Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Lechería
 
Usted está aquí » Lechería » Leche: Producción y Consumo »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoUNA CALESITA DEL FUTURO
29/jul/2010

En Carlos Pellegrini se inauguró el tambo más moderno y novedoso de la provincia. La apuesta de una familia de tamberos que no da vueltas e invierte en una lechería mejor

Por: Federico Aguer y Juan Manuel Fernández


Los Chiavassa ya tienen tres generaciones trabajando en el tambo. Los inicios se remontan al abuelo, quien dio los primeros pasos con animales Shorthorn y Holando. Hoy, sus descendientes no sólo mantienen el desafío lechero en plena zona agrícola, sino que redoblan la apuesta.

“Todo está basado en una enorme pasión por la actividad”, confiesa Carlos Chiavassa, el gestor de la idea. “El tambo viejo ya tenía finalizada su vida productiva, y la venida de los chicos al grupo aportó las fortalezas de cada uno para animarnos a dar el salto”, agrega. Los chicos son Cristian, Soledad, Cristóbal y Rocío, quienes conforman el “Grupo Chiavassa”, recientemente implementado, antes denominado Lacto Crecer y Leoana S.A.

“Para crecer hay dos caminos”, agrega Carlos: “el crecimiento horizontal y el vertical. El primero es crecer en extensión de campo, y el otro es agregarle valor a esa superficie”.

Agregar valor

Para lograrlo, los Chiavassa decidieron pedir un crédito al FONTAR. Para conseguirlo, debían demostrar que el suyo era un emprendimiento novedoso y que incorporaba tecnología. Y vaya si lo hicieron. Gracias al dinero conseguido, implementaron un tambo calesita de 40 bajadas que parece de ciencia ficción. Una verdadera maravilla que necesitó adaptaciones de manejo para ellos y las 32 personas que colaboran en el establecimiento, entre las cuales se destacan los tres ordeñes diarios.

 El equipo ordeña al rodeo de 680 vacas a razón de 240 animales por hora, gracias a las 40 bajadas que no sólo extraen, sino que analizan la leche y deciden de manera automática cuándo retirar las pezoneras. Este dispositivo tiene un extractor automático que se activa cuando el flujo desciende de un determinado nivel de leche por minuto.

Merced a este ahorro de tiempo quieren llegar a 1.200 vacas en ordeñe con 35/40 lts. promedio y 40.000 lts. de producción. “El confort se traduce en mayor producción, ése es el gran secreto”, confiesa Cristóbal, uno de los hijos de Carlos.

El sistema rotativo tiene un corral de espera con una puerta arreadora manejada por computadora, que hace sonar un silbato cada vez que se deben mover los animales. La vaca ingresa caminando y se le aplica la rutina de ordeñe: mojado de pezones, se prueban los primeros chorros y se coloca prediping (presellador) para prevenir el ingreso de bacterias.

Eficiencia

La salas de ordeño rotativas son diferentes a las salas de ordeño fijas. En estas últimas un grupo de vacas ingresa de un lado de la sala, uno o más operadores caminan de vaca en vaca hasta que todas las unidades de ordeño están colocadas. Una vez establecida la rutina, este procedimiento sigue del otro lado de la sala. Cuando el grupo de un lado termina de ordeñarse, las mismas son liberadas entrando el siguiente grupo.

En el sistema rotativo, la homogeneidad del trabajo ahorra mano de obra, porque se desarrolla en un ambiente muy sereno y silencioso, lo que favorece a la mejor bajada de leche por parte de las vacas. Los operadores de la sala rotativa se ubican en un sólo lugar realizando la tarea específica. Además, la forma continua de trabajo de la sala rotativa le permite un flujo continuo, haciendo que el operador se concentre en su tarea específica.

En este tambo, las vacas tienen menor distancia de caminada al entrar al lugar de ordeño. De hecho, los animales vienen al operador. Este no pierde tiempo en caminar de vaca a vaca. La plataforma opera continuamente a una velocidad constante y controlable.

