Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Cooperativismo
 
Usted está aquí » Cooperativismo » Reflexiones Cooperativas »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEl cooperativismo, como contención de problemas de desigualdad y exclusión social
16/dic/2021

A través de este espacio, como así igualmente desde distintas publicaciones especializadas, se puede observar la multiplicidad de rubros y actividades en las que incursiona el cooperativismo; no obstante, el movimiento no deja de sorprendernos con el aporte de nuevas soluciones a problemas sociales de índole compleja.

En varios países, entre ellos el nuestro, se presenta un contexto de exclusión en el colectivo travesti y transexual, que por cierto no es para nada sencillo de resolver, pese a la existencia de organizaciones abocadas a su problemática.

Al respecto, cabe citar la legislación internacional de derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género, redactados en la cumbre del año 2006 de la Naciones Unidas, cuyo documento se dio en llamar “Los Principios de Yogyakarta”, documento que versa sobre sobre las violaciones a los derechos humanos referente a la orientación sexual o la identidad de género reales o percibidas , de las personas que constituyen un patrón global y arraigado que es motivo de seria preocupación.

Entre estas contravenciones se encuentran: asesinatos extrajudiciales, tortura y malos tratos, agresiones sexuales y violaciones, impertinencias en la privacidad, detenciones arbitrarias, negación de empleo o de oportunidades educativas, etc. 

Si bien en Argentina en los últimos 15 años las entidades que agrupan a Lesbianas, Gais, ​ Bisexuales y Transgénero, denominadas colectivo LGBTIQ+” avanzaron, obteniendo reconocimiento de derechos, tales como las leyes de matrimonio igualitario, identidad de género, cupo laboral travesti - trans, etc., los problemas de discriminación y exclusión persisten.

Según datos emanados de la comunidad “ LGBT”, revelan que 95% de les persones trans no acceden al empleo registrado; y aproximadamente el 60% no ha completado sus estudios secundarios. Lo más grave radica en que la expectativa de vida oscila entre los 35 y 40 años. Razón por la cual, representantes destacados de dichas organizaciones, vienen procurando por alternativas que le posibiliten acceder a un sistema de vida más digno.

Oportuno es consignar que se toman como referencia los datos aportados por la comunidad “LGBT”, habida cuenta que no se posee relevamientos propios del Estado, aunque corresponde indicar que en la actual gestión, se ha comenzado a medir información de estos colectivos minoritarios.

Sobre el particular, un informe de la Prueba Piloto realizada por Municipio de La Matanza, en junio del año en curso, se tomó una muestra poblacional de 209 personas: 140 t ravestis, 11 transexuales, 8 transgénero, 32 hombres trans, 15 mujeres trans, 1 persona intersex y 2 con otra orientación.

De dicho informe surge que, sobre un total de 169 personas encuestadas, 30 eran empleadas, 49 trabajaban como cuentapropistas, 72 ejercían la prostitución, 7 eran autónomos y 11 se dedicaban a la actividad religiosa. A su vez, el 73,2 % estaba o había estado en situación de prostitución. En cuanto a la cobertura de salud, del total (209 personas), 168 no tenían ni obra social ni prepaga o plan estatal.

Habida cuenta la excepción que padecen las travestis y transexuales, en 2006 la activista Lohana Berkins , haciendo una composición de lugar, evaluó las dificultades reinantes, comprendiendo que más allá de la militancia por los derechos, era imperioso avanzar en un plan que permitiera a las chicas de su colectivo salir del mundo de la prostitución, las drogas y el alcoholismo. Así es como le les propuso a 21 de sus compañeras, crear una cooperativa de trabajo que les permitiera contar con un salario, obra social y, disponer un lugar común donde poder ayudar a sus compañeras.

Perseverando con insistencia, un año después obtuvieron la personería jurídica de la Cooperativa Taller Escuela “Nadia Echazú” , cuyo objeto fue la confección de ropa blanca y otros artículos de la industria textil. Paulatinamente la entidad fue cobrando autonomía, que le valió el reconocimiento de instituciones y organizaciones nacionales e internacionales vinculadas con la integración social. Por su parte el INAES, les cedió una propiedad en Avellaneda, en la que desarrollan sus actividades.

