Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoBUZZI RELECTO EN EL CONGRESO DEL CENTENARIO DE FAA
03/oct/2012

Pese a los serios cargos formulados a la conducción, la lista oficialista "Azul y Blanca" logró un holgado 76% de los votos, habida cuenta que finalmente la oposición dispuso de no presentar listas.

Por: Norberto Veribona Dola (*)

Tras algunos acuses cruzados en los días previos entre el oficialismo y la oposición, los días 27 y 28 de septiembre tuvo lugar en Rosario, el 100° Congreso Anual Ordinario de Federación Agraria Argentina.

Con antelación al evento, el presidente federado, Eduardo Buzzi, brindó una conferencia de prensa, en la que vertió declaraciones de duro tono crítico hacia el Gobierno nacional, de las que se extractan las siguientes definiciones:

"Vemos un alarmante retroceso, y estamos alarmados ante el proceso de concentración y desaparición de productores no por quebranto -como en los ’90- sino por sustitución de esos productores por otros grandes actores de la agricultura, de la producción ganadera y lechera. Nos preocupa el quebranto de las economías regionales, la pérdida de competitividad a la que estamos asistiendo, así como también que un productor que vive lejos de los puertos tenga que pagar enormes fletes, afrontar dificultades para la exportación y sea victima del retraso cambiario y de los costos que influyen sobre ese retraso, del mismo modo que sigue afectado por la vigencia de las retenciones, el nivel inflacionario, y todo eso da por resultado una concentración alarmante. No promovemos que la salida sea modificar el tipo de cambio, porque sería más inflación con ataque al salario, pero hay que corregir el tipo de cambio real para los pequeños y medianos productores, recuperando competitividad bajando costos y revisando retenciones, porque estamos vendiendo con un dólar a $ 2,80 que significa que cada litro de gasoil nos cuesta dos o tres dólares agropecuarios (siendo que en 2002 nos costaba USD 0,40 el litro)".

"Urge que el gobierno escuche a todos los sectores y no sólo a los que hacen seguidismo. Por eso como entidad tenemos que actuar con mayor amplitud, para que se nos escuche. Porque tenemos un doble y grave problema: por un lado hay pérdida de competitividad y por otro un deterioro del mercado interno. Ante eso, pensamos que ya no alcanza con actuar en el marco de las 4 entidades, sino que hay que ir a la multisectorialidad, profundizando las relaciones. Vamos a estar definiendo en este congreso el posicionamiento crítico de la política agropecuaria y económica que está llevando adelante este gobierno".

“Este es un gobierno que apela a un relato, para tratar de convencernos -a los de afuera y a los de adentro- de que hay cosas que no suceden y sin embargo la inflación no sólo es del 25%, aunque la Presidenta lo niegue, sino que en la vida cotidiana de los que menos tienen es más aún. Aquellos que necesitan cuestiones básicas todos los días, alimentos, vestimenta, el changuito, la vida cotidiana, tuvo mucho más de un 25%, ha tenido entre un 30 y un 40%”.

“Por lo tanto, no le hace ningún favor la Presidenta a los argentinos negando esta realidad. Lo primero que hay que hacer para resolver un problema, es aceptar que existe, su negación forma parte de un relato que irrita a la gente y no actúa como antecedente para resolverlo. Habría que detener la escalada de aumento de precios, que en nuestro caso se traduce en aumentos de fertilizantes, de combustible, de fletes, de insumos veterinarios -que no cesan- mientras que nuestros productos están congelados por las arbitrariedades y por las intervenciones distorsivas que produce Guillermo Moreno; que se transforma en un personaje cada vez más poderoso y perjudicial, al crear más irritación y eso le está trayendo a la presidenta mayores costos, porque se equivoca cada vez más en la toma de decisiones”.

El comienzo del Congreso tuvo el sello del discurso inaugural de Eduardo Buzzi, la disertación contempló un análisis en torno a la coyuntura política y económica, asimismo efectuó una síntesis de la tarea realizada por la entidad en el último ejercicio. Entre sus consideraciones más salientes se destacan los siguientes pasajes:

“El progresismo trucho deviene en más derecha. Nosotros estamos a favor de la intervención del Estado en la economía, pero no de la intervención distorsiva que sólo crea condiciones para que haya más liberalismo, que vuelva Cavallo o el libre mercado. Porque este gobierno dice un relato pero da señales concretas que nada tienen que ver con él; sin ir más lejos, cada vez que la Presidente va a Estados Unidos trae peores postales: primero se sacó foto con la Barrick, hace un año con Monsanto y esta semana con Soros, a quien le permitieron comprar miles y miles de hectáreas en los últimos ocho años, mientras nosotros pedíamos la ley de arrendamiento. Por eso decimos, la gestión va para un lado y el relato por otro”.

