Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEstá faltando un ministerio
17/feb/2018

Necesitamos un sistema de alarmas que funcione “de verdad”., no uno que parezca que lo hace

Por: Ing. Agr. Daniel Carlos Besso

A fines del año pasado, escribí para este y otros medios un pequeño relato explicativo, sobre cómo se genera en forma permanente, más y más burocracia que viene “infestando” al estado desde hace 70 años.

El pequeño artículo se llamó: “De quintitas, cotos de caza y kiosquitos.”

Recurrí al modo burlón que mejor me salió. Creo personalmente que no merece otro modo de describir semejante conducta esquizofrénica  de toda una nación.

Digo que es esquizofrenia o conducta dicotómica, votar a un candidato y a un partido en dos oportunidades, cuando su plataforma aboga por la baja del gasto público y no aceptamos la reducción de la planta de empleados públicos.

Nos gusta atiborrarnos de caramelos, pero cuando aparecen las caries dentales, no queremos someternos al odontólogo.

Pero lo más grave, consiste en que son funcionarios de este mismo gobierno los que “engordan” los ministerios, secretarías, subsecretarías, organismos descentralizados, nacionales, provinciales y municipales.

Observé en mi escapada al sur, varias cosas que me agradaron, otras no tanto y que los grandes medios no publican.

Vi mucho movimiento en la producción de piedra partida o balastro ferroviario. Eso significa renovación de vías.

Vi unos cuantos parques de generación eólica con artefactos gigantes, en cantidades importantes, instalándose, en Patagonia y también en Prov. de Buenos Aires.

Vi nuevas plantas de generación termoeléctrica, que se instalaron en el último año, o año y medio. Evidentemente, es el recurso más rápido para proveer potencia al Sistema Interconectado Nacional.

También he visto que se han ampliado las zonas de extracción petrolífera y aumentado el número de “gallinas o cigüeñas” como se denomina popularmente a las bombas extractoras. Esto se me hace que no es posible que aún no hayamos alcanzado el autoabastecimiento. Los organismos de control de las actividades del estado deben investigar. Los funcionarios, suelen ser abogados o contadores y tienen el culo pegado a los sillones de sus escritorios. Además que por sus profesiones “los pasan como alambre caído”.

Pero lo más auspicioso, fue ver que se han levantado las “aduanas interiores” disfrazadas de controles zoo fitosanitario excepto la ubicada algo al sur de Ing. Cerri a unos kilómetros de Bahía Blanca.

Mucha gente en SENASA, está en estado de alerta por esta causa.

Sucede que mi prédica en este sentido viene de hace décadas. Como saben, no soy una autoridad en la materia, pero me inicié en la profesión y también en la docencia e investigación, en entomología agrícola y sanidad vegetal. Eso fue hace muchos años, pero los principios no se han alterado. También y desde entonces trabajé en producción animal, tanto en aves, cerdos como vacunos.

¿Por qué insisto en que  esas aduanas interiores, que se solazan abriendo el baúl de los turistas y haciéndoles desechar los alimentos frescos que transportan, no es más que UNA FANTOCHADA?

1º) Si fuera verdadero el riesgo de transmisión de enfermedades habría que abrir los bagallos controlar a los pasajeros que descienden de los cruceros marítimos en Madryn, por ejemplo.

Tan solo imaginarnos semejante sonsera alcanza para interpretar el tamaño de la payasada.

 Aun suponiendo que el riesgo fuese verdadero, estarían tratando de atrapar flatulencias con una red para cazar mariposas.

Vamos al caso emblemático de la Aftosa: Dicha enfermedad se transmite por el contacto de animales sanos con animales enfermos. Con el uso de material biológico infectado (vacunas de otros males, material de inoculación). Que todos sepamos las vacas no comen carne, ni salamines, ni queso.

¿Cuáles animales pueden contagiarse comiendo dichas vituallas?, indudablemente CERDOS.,…. Solo cerdos comiendo en basurales podrían contagiarse, nadie alimenta cerdos con carne, queso o salame a menos que lo tuviese de mascota.

¿Acaso no son las autoridades de sanidad animal las que deberían evitar que existan cerdos comiendo en basurales, con el consiguiente riesgo sanitario que excede mucho más a la cuestión de la aftosa?

2º) Los controles se ejecutan en un solo sentido. ¿Acaso la Patagonia es tan prístina que no posee enfermedades vegetales, y animales o plagas que deberíamos evitar su ingreso a las provincias del norte? Sin ir más lejos hay tal vez millones de guanacos a los que es imposible controlar sanitariamente y ni pensar en vacunar, conviviendo en los mismos lotes, con ganado ovino. Luego esos ovinos vienen al norte, precedidos por su fama impoluta de “cordero patagónico”.

