Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Semillas
 
Usted está aquí » Semillas » Normativas y Regalías »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoDOCUMENTO CADIA SOBRE SEMILLAS – NOVIEMBRE DE 2016
24/nov/2016

Presentado en la Comisión de Agricultura de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

Gracias señor PRESIDENTE por la invitación a participar. Felicitaciones por la iniciativa de reunir en esta Comisión de Agricultura a los sectores que participan en esta actividad. Estamos viviendo un momento de nuevas realidades donde escuchar las opiniones diversas de los distintos sectores es importante para encontrar consensos y soluciones. El tema preocupa y nos preocupa, desde hace años viene dividiendo a la sociedad.

El CENTRO ARGENTINO DE INGENIEROS AGRÓNOMOS (CADIA) de la que soy su presidente, es la decana institución gremial más antigua del país, fundada en 1906, que reúne a los profesionales de las ciencias agrarias. En sus 110 años de existencia participó en los principales debates y dejó escuchar su palabra para defensa y desarrollo de la agricultura argentina. Su primer socio honorario, en 1907, el Dr. Florentino Ameghino distinguido por sus trabajos geologoagrológicos y su visión sobre las "Secas y las Inundaciones", nos señaló una materia relevante con gran deuda al sector productivo que merece también un amplio debate en la sociedad.

Sobre el tema que nos ocupa y preocupa "MEJORA GENÉTICA, LOS DERECHOS Y EL COMERCIO DE LAS SEMILLAS", en junio de 2015 elaboramos un informe que puede ser consultado en nuestra página web http://www.cadia.org.ar

Entre las ideas para el análisis y búsqueda de soluciones, decíamos:

Una línea de trabajo para atacar el problema y resolver la situación debe involucrar a todos los componentes de la cadena: los obtentores de variedades, los productores (multiplicadores) y el Estado a través de sus organismos competentes. El inconveniente mayor, de nivel cultural, es hacer cumplir la legislación vigente y sancionar o adecuar las normas a los avances que se han producido en la actividad. Aceptar que hay un problema comercial y de intereses económicos es el primer paso. En la Argentina, para la soja, se reconoce la propiedad intelectual en no más de 30% de la que se utiliza anualmente. En los países limítrofes los porcentajes son mucho más altos. En el país se estima que sólo el 15% utiliza semilla fiscalizada, el resto no pasa por ningún control. El "uso propio" y la "bolsa blanca" deberían ser regulados y fiscalizados. Este esquema de comercialización conlleva un negocio que ronda entre los 300 y 400 millones de dólares anuales.

En nuestro informe, sintetizábamos: "La principal dificultad es diferenciar la semilla para siembra o el grano para la venta o su uso como semilla... Todo acuerdo entre particulares –sin coacción– debe ser respetado... El reconocimiento de la propiedad intelectual (el mejoramiento consecuente de la producción) debe hacerse en general, a través del precio de la semilla... Cobrarlo compulsivamente mediante la identificación del origen de la producción es impropio porque en ese resultado entran otras variables y existen otros derechos y agentes involucrados... Todo aquel que eluda la ley es responsable de sus actos y la penalización debe ser aplicada en consecuencia... Los semilleros pueden intentar nuevas asociaciones con los productores... Para los semilleros acelerar el lanzamiento de nuevos eventos puede ser una manera de incentivar el uso de semillas más modernas... Para algunas semillas principalmente forrajeras, "el tratamiento profesional" de protección a enfermedades y hongos, puede ser otra alternativa para diferenciar a los tratamientos "a campo" y permitir expresar el potencial de rendimiento y cuidar el medio ambiente... La semilla que se comercialice "Identificada y Fiscalizada" debería cumplir con los requisitos que establece la ley... Cumplir con el "Registro Nacional de Comercio y Fiscalización de Semillas" en el que se deben inscribir "toda persona que importe, exporte, produzca semillas Fiscalizada, procese, analice, identifique o venda semillas... Adecuar la legislación vigente a la nueva característica del sector. Introducir el concepto de biotecnología y establecer reglas para el uso propio... Dotar a los organismos del Estado con los recursos y medios para cumplir una eficaz tarea de fiscalización... Eventual-mente considerar la creación de un fondo para el apoyo al desarrollo biotecnológico y genético con recursos fiscales provenientes de los derechos de exportación granaría mientras estos existan... y finalmente decíamos: La nueva ley de semillas debería contemplar todos los eventos genéticos y variedades de cultivares y tener una amplia cobertura, es decir, debería beneficiar a todos los obtentores en forma proporcional a su participación en el mercado o simientes. También un amplio consenso para su aplicación efectiva.