“Lo mismo sucede con el pago de la deuda externa. Usan la cadena nacional para anunciar el pago de los Boden 2012 que cobraron en su mayoría los bancos. Cuando dicen que hay que profundizar el modelo, de qué modelo hablan? ¿Del que permite el fortalecimiento de la Barrick, el sector financiero, Soros y Monsanto? Así se entiende por qué nos estigmatizan a los productores, porque cuanto más hablan del otro no tienen que explicar quiénes son ellos. Entonces no cambian la ley de entidades financieras, y alcanza sólo con cambiar la Carta Orgánica del Banco Nación y no se discute más”.

“En la gestión de Julián Domínguez hemos tratado de lograr algunas cuestiones para los productores y las cooperativas agropecuarias; algunas se han logrado, pero no sirven si no cambia la política. Hay que poner en cuestión el modelo y el rumbo, y para eso no alcanza con lo sectorial que podamos hacer desde una entidad: hace falta algo mucho más grande, que es la acción multisectorial. Por eso estamos buscando coincidencias con los obreros, estudiantes, desocupados y miembros de las organizaciones sociales, para hacer documentos y referencias. Porque si bien son legítimas, creemos que no alcanza con el mensaje de las cacerolas, que dijeron que ‘no’ a algo, sino que hay que expresar cómo se resuelven las condiciones actuales para las PYMES de las ciudades y el campo, los laburantes, los originarios y los estudiantes. En este sentido, el 10 de octubre iremos a Plaza de Mayo”.

“Es increíble que se estén discutiendo decretos de emergencia de la sequía –que vienen de principio de año- cuando los problemas ahora son por inundación. Cabe preguntarnos dónde están los seguros multirriesgo que iban a implementar según anunció la Presidente hace meses. Si hubieran existido los hubiéramos tomado, igual que si existieran seguros ante gobiernos torpes también”.

“Vemos con preocupación la intención de este gobierno de modificar la ley de semillas, en una discusión que está tomando un giro hacia la aspiración histórica de las corporaciones que quieren cobrarle a los productores por el uso propio. Durante su gestión, Campos supo ponerse enfrente de los avances de Monsanto, y en esa época a Argentina hizo muy buena defensa de los intereses nacionales. Hoy, llama poderosamente la atención el interés de Basso en lograr un proyecto de supuesto consenso, cuando este gobierno es lo más antidialoguista, cuando en realidad están tratando de sacar una modificación que beneficiará a las corporaciones, deja sólo a un grupo muy chico de productores sin pagar y nos pone a tener que pagar a casi todos. Si algo le falta a este gobierno es que termine modificando la ley de semillas a favor de Monsanto”.

“También están avanzando contra el INTA. Nos apena que este organismo, al que hemos defendido en los ’90 cuando lo querían desguasar, luchando para que siga siendo un ente de transferencia de tecnología, ahora lo tienen amordazado y lo usan por ejemplo para fundamentar que el problema de la ganadería argentina fue la sequía, y no las políticas de Guillermo Moreno. Ojo, le decimos a este gobierno, no sean tan zánganos de transformar al INTA en un nuevo INDEC”.

“Con este ‘modelo’ se fueron parando los motores competitivos y dejan de ser viables las PYMES y sólo ganan los grandes actores. Se profundiza la concentración y esto se verifica en todas las producciones, no sólo en la soja. En lo concreto, lo viable es lo de gran escala de granos, leche, vacas o cualquier producción de economía regional, porque a este gobierno no le interesa lo que pase con las capas medias agrarias, sólo le importa el volumen”.

“Si miramos hacia atrás, vemos las actividades realizadas este año, que comenzó con asambleas por la sequía, y sigue hace algunas semanas con reclamos por inundaciones. En Rufino hicimos un tractorazo pidiendo por los afectados por la seca y para que se frene el desplazamiento de productores, en manos de la concentración y la pérdida de competitividad. Luego, el 15 de mayo marchamos con la juventud al Ministerio de Agricultura, para exigir un plan arraigo."

"Protagonizamos diversas luchas de las economías regionales, que se vieron afectadas por el granizo, la falta de rentabilidad y de condiciones adecuadas (como sucedió con los productores de azucar, los frutícolas, los yerbateros, etc.). Impulsamos acciones en distintas provincias por el aumento del inmobiliario rural, y un paro nacional agropecuario –entre el 6 al 13 de junio."

"En todas las acciones defendimos al pequeño y mediano productor, advirtiendo que nos alejábamos cada vez más del modelo del 2002, que tenía un tipo de cambio competitivo, costos razonables, retenciones soportables, tasa de interés accesibles y un mercado interno que se recuperaba, todas cuestiones que eran base de un modelo virtuoso de crecimiento que, aunque no corrigió la desigualdad de la Argentina, a las PYMES nos dio la posibilidad de poder avanzar, sanear pasivos y tener algún nivel de producción”.