Tuvimos con mi esposa, hace un par de años, la suerte de poder viajar por Europa, con un método similar al que usamos acá. Un primo nos prestó su Kangoo viajera, y recorrimos buena parte de Alemania, un poco de Austria y el norte de Italia, hasta Roma. Atravesamos varias fronteras. En ninguna se nos pidió declarar nada sobre productos frescos y menos aún, abrir las puertas para revisar nada. La comunidad opera como un solo distrito en ese sentido. Eso no significa que dejan todo librado al azar.

Cuando ocurre una alerta zoo fitosanitaria, se disparan inmediatamente los mecanismos para controlar a nivel producción. Tienen un sistema muy “aceitado” para todo este asunto. No son “aduanas secas”. LA COSA VA EN SERIO. 

Ahora que desarmemos el sistema de “RIDÍCULA FANTOCHADA”, no quiere decir que no tengamos un sistema de alertas tempranas para la propagación  de enfermedades y plagas. Tampoco puede terminar ocurriendo lo que sucedió con el desarrollo de mangas de langostas, porque los agentes encargados de monitorear a la plaga en su zona de reducción, no saben, no quieren o no pueden hacer su trabajo (y la ineptitud abarca varios años, el desarrollo de mangas ocurre por un aumento poblacional más condiciones predisponentes, cosa que no ocurre en un par de añitos).

La planta de personal, entre permanentes y contratados en el Ministerio de Agroindustria, además está sobrecargada. Cuarenta años atrás y más aún, las langostas estaban controladas y los empleados en el Ministerio de Agricultura y Ganadería  eran menos de la décima parte, incluyendo la Junta Nacional de Carnes y la Junta Nacional de Granos. Esto se explica solo de una manera: ineptitud, negligencia.

Mientras eso ocurre, se dilapidan esfuerzos en las aduanas interiores.

¿Cómo se pretende salir a los mercados internacionales con nuestros productos, si mandamos la señal “que nosotros mismos desconfiamos de su inocuidad”?

Necesitamos un sistema de alarmas que funcione “de verdad”., no uno que parezca que lo hace.

Como muchos venimos diciendo: CARGAMOS UNA MOCHILA DE PIEDRAS, QUE NOS DIFICULTA DESPLAZARNOS ADEMÁS QUE ES CARÍSIMA.

Como vemos el país está entrampado en evitar pasar de “la sartén al fuego”.

Pero algo habrá que hacer. Los cánceres no se extirpan “de a cachitos” un poco por semana. Y ciertamente que hay cosas que son inevitables y dolorosas.

Tomemos el caso de la nueva y ridícula ocurrencia de estampar números en las piezas de cada automóvil para impedir el robo y desguace de automotores.

Todos los autos, camiones, camionetas y hasta máquinas rurales tienen números grabados y estampados con cúneos en chasis y motores.

¿Qué han hecho para dar uso de esos números para seguir la pista de los motores y chasis de los vehículos robados?¿Acaso han diseñado una base de datos nacional de doble o triple entrada con los datos de todos los vehículos robados o siniestrados?

Los que viajamos, vemos por todos lados, lotes de autos detenidos por las policías, ya sea por siniestros o por identificación sospechosa. ¿A dónde va a parar la información de las reparticiones policiales y los juzgados?

Estamos frente a otra GIGANTEZCA PAYASADA. Si no son capaces de elaborar algo tan sencillo, que se hubiese podido hacer con un “Lotus 123”, o un Quatro Pro corriendo por un D.O.S. ,…… ( los que manejan computadoras desde hace mucho saben de lo que hablo), y no se hizo, …..¿para qué quieren agregar otra columna a un programa semejante, si aún no han hecho nada con los datos que ya existen?

La F-100 con un Deutz, que me robaron hace unos años, jamás apareció y tenía, su nº de motor y de chasis estampado con cúneos. Y todos los vidrios también. ¿Y?

Solo tiene explicación posible a través de dos conocidas palabras: “OTRO CURRO”.

Por supuesto que todo esto que les cuento, son estrictamente mis opiniones, pero a mis 70 años, tengo varias vueltas del odómetro y en terrenos muy diversos, por lo que no creo equivocarme.

Para concluir, pese a la gran burocracia, pienso que AÚN necesitamos otro ministerio.

Sería el Ministerio de DES ENCARAJINAMIENTO Y LIMPIEZA.

Su objeto sería desarmar este GIGANTEZCO DECORADO QUE PRETENDE SER EL ESTADO.

Tal vez, debiera ser como hizo Roma cuando destruyó Cartago,…..pasar el arado y arrojar sal para que no vuelva a nacer semejante sistema parasitario.


>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 31109830 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 52 personas (52 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - viernes, 30/oct/2020 - 01:21
Sistema FuncWay (c) 2003-2007