Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Lechería
 
Usted está aquí » Lechería » Productos Lácteos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoCuáles son los quesos que se pueden congelar y cuál es la manera correcta de guardarlos
18/ago/2020

Los quesos son unos de los alimentos que más se consumen en España. Algunos si se congelan pierden el sabor y se echan a perder.


Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos considera un fracaso las medidas de almacenamiento privado aprobadas para los sectores ovino, caprino y vacuno, y se muestra cautelosa sobre el efecto de almacenamiento de lácteos.

Cuáles son los quesos que se pueden congelar y cuál es la manera correcta de guardarlos

La mayoría de los alimentos pueden congelarse . Lo cual es muy útil ya que alarga la vida útil del mismo y no se desperdicia. Sin embargo, sobre los quesos hay difeentes versiones sobre si es conveniente o no congelarlos.

No todos se pueden congelar. Pero la clave para que dure su sabor (en lo que se puede) es conservarlo de manera correcta.

Quesos que pueden congelarse

No todos los quesos pueden congelarse ya que muchos pierden sus propiedades y sabor. Por eso es importante saber que los semicurados (tipo gouda, gruyer, emmental o edam). Este tipo de quesos son los que mejores soportar á n el congelado. Es decir suelen salir de ahí en condiciones más o menos óptimas. Sin embargopuede verse afectado el aroma y sabor, pero en medidas pequeñas. Este tipo, puede mantenerse durante largo tiempo en la heladera si se envuelven bien.

Además, los curados se caracterizan por tener una buena resistencia al clima en general. Son los que mejores se mantienen a temperatura ambiente. Se pueden congelar dependiendo para que lo querés utilizar. Porque su consistencia dura y poco maleable, puede tener a desmigajarse después de la descongelación. Además, puede perder un poco el aroma fuerte que los caracteriza.

Por último, los de tipo mozzarella envasados al vacío (rallado) se pueden congelar y no perderá su sabor ni consistencia. También el queso crema se puede congelar perfectamente.

Los que no se pueden congelar

En esta categoría entran la mayoría de los quesos . Hay dos factores que afectan la congelación: cantidad de agua y la grasa. Mientras más fresco sea el queso menos se podrá congelar.

El queso fresco (brie, ricotta, mozzarella, mascarpone) no se puede congelar. Esto se debe a la textura suave y alto contenido en suero. Es decir, que no soporta temperaturas tan bajas lo que hará que en el proceso de descongelación se rompa, diluya y pierda tanto el sabor como la textura.

Por otra parte, los quesos azules como el roquefort o cabrales son quesos que se hacen con hongos y no son aptos para congelar porque tenderán a desmigajarse. Pero, esto se recomienda para que no pierda la textura. Sin embargo, i lo vas a usar para una salsa se puede freezar sin problema.

El queso cremoso, no se puede congelar porque perderá consistencia al momento de descongelarse. Aunque hay muchas personas que optan por esta opción si la consistencia no es lo más importante.

Cómo conservarlos en el freezer

Si el queso a conservar es de los que se pueden congelar se empieza por partirlo en pequeños trozos. Esto es porque al descongelarse, presentan menos durabilidad que si no hubieran pasado por este proceso. Por eso se recomienda hacer las porciones para quitarle el frío a la cantidad necesaria.

Luego de esto, envolver los trozos en papel aluminio. Esto creará una capa que los protegerá de la oxidación tanto antes como después. Lo ideal es descongelarlo dentro de la heladera sin que haya tanto cambio de temperatura.

Después del papel de aluminio, a los trozos envueltos ponerlos dentro de una bolsa de congelar. Es importante quitarle todo el aire para garantizar a calidad del queso.

Los quesos de este tipo pueden aguantar hasta seis meses.

Cómo se guardan los quesos no aptos para congelar

Es importante que este tipo de alimentos transpire. Es por esta razón que no se deben envolver en papeles plásticos ni en tuppers que concentren su humedad. Lo mejor es utilizar una quesera o un papel microperforado.

Además, hay que mantener la temperatura adecuada entre unos 8 y 12 grados centígrados. Los blandos se llevan mejor con temperaturas un poco más frías. En cualquiera de los casos, se recomienda guardarlo en el cajón de las verduras ya que es el lugar más cálido de la heladera.

También es importante para su conservación, cubrir las partes que hayas cortado. Es decir con papel asegurate que no quede al aire libre.

Por último, no mezclar en un mismo recipiente diferentes tipos para que no haya contaminación de sabores.

Fuente: https://edairynews.com/es

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 31492781 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 62 personas (62 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 03/dic/2020 - 18:03
Sistema FuncWay (c) 2003-2007