Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Editoriales del Director »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoREEDICION - La Mesa de Enlace ante la asignatura de resolver su encrucijada
05/abr/2011

Alcanzar tales entendimientos no es una tarea fácil, pero tampoco imposible, además, estos mismos protagonistas, con mucho menos experiencia que la actual, demostraron que están capacitados para este tipo de logros

Por: Aldo Norberto Bonaveri

@AldoBonaveri

Que la Mesa de Enlace está atravesando dificultades no es novedad alguna, desde hace varios meses las desinteligencias se vienen sucediendo y, si bien los cortocircuitos no han desencadenado la ruptura, las fisuras existentes son considerables, lo que preocupa y mucho a las bases, cualquiera sea a la entidad que pertenezcan.

La relación alcanzó su punto crítico cuando Eduardo Buzzi, al rememorarse los 35 años del golpe militar de 1976, no ahorró críticas a la Sociedad Rural Argentina y Confederaciones Rurales Argentinas, endilgándoles la colaboración de sus cuadros de entonces con la dictadura, para rematar con una frase que cuanto menos suena tan inoportuna como innecesaria: "Ellos pusieron los funcionarios y nosotros los exiliados y los muertos”.

Si bien es cierto que conspicuos dirigentes de las entidades citadas fueron funcionarios relevantes de ese período trágico de la historia, su participación ha sido a titulo meramente personal y, por lo tanto en ese aspecto no le corresponde responsabilidades a las organizaciones en las que habían militado. Acaso ¿puedo impedir la SRA que José Alfredo Martínez Díos fuera ministro de Economía del régimen? ¿CRA tiene culpa que Jorge Rubén Aguado ocupara la Ministro de Agricultura durante el gobierno de Roberto Viola?.

No estoy en condiciones de aseverar si SRA y CRA en aquel momento estaban de acuerdo con aquellas designaciones, pero aún cuando contaran con la anuencia, no es procedente “pasarles facturas” a quienes conducen actualmente esas instituciones; como tampoco tienen responsabilidades quienes hoy gobiernan Federación Agraria que Antonio di Rocco, ex presidente de los federados, ocupara el cargo de Ministro de Agricultura del gobierno de Alejandro Agustín Lanuse, (más allá que estas gestión no pueda compararse con las atrocidades ocurridas entre 1976-83)

A los efectos de dejar bien claro mi pensamiento, es oportuno señalar que comparto lo expresado en el comunicado emitido por FAA al conmemorarse el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, en lo que hace a los párrafos sustanciales: "debe ser juzgado hasta el último de los genocidas". "Valoramos los juicios llevados a cabo hasta el momento. Quienes sean encontrados culpables de delitos de lesa humanidad, deben cumplir condena en cárceles comunes, sin privilegios de ningún tipo". "Como históricamente lo hicimos, queremos reiterar nuestro más enérgico repudio a la violación sistemática de los más elementales derechos y garantías constitucionales llevados a cabo en aquel nefasto período de nuestra historia"

Ahora bien, se impone expresar que no existen verdades absolutas y tampoco es pertinente hacer juzgamientos fuera de contexto. En tal sentido, se cometerían muchos errores de apreciación si con la realidad de estos días, quisiéramos efectuar un análisis exhaustivo sobre episodios de otrora. Quienes ya éramos adultos en los 70’ sabemos las vicisitudes que vivió el país por entonces. Sin pretender hacer revisionismo histórico, corresponde decir que mucha gente bien intencionada, entre ellos recuerdo a afiliados de FAA, como de las otras entidades ruralistas y de otros sectores (inclusive muchos peronistas), que cuando llegó el golpe del 1976, sin imaginar cual sería el horror que se instalaría, recibieron con alivio el final del gobierno de Isabel Martínez.

Volviendo a la actualidad, estoy persuado que es utópico pedirle a la Mesa de Enlace unanimidad de criterio, ni tampoco desgarrarse las vestiduras por las discusiones que en su seno se originen. Por sus historias, tradiciones, objetivos, intereses, representatividad, etc., resulta impensable que en todos los asuntos vayan a coincidir. Tampoco es saludable que en el temario se soslayen aspectos con ópticas distintas; el disenso no es malo cuando no se practica sistemáticamente o, cuando se no aferran a posiciones irreductibles.