Señor PRESIDENTE la multitudinaria presencia de representantes, los variados proyectos de ley presentados, y las opiniones escuchadas con diferentes posturas nos muestran que aún no hay consenso, que los intereses sectoriales están por encima de las necesidades del momento y lo que el país necesita para dar previsibilidad a la política agropecuaria en su conjunto. Errores del pasado sumaron mayor incertidumbre: derechos de exportación, registros de toda índole, política monetaria restrictiva, falta de obras de infraestructura, acciones de amigo-enemigo – entre otras– llevaron a la producción y al país a situaciones graves con el avance del mono-cultivo soja, el abandono de algunas prácticas culturales, las rotaciones de cultivos, la agri-cultura-ganadería, la deforestación, la protección del medio ambiente... NOS FALTÓ (NOS FALTA) UNA HOJA DE RUTA.

Como consecuencia de muchas décadas de navegar sin rumbo, la sociedad argentina se convirtió y es muy afecta a las medidas de corto plazo, lo lleva en su propio ADN, vivimos el hoy como si no existiera el mañana.

Se escucharon en este recinto consideraciones político-técnicas en el proyecto del gobierno; desarrollo tecnológico, marco legal de uso y compensaciones y ventajas del uso de semillas mejoradas; sobre el mejoramiento vegetal que pasó a ser más ciencia que arte que tiene como objetivo fundamental el poder satisfacer necesidades humanas sustentables; que exis-ten diferencias bien marcadas entre plantas autogamas (trigo, soja) y alogamas (girasol, maíz); que el marco regulatorio retribuya el esfuerzo intelectual, que en el futuro se debe producir más con igual o menor superficie, producir lo que el consumidor quiere, que la biotecnología es la aplicación del desarrollo tecnológico, que las semillas en sus genes llevan la posibilidad de mejoramiento; el INTA es el principal obtentor de variedades en la Argentina, obtenidas para sí o en asociación con el sector privado; el marco legal que se sancione debe ser superador al actual, reconocer la innovación tecnológica, evitar los oligopolios, controles para el uso propio, el precio de la semilla salda con el vendedor todos los pagos, considerar montos por semilla reservada; la actual legislación cumple con muchas exigencias lo que se debe hacer es aplicarla y cumplirla efectivamente, el Estado no ha cumplido con lo que la ley le manda; el consenso para hacer la ley debe involucrar a todos los interesados; el mejoramiento genético es uno de los pilares de la productividad, se debería contar con una información geopolítica de aprove-chamiento de las diferentes semillas, la información genética hace una buena semilla; el pago se podría ponderar por la participación en el valor de la bolsa o las hectáreas sembradas, con-templar a los pequeños productores, también a la agricultura familiar; la ley es particular-mente importante para cultivos como la soja, maní y algodón, se debería pagar todo avance tecnológico, no se discute una ley de "alogamas" sino de semillas en general; el estudio y avance tecnológico requiere de esfuerzos e inversiones que deberían ser financiadas por los beneficiarios... y más

Que el centro de la discusión se desplaza al terreno pantanoso de la propiedad intelectual, es de por sí muy difícil de definir en lo referido a invenciones. CUANTO MÁS LO HA DE SER PARA RECLAMAR PROPIEDAD INTELECTUAL SOBRE PROCEDIMIENTOS.

Se presentan tres grandes grupos de especies vegetales sobre las que se da la discusión:

1. Heterógamas (fecundación abierta) en estas no hay discusión posible pues son hibridaciones que no se pueden reproducir exitosamente. (maíz, girasol)

1. Autogamas (fecundación cerrada, se auto fecundan) en donde hay una mayor homogeneidad genética y si es posible reproducirlas sin grandes variaciones pero tampoco indefinidamente. (trigo y soja)

1. Reproducciones agámicas. Propagación por estaca. Papa, batata, caña de azúcar, cítricos, frutales de carozo y pepita, vid, olivo, álamo, sauce, mimbres, nogales, etc.; muchos de estos por injertación de yemas, brotes o parte de tejidos vivos.

Estos dos últimos grupos, son aquellos en los que sus obtentores están en derecho comercial de reclamar autoría.

Que el grupo de las Autogamas (especialmente soja) hayan ocupado un porcentaje mayor en nuestras exportaciones, no quiere decir en absoluto que han dependido, estas exportaciones mayores, de la condición de la transgenicidad sino, tal vez, todo por el contrario; muchos países han rechazado proveerse en nuestro país por esa misma causa (sea esto razonable o no, debemos señalarlo).

Esa supremacía, se dio en virtud de una demanda circunstancial del mercado mundial. De haber sido más demandado el maíz (heterógama), aquel diagrama de torta que vimos hubiese sido inverso.

