Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoLA IMPRUDENCIA DESENCADENÓ LA RENUNCIA DEL PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD RURAL DE GENERAL PICO
14/sep/2010

El presidente de una institución es quien asume la representación de la misma, y en consecuencia es su voz natural, pero ello de ninguna manera significa que en una tribuna deba referirse con expresiones personales.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

El sábado 11 de septiembre tuvo lugar la inauguración de la muestra anual agropecuaria organizada por la Sociedad Rural de General Pico. El palco oficial contó con la presencia del gobernador de La Pampa, contador Oscar Mario Jorge, funcionarios de su gobierno, legisladores nacionales y provinciales, el intendente de la ciudad Jorge Tebes, el presidente de CARBAP y ex titular de la entidad local, Alberto Frola, y dirigentes ruralistas de diferentes entidades. Pero el foco de atención se centró en el discurso pronunciado por el presidente provisorio de la institución anfitriona, Santiago Gándara.

La alocución de Gándara, como es una constante en las tribunas en este tipo de eventos, no escatimó críticas al Gobierno central, pero además de ello, se extralimitó en las comparaciones y mostró un tono reivindicatorio de la dictadura militar. De cuya exposición se reproducen a continuación los párrafos más elocuentes:

“Una vez más advertimos a las autoridades provinciales sobre la gravedad de este proyecto marxista implementado en países que sufrieron hambre como Rusia, China, la Chile de Allende, Cuba, Venezuela y una lista de fracasos”.

Al referirse al modelo del Bicentenario lo catalogó como “de atropello, desgaste, persecución, desprecio, odio, inmensa soberbia y prepotente”.

Gándara le reclamó al gobernador “una firme oposición a este avasallamiento del Gobierno Nacional”.

“Si hay hambre en algunos sectores de la sociedad es responsabilidad única de los políticos, que desde hace 30 años nos vienen gobernando, tiempo más que suficiente para gobernar un país. Pero su incapacidad y corrupción se los ha impedido”.

“El Plan Estratégico Agroalimentario, viene a destruir todo el sistema de producción, basado en la propiedad privada y libre decisión, para pasar a un modelo estatista donde el Estado es el dueño de toda la producción y el que decide dónde hay que producir y cuánto debe ganar cada uno”.

“Hoy tenemos un país sin justicia, sin educación, sin seguridad, sin cultura del trabajo, un país entregado al salvajismo de un grupo de políticos y empresarios afines”.

Y en lo más controvertido de su arengo manifestó: "Fuerzas armadas dignas, respetadas por los gobiernos, eficientes, como los países más avanzados y, como no puede ser de otra forma, orgullosas de su pasado".

Mientras Gándara disparaba sus infaustas aseveraciones, en la atónita concurrencia se advertían dos sensaciones diferentes; mientras un sector minoritario aplaudía al orador, éste recibía simultáneamente reprobaciones, abucheos e insultos de buena parte de los presentes.

En tanto las descalificaciones hacia Gándara fueron generalizadas entre las autoridades pamepanas, legisladores nacionales y provinciales, como así también de dirigentes de la FAA.

El ministro de Producción de La Pampa, Abelardo Ferrán, consideró que: “El discurso fue netamente golpista y a favor de las Fuerzas Armadas. Tal vez un fiscal va a tener que intervenir porque es grave lo que ha pasado".

La diputada nacional pampeana María Cristina Regazzoli, (Frente para la Victoria) expresó su “más enérgico repudio” al discurso del presidente en ejercicio de la Sociedad Rural de General Pico. Considerando un agravante que: “Todo lo relatado en estos fundamentos se produjo ante autoridades democráticamente elegidas por los pampeanos, tales como el gobernador, intendentes y del propio Congreso de la Nación.

El intendente Tebes se expresó sorprendido por las palabras de Gándara reflexionando: "La única reivindicación de sus palabras fue para las Fuerzas Armadas, que en su pasado más cercano son las responsables de los 30 mil desaparecidos que sufrió el país”.

El dirigente federado Ariel Toselli, sentenció: "En una inauguración hay expectativas de la gente de campo y no se quería escuchar esto, no era necesario. Tenemos que estar proyectando para adelante, pero se confundieron los discursos y no estamos para nada conformes con los dichos de Gándara". Para luego conjeturar sobre una discusión interna sectorial, al manifestar: "Eso merece una gran discusión dentro de la Mesa de Enlace, está todo muy fresco, tenemos que hablar las posturas de ellos; a ver si vamos a seguir sentados. El tema de la Mesa de Enlace se armó por un problema en 2008, somos diferentes y no vamos a descubrir nada. Y tenemos que respetarnos. Si seguimos con esto, va a ser muy difícil que se mantenga, por lo menos en nuestro caso".

