita el tráfico de otros países.

Tailandia es junto con Nigeria y la República Democrática del Congo los tres países que, según WWF, incumplen retieradamente el convenio CITES, por lo que durante la reunión de Bangkok pedirán que se inicien los procedimientos para imponer sanciones.

En la primera jornada de la cumbre celebrada el domingo, el Gobierno tailandés generó confusión con declaraciones contradictorias sobre la prohibición del comercio con marfil. La primera ministra del país, Yingluck Shinawatra, dijo en su discurso inaugural que el objetivo es prohibir la venta de marfil, pero poco después su ministro de Medio Ambiente aseguró que no hay ningún plan para acabar con el comercio legal con el marfil nacional.

"Como próximo paso trabajaremos para modificar las leyes nacionales para acabar con el comercio de marfil", dijo Yingluck en su discurso.

La organización ambientalista WWF, que exigía al gobierno tomar esta decisión con una campaña que reunió más de un millón de firmas, celebró el anuncio. "Es la primera vez que Tailandia anuncia esto públicamente", indicó la ONG, al tiempo que reclamó un calendario concreto.

Sin embargo, el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales del país, Preecha Rengsom-Boonsuk, afirmó a la prensa que el gobierno planea registrar a todos los elefantes y comerciantes. Los 4.000 animales de cría serán fotografiados y se tomarán muestras de ADN. De ese modo se podrá comprobar que el marfil realmente procede de ellos, y negó que vaya a haber una prohibición generalizada.

Medicina tradicional

El auge de la demanda de los colmillos de elefantes está mermando las poblaciones de estos emblemáticos animales, sobre todo en África (el elefante de bosque es el que está más amenazado). Según datos de WWF, cada año se mata hasta 30.000 elefantes africanos para el tráfico de sus colmillos.

Los paquidermos son codiciados por su marfil y los rinocerontes por sus cuernos, que se cotizan a 45.000 euros el kilo: "Por un rinoceronte vivo se pagan unos 30.000 dólares (22.000 euros)", señala Drews. Vietnam es uno de los principales mercados del cuerno de este animal, pues desde hace unos años se emplea como supuesto remedio para tratar el cáncer, un uso que no respalda ningún estudio científico. "También se utiliza de forma elitista para aliviar la resaca", añade.

Del tigre se aprovecha casi todo. Desde la piel a prácticamente todas las partes de su cuerpo, que son muy apreciadas para la medicina tradicional china. "De los 100.000 tigres que había a principios del siglo pasado sólo quedan 3.200 ejemplares", apunta Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, que recordó que al furtivismo se añade que el hábitat de este animal está muy fragmentado, otra amenaza para su supervivencia.

Los furtivos no han dudado en invertir en tecnología. Desde el año 2007 aproximadamente han ido sustituyendo los arcos y las flechas por rifles de largo alcance y tranquilizantes veterinarios. Para localizar a sus presas usan helicópteros y equipos de visión nocturna.

Pese a los países que infringen reiteradamente el acuerdo CITES, como la Republica Democrática del Congo, Nigeria o Tailandia, Carlos Drews valora muy positivamente los recientes avances de otras naciones, como Gabón, comprometida recientemente con la protección de su biodiversidad.

Fuente: Diario EL MUNDO - España

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución









Se han visto 30716748 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 36 personas (36 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - sábado, 26/sep/2020 - 06:18
Sistema FuncWay (c) 2003-2007