Tampoco es cierto que la adaptación a condiciones de temperatura más bajas haya sido producto del mejoramiento de los últimos tiempos, sino a trabajos de selección que vienen ocurriendo desde hace 40 años.

Señor PRESIDENTE: una semilla tiene su origen en otra semilla, y está a su vez proviene de otra semilla... y así por "n" generaciones. "Un desarrollo novedoso o una innovación, habitualmente es la fase final de la utilización de conocimientos que se generaron y acumularon a lo largo de la humanidad y que luego, en algún momento, se tradujeron en un bien de uso, o de un servicio". La introducción de un nuevo gen (transgénesis) "lo que dice que hace ese gen" se paga como innovación y por el resto de los genes de la planta qué se tomaron prestados ¿quién paga?

A pesar de los numerosos argumentos que se mencionaron, parece ser que la discusión principal se trata en discurrir: mejorar la LEY VIGENTE ACTUAL y hacerla cumplir o tratar de sancionar una NUEVA LEY SUPERADORA que contemple particularmente los desarrollos transgénicos. Sin embargo, esto ya puede ser historia o mejor dicho pasado.

Existe una nueva polémica sobre los derechos de explotación de la patente sobre CRISPR-Cas9, la revolucionaria técnica que sirve para editar el genoma de forma más precisa y eficaz. El CRISPR-Cas9 está envuelta en una auténtica guerra de patentes entre dos de las instituciones académicas más importantes del mundo: el Instituto Broad del MIT, y la Universidad de California y la Universidad de Viena. Del informe de AGRICULTURERS (Red de Especialistas en Agricultura), del pasado 8 de noviembre se puede leer: "La importancia del CRISPR-Cas9 no es sólo económica. La técnica de la edición genómica permite "cortar y pegar" el ADN de forma más precisa y segura. Esta característica posibilitará la creación de variedades agrícolas mejo-radas, aunque no está claro que puedan ser consideradas como "organismos modificados genéticamente" o, simplemente, "transgénicos 2.0". La razón es que CRISPR-Cas9 no introduce material genético foráneo, sino que funciona como un editor molecular, al igual que funciona Microsoft Word en la edición de documentos. Este es el motivo por el que Estados Unidos y Suecia han sido pioneros al rechazar que el uso de esta técnica sirva para crear los polémicos y conocidos organismos transgénicos. La Unión Europea no se ha pronunciado al respecto todavía."

"La licencia sobre los derechos de CRISPR-Cas9 con fines agrícolas, cuenta con importantes límites. En primer lugar, la tecnología no podrá aplicarse para introducir o suprimir un rasgo en una especie que pueda afectar a todo un ecosistema con consecuencias imprevisibles. La segunda restricción prohíbe la creación de semillas estériles (conocidas como Terminator), que evitarán que los agricultores tengan que comprar una vez y otra vez las semillas... El uso de esta tecnología, que puede revolucionar la ciencia como ya lo hizo la técnica del ADN recombinante en los setenta, ha de ser analizada aplicando el conocido principio de precaución. CRISPR-Cas9 tiene un enorme potencial por delante, siempre que no sea em-pleado en iniciativas que puedan poner en riesgo la dignidad humana o el medio ambiente. El debate ético, jurídico y social abierto con la llegada de esta tecnología, promete ser igual o más intenso que el suscitado con la ingeniería genética."

Como podemos dilucidar de esta información los avances que se producen en el mundo se producen en forma acelerada y cambiarán las aplicaciones, el uso y disponibilidad de tecno-logías, en formas y modos que todavía no se pueden imaginar y que son parte del futuro que está muy próximo. Una ley se hace para que se mantenga por un tiempo no puede ser solo para la coyuntura.

SINTETIZANDO NUESTRA CONTRIBUCIÓN

En opinión del CENTRO ARGENTINO DE INGENIEROS AGRÓNOMOS:

Debe reconocerse el aporte de la mejora genética al progreso de los rendimientos. Y en prospectiva: que de los productos de la tierra saldrán los alimentos, el combustible, los fitofármacos, los bioplásticos, etc. Por eso, la genética (NO GM – no genéticamente modifi-cados; OGM organismos genéticamente modificados; o de recombinación genética) tendrá una importancia fundamental en el futuro. Desarrollar una genética propia es un elemento estratégico relevante para el desarrollo agroindustrial del país.

- La LEY DE SEMILLAS (vigente desde 1973), no se cumple en su totalidad, tampoco contempla las nuevas situaciones.