“Este congreso nos da la oportunidad de discutir el plan de acción para resolver los problemas de miles y miles de productores de nuestro país. Ojalá seamos capaces de hacerlo, para no ser funcionales al deterioro institucional que propone este gobierno sino dignos herederos de los pioneros de Alcorta.”

En la apertura del Congreso del que participaron más de 500 delegados, se hicieron presentes: el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti; la intendente de Rosario, Mónica Fein; integrantes del gabinete santafesino, legisladores nacionales y provinciales, autoridades la Mutual Federada y el IPCVA.

A su turno el gobernador Bonfatti manifestó: “En una sociedad que multiplica sus demandas, los ingresos que percibimos las provincias se han reducido. En el caso de Santa Fe, en 1988, cada 100 pesos de impuestos que se enviaban al tesoro nacional, más de $ 8 volvían a la provincia. Hoy, sólo $ 3,60; es decir un 28% menos que hace 25 años. Entonces, ¿cómo hacemos las provincias para seguir construyendo rutas y caminos, más centros de salud, más escuelas. Con qué ingresos hacemos terminales portuarias o seguimos invirtiendo en energía?”.

Por su parte, la intendente de Rosario, Mónica Fein, reveló: “La evolución de nuestra ciudad y de nuestra región es inescindible de su progreso productivo y de la historia de FAA. El campo fue y será un factor y un recurso estratégico en su desarrollo. En este sentido, la Federación Agraria Argentina, en éste, el segundo siglo que inicia, seguirá protagonizando el cambio de la Argentina por la que luchamos todos, por lograr un país más justo y más equitativo”.

Durante las dos jornadas del Congreso, se registraron intensos debates entre los asociados de FAA, sobre lechería, ganadería, economías regionales, uso y tenencia de la tierra, semillas, cooperativismo y otros temas inherentes al sector.

En lo institucional el Congreso del Centenario tuvo como rasgo distintivo un enfrentamiento interno singular; tres agrupaciones coincidieron en sus cuestionamientos a Buzzi, ellas son: la línea Federal que conduce el entrerriano Alfredo de Angeli, La Netri que concita adhesiones entre las Cooperativas nucleadas en FECOFE y El Grito de Alcorta liderado por Pedro Peretti. La alianza opositora se aglutinó bajo el lema de “Unidad Federada”

Pese a los serios cargos formulados a la conducción, la lista oficialista "Azul y Blanca" logró un holgado 76% de los votos, habida cuenta que finalmente la oposición dispuso de no presentar listas, abstención que los disidentes fundamentan en irregularidades que manifiestan ocurrieron en el proceso, las que según expresó un conspicuo contendiente, irán tomando estado público.

Tras efectuarse el complejo proceso de elección, por el cual primeramente se designan los cargos de directores que vencieron su mandato y, luego entre todos los directores titulares los delegados designan la conducción, Eduardo Buzzí resultó ratificado en la presidencia por decimosegunda vez, en tanto Julio Currás fue relecto como vicepresidente 1°, quedando la vicepresidencia 2° en la persona del pampeano Ariel Toselli. Según lo expresa el departamento de prensa de la entidad, el comicio y el escrutinio fueron fiscalizados por integrantes de las corrientes internas de la FAA y veedores de la Justicia electoral santafesina.

Después de ser una vez más consagrado en la presidencia, Eduardo Buzzi nuevamente se dirigió al plenario, ocasión en la que consignó lineamientos tales como:

“Es muy especial la sensación de que los pequeños y medianos productores de todos los rincones del país, nos sigan eligiendo para conducir los destinos de esta organización, que acaba de cumplir cien años. El mandato que tenemos de parte de nuestras bases es es que sigamos reclamando y gestionando por las políticas que hacen falta en nuestro país, para evitar la desaparición de más chacareros. En lo inmediato, vamos a convocar a la marcha multisectorial el próximo 10 de octubre a la Plaza de Mayo, junto a la CTA, CGT, CCC y muchas organizaciones sociales”.

“El país va a estar mirando esa plaza. Vamos a ser miles que le vamos a estar diciendo a la presidenta de la Nación, que hay muchas cosas que se están haciendo mal, que no se puede seguir con este rumbo económico que deteriora la capacidad de consumo de los trabajadores y castiga a las pymes. Vamos a denunciar que a contramano de un relato oficial progresista, las medidas oficiales benefician a grandes grupos empresarios, como Soros, la Barrick Gold, la Exxon o Monsanto”.

“Nuestras entidades de base tuvieron fuertes cuestionamientos al modelo agropecuario de concentración implementado por el gobierno nacional y hubo consenso en la necesidad de profundizar el trabajo gremial y la acción multisectorial, para lograr los cambios que se reclaman”

(*) Especial para Pregón Agropecuario

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 32024197 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 61 personas (61 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 21/ene/2021 - 10:56
Sistema FuncWay (c) 2003-2007