Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoNO MÁS ENGAÑOS
12/ago/2010

Ayer comenzamos a resolver un problema que, en los últimos cuatro años, nos dañó mucho: el Senado dio media sanción a una ley que recuperará para los ciudadanos la seguridad en las estadísticas oficiales que miden el desempeño social y económico del nuestro país.

Por: María Eugenia Estenssoro (*)

La ley dispone el inicio del proceso de recuperación del INDEC, institución de la que nos sentíamos orgullosos hasta no hace mucho y en la que confiábamos para tomar nuestras decisiones.

Volveremos a saber cuál es la inflación real, el nivel de pobreza, cuánto deben ajustarse los salarios y las jubilaciones para no perder nuestro poder adquisitivo porque es imposible implementar políticas de estado serias sin contar con información veraz, confiable y científicamente comprobable.

La normalización del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos es, sin duda, uno de los reclamos prioritarios de la sociedad. En las últimas semanas parecía imposible que en el Senado la oposición pudiera avanzar en este sentido. Sin embargo, 39 senadores, sobre un total de 66 presentes, aprobamos el proyecto aún cuando hubo algunas fisuras dentro del oficialismo para lograr la votación.

Cuando el proyecto sea ratificado por la Cámara de Diputados, en un plazo máximo de 150 días, se transparentará la elección de las autoridades, quienes serán designadas por concurso y con acuerdo del Senado para evitar la politización de un organismo en donde debe primar el rigor científico en la tarea de sus profesionales.

También se ordena la reincorporación del personal injustamente removido por no prestar su consentimiento a los manejos fraudulentos de las estadísticas. Trabajadores que, con un alto costo personal, han sabido dar a conocer las irregularidades de las que fueron testigos involuntarios.

Esta ley también pone fin a las irregularidades denunciadas por el personal del INDEC que fueron investigadas, en su momento, por el ex Fiscal Nacional de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido. Ese examen estableció que no se trababa de “un cambio metodológico” -como sostenía el gobierno- sino de un fraude estadístico, una sistemática adulteración de las estadísticas nacionales.

Me siento complacida. El Senado sancionó una ley de estas características, llamada a terminar con una de las prácticas más venales de discrecionalidad y prepotencia de manos de quienes están a cargo del Ejecutivo.

Quiénes votamos a favor:

FpV (1): Luis Viana (Misiones).

Peronismo Disidente (8): Roberto Basualdo (San Juan), Sonia Escudero y Juan Carlos Romero (Salta), Hilda Chiche Duhalde (Buenos Aires), Liliana Negre de Alonso y Adolfo Rodríguez Saá (San Luis), y Carlos Reutemann y Roxana Latorre (Santa Fe).

UCR (18): José Manuel Cano (Tucumán), Blanca Monllau y Oscar Castillo (Catamarca), Mario Cimadevilla (Chubut), Laura Montero y Ernesto Sanz (Mendoza), Ramón Mestre (Córdoba), Luis Naidenoff (Formosa), Roy Nikisch (Chaco), José María Roldán, Josefina Meabe y Nito Artaza (Corrientes), Arturo Vera (Entre Ríos), Pablo Verani (Río Negro), Emilio Rached (Santiago del Estero), Juan Carlos Marino (La Pampa), Gerardo Morales (Jujuy) y Alfredo Martínez (Santa Cruz).

Otros bloques (12): Juan Agustín Pérez Alsina (Salta), María José Bongiorno (Río Negro), Carlos Verna y María de los Angeles Higonet (La Pampa), Horacio Lores (Neuquén), Graciela Di Perna (Chubut), Adriana Bortolozzi (Formosa), Rubén Giustiniani (Santa Fe), Samuel Cabanchik y María Eugenia Estenssoro (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), Luis Juez y Norma Morandini (Córdoba).


Mi discurso ante el recinto

Creo que hoy, en caso de aprobar este proyecto -que espero que sea así-, la Argentina va a dar un paso importantísimo. Porque no hay una sociedad o una democracia moderna que respeten el derecho a la información y la transparencia cuando no existen estadísticas nacionales confiables. Coincido con el senador Calcagno cuando dice que ninguna consultora privada o universidad privada o pública tiene la autoridad institucional como puede tener un instituto nacional de estadísticas y censos para decir dónde estamos parados, qué es lo que pasa, cuánto producimos, qué hacen los habitantes, si estamos creciendo, si tenemos más o menos pobreza. Se necesitan estadísticas oficiales, obviamente con una metodología que sea aprobada científicamente, pero también con una institucionalidad que proteja esos datos. Eso es lo que perdimos en el 2006. El INDEC era una de las instituciones de las cuales estábamos orgullosos. Sin duda se podía mejorar, pero en los últimos cuatro años hemos asistido a su desmantelamiento. En este sentido, quiero pedir permiso para leer las palabras del ex fiscal de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido, quien empezó una investigación -una de las tantas que tuvo que dejar por las presiones y por el recorte de las funciones de esta importantísima Fiscalía del Estado- para justamente investigar casos de corrupción administrativa. Lo que dijo Manuel Garrido en la audiencia que hicimos aquí, en el Senado, fue lo siguiente: “En primer lugar quiero dejar bien en claro que lo que ocurrió en el INDEC no es un problema de metodología. Discutir sobre metodología es una manera de poner el foco sobre cuestiones que no son las que están en danza. En este sentido, cuando me tocó ser fiscal e investigar este caso pudimos probar que había una burda adulteración.” Está la versión taquigráfica y sugiero que la lean atentamente, porque ahí describió algunas de las cosas que mencionó la senadora Montero sobre las irregularidades y cómo se adulteró el sistema del IPC.

