Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Cereales
 
Usted está aquí » Cereales » Trigo »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoSIN PUDOR
03/dic/2011

Todos (o casi todos) perdieron: el país, los productores y los consumidores que no se vieron beneficiados por la maniobra forzada.

Por: Susana Merlo

El todavía Ministro de Agricultura, Julián Dominguez, anunció esta semana la apertura de 2,7 millones de toneladas para la exportación de trigo de cosechas anteriores, y por cierto, además de sorprender, se presta a varios interrogantes y no menos interpretaciones.

En primer lugar, el alto funcionario está reconociendo entonces que el mercado estaba cerrado o, al menos, restringido. Situación que el Gobierno no acepta habitualmente ya que el mote de “intervencionista” y/o “dirigista” (aunque lo sea) no parece ser de su agrado.

Otra cuestión es la de la cantidad habilitada pues, mientras en octubre se habían librado Roes (arbitrarios y manoseados permisos de exportación) por apenas 58.000 toneladas ahora, de golpe, aparecen casi 3 millones de toneladas. Y ahí surgen 2 cuestiones: a) o el Ministro Domínguez no decidía darse por enterado sobre los crecientes volúmenes de trigo que los productores seguían guardando ante la imposibilidad de vender, entre otras cosas, a causa de los precios muy recortados que le pagaban los otros eslabones de la cadena debido al mercado intervenido (y que le alertaban desde varios sectores), b) o el Gobierno se ve ahora forzado a tomar una decisión contraria a la que venía manteniendo (de favorecer a algunos sectores en detrimento de otros) debido a la urgente necesidad de ingresar divisas a causa de la continua salida de capitales que no termina de drenar y que menguó, en parte, las reservas disponibles.

O ambas.

El tema no sorprende. De hecho, los lectores de Campo 2.0 lo venían analizando desde agosto/septiembre pasado, aunque más especialmente en las últimas entregas: Promesas para el 2012 (28/10), Demasiado poco, demasiado tarde… (4/11) e Ironía: Argentina cada vez más agrodependiente (11/11).

Se sabía que iba a suceder.

Por eso también, otra cuestión es que Agricultura tampoco puede aludir “desconocimiento” y que estaba a la “espera” de las declaraciones de los productores ya que hasta el inefable Secretario de Comercio, Guillermo Moreno, archiadversario de Agricultura a la que ningunea, venía sosteniendo desde hace meses que los stocks de trigo ascienden, en realidad, a más de 6 millones de toneladas.

Y si esto fuera así, Agricultura no sólo no sabe nada de lo que ocurre ahora, sino que tampoco se enteró de lo que venía ocurriendo en las campañas anteriores y los volúmenes crecientes de arrastre del cereal.

Por el contrario, si lo sabía, ahora está aceptando sin chistar el “blanqueo” de volúmenes que, teóricamente, estaban ocultos…

Otro tema digno de mención es que, a pesar de los alertas, los pedidos y las explicaciones, el Gobierno tozudamente se negó a vender la producción en tiempo y forma. Y ocurrió lo que tenía que ocurrir: los precios internacionales cayeron. Ahora esos volúmenes valen mucho menos y para colmo, la nueva recolección ya está en marcha, lo que agregará más presión bajista a los precios del cereal.

Todos (o casi todos) perdieron: el país, los productores y los consumidores que no se vieron beneficiados por la maniobra forzada.

Ahora bien, si antes, debido a los recortes extra de precios que al margen de las retenciones implicaban unos US$ 50/70 por tonelada, los agricultores se negaban a vender, ¿por qué habrían de hacerlo ahora cuando el mercado internacional está mucho más flojo y la nueva cosecha amenaza con debilitarlos más todavía?

¿Y si ocurriera lo tan temido, y ahora que el Gobierno necesita urgentemente ingresar divisas, aunque sean menguadas respecto a las posibilidades que llegó a tener, los productores siguieran sin vender?

¿Qué podría suceder entonces? Porqué el voluntarismo oficial, tanto de Dominguez como de su par de Economía, Amado Boudou, acerca de que “ahora hay 2,7 millones de toneladas de trigo más para exportar”, aunque es interesante, no necesariamente implica que los productores ahora van a vender “por decisión oficial” (total, el daño ya está hecho).

La gente de campo sabe, además, que si hiciera eso y lanzara al mercado ese volumen en simultáneo con la presión adicional de la nueva cosecha, los precios internos se desplomarían del todo, y ni los exportadores ni los molineros, por mucho que hayan ganado en el pasado, están dispuestos a pagar un solo centavo por encima de lo estrictamente necesario. Y si los precios se destrozan y queda el tendal de productores por el camino, no es su problema…

¿A qué apelaría entonces el Gobierno con su nuevo Ministro de Agricultura y su nuevo Secretario de Comercio? ¿Profundizaría el modelo con más intervención? ¿Decomisarían los stocks como en otras épocas? Pasado el slogan de “defender la mesa de los argentinos”, ¿ahora a qué recurrirían?

Pero hay otra cuestión para nada menor. Y ahora que está absolutamente en evidencia el error de las políticas aplicadas, en el caso del trigo, casi desde 2005 que se dejó de ganar, que se dejó de producir, que se impidió crecer, que hubo lucro cesante en varios sectores, básicamente de la producción primaria, si se suma todo eso que da varios cientos de millones de dólares (solo la pérdida de no haber vendido los 2,7 millones de toneladas ahora admitidos, antes de que el mercado comenzara a caer en febrero pasado, cuando valía unos US$ 110 por tonelada más que ahora) representa una disminución en los ingresos potenciales de alrededor de U$S 300 millones.

¿Y quién se hace cargo entonces del daño causado al país y a la producción “sólo” por esta causa?

¿Alguien se animará a hacer aunque sea algunas presentaciones por mal ejercicio de la función pública para que al menos los próximos que vengan comiencen a ejercer su función con un poco más de pudor?

Fuente: Campo 2.0

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires












Se han visto 30780534 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 32 personas (32 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 01/oct/2020 - 04:40
Sistema FuncWay (c) 2003-2007