- La Argentina es el tercer productor mundial de soja (20%) y exportador (16%) de grano de soja y el principal exportador internacional de aceite y harina derivados de la misma ¿interesa? Todos los actores deberían tener esto en cuenta.

- Las semillas no son la única forma de propagación y multiplicación de vegetales.

Existen técnicas de micro propagación (cualquier parte de la planta puede originar otra planta), esto es de importancia en cultivos intensivos: hortícolas, frutícolas y otros. Injertos en frutales. Multiplicación clonal. Tratamientos para superar la dormición y germinación de las semillas. La utilización de frutos silvestres con potencial nutricional, tintóreo, económico y social se encuentran escasamente valorados.

- La transgénesis es un método de mejoramiento más que se manifiesta en la semilla. No es el único.

- Si en el futuro se llegara a demostrar un efecto negativo de los transgénicos en la salud humana, animal o en el medio ambiente ¿quién se hará cargo de los resarcimientos?

- El precio que paga el productor por la semilla debe ser el único pago por la supuesta tecnología que se compra.

- El ESTADO debe dar apoyo (mediante difusión de ventajas, o incentivos) al uso de semilla de calidad Fiscalizada y Certificada.

- El productor cuando efectúa una venta de granos debería acompañar recibo de la semilla comprada (o declaración de uso propio), con esto contribuiríamos a combatir el uso de la BOLSA BLANCA. La semilla de bolsa blanca, es un gran "riesgo" para los productores. Riesgo de sembrar una variedad por otra, riesgo de introducir enfer-medades y plagas en los campos, perdidas de rendimientos, etc.

- Para la fiscalización de los registros de uso de semilla y venta de granos se debería dar participación a las comunas. Con eso se certificaría la legalidad de la semilla utilizada por vecinos acreditados.

- El productor no puede vender semillas si no está previamente inscripto como multipli-cador. Toda infracción debe ser plenamente sancionada.

- La investigación tecnológica en el desarrollo de nuevos eventos por parte de empresas particulares debe hacerse por su PROPIO RIESGO EMPRESARIAL. Solicitar que la debe pagar a priori el productor debe descartarse.

- La asociación de particulares con organismos del Estado debe tener una clara informa-ción de objetivos de ambas partes y publicidad de beneficios que se obtienen en cuanto una parte es realizada con fondos que provienen de la ciudadanía.

- Insistir en el mismo organismo de control que no pudo desde su creación hacer cum-plir la normativa, nos parece un error. El federalismo debe ser una herramienta funda-mental a considerar.

- El pago sobre la producción está contra la Ley (Convención 1978 de la UPOV, a la que la Argentina esta adherida). Salvo que se pacte entre las partes. Las semillas son un insumo más en la producción. Si bien las variedades transgénicas han contribuido a un aumento de la producción, de ningún modo son el factor más importante en los avances obtenidos. El suelo, los biofertilizantes, la coinoculación, la fertilización quími-ca, las prácticas agrícolas (maquinarias, agricultura de precisión, siembra directa, etc.), la sanidad vegetal y la organización de la empresa que incluye etapas de organización y comercialización son otros. Todos tienen valor y son importantes en la producción de granos.

- Una línea de trabajo para atacar el problema y resolver la situación debe involucrar a todos los componentes de la cadena: los obtentores de variedades, los productores y multiplicadores, los sectores de la investigación, como creadores potenciales de los nuevos eventos y el Estado a través de sus organismos competentes.

- Dado que en la Argentina el 60% de la tierra es cultivada por arrendatarios y/o "pooles" de siembra la actual ley podría establecer que los propietarios quedan excluidos del pago de la regalía y no establecer ninguna excepción más.

- HAY QUE PRODUCIR UN CAMBIO CULTURAL. Productores y semilleros deben llegar a algún principio de entendimiento. Un tipo de arreglo entre la oferta y la demanda. El productor porque entender que pagar regalías "razonables" es una muy buena inver-sión para que las empresas creen nuevas y superiores variedades con mayores rendi-mientos. Es decir, que debería entenderse como una "inversión rentable". Las empresas deberían establecer regalías razonables para que todos las paguen en el marco de las leyes vigentes.

- LO QUE EL MERCADO NO CONVALIDA NO PUEDE IMPONERSE POR LEY.

¿Derogar la ley actual? ¿Adaptar la normativa vigente? ¿Hacer una nueva ley?

Gracias señor PRESIDENTE. Gracias señores DIPUTADOS.

CADIA, 22 nov. 2016. SMW

Auspiciantes

Su SEGURO servidor

Asesoramiento Integral 

35 Colecciones de Imágenes















Se han visto 30659309 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 71 personas (71 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 20/sep/2020 - 23:33
Sistema FuncWay (c) 2003-2007