Y continuó diciendo: “Esta adulteración está acreditada en el expediente. Aquí no hay una discusión metodológica, aunque bienvenida sea la discusión porque el Estado en este tipo de cuestiones tiene que adecuarse a las reglas científicas; sin embargo, más allá de cuáles sean las normas sí hubo voluntad para adulterar y violar las normas.” Esto es gravísimo, porque desde hace cuatro años la Argentina está a ciegas y estamos en esta discusión casi de la Torre de Babel en donde las palabras y los números no dicen lo mismo y, por un lado, gran parte de la población dice que hay inflación, porque la vive a diario. La mayoría de los economistas y sociólogos del país dicen que hay una inflación cercana al 25 por ciento anual, pero por otro lado tenemos al gobierno que niega la realidad. Sabemos que hoy la pobreza ha llegado al 30 por ciento de la población. Sin embargo lo escondemos detrás de cifras amañadas. Entonces, es muy importante que volvamos a restituir el INDEC, de manera que podamos tener cifras que todos avalemos. Me parece positivo que de una situación muy desafortunada, como ha sido este fraude estadístico y esta manipulación del INDEC, presentemos reformas a la ley 17.622 para darle mayor seguridad institucional. En este sentido aclaro que de ninguna manera se está pensando en un organismo que dependa del Congreso de la Nación, como se dijo. No prevé tal cosa el proyecto. Quienes creen que es así es porque no lo han leído adecuadamente. En efecto, el artículo 2° del proyecto dice: Créase el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, organismo rector del Sistema Nacional de Estadística y Censos, como ente descentralizado en la órbita del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, con autarquía económica, financiera, personería jurídica propia y capacidad de actuación en el ámbito del derecho público y del privado. Como pueden apreciar, es un organismo descentralizado con autarquía pero que está en la órbita del Ministerio de Economía, no depende del Parlamento. Sí se ha incluido en el proyecto, como se ha dicho, un proceso muy riguroso de selección de sus autoridades, por concurso público, lo cual va a dar certeza a todos los ciudadanos y gobernantes, sea cual fuere el gobierno de turno, de que las autoridades de este instituto fundamental para saber dónde estamos parados en la Argentina sean personas con las mayores calificaciones. El acuerdo del Senado, que lo prevemos en distintos proyectos, es un avance para que los organismos que tienen que ser estables, que no tienen que estar avasallados por la política partidaria, realmente tengan seguridad institucional. También se crea una comisión bicameral de seguimiento, que me parece muy importante para dar certeza y seguridad a una institución de la relevancia que tiene el INDEC. Como bien se ha dicho, si hubiera existido un Consejo Federal seguramente no se podrían haber hecho las cosas que se hicieron en el INDEC desde fines de 2006. Considero que este proyecto es un adelanto institucional teniendo en cuenta el hecho lamentable de la intervención del INDEC. Estamos dando un paso positivo al crear un marco jurídico que le dé una mayor seguridad institucional. También creo que es muy importante que este Senado se pronuncie y dé un respaldo claro y contundente a todos los profesionales y trabajadores del INDEC, que con un coraje increíble salieron a defender la institución y a su función pública; a los trabajadores que mes a mes han estado abrazando al INDEC, que han tenido el coraje de denunciar la extorsión, la manipulación, el desplazamiento de sus cargos, muchos de ellos hoy con problemas económicos y psicológicos por lo que han pasado. Garrido también mencionó en esa audiencia el atropello a los derechos humanos de estos trabajadores. Me parece que es muy importante que nos pronunciemos para que mostremos que la Argentina del “no te metás” no va, que tenemos que ir por el “metéte” y hacer el cambio. Tenemos que respaldar a esos profesionales y trabajadores.

Cuando hablamos del INDEC está el tema del derecho a la información, del derecho de los ciudadanos a ser bien informados, que es un derecho fundamental. Cuando discutimos la ley de medios, el gobierno se llenó la boca con el derecho a la información. ¿Pero cómo vamos a hablar del derecho a la información si el propio gobierno miente respecto de las estadísticas nacionales? Es tan terrible y burda esa maniobra que no tiene sentido que hablemos más de ella. Pero no hay posibilidad de un debate racional, informado, y de tener una ciudadanía que sepa de qué se trata, si los gobiernos violan las estadísticas nacionales. Por lo tanto, voy a votar favorablemente este proyecto. Espero que en la sesión de hoy podamos hacer realidad el comienzo de la normalización y del mejoramiento del Instituto Nacional de Estadística y Censos.

(*) Senadora Nacional por la Ciudad de Buenos Aires – Coalición Cívica

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30729655 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 34 personas (34 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 27/sep/2020 - 07:58
Sistema FuncWay (c) 2003-2007