El tamaño de los corrales se puede dimensionar con los grupos de vacas de diferentes tamaños. Por eso, cada vaca posee su propio lugar a la hora de ser ordeñada, el que se ve siempre igual para el animal. Obviamente, las nuevas vacas se adaptan a entrar a la sala mucho mas fácilmente que en otros sistemas.

Objetivos

“Una de las mayores ineficiencias argentinas es no apostar a nuestras fortalezas y no proyectar, centralizándonos en las flaquezas del contexto político”, analiza Chiavassa, en relación a esa costumbre tan argentina de buscar excusas.

“Hay países con restricciones de clima y suelo muy grandes, que sin embargo generan estados productivos muy por encima de lo que hacemos nosotros, y siempre nos manejamos con ideas que nunca se proyectan en concreto”, agrega Carlos, quien llega a esta conclusión luego de recorrer varios países.

En el establecimiento “El Descanso”, la apuesta a la innovación es una cosa cotidiana. Por eso vienen trabajando con tecnologías como la inseminación artificial y la extracción de embriones, con Acsagen como grupo de referencia (ver Campolitoral 17/07/2010, http://www.campolitoral.com.ar/index.php/diarios/2010/07/17/laregion/REG-01.html). “Acsagen aplica una tecnologia que rinde”, analiza.

Para Chiavassa, el apoyo generacional no es poca cosa. El concepto de “grupo”, trasciende en ellos el mero concepto de familia. Todos aportan. “Particularmente trato de potenciar la experiencia de tres generaciones, pero los dejo hacer, no se las impongo. Trato de amortiguar la llegada del derecho de piso” dice Carlos.

El tambo todavía no tiene un mes de trabajo. Pero ellos ya piensan ir por más. Quieren mostrar el establecimiento a grupos de productores interesados en capacitarse en estas nuevas tecnologías, volcando su experiencia a un sector que necesita de ejemplos como éste para recobrar el entusiasmo.

Extensión

El grupo maneja 1.500 has., de las cuales 900 son propias y 600 alquiladas. Destinan 350 has. al maíz de grano húmedo, 500 de alfalfa y 500 de soja (la que se vende y luego compran el expeller para alimento).

La otra pata

El manejo es la otra pata para mejorar la producción. Trabajan un semiestabulado, donde se juntan los lotes de punta y las vaquillonas. Al de cola y al sanitario se le da la misma ración, pero también salen a pastorear. El tambo ocupa tres personas por turno, a tres turnos diarios. No ampliaron la cantidad de gente, la redireccionaron.

S e trata de un sistema de gestión del rodeo lechero que funciona en base a la identificación individual, ya sea con transponders en collares o también con caravanas electrónicas ISO. Es un procesador que recibe la información de los distintos componentes del sistema, como controladores en cada puesto de ordeño, puerta de aparte, balanza al paso, alimentación individual dentro y fuera de la sala, sistema de detección de celos. Permite cargar datos reproductivos y de salud de los animales, marcando alarmas sobre posibles eventos en función de los tiempos que uno preestableció, por ej. fecha de parto, liberación a servicio, fecha que entran en celo y posterior servicio, confirmación de preñez, etc. También permite el control lechero de todos los animales en todos los ordeñes; establecer filtros en los rodeos para analizar información; establecer un porcentaje de producción a partir del cual la vaca entra en alarma por baja producción, la que te permite evaluar la causa del desvío y establecer cambios de lotes en los animales en caso de ser necesario. No da vacío para el ordeñe en caso de que el animal no corresponda al lote que se está ordeñando, con lo cual si un animal del lote sanitario se mezcló en otro lote, no se corre el riesgo que se mezcle leche con residuo de antibiótico en el tanque de leche buena.

Fuente: EL LITORAL

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución

 Leche: Producción y Consumo 
Economía











Se han visto 31992702 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 60 personas (60 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - lunes, 18/ene/2021 - 11:44
Sistema FuncWay (c) 2003-2007