Como en cualquier organización de grado superior integrada por instituciones con particularidades tan distintas, la Mesa de Enlace tiene frente así un desafío muy importante; éste consiste en sin renunciar a sus postulados, tratar de encontrar el equilibrio indispensable para su funcionamiento, esto significa defender convicciones propias, pero al mismo tiempo respetar de la misma manera las posiciones de los demás contertulios. En tal sentido es menester que entre los órganos de conducción de las entidades interpreten cual es la conveniencia del campo en su conjunto; sin duda que cada una de ellas tiene sus prioridades, seguramente será imposible acordar en todos los tópicos; está muy bien que cada actor defienda sus posiciones, pero si existe la voluntad de alcanzar los objetivos superiores, resulta imprescindible tratar de consensuar en todo aquello que sea factible, a ciencia cierta la conclusión muchas veces no resultará individualmente lo optimo, que en estos casos suele ser enemigo de lo bueno para el conjunto.

No ignoro que alcanzar tales entendimientos no es una tarea fácil, pero tampoco imposible, además, estos mismos protagonistas, con mucho menos experiencia que la actual, demostraron que están capacitados para este tipo de logros, el funcionamiento alcanzado en el conflicto de la 125 evidenció que supieron estar a la altura de las circunstancias.

Lamentablemente después de aquella gloriosa gesta, la dirigencia agraria se fue como relajando, este proceso es casi natural tras semejante esfuerzo; el inconveniente es que no se trató de un intervalo para luego volver a pergeñar una estrategia común. Así es como se privilegió los quehaceres de sus respectivas entidades. Tras el éxito alcanzado en las elecciones legislativas del 2009, cuando el sector pudo instalar en el Congreso de la Nación a 12 diputados y 1 senador nacional, se desperdició una excelente oportunidad para avanzar en pos de objetivos comunes; diferencias de menor cuantía en lo sustancial, malograron que se trataran en el recinto leyes añoradas por todo el sector, la insistencia en querer hacer prevalecer criterios parciales conspiraron seriamente contra el propósito supremo.

Las diferencias exhibida entre los principales dirigentes, no tiene el mismo correlato entre la mayoría de los productores, el grueso de ellos pretende la continuidad de la Mesa de Enlace y aboga por su unidad, así lo reflejan consultas realizadas por este medio con hombres afiliados a la cuatro entidades.

El ministro de Agricultura, Jorge Domínguez, con mucha habilidad está consiguiendo lo que otros no pudieron en cuanto a poner cuñas dentro de la Mesa de Enlace, con pequeñas concesiones realizadas a reclamos puntuales de FAA está logrando moderar el descontento de ésta. Este tipo gestos debe ser interpretado por todo el sector con gran ecuanimidad. Por un lado Buzzi es lo suficientemente perspicaz como para darse cuenta cuanto hay de sinceridad y tanto de oportunismo. A su vez las popes de las otras entidades tienen que entender que dichas prerrogativas tienen para los federados una incidencia superior que para sus afiliados, habida cuenta el tamaño de unos y otros.

El cuadro de situación nos demuestra que por estos días la Mesa de Enlace está atravesando su peor momento, no obstante ello no implica que no haya solución, si la dirigencia así lo descifra y se aboca a enmendarlo existen razones valederas para alcanzarlo. Seguramente hace falta mucha grandeza, saber relativizar aquellos matices que nos son esenciales y, tomar el “toro por las astas” para resolver el problema, claro está que nada se arreglará si para decir las cosas se recurre a declaraciones en uno u otro sentido, el caso exige que las cosas se aclaren frente a frente, única manera para sortear ésta encrucijada.

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30024107 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 59 personas (59 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - sábado, 08/ago/2020 - 17:59
Sistema FuncWay (c) 2003-2007