Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Lechería
 
Usted está aquí » Lechería » Resultados económicos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoREEDICION: El precio internacional de la leche en su hora más gloriosa
05/jun/2007

El mes de mayo mostró un recalentamiento del mercado; por una parte, estaba previsto que la producción australiana recién podría dar muestras de recuperación sobre fines de año, pero amen de ello se están expresando problemas en distintas partes del mundo para atender los requerimientos; en nuestro país, las inundaciones días previos a Semana Santa influyeron significativamente en la oferta; en Europa también se verificó una sensible disminución en sus niveles productivos. En virtud de ello el panorama derivó en una nueva alza de precios, llevando las operaciones a superar los u$s 4.100 la TT.

Por: Norberto Veribona Dola

La tendencia del mundo está marcando un claro desarrollo de los productos alimentarios en los últimos años, en ese contexto el incremento en la demanda de leche se viene expresando con gran fuerza; cabe decir que dentro de los requerimientos generales, la leche bovina mantiene una hegemonía muy marcada ocupando el 84% del total, quedando en consecuencia el 16% restante para compartir entre las de búfalas, ovejas, cabras y camellas.

Para el quinquenio 2001/6 la producción mundial de leche de vaca se acrecentó a razón del 1,6% anual en promedio; al mismo tiempo que el crecimiento demográfico de la población del planeta progresó a una media del 1,2 % anual. Mientras en el 2001 el consumo por cápita de la humanidad se ubicaba en los 80,8 litros al año, los registros del 2006 pasaron a 83,6 litros.


Un indicador válido de la mayor demanda lo marca que esta persiste firme, pese a los incrementos substanciales en el precio de los productos lácteos, situación que se refleja claramente en el formidable ascenso de la leche polvo, que es el factor de referencia más adoptado para el comercio internacional.

Sin necesidad de remontarse demasiado atrás para verificar su evolución, con solo observar el comportamiento de las cotizaciones en lo que va del año, tenemos una acabada muestra del vertiginoso cambio en la materia.

Al comenzar el 2007 las empresas lácteas que exportan desde nuestro país, estaban cumpliendo compromisos de negocios concertados en u$s 2.2000, pero al promediar enero y mientras cumplimentaban los compromisos aludidos, estaban cerrando nuevas transacciones entre los u$s 2.600 y u$s 2.700 la tonelada. Ya en febrero los valores se ubicaban en torno a los u$s 3.000, con lo que en solo tres meses la leche el polvo se revalorizaba en un más que atractivo 36%.

Por cierto que tan contundente comportamiento ameritó análisis profundos, los que arrojaron como conclusión que la tremenda suba se debió fundamentalmente a dos factores; menor oferta mundial e incremento de la demanda. Las existencias se vieron resentidas como consecuencia de la caída en al producción de Australia, (uno de los productores más encumbrados del planeta), debido a la sequía que debió soportar. En cuanto al mayor interés, se verificó con la aparición de nuevos demandantes, como Venezuela y otros países.

En abril se sigue apreciando la permanencia de la corriente alcista, con lo cual, siempre hablando de exportaciones realizadas desde Argentina se registró un valor tope de u$s 3.300 por tonelada, en tanto el promedio de las operaciones del mes se instalaba en u$s 2.936 la tonelada.

Si bien estos números son considerados muy buenos y por ende más que alentadores, aún mostraban una gran distorsión respecto a los valores que se obtenían simultáneamente en Oceanía; haciendo una comparación al respecto cabe destacar que tanto en Australia como en Nueva Zelanda, a comienzo de año los precios que allí se obtenían eran de u$s 2.800 a u$s 3.000 la tonelada, pero que al concluir el cuarto mes, trepaban a u$s 3.900 y u$s 4.000. Como podemos advertir, el porcentual de incremento es semejante, pero la diferencia de valor final, nos indica que allá obtienen un 33% por mercadería equivalente.

El mes de mayo mostró un recalentamiento del mercado; por una parte, estaba previsto que la producción australiana recién podría dar muestras de recuperación sobre fines de año, pero amen de ello se están expresando problemas en distintas partes del mundo para atender los requerimientos; en nuestro país, las inundaciones días previos a Semana Santa influyeron significativamente en la oferta; en Europa también se verificó una sensible disminución en sus niveles productivos. En virtud de ello el panorama derivó en una nueva alza de precios, llevando las operaciones a superar los u$s 4.100 la TT.

Volviendo a la referencia de precios tan distintos entre los obtenido por nuestras empresas exportadoras, respecto a sus similares oceánicas, seguramente al lector le resultará difícil de comprender, por lo que entiendo vale la pena comentar al respecto. Las compañías lácteas australianas y neocelandesas obtienen mayor usufructo, partiendo de la base que sus habituales compradores constituyen un mercado calificado, así se lo considera a los Estados Unidos y países del sudeste asiático; en cuanto a las lácteas nacionales, los mercados que abastecen son los latinoamericanos (Venezuela, Perú, Cuba, et.) y africanos (Nigeria, Angola, Costa de Marfil, Congo, etc.)

El fenómeno que se está produciendo en torno a la leche, es comparable al auge de los granos y la carne. Más allá de la presencia de nuevos compradores, la mayor incidencia en la de la demanda, surge como presión del mayor consumo que se está verificando en las naciones de mayor crecimiento económico, las que a su vez, son las que presentan mayores necesidades alimenticias. A los efectos de tomar una dimensión de lo expresado, cabe observar el caso particular de China, el gigante asiático consumía en 1998 3 litros por persona y por año, en nuestros días ya superó la ingesta de 30 litros por cápita/año.

Esta observación nos muestra el panorama que tiene por delante nuestro país. Entre China e India se incorporan anualmente casi 15 millones de habitantes, con ambas economía en franco crecimiento. ¿Cuántos son los países en condiciones de atender los potenciales requerimientos? De los grandes productores, Nueva Zelanda se ve limitada por falta de superficie para acrecentar su producción, Estados Unidos es importador, Brasil no tiene aptitud láctea, la Unión Europea ve achicarse sus excedentes; solo Australia y Argentina tienen la posibilidad de dar algún tipo de respuesta.

Como acotación al margen, podemos decir de los 520.000 millones de litros de leche anuales que se producen en el mundo, solo se comercializan en los mercados internacionales unos 35.000 millones, apenas un 7% es el volumen exportado.

Otra particularidad que corresponde referir, pasa por expresar que los exportadores argentinos no pueden disfrutar de las mieles que suponen estos precios de excelencia. A Partir del 13 de febrero del año en curso rige la Resolución del Ministerio de Economía Nº 61/07, por la cual el precio máximo a percibir por exportaciones es de u$s 2.100 la tonelada. En consecuencia, entre éste valor y el precio de exportación FOB, conforme lo establece la mencionada disposición, va a un fondo compensador que luego se redistribuiría entre los productores lecheros.

>

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires












Se han visto 32474686 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 52 personas (52 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - lunes, 01/mar/2021 - 00:41
Sistema FuncWay (c) 2003-2007