Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Cooperativismo
 
Usted está aquí » Cooperativismo » Reflexiones Cooperativas »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoCharles Gide, ilustre precursor del Cooperativismo
30/mar/2022

En la oportunidad me referiré al célebre economista y profesor francés, Charles Gide (1847-1932), a quien también es justo reconocer como uno de los más preclaros precursores del cooperativismo.

Cabe consignar que previamente a la Primera Guerra Mundial, su visión era un tanto distante respecto a los sistemas colectivistas; empero concluida la conflagración, sin virar al extremismo, mostró una aproximación hacia la izquierda moderada, posiblemente influenciado por el escritor ruso León Tolstoi, uno de los más insignes cultores de la literatura universal.

Gide en su evolución formativa soslayando teorías especulativas típicas de su profesión, se inmiscuyó en prácticas conducentes a la realización de reformas sociales, sin limitarse en catalogar a el cooperativismo como sistema del futuro, sino que tomó parte activa en el movimiento organizador, integrando entidades y asumiendo la presidencia de cooperativas de consumo.

Tras su efímero transito por el socialismo utópico y ensayos comunales, desde una concepción más social e inclusiva, fue dejando de lado ciertas posturas estatistas; enfocándose en tesis afines a la ayuda mutua, voluntariedad, economía de trabajo autogestionada y, servicios públicos fundados de forma asociativa.

Su posición en torno a solidaridad y organización cooperativa son respetadas hasta hoy y, se continúa sustentando como referencia habitual.

Charles Gide, fue un preconizador destacado de la teoría económica e instructor de la moral cooperativista. Perseverante difusor del precio justo, la conversión del asalariado, de los derechos del consumidor y de la revolución en paz.

Autor de máximas que quedaron inmortalizadas y, por ende, resulta pertinente evocarlas literalmente.

“El objeto de la cooperación es, sin duda, trabajar para uno mismo, pero también para los demás”.

“Ahorrar sin esfuerzo, educar económicamente al pueblo, reconstituir una propiedad colectiva, eliminar el lucro, abolir los conflictos”.

“La verdadera asociación, la única que merece este nombre, supone la identidad de intereses, la reciprocidad de los servicios prestados, el concurso activo y alegre de las buenas voluntades y el sentimiento de cooperar en una obra que es al mismo tiempo de todos y de cada uno”.

“Las cooperativas sirven para crear en la clase obrera los conocimientos y las virtudes sin las cuales jamás conseguirá ocupar en el orden social el puesto a que aspira y a que tiene derecho. He aquí su verdadera función”.

“Podrán regular la producción evitando la superproducción que a su vez tiene por causa la prosecución del lucro”.

“Las cooperativas que han sucumbido no han muerto en vano, el verdadero signo de vitalidad no es durar sino renacer”.

Estos axiomas sintetizan varias de la virtudes cooperativas e ideas fuerza para construir pacíficamente una sociedad más justa. Reflejan objetivos sustanciales en la satisfacción de las necesidades común de los socios. Resaltando el valor de la ayuda mutua forjadoras de grandes obras del movimiento en todo su historial.

Asimismo, en pocas palabras expresa los componentes medulares de la asociación, que fortalecen al cooperativismo como cualidad institucional. Destaca a las cooperativas como factor de capacitación que alecciona en ciencias y técnicas, a la vez de modelar procederes capaces de materializar aspiraciones de sus asociados.

A lo señalado en los párrafos anteriores, cabe agregar que su ideario ubica a Charles Gide, en el precursor de la planificación cooperativa, al sostener que la producción sin excesos y la satisfacción sin hartazgo mantienen una economía equilibrada.

Aquellas citas y aseveraciones hoy pueden parecer “verdades de Perogrullo”, habida cuenta que razonamientos semejantes, se fueron pronunciando con el correr del tiempo en diferentes escritos y discursos. Pero es menester reconocer que otrora, cuando el movimiento estaba en proceso de desarrollo, su meritorio aporte intelectual y visión del porvenir, constituyeron un complemento valedero en el enriquecimiento de la doctrina.

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires







Se han visto 37881835 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 36 personas (36 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 11/ago/2022 - 02:03
Sistema FuncWay (c) 2003-2007