Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Conflicto Campo - Gobierno »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoLA DEMOCRACIA NO SE PREDICA: SE EJERCITA, SE RESPETA Y SE DEFIENDE.
26/ene/2010

No podemos quedarnos como si nada pasara, debemos movilizar nuestras bases gremiales a nivel regional y trazar una estrategia para sostener nuestras entidades y a las familias que aún viven en el campo.

Como forma de gobierno y de organización del Estado, “la Democracia” –en teoría- sugiere que las decisiones colectivas sean adoptadas por los representantes del pueblo –en cada uno de sus Poderes- a través de mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a las acciones de sus representantes. A este proceso denominamos institucionalidad: una palabra difícil de pronunciar, aún más de recordar y lo peor, por los hechos: de respetar por quienes tienen la obligación del ejemplo. Especialmente cuando desde el ejercicio del poder se confunde y se miente en nombre de un “pueblo ideal” –por el bienestar de habitantes y realidades de fantasía, imaginarias- y a su paso, siguen avanzando sobre los restos de un país que se cae a sus espaldas.


El mercado de trigo ya es una trampa mortal.

Bajo el actual sistema de intervención implementado por el Gobierno, el árbitro ineludible seguirá siendo el secretario de Comercio Interior: la semana pasada anunció que definirá las listas de los productores de trigo a los que la molienda y la exportación deberán comprarle su cereal. Además, a través de la resolución 2750 de la AFIP, el Gobierno implementó un nuevo sistema de registro a través del cual el productor deberá informar vía Internet - a través del sitio oficial de la AFIP-: “las existencias de granos no destinados a la siembra -cereales y oleaginosos- y legumbres secas -porotos, arvejas y lentejas- de propia producción (stock), superficies destinadas y capacidad de producción en cada campaña agrícola” medida que afectaría la devolución del IVA a los productores.

Mientras nos mantienen entretenidos con reuniones, "mesas de leche y trigo" y ayudas parciales –en zonas inundadas o en sectores quebrados- que sólo abonan la confrontación gremial, el Gobierno avanza en su modelo de intervención, fomenta la división del campo y asfixia al sector. Aclaremos que todos los beneficios anunciados por la Presidente de la Nación en el mes de setiembre pasado para el sector triguero –en un momento crítico como el que vive el maíz actualmente- llegarán entre febrero y marzo, una vez finalizada la cosecha de granos finos: tarde como siempre.

Hoy, entre los extremos de los cortes de ruta y el hacer nada, nos fuerzan a creer que no existen otras opciones: no podemos quedarnos como si nada pasara, debemos movilizar nuestras bases gremiales a nivel regional y trazar una estrategia para sostener nuestras entidades y a las familias que aún viven en el campo. Otra señal de advertencia nos llegó la semana pasada, en respuesta a la problemática del trigo, una vez más se desdibujó la imagen del Ministro de Agricultura, Julián Dominguez frente a Guillermo Moreno, quien profundiza el modelo de asfixia, con más presión fiscal para quienes producen, menos precio para la producción primaria y un nuevo embate a la debilitada “mesa de los argentinos” que parada en el poder de compra de su salario –con el calor del verano- se les evaporan las posibilidades de mejorar su calidad de vida.


El atropello como estilo de conducción de un país que resiste.

La política de fondo del matrimonio presidencial, sostenida por su “soldado fiel” Guillermo Moreno persigue como fin último: debilitar la institucionalidad del país quebrando el orden jurídico de los mercados, jaqueando la autonomía de los poderes para instaurar el descontrol institucional y anestesiar la voluntad del pueblo: fomentando espacios de diálogo que se caen al cierre de cada reunión y debilitando nuestra esperanza.

Si bien no hace falta abundar en detalles, recordamos: el federalismo que significa la autonomía de las provincias –con sus gobernadores y legisladores- que en medio de necesidades y pactos, no se resisten a la despiadada y violenta “billetera k” que consiguió el adelantamiento de las elecciones del 2.009, las candidaturas testimoniales, el mantenimiento de los superpoderes (que avasallan toda discusión presupuestaria que se pueda dar en el Congreso), la creación del fondo del Bicentenario -un artilugio que les permitirá usar plata de reservas para cubrir compromisos externos-, algo que nuestra Carta Magna prohíbe terminantemente, sin enunciar la constante intromisión en sitios de decisión de los poderes legislativo y judicial: “en el reinado patagónico, las cosas deben hacerse a gusto y placer de los monarcas”.

Avanzan sin pausa, impulsan todo tipo de arbitrios ante una realidad que no resiste a los archivos de un pueblo con memoria: cada día que pasa se inventan nuevos enemigos funcionales a su causa.

Primero el Campo, luego el Congreso, pasando por la Justicia, ahora también el Banco Central y la vicepresidencia de la Nación, entre otros. A los hechos nos remitimos. Actualmente, un testigo sobreviviente es el Vicepresidente de la Nación -por ejemplo-, quien desde Julio de 2008 vive en el destierro (virtual) de los ajenos, de los opositores. Y a los ojos y oídos del Mundo y de quienes “somos habitantes reales”: pretenden hacernos creer que es como si un infiltrado hubiese llegado a la diestra de la presidente, para morderle la mano a la primera de cambio. Ahora bien, en el acto criterioso de pensar, preguntémonos: ¿se olvidó la Sra. Cristina Fernández que su cargo de máxima institucionalidad -la Presidencia-, fue en parte también, gracias a los votos que el radicalismo K -una instancia intermedia, producto de un acuerdo netamente electoralista (obviamente) y no programático-, se cayó el spot publicitario ante la primera tormenta que les tocó atravesar”.

Se vencen los tiempos de la cordura y necesitamos paz.

¿Permitiremos esta nueva puesta en escena en la que los gobernantes se rasgan sus vestiduras por las mencionadas “traición de Cobos o Redrado”? Decisión que sólo puede justificarse por dos causas: una ingenuidad política abrumadora, cosa que a esta altura “es estúpido suponer del matrimonio Kirchner” o una hipocresía abismal, que “ante 40 millones de infradotados pretenden hacernos creer que no obtuvo en su momento el rédito político de la alianza que, junto con su cargo presidencial, llevó a Cobos a la vicepresidencia”.

Sea como sea, así como hoy pretendemos que los poderes e instituciones de la democracia funcionen y se respeten, también exijamos respeto de quienes, por decisión del voto democrático, detentan la investidura que actualmente usufructúan.

Hoy es el día: no habrá paz sin respeto.

“Debemos pronunciarnos en defensa de las instituciones, en defensa de la Democracia y en defensa de un país Federal. Pidamos, exijamos o como dice nuestra carta magna: “Peticionemos a las autoridades” que se retome el rumbo de las reglas del juego claras. Un país sin memoria, sin instituciones y sin normas claras tiene un solo rumbo y destino: el desconcierto y el dolor una Patria que se queda sin argumento frente a sus hijos”.

SOCIEDAD RURAL DE JESÚS MARÍA

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30695858 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 75 personas (75 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 24/sep/2020 - 17:31
Sistema FuncWay (c) 2003-2007