Pero sin duda, quien fue más a fondo sobre las expresiones vertidas por su coterráneo Santiago Gándara es Ulises Forte; fiel a su estilo frontal y espontáneo el diputado nacional (UCR-La Pampa), realizó declaraciones contundentes, que por la elocuencia de las mismas y fundamentalmente por tratarse de un cuadro referencial del ruralismo, revisten un significado superlativo. Eh aquí las frases textuales expresadas a la prensa:

No creo que esos dichos sean el pensamiento de la Sociedad Rural de General Pico”.

“Sería importante saber si lo que dijo este hombre, que a mi entender es vergonzoso, es avalado por CARBAP, porque de ser así habrá que rever si seguimos participando de este tipo de actividades. Entiendo que la institución no podría sostener estas declaraciones antidemocráticas”

“Hablar como habló del Chile de Allende es reivindicar al Chile de Pinochet, tiene que pedir perdón a la democracia”

“La Sociedad Rural de General Pico le debe una disculpa a la sociedad por el discurso de Gándara”.

“Gándara fue consecuente con su pensamiento, porque no fue un discurso nacido del impulso y los nervios del momento". "Uno entre los nervios o la improvisación de hablar sin papel, por primera vez, con autoridades presentes, te lleva a decir cosas que no pensás. Pero este discurso estaba escrito, y después que lo escribió seguro que lo corrigió y todo. Si lo decís es porque estás convencido".

Respecto a la expresión del "modelo marxista", el ex vicepresidente de FAA manifiesta que ello es erróneo, fundamentando su apreciación con esta definición: “El actual gobierno nacional es una derecha populista, que amaga con la izquierda y pega con la derecha". En virtud de ello exhortó a: "No caer en incoherencias fundamentalistas". "Los pooles de siembra donde Gándara es feliz crecieron un 75 % en un año, la mayoría de las ayudas van a las grandes concentraciones y los subsidios de la ONCCA van a parar a 30 grandes empresas: eso no es marxismo, eso es derecha pura".

Forte tampoco omitió opinar sobre el discurso pronunciado en la misma tribuna por el gobernador Oscar Mario Jorge, al que calificó de: "muy bajo de contenido porque le echa la culpa a la sequía y a la Alianza y eso es minimizar el problema". “No obstante, aceptó esas disidencias al igual que las que puede mantener con Alberto Frola (presidente de CARBAP): Respeto y valoro su impulso, y si bien algunas cosas no las comparto es desde la ideología, las incluyó dentro del debate que se da en el juego de la democracia".

Por cierto que tanto revuelo externo no podía resultar neutro en el seno de la entidad piquense. Con la inevitable generación de conjeturas y evaluaciones sobre lo acontecido, sus pares de comisión directiva acordaron una reunión extraordinaria a los efectos de adoptar una postura sobre el particular.

En el día de la fecha (martes 14 de septiembre) mediante un parte de prensa, la Sociedad Rural de General Pico daba cuenta que Santiago Gándara había presentado su renuncia: “En forma indeclinable, considerando las repercusiones causadas por el discurso que pronunció en la inauguración de la última Exposición Rural de General Pico, en el que vertió opiniones y juicios estrictamente personales"

Lo acontecido deja una moraleja que no solamente es aplicable a la dirigencia rural, sino a cualquier cuerpo colegiado del país. El presidente de una institución es quien asume la representación de la misma, y en consecuencia es su voz natural, pero ello de ninguna manera significa que en una tribuna deba referirse con expresiones personales. El verdadero conductor, manteniendo la impronta que lo caracteriza debe expresar el pensamiento predominante en el órgano de conducción y sus asociados. Lamentablemente es frecuente, en distintas organizaciones observar como dirigentes confunden su rol y actúan sin el consenso de sus pares, involucrando innecesariamente a la entidad que lo invistió. En este caso la imprudencia desencadenó la renuncia del presidente de la Sociedad Rural de General Pico.










Se han visto 42579643 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 149 personas (149 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - sábado, 30/sep/2023 - 10:04
Sistema FuncWay (c) 2003-2007