Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Análisis Políticos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEL MEGACANJE DE CAVALLO FUE UNA TRAGEDIA, EL DE BOUDOU ES UNA FARSA
19/jun/2010

Para evitar que se concrete esta nueva maniobra en torno de la deuda externa, que no le reportará ningún beneficio a la Argentina, ni a la generalidad de los argentinos, el actual canje debe suspenderse hasta que se conozca el listado de los bonistas que se presentaron a él, y la oportunidad en la que compraron los bonos.


Por: Ing. Mario Cafiero y Javier Llorens

 

Desde que se anunció el actual canje, venimos dando una batalla judicial para que el Ministerio de Economía entregue a la Justicia el listado de los bonistas que participan en él. A pesar que logramos que el Fiscal Rívolo y el juez Oyarbide pidieran el listado, el Ministerio no entregó dicha información a la Justicia, con la excusa que no disponía de ella. Y claro, la ingeniería del canje diseñada por el ministro Boudou y el secretario de Finanzas Lorenzino, estaba armada para no poder disponer de esa información.

Una vez más, todo lo relacionado a la deuda externa en ese Ministerio, sigue siendo un misterio. Para que no se sepa ni siquiera lo elemental: ¿Quienes son los acreedores? ¿Cuándo compraron los bonos? ¿Qué diferencia van a hacer?

Esta semana hemos insistido con el Dr. Monner Sans, Claudio Lozano, y Eduardo Blanco, con el objeto de que la Justicia actúe prestamente en tiempo y forma, antes de que los hechos queden consumados. Conocer quiénes son los que participan del canje puede impedir que se concrete una formidable maniobra especulativa. Que armaron determinados fondos buitres que compraron bonos en default a precio vil, contando con la información de que el gobierno reabriría el canje, para hacerse de esa manera con ese pase de manos, con una diferencia que puede llegar al 300 o 400 %.

Algo así como comprar dólares en el ultimo día de la convertibilidad, para venderlos después de la macrodevaluación. Que implicaría una ganancia libre de polvo y paja que puede trepar a los tres mil millones de dólares.

Si el megacanje de Cavalo y Marx del 2001 fue una tragedia, este de Boudou y Lorenzino es una farsa. Porque, igual que el de Cavalo y Marx, con él no se van a cumplir ninguno de los objetivos anunciados desde el gobierno. Con este canje no sé despejará la conflictividad judicial de la deuda en el exterior. Ni se podrá acceder a financiamiento internacional conveniente. Y además se corre el riesgo de que quienes vendieron los bonos a los especuladores después del canje anterior, cuya ley cerrojo decía que nunca mas se iba a reabrir, planteen la nulidad de esa venta ante el engaño que sufrieron. Y así como el que paga mal paga dos veces, el que canjea mal, puede tener que canjear dos veces.

La persistencia en llevar adelante esta operación a ultranza, pese la ausencia de una situación propicia para ella, por la crisis monetaria que sacude a Europa, evidenciaría la existencia de fortísimos móviles destinados a favorecer determinados negocios o negociados particulares, en detrimento del interés nacional.

Para evitar que se concrete esta nueva maniobra en torno de la deuda externa, que no le reportará ningún beneficio a la Argentina, ni a la generalidad de los argentinos, el actual canje debe suspenderse hasta que se conozca el listado de los bonistas que se presentaron a él, y la oportunidad en la que compraron los bonos.

.

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 29940551 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 52 personas (52 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - lunes, 03/ago/2020 - 05:35
Sistema FuncWay (c) 2003-2007