Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Lechería
 
Usted está aquí » Lechería » Conflictos y acuerdos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoSO PENA DE APLICAR LA LEY DE ABASTECIMIENTO, MORENO CONMINA A LA INDUSTRIA LACTEA A CUMPLIR EL ACUERDO DE OCTUBRE
05/ene/2009

En su faz punitiva, además de multas y clausuras, la ley de abastecimiento contempla penas de prisión, estas pueden consistir en arresto preventivo por 48 horas ante el incumplimiento de las obligaciones que determina la legislación. Conforme a la “magnitud” de la infracción, se prevén prisión preventiva por 90 días. Pero si los hechos adquieren “especial gravedad”, el castigo contemplado es la de prisión de seis meses a cuatro años.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

Gran preocupación impera en las principales industrias lácteas ante la advertencia del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sobre la aplicación de la Ley 20.680 (sancionada en 1974, a escasos días de la muerte del entonces presidente Juan D. Perón ) , conocida como "Ley de Abastecimiento", la que el gobierno nacional reactivaría, con vistas a hacer cumplir el último y conflictivo acuerdo de precios, firmado en octubre entre las cámaras tamberas de Santa Fe “MEPROLSAFE”, Córdoba “CAPROLEC” y La Pampa “CAPAPROLE”, con las empresas; Mastellone Hnos, SanCor, Nestlé Argentina, Lácteos Lahore y Capilla del Señor. Cabe la acotación, que a los efectos de poner más énfasis en el convenio de referencia, el mismo se firmó en presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La norma en cuestión, faculta al Gobierno a fijar precios mínimos o de sostén o de fomento y también precios máximos de comercialización, y/o márgenes de utilidad y/o disponer la congelación de los precios en los niveles vigentes, o en cualquiera de los niveles anteriores. En cuanto a la importación y exportación, el órgano de aplicación podrá rebajar o suspender temporariamente derechos, aranceles o gravámenes de importación, así como acordar subsidios o exenciones impositivas para asegurar el abastecimiento o la prestación de servicios.

Por otra parte, la Ley 20.680 establece que el Presidente de la República tiene la facultad de “obligar a continuar con la producción, industrialización, comercialización, distribución o prestación de servicios, como también a fabricar determinados productos”.

En su faz punitiva, además de multas y clausuras, la ley de abastecimiento contempla penas de prisión , estas pueden consistir en arresto preventivo por 48 horas ante el incumplimiento de las obligaciones que determina la legislación. Conforme a la “magnitud” de la infracción, se prevén prisión preventiva por 90 días. Pero si los hechos adquieren “especial gravedad”, el castigo contemplado es la de prisión de seis meses a cuatro años.

En consonancia con su drasticidad, la ley permanentemente resultó polémica, cuyos cuestionamientos se potenciaron desde 1991, cuando se promulgó el decreto de desregulación económica, que dispuso la derogación de la ley. Posteriormente mediante el (decreto 722/99), Carlos Saúl Menem reestableció las facultades sancionatorias, en oportunidad de una huelga de camioneros.

Durante su gestión Néstor Kirchner la utilizó por primera vez en diciembre del 2007, al imponer a la petrolera Shell una multa por $ 23.000.000, aduciendo desabastecimiento al mercado de gasoil. En consecuencia, para la administración de Cristina Fernández, la normativa tiene plena vigencia, criterio avalado por un reciente fallo judicial, (del juez penal y económico Daniel Petrone)

Con un instrumento a su disposición tan facultativo Guillermo Moreno está en su “salsa”; por su despacho desfilaron los representantes de las industrias lácteas, a quienes conminó

a cumplimentar con el pago de $ 1 por litro de leche, tal como reza en el acta rubricada el 20 de octubre. Tras el soliloquio del áspero Secretario de Comercio Interior, un escribano certifica que las empresas lácteas han sido advertidas de la sanción que serán pasibles, si éstas no respetan el acuerdo de marras que expira el 31 de enero y, que el funcionario pretende prolongar.

Como es público y notorio, la citada avenencia constituyó para varios actores la base del desacuerdo; las Pymes que componen el abanico de medianas y pequeñas usinas lácteas, e inclusive empresas de segundo nivel, las cámaras que nucléan a los tamberos bonaerenses y entrerrianos y, las entidades agrupadas en la Mesa de enlace, aunque por distintas razones lo rechazaron por igual.

Desde su iniciación misma lo acordado pasó a ser letra muerta, consecuentemente a su negativa de asumir tal compromiso, las lácteas no signatarias del referido consentimiento lo soslayaron; sobre el particular, en todo momento sostuvieron la imposibilidad de abonar el precio subscrito por terceros; para ellos, el episodio fue una puesta en escena del gobierno orquestada para tergiversar la realidad.

No obstante el incumplimiento prontamente se extendió a las empresas que estamparon su rubrica en Olivos, en noviembre, los máximos referentes de las industrias lácteas comenzaron a hacer caso omiso de lo pactado, así es como desde entonces existen en el mercado un menú diverso de precios que descienden de los $ 0,85 hasta los $ 0,60 por litro de leche fluida, variantes que compadecen con zonas, volúmenes, destino, etc.


Las empresas lácteas fundan su inobservancia en la abrupta caída de las cotizaciones internacionales de la leche en polvo (actualmente alrededor de los u$s 2.000 la TT), como así también a la caída de la demanda. Como vistas al futuro inmediato el horizonte no es más reconfortante, según los compradores locales para el mes en curso el tambero no podría percibir más de $ 0,55 o $ 0,60 por litro.

A ojos vista el panorama no puede ser más difícil, como ya lo indiqué en mi editorial Nº 76 del 20 de octubre “COMPLICADA SITUACION DE LA LECHERÍA QUE AFECTA SIMULTANEAMENTE A TAMBEROS Y EMPRESAS LACTEAS”, el cuadro de situación no permite avizorar una salida medianamente satisfactoria. Es evidente que la actualidad imperante marca limitaciones a la industria. Para los tamberos la situación es caótica, muchos de ellos van camino a desaparecer; con costos de producción reales que van de 1,00 a $ 1,20 por litro se presenta un contexto insostenible.

En ciernes, el desenlace es una muestra contundente del fracaso de las improntas intervencionista aplicada por el gobierno, ejecutadas por el irascible Moreno. Si bien la naturaleza del descalabro actual tiene su origen en la crisis internacional, los últimos tres años fueron excelentes en materia de precios externos, pero como es sabido, desde la administración K se dispusieron derechos de exportación confiscatorios, que impidieron al sector quedar con resto para afrontar una adversidad como la que hoy impera.

La excusa es bien conocida, cuidar el acceso de los lácteos a la mesa de los argentinos, no obstante como es fácilmente comprobable, en este rubro se adjudican un fracaso más, los supermercados aún no se han enterado de lo ocurrido, pero las medidas oficiales golpearon primero a la producción y ahora también a la industria del rubro.


Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires












Se han visto 31992409 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 50 personas (50 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - lunes, 18/ene/2021 - 10:56
Sistema FuncWay (c) 2003-2007