Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoPoner fin a la pobreza es posible, pero significa enfrentar la desigualdad - dentro y entre países
29/ene/2019

Hay muchos países, particularmente en partes de África, Asia occidental y América Latina y el Caribe, donde los niveles de ingreso han seguido cayendo aún más, lo que exacerba las desigualdades de ingreso entre los países.

Por: Liu Zhenmin

NACIONES UNIDAS, 28 de enero de 2019 (IPS) - Los líderes mundiales se han comprometido a poner fin a la pobreza en todas partes para todas las personas para el 2030.

Alcanzar este objetivo significa enfrentar la necesidad de drásticas reducciones en las desigualdades (en los ingresos, en las oportunidades, en la exposición al riesgo, a través del género, entre países y dentro de los países) durante la próxima década.

La desigualdad es una barrera bien reconocida para la erradicación de la pobreza, así como muchos otros desafíos de desarrollo.

Cuenta con múltiples dimensiones en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el plan adoptado universalmente para promover la prosperidad y el bienestar social al tiempo que protege el medio ambiente.

Según muchos indicadores, la desigualdad de ingresos entre los países ha disminuido un poco en las últimas décadas, impulsada principalmente por un fuerte crecimiento en las economías de Asia oriental y del sur de Asia.

Pero hay muchos países, particularmente en partes de África, Asia occidental y América Latina y el Caribe, donde los niveles de ingreso han seguido cayendo aún más, lo que exacerba las desigualdades de ingreso entre los países.

El último análisis de las Naciones Unidas sobre la situación económica mundial y las perspectivas para 2019 indica que los niveles de ingreso per cápita se estancaron o disminuyeron esencialmente en un total de 47 economías en desarrollo y en transición el año pasado.

La mayoría de estos países se han estado retrasando constantemente durante varias décadas. Esto plantea un enorme desafío ya que los países se esfuerzan por reducir la pobreza, desarrollar infraestructura esencial, crear empleos y apoyar la diversificación económica.

La mayoría de los países rezagados dependen en gran medida de los productos básicos, destacando la importancia de la diversificación y la gestión eficaz de la riqueza de los recursos naturales para aprovechar su potencial de desarrollo.

Varios países también han sufrido conflictos armados de larga data o disturbios civiles e inestabilidad política. Si esta tendencia continúa, la erradicación de la pobreza y la creación de empleos decentes para todos estarán cada vez más fuera del alcance.

El débil desempeño económico también está vinculado a una inversión insuficiente en educación de calidad, servicios de salud, protección social, programas para grupos marginados y mitigación y adaptación al cambio climático.

Un crecimiento más rápido del PIB por sí solo no necesariamente conducirá a mejoras amplias en los estándares de vida. Las profundas desigualdades también persisten en la distribución del ingreso dentro de los países, actuando como una barrera importante para el progreso del desarrollo.

La alta desigualdad dentro de los países se asocia con la exclusión social y la fragmentación; fortalecimiento institucional y gobernanza; y mayor riesgo de violencia y conflicto interno.

Se necesitan transformaciones fundamentales en el futuro para reducir las brechas de ingresos entre y dentro de los países.

Según las estimaciones de las Naciones Unidas, sin cambios significativos en el comportamiento, más del 7% de la población mundial puede permanecer en la pobreza para el año 2030, incluyendo alrededor del 30% de las poblaciones de África y los países menos desarrollados (PMA).

En África, donde la población se está expandiendo a una tasa de más del 2 por ciento por año, reducir el nivel de pobreza extrema a menos del 5 por ciento para 2030 requerirá una combinación de un crecimiento del PIB de dos dígitos y una drástica disminución de la desigualdad.

Esto está bien fuera de los reinos de la precedencia histórica. Las medidas políticas integradas y transversales que aumentan las perspectivas de crecimiento económico y reducen las desigualdades de ingresos son esenciales para cambiar el mundo hacia un camino más sostenible e inclusivo.

Esto incluye invertir en educación, atención médica, resiliencia al cambio climático e inclusión financiera y digital para apoyar el crecimiento económico y la creación de empleos a corto plazo, al tiempo que se promueve el desarrollo sostenible a largo plazo.

La estabilidad macroeconómica y un marco político sólido orientado hacia el desarrollo, incluido un sistema financiero sólido y que funcione bien, son elementos clave para abordar con éxito la desigualdad.

Las políticas fiscales bien diseñadas pueden ayudar a suavizar el ciclo económico, proporcionar bienes públicos, corregir fallas del mercado e influir directamente en la distribución del ingreso.

La ampliación del acceso a la educación de calidad también es crucial, junto con las políticas de empleo, como el aumento de los salarios mínimos y la expansión de la protección social.

La priorización del desarrollo de infraestructura rural, a través de la inversión pública en transporte, agricultura y energía, también puede apoyar el alivio de la pobreza y reducir las desigualdades dentro de los países.

Si bien no existe una receta de política universal que garantice la entrega de una sociedad más equitativa y próspera, un mensaje general es claro: los llamamientos para erradicar la pobreza no tienen sentido sin una acción política concertada y comprometida para reducir la desigualdad.

* Liu Zhenmin se convirtió en Secretario General Adjunto de Asuntos Económicos y Sociales en julio de 2017. Antes de su nombramiento, fue Viceministro de Relaciones Exteriores de China desde 2013. Aporta a esta posición más de 30 años de experiencia en el Servicio diplomático, con un fuerte enfoque en la promoción de asuntos bilaterales, regionales y globales. Estuvo profundamente involucrado durante 10 años en las negociaciones sobre el cambio climático, incluida la conclusión del Protocolo de Kyoto y el Acuerdo de París

.

Fuente: Agencia IPS

>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución









Se han visto 31066210 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 59 personas (59 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 25/oct/2020 - 14:35
Sistema FuncWay (c) 2003-2007