Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoCRÉDITOS BLANDOS “TAMBIÉN” PARA ALIMENTAR PUMAS
06/jun/2010

Quienes están vinculados, desde hace más de cinco, seis o mas décadas, a la producción ovina, pueden testimoniar que la disminución de las majadas se ha debido, en gran medida, a la depredación, también por pumas, que las ha ido diezmando.

Por: Pedro Álvarez Bustos (*)

Para el Gobierno de La Pampa, según su Ministro de la Producción, la crianza ovina es estratégica en el sentido que permite una recuperación económica con menor inversión.

Para la actividad ovina el Gobierno ha diseñado una línea de créditos a siete años al dos por ciento anual, siendo el renglón crediticio mas barato con fondos provinciales, con dos años de gracia y por un monto máximo de hasta cien mil pesos, con garantía y treinta mil pesos, a sola firma.

Esta actividad estratégica “se anunció” al cierre de la “Semana de las Fibras Naturales”, en la localidad de Alta Italia, La Pampa (abril de 2010), para toda la provincia, incluida la zona del caldenal típicamente de cría de diferentes especies o variedades de ganado.

Hasta aquí todo merece aprobación y beneplácito.

Empero, mientras tanto, sigue prohibida la caza del puma y permitida “la caza de control de aquellas especies o poblaciones silvestres que hayan sido declaradas como problema por la Dirección de Recursos Naturales, previa comprobación de los efectos perjudiciales” (Disposición Nº 368/08, de la Subsecretaria de Asuntos Agrarios), que constituye una mera paparruchada, dejando a salvo la honorabilidad o buen nombre del que puedan gozar quienes la suscriben.

Lo que pudo ser un atril o una tarima para urdir un programa exitoso, resultó ser la ratificación del actual fracaso. Como decía Albert Eistein, “no podemos resolver los problemas con los mismos modelos de pensamientos que nos condujeron a ellos”.

  • Más de cinco ó seis décadas

Quienes están vinculados, desde hace más de cinco, seis o mas décadas, a la producción ovina, pueden testimoniar que la disminución de las majadas se ha debido, en gran medida, a la depredación, también por pumas, que las ha ido diezmando.

En febrero de 2007 y aún antes, se decía que de nada vale promocionar la cría ovina, al menos en la zona del caldenal pampeano y aledaña, si no se autoriza real y seriamente la caza del puma en defensa de las pocas majadas que subsisten y que han venido incorporando reproductores de alto valor genético, tanto puros por cruza, como puros de pedigrí.

Brindar créditos ventajosos -prohibiendo la caza del puma y prorrogándola- no sirve en la zona del caldenal, salvo para alimentarlos y con ello dar exclusiva prioridad a la actividad cinegética.

  • Asnos, camélidos y “eléctricos”

Asnos

Desde hace décadas existe la “creencia campestre” de que colocando asnos o burros, junto a las majadas, la depredación desaparece (ya fuere porque molestan a los pumas, por una cuestión de aroma, etc). Puede que disminuya, pero no se suprime.

Muy gráfico fue el testimonio del matrimonio, de la zona de Valle Nereco o Nerre Có, La Pampa, cuando en una reunión de ganaderos ovinos efectuada en la Escuela Aerotécnica, de General Acha, comentaron que su experiencia no era del todo positiva; los pumas les habían “comido” hasta un “burrito”, de pocos días de vida.

Camélidos

Otro tanto ocurre con las llamas. Hace años, en la Exposición Mayor Pecuaria de Palermo, se promocionó el uso de llamas, como animal de guardia de ovinos.

Se difundía que tanto en Estados Unidos, como en Uruguay (Llamas de la Barra; Uruguay www.llamas.com.uy) y en Gulla, Argentina (Argentina www.gullallamas.com.ar), se había comprobado que las llamas son una alternativa eficiente para la protección de las ovejas contra la depredación.

Se decía: “No” requieren entrenamiento, una sola llama puede cuidar 300 ovejas y los experimentos comprueban que la mortandad se reduce en un 100%. Aquella pareja de criadores, para continuar con el ejemplo anterior, hace más de un lustro que tienen llamas, llamos y llamitos. No obstante los pumas siguen matando ovinos, incluso ingresando al mismo corral -pegado a la casa habitación- donde los encierran para mayor protección. Sin duda, los camélidos de Valle Nereco o Nerre Có, no deben ser los adecuados (!!!).

“Eléctricos”

Y finalmente, para mayor ilustración de criadores y funcionarios que puedan confundirse, se pasa al tema de los “eléctricos”.

Este es un asunto técnico, no muy conocido en La Pampa (posiblemente por la extensión de los alambrados en la zona de cría en el caldenal), pero si expresado por profesionales de la estación INTA de Esquel, respecto al ganado caprino. Luego de manifestar que la “presencia humana” ahuyenta (!!!) a los predadores (zorros y pumas), manifiestan que se han obtenido buenos resultados con alambrados eléctricos ubicando 3 líneas vivas a 25, 50 y 75 centímetros y una de retorno a 60 centímetros. No aclaran si ese “eléctrico” debe ser paralelo a otro fijo ya existente y/o si además es necesario colocar un hilo sobre elevado para evitar que salte el puma. Cosas veredes SANCHO (!!!).

