Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoLA LARGA Y CORRUPTA MANO DEL BANCO CENTRAL
27/sep/2014

La memoria que caracteriza al gobierno se transforma en tolerancia en los casos de multimillonarios fraudes cometidos y en proceso por el Banco Central.

Ninguna medida se toma, ninguna sanción se implementa, ningún medio de comunicación denuncia y la justicia espera…

Por LUIS A. ODDONE

oddone.luis@gmail.com

Miami, Septiembre 23 de 2014.- Revisando publicaciones de hace algunos años encontré una valiente nota del titular de Urgente 24, Edgard Mainhard, la cual pone en evidencia a diez años de distancia, que la corrupción enquistada dentro de las paredes del Banco Central se mantiene incólume capitaneada por su histórico líder el Dr. Marcos Moisseff respaldado por el Directorio del Agente Financiero del Estado nacional y la Asociación de Bancos de la República Argentina.

Amerita en estos días de serios conflictos judiciales y financieros internacionales que afectan a la integridad de la República hacer conocer a la Opinión Pública la Asociación intrínseca entre determinados personajes del Cuerpo Directivo de la Entidad Rectorade las Finanzas Argentinas y prominentes personajes civiles de la Dictadura como el Lic. Alejandro Reynal y el Dr. Walter Klein. El primero manejando aún las líneas internas de los funcionarios del BCRA, (Logró la Autorización de la Transferencia de su paquete accionario de MBA Banco de Inversiones en el mismo momento en que era investigado por la UIF a consecuencia del lavado de cientos de millones de dólares de personeros de la Dictadura y dirigentes argentinos), y el segundo transitando impunemente por las calles de Buenos Aires luego de perpetrar negociados multimillonarios con empresas extranjeras y el Gobierno Nacional asociado con ex funcionarios de administraciones anteriores que le dieron la protección luego del sonado escándalo de la venta de la Cía. ItaloArgentina de Electricidad bajo la gestión del Dr. Martínez de Hoz, hecho denunciado durante la Presidencia del Dr. Raúl Alfonsín.

Recordemos aquella memorable Nota:

¿Por qué Miguel Pesce promueve a Marcos Moiseeff?

La relación entre el camaleónico Miguel Pesce y el abogado cuestionado del BCRA, Marcos Moiseeff, ya ha sido publicada hace 5 años por Urgente24, reproduciendo investigaciones de la revista Edición i. No sorprende que, durante su fugaz interinato, Pesce intentara promover a Moiseeff. Pero, vale la pena destacarlo, Pesce y Moiseeff eran por entonces, protegidos de Alberto Ángel Fernández, y su mayor habilidad fue haber sobrevivido al despido del nefasto protector del Grupo Clarín, y haber mantenido sus privilegios -y hasta multiplicarlos- con posterioridad. De todos modos, refresquemos la Memoria:

15/01/2010

Miguel Pesce, el gran protector de Marcos Moiseeff.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El 24 de agosto de 2004, la ex revista Edición i publicó una denuncia sobre un alto funcionario del Banco Central, Marcos Moisseff, cuyo patrimonio por entonces era investigado por la jueza María Romilda Servini de Cubría. Todo indica que Moiseeff pudo superar la pesquisa de la Jueza Cubría…

También se recordó que, gran parte de la información probatoria sobre ‘Automotores Orletti’, había sido aportada a la causa que en ese momento instruía en el Juzgado Federal Nº7, por Enrique Carranza, quien fue el propietario de la casa de cambio y viajes Viacor S.A., de la que se aprovechó la Gerencia de Legales del Banco Central de la República Argentina cuando Carranza fue secuestrado y puesto a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, (Carlos Juvenal llegó a relatar, con lujo de detalles esa historia en su libro ‘Buenos Muchachos’).

Carranza siempre sostuvo que la Gerencia de Legales del BCRA malvendió activos valiosos de Carranza y de Viacor, y por eso llevó un reclamo hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Y otro al Juzgado Federal Nº6.

Carranza atribuyó parte de la responsabilidad al abogado del BCRA, de apellido Moiseeff, y mencionó un expediente titulado ‘Abuso de medidas cautelares del BCRA c/ Carranza’.

Carranza denunció a Liporace y a los gerentes y subgerentes de Legales del BCRA, y amplió luego su denuncia, que es lo que tiene la Sala Nº2 de la Cámara Federal de Apelaciones.

Dado que Moiseeff también era objeto de una ofensiva de parte del ex banquero Raúl Moneta -quien lo acusaba de perjudicarlo en la gestión de los activos de Banco República y Banco Mendoza-, los cuestionamientos de Edición i a Moiseeff fueron acusados por Alberto Fernández y Grupo Clarín, a través del diario Página/12, como parte de una campaña de Moneta.

¿Qué hacer entonces? Si se decía que Moiseeff era un funcionario de conductas cuestionadas y acusadas de falta de ética, por lo menos, resulta que todo aparecía teñido de Moneta, cuyas conductas nunca fueron mejores que las de Moiseeff, vale la pena señalar.

Pero lo que se pretendía desde la ex Edición i, y Urgente24 dio cuenta de ello, era señalar que la Gerencia de Legales del Banco Central estaba bajo gravísimas sospechas de supuestas irregularidades, y Moiseeff era un personaje destacado de ese departamento jurídico.

En medio del dilema, el 11/06/2005, Edición i publicó lo siguiente, con la firma de Edgar Mainhard:

Marcos Moiseeff ha sido director de Legales del Banco Central durante bastante tiempo. Una denuncia de EDICIÓN i logró que una persona que se mantenía con un perfil relativamente bajo, trascendiera y términos indecorosos para su condición de funcionario público. Moiseeff alegó inocencia y habló, reiteradamente, con varios periodistas de diversos medios de comunicación para cuestionar la información de EDICIÓN i.

El eje de la defensa de Moiseeff fue que la información brindada por este semanario beneficiaba a un empresario en particular. La información –al igual que la Economía– nunca es neutral, es verdad, aún cuando el periodista y el medio lo intenten.

Por esto es tan importante para EDICIÓN i ofrecer otro caso en el que aparece muy cuestionado el desempeño de Moiseeff.

Durante semanas, EDICIÓN i soportó que Moiseeff dijera esto o aquello, vinculando todo lo que le sucedía con sus presuntas investigaciones acerca de Raúl Moneta.

En tanto, una y otra vez, otras personas llegaban a la Redacción con quejas acerca de la arbitrariedad, cuando no de la corrupción que impera en las oficinas específicas del Banco Central, vinculadas con auditorías, inspecciones, liquidaciones.

Recuerdo haber comentado la mala fama del Área de Legales del Banco Central con Martín Redrado, su presidente, apenas reemplazó a Alfonso Prat Gay durante una entrevista periodística. Redrado me explicó que había tomado decisiones que reorganizaban, parcialmente, el área de Legales ya que él también había escuchado diversos comentarios acerca del funcionamiento de la oficina de competencia de Moiseeff.

En verdad, Moiseeff es uno de los personajes nefastos que ha tenido el Banco Central en esas tareas, no el único.

Una de las denuncias contra él y sus compañeros proviene del llamado ‘Caso Oddone’: Luis Oddone fue, en su momento, uno de los empresarios más importantes de la Argentina, y su derrumbe se vinculó a una decisión estratégica de otros empresarios vinculados al equipo económico que administró ‘de facto’ la Argentina entre 1976 