Los resultados evidencian el acierto del emprendimiento, ya para 2010 generaron 65 puestos de trabajo, todos ellos ocupados por travestis y transexuales, las que hasta entonces ejercían la prostitución. Independientemente de lograr un salario digno, la cooperativa le permitió alcanzar seguridad social, capacitación laboral, educación, disponer de un espacio de contención y sobre todo ampliar su expectativa de vida. No obstante, los embates de la vulnerable economía nacional, no eximió a estas trabajadoras de experimentar el impacto negativo; a fines de 2019 la plantilla se había reducido a 35 personas y, con la pandemia solamente quedaron 11 en la actualidad.

En las postrimerías de 2019 en Rosario se constituye Juntas y Unidas, Cooperativa de Trabajo, bajo las premisas sociales de salud e inclusión, integrada por travestis y trans, abocadas al cuidado de adultos, acompañamiento y promoción gerontológica.

Las trabajadoras pertenecen a la primera promoción de graduadas del Núcleo de Diversidad y Género de la Asociación Civil, dentro de la carrera del Programa de Formación de Promotores Gerontológicos como Acompañantes No – Terapéuticos, dependiente de la Secretaría de Integración Social del Ministerio de Desarrollo de la provincia de Santa Fe.

Recientemente en Entre Ríos nacieron dos nuevas cooperativas conformadas por el colectivo travesti-trans. Las entidades son “Transformando Caminos”, que esencialmente brinda servicios de limpieza y mantenimiento y, “Boca Rosa”, orientada a la producción blanquería.

TRANSFORMANDO CAMINOS

Desde agosto, integrada por 15 asociadas, (hasta entonces marginadas por la discriminación) trabajan en el predio del ex Frigorífico Gualeguaychú, donde se inaugurará próximamente un paseo público y se emplazará un mercado de producción local y agroecológica.

La obtención de la matrícula pertinente demando tres años, lograron apoyo de la dirección de cooperativismos de la ciudad, y a los efectos de concretar la iniciativa resultó fundamental, ser contratadas por la municipalidad para acondicionar la zona del mencionado frigorífico.

Para las/os integrantes de la cooperativa su conformación resultó muy importante, ello les significó una gran oportunidad de contar con un trabajo estable, sentirse útiles, percibir un trato personal nunca recibido; para varias de ellas es el primer empleo formal, que les llega justamente en un momento de crece la desocupación y la pobreza.

BOCA ROSA

En plena pandemia también en Gualeguaychú, comienza a pergeñarse la perspectiva de crear una cooperativa; sus mentoras fueron Manuela González (única maestra y primera funcionaria trans de esa ciudad) y la travesti Gabriela Girones, de activa participación en comparsas carnavalescas (quien sería electa presidente de la naciente entidad). Ambas coincidieron en el propósito de agruparse con compañeras, que carecieron de oportunidades de tener un trabajo merecedor, debiendo hasta entonces resignarse a “hacer la noche”.

Mediante programas y subsidios, lograron comprar 4 maquinarias industriales y materia prima. Aprovechando la prolongada cuarentena, realizaron cursos virtuales de capacitación de corte y confección, como así también talleres de cooperativismo. Además, el grupo se hizo conocer vendiendo pizzetas, lo que cayó muy bien en la comunidad y por ende les confirió seguridad.

En cuanto al emprendimiento textil, están en los prolegómenos de su apertura, puesto que carecían de espacio y recientemente la municipalidad se los facilitó.

La denominación de Boca Rosa, es producto de una canción de la artista travesti Pequeña Pe, fallecida en 2009, muy estimada entre sus congéneres.

INTEGRACION COOPERATIVA

Corresponde señalar el apoyo recibido por parte de la seccional de Entre Ríos de la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina “FECOOTRA” y de la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados Ltda. “CONARCOOP”. El accionar conjunto ha posibilitado a estas entidades se generarán más puestos de trabajos, poniendo énfasis en las capacitaciones que condescienden a afianzarse en el paradigma del cooperativismo y la autogestión, en aras de la dignidad y los derechos universales, en el sector más discriminado y relegado de la comunidad.

Una vez más el movimiento cooperativo da muestras acabadas de ser el sendero adecuado, para satisfacer necesidades y ser alternativa válida para la contención de problemas de inequidad y exclusión social.

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución







Se han visto 37882378 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 37 personas (37 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 11/ago/2022 - 03:28
Sistema FuncWay (c) 2003-2007