Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Análisis Políticos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoSUBSIDIOS INDEFENDIBLES CONSTITUYEN UN OPROBIO NACIONAL
10/abr/2011

Hace falta que quienes gobiernen, en el futuro, ejecuten un cambio radical o copernicano de políticas vergonzantes -por mas que alguien las haya podido considerar correctas- por otras que sean eficientes y dignas.


Por: Pedro Álvarez Bustos (*)

Recordando lo ocurrido en el último lustro, se ve como el Gobierno Nacional reitera su ataque al campo y a su gente, incluida la Argentina “profunda” del interior, mediante subsidios energéticos y al transporte, por nombrar algunos.

Desbordan paradigmas.

Gas: un dislate. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) consumir 55/60m3 de gas, por bimestre, tiene un costo que oscila en los 10 pesos (SI, diez pesos) mensuales, para familias pudientes y de clase media con razonables recursos: mientras quienes se manejan en el conurbano, pueblos del interior y en el campo argentino (empleados o patrones), con zepelines, garrafones, tubos o garrafas deben pagar mensualmente más de 400 pesos.

Semejante despropósito está siendo convalidado tácitamente por todos los precandidatos a la Presidencia de la Nación, para octubre próximo. Quizá por miedo a perder votos !!!

El único que trató de explicar su teoría de que los subsidios benefician a sectores “acomodados”, que no los necesitan, fue el ex Ministro de Economía Martín Lousteau. Y así le fue. . . El mismo de la aciaga 125.

Fluido eléctrico: otro absurdo. En la misma CABA consumiendo 800 kwh, por bimestre, cuesta a los ciudadanos porteños (familias pudientes y de clase media) 37 pesos por mes. Si bien las facturas suman, con aquel consumo, 95 pesos mensuales, como también el servicio eléctrico está subvencionado, pagando solo aquellos 37$ siguen gozando de un servicio barato y muy confortable.

Más bochornoso es que, en la misma factura, en un cuadro comparativo, se expresa que por aquel consumo de 800 kwh, por bimestre, en la ciudad de Córdoba se pagan $ 190/200 y en la de Santa Fe $ 185/192. Una verdadera afrenta a toda la ciudadanía.

En las generadoras del fluido eléctrico, la asistencia estatal representa el 60 por ciento, en el orden general.

¿Qué pasa con los habitantes de otras ciudades del interior y del campo argentino? Algo similar a lo del gas. Se los considera ciudadanos de segunda o kelper. Son verdaderos rehenes indefensos. Es indignante.

Hasta quienes sobrevivimos como criadores, en la zona del caldenal pampeano, con el cambio de tecnología analógica por digital, hemos sido privados del uso de telefonía celular desde hace tres (3) años. Zona donde aún se observan campos vacíos, abandonados y con candados en las tranqueras.

Gas y Luz: síntesis. Cincuenta y ocho mil cuatrocientos cincuenta y un (58.451) millones de pesos que, al actual cambio, equivalen a catorce mil trescientos sesenta y un (14.361) millones de dólares, es lo que ha costado hasta ahora -durante el gobierno de nuestra Presidente- subsidiar las tarifas de luz y gas.

Ciento cincuenta y siete (157%) por ciento ha sido lo que aumentaron las importaciones energéticas en los últimos 5 años: gas natural y licuado, gas-oil, fuel y electricidad, entre otros.

El sistema hace agua por todos lados y es insostenible, distorsivo e indefendible, en la forma en la cual está instrumentado. Reina inequidad en los porcentuales.

Otras patochadas: Ferrocarriles y Subtes. Por razones de espacio, se va a limitar este considerando a ferrocarriles y subtes; dejando de lado desatinos como los concernientes a Aerolíneas, “Fútbol para Todos” (que debe existir, pero no a costa del Estado), “Milanesas para Todos”, para los que puedan concurrir al Mercado Central sobre la Autopista Riccheri, etcétera.

¿Cuánto cuesta el funcionamiento de trenes y subtes al Estado Nacional? Quince (15) millones de pesos o sea 3,7 millones de dólares por día. Esto respecto a trenes urbanos e interurbanos y subterráneos de la CABA.

En el caso de TBA (Trenes de Buenos Aires) los subsidios representan el 75 por ciento de sus ingresos.

Procede evocar que cuando se privatizaron y “comenzaron a desaparecer”, el costo para el Estado era de un (1) millón de dólares por día. En aquel entonces los trenes corrían a través de una red que unía a todo el país.

Hoy lo hacen, prácticamente, solo en el área porteña y conurbano. Los otros pocos se cuentan con los dedos de las manos.

De doce (12) millones de pasajeros que recorrían la geografía argentina en 1989, en trenes de larga distancia, hoy poco más de dos (2) millones utilizan este medio de transporte, que se convirtió en urbano.

Las boleterías porteñas y bonaerenses vendieron en el 2010 alrededor de cuatrocientos cincuenta (450) millones de boletos, contra los 270 millones que lo hacían a comienzo de la década del ´90. Y los subte trasladaron, aproximadamente, doscientos noventa (290) millones de pasajeros.

En conclusión, nuevamente la Argentina “profunda” • del interior, incluido su campo, fue marginada de esos porcentajes subsidiados.

Futuro que se avecina.

Esta herencia se tiene que cortar y no puede continuar o pasar al nuevo gobierno.

Por ello, los precandidatos de ahora y los candidatos a partir de mediados de agosto próximo, deben ser serios y claros. Tomar el toro por las astas, enfrentando el problema en forma resuelta, sin limitaciones ni cobardías, y anunciando la abolición de este tipo de subsidios o su reforma inmediata a partir del 11 de diciembre de 2011, que conlleve justicia y equidad para todos los habitantes de nuestra tierra; aunque se pierdan votos (que seguro provendrán de “avivados” y no de patriotas u hombres de bien).

Va de suyo que el sayo les cabe además a los “comunicadores sociales” que eluden o evitan el tema, generalmente.

Consectario

Hace falta que quienes gobiernen, en el futuro, ejecuten un cambio radical o copernicano de políticas vergonzantes -por mas que alguien las haya podido considerar correctas- por otras que sean eficientes y dignas.

Los subsidios pueden ser razonables en casos que así lo requieran, pero a su vez deben tener límites.

Llegó la hora de dejar de pontificar y “guitarrear”. No critiquen al que está, ni a los que lo precedieron o gobernaron antes. Digan, con todas las letras, como resolverán el problema de los subsidios verecundos, a partir del próximo 10 de diciembre.

Hay subsidios, como se expusiera precedentemente, que benefician a ciudadanos pudientes, que deben ser derogados en forma inmediata. Se tiene la convicción plena de que Argentina, si quiere prosperar, vivirá el 2012 como año del ajuste.

Se impone un alto grado de patriotismo, actuando con la fuerza de la honestidad.

(*)Productor agropecuario de tercera generación, abogado y escritor.
pab@cpenet.com.ar


Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30014398 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 53 personas (53 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - viernes, 07/ago/2020 - 18:36
Sistema FuncWay (c) 2003-2007