  • Realidad y verdad

Los pumas son depredadores indiscutibles de vacunos (terneros), equinos (potrillos) y, especialmente, ovinos en todas sus categorías. Hasta uno de los PAMPINTA, p. de p., que desfilara en la última Exposición Rural organizada por la Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa (octubre 2009), de la mano de su cabañero y Presidente de la Asociación Argentina de Criadores de PAMPINTA, señor Ariel Carretero, fue eliminado meses después por los pumas. Antes no era común en yeguarizos, pero ahora ya es moneda corriente, según lo puede atestiguar mucha gente de campo y entre ellos los ya mencionados anteriormente que, este año, perdieron un ejemplar macho y lograron salvar otros tres cruzárabes, hijos de p. de p., que habían quedado mal heridos.

Zonas, como la del caldenal pampeano, no necesitan de trámites burocráticos, que restan credibilidad y eficiencia, como que los criadores acrediten su condición de propietarios o arrendatarios, eleven el informe de un profesional que avale el daño producido, que se inspeccionen los predios para habilitar esa estrafalaria “caza de control” reglamentada, que la Dirección de Recursos Naturales determine el destino del “cadáver” del puma exterminado, etc. Todo un exceso de procedimientos anacrónicos.

Solamente se debe dejar sin efecto la prohibición de la caza del puma, por parte de criadores de ganado y personal dependiente o contratado.

Esto nada tiene que ver con lo concerniente a “cotos”. No se pueden ni deben mezclar las aguas. Así de claro. Porque procede combatir el tráfico ilegal de especies fáunicas.

  • A los funcionarios, si les gusta el durazno a bancarse la pelusa

Saben, por cuanto son idóneos o portadores de títulos académicos habilitantes, que el puma es un animal carnívoro, que pertenece a la clase de los félidos; que puede llegar a medir dos metros, sin incluir la cola y unos 60 ó 70 centímetros de alto, hasta la “cruz”; que tiene un cuerpo flexible; que puede pesar entre 50 y 120 kilos; que nace después de un período de gestación de tres meses y se puede mantener con su madre hasta dos años; en los bosques, desde arriba de los árboles acecha a sus víctimas, y salta desde lo alto, sobre el lomo de éstas y quiebra su columna vertebral, mientras en la zona de nuestro caldenal pampeano y respecto a los ovinos solo les basta con clavar sus garras en el cogote, la cabeza o nuca.

Pero desconocen o lo disimulan muy bien -expresado con todo respeto- la realidad vigente y por ello -sin proponérselo quizá- facilitan “créditos baratos” para alimentar pumas e incrementar su multiplicación.

Gracias a nuestros gobernantes, al menos en La Pampa, se disminuyeron casi en un 57% los ovinos, entre 1998 y 2002, según censos agropecuarios (REPAGRO) de la Dirección de Estadística y Censo.

Aún mas, de los 302.973 del 2006, se pasó a los 273.322 en el 2007, a los 254.145 del 2008, a los 246.686 del 2009 y a los 229.505 al 31/03/2010. La fuente del último dato es la información del Sistema de Gestión Sanitaria (SGS) y del Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal (SIGSA) – Coordinación de Campo – Dirección Nacional de Sanidad Animal (SENASA).

  • Argentina, Australia, Nueva Zelanda

Por su parte, en Argentina, en los últimos 50 años la disminución en el número de cabezas ovinas fue de más del 70%. Empero, según SGS, SIGSA y SENASA al 31/03/10 las cabezas ovinas sumaban 15.024.746.

A mayor abundamiento, se puede precisar que para Manuel Patricio Ghirardi -profesor de la Facultad de Ciencias Veterinarias, UBA- a fines del siglo XIX, Argentina albergaba 78 millones de cabezas ovinas. Luego comienza la declinación del sector y en los ´80 oscilaba ya en los 32 millones.

Mientras tanto, en Australia se estima que el stock lanar se mantendrá en un piso de 68 millones este año, para alcanzar 72 millones de cabezas en el 2015.

En Nueva Zelanda se proyecta algo similar para los próximos 5 años, luego de llegar a un mínimo de 33 millones de cabezas actualmente. Se conjetura exportar 1 millón de corderos mas este año (pasando de 22,5 a 23,5 millones), lo que equivale a una cifra superior a toda la producción argentina.

  • Epílogo

Desechada la mala fe, se barrunta desconocimiento y con plena deferencia se puede expresar que:

La ignorancia es la única habilidad que no necesita post-grados, ni perfeccionamiento.

(*) Productor agropecuario de tercera generación y abogado

Criador de A.Angus, Pampinta y Cruzárabes

pab@cpenet.com.ar

.

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30696472 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 58 personas (58 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 24/sep/2020 - 18:43
Sistema FuncWay (c) 2003-2007