Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Análisis Políticos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoSIGAN PARTICIPANDO
19/jul/2010

La carrera hacia las elecciones presidenciales de 2011 ya está en marcha: a partir de ahora, se abre el juego de poderes donde priman las internas y las chicanas están a la orden del día

Por: Gabriela Pousa


La inflación no cesa, nadie por otra parte se ocupa de que ello ocurra, las "garrafas sociales" brillan por su ausencia (situación que no ha de suceder el próximo invierno cuando las elecciones estén en demasía cerca); la inseguridad se sigue cobrando víctimas día tras día; la crisis energética hace mella mientras, impunemente, se la niega. Las giras de la Presidente arrojan idénticos resultados: éxitos para las crónicas oficialistas y fracasos para la realidad argentina…

En definitiva, no se ha modificado un ápice el escenario político en los últimos días. Aquellos regodeos que se producen cuando asoma la creencia de que Néstor Kirchner ha perdido la iniciativa responden más a deseos reprimidos por un gobierno que asfixia con su metodología, que a aquello que en verdad sucede en esta geografía. Sostener que el matrimonio presidencial está debilitado no basta para modificar los cauces de la política.

Basta observar que una vez que el Congreso decide legislar, todo puede darse vuelta gracias a la falta de escrúpulos de los operadores oficialistas, y a la obediencia debida que reina en el kirchnerismo. La población vive esas sesiones en el recinto como un Boca-River donde el resultado siempre es impredecible aunque haya un dato que, de algún modo, adelanta el final del debate: el gesto adusto o distendido de Miguel Ángel Pichetto.

Si las cámaras estuviesen en los despachos de los llamados "representantes del pueblo" en lugar de transmitir lo que ocurre en el recinto, otro sería el cantar, y la sociedad en su conjunto podría darse cuenta qué define los votos a favor o en contra de un proyecto. Hablar de voluntades y libertad de conciencia es una afrenta a la coherencia.

Lo cierto es que los hechos de la última semana, de alguna manera, han dado comienzo a la trama proselitista con miras al 2011 más que otorgar derechos a una minoría, destrabar el comercio con China o anular las posibilidades de Mauricio Macri para encarar una carrera que él mismo inició sin demasiadas previsiones. Con los fuegos artificiales del Bicentenario y la derrota en el Mundial se acabó la paz y la ingenuidad para quienes pretendían soluciones reales a los conflictos que acechan a la Argentina. De ahora en más, se abre el juego de poderes donde priman las internas y las chicanas están a la orden del día.

En Olivos todo son cuentas. No hay forma de abultar las cifras a pesar de los triunfos que se cosechan en apariencia. El "matrimonio" entre personas del mismo sexo no encuentra en sus orígenes a los Kirchner como artífices, sin embargo son ellos quienes sacarán provecho. En rigor, el éxito lo miden en la posibilidad de seguir distrayendo al pueblo, y demostrar un poder que se creía perdido frente a un "adversario" como la Iglesia. Era una asignatura pendiente para el kirchnerismo.

Medirse contra dos mil años de poder es un desafío inexpugnable para quién sufre el síndrome de "Yo el Supremo". Ahora bien ¿quién le garantiza a los Kirchner que los homosexuales lo votarán porque les facilitó un derecho? De ser así, si mañana el gobierno le otorga algún beneficio a la clase media, ¿esta correrá ciegamente a ensobrar su boleta? Si eso sucediese, más que poner en tela de juicio la cordura de los K habría que empezar por analizar qué pasa en la sociedad, y advertir que el eje del problema está en otro lugar.

La oposición, mientras tanto, no termina de acomodarse en el tablero. Pierde casilleros sin asidero, avanza un paso y retrocede dos. El diálogo en ese sector es también un anatema y una asignatura pendiente. Ya pasó marzo, pasó el año de la elección, pasaron las excusas queda la ineficiencia manifiesta.

A muchos de ellos les espera la característica avanzada kirchnerista, aquella que jaqueó alguna vez a Enrique Olivera, que intentó voltear a Francisco De Narváez con el tema de la efedrina, que pretendió relacionar a Claudio Lozano y Pino Solanas con un espía cuya guarida estaba debajo de un escritorio en el Ministerio de Economía, la misma que sacudió el humor de Luis Juez no hace más de un mes…

¿Están preparados los supuestos opositores para semejantes zancadillas? Se verá los próximos días. Lo que sigue siendo más preocupante es que si acaso no están preparados para superar esta metodología, muy difícilmente lo estarán para sacar adelante un país que, mal o bien, dentro de un año tendrá a los Kirchner del otro lado del poder, y a veces puede suceder que ambas veredas, en realidad, terminen siendo las dos cara de una misma moneda.

Fuente: ECONOMIA PARA TODOS

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30729507 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 37 personas (37 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 27/sep/2020 - 07:25
Sistema FuncWay (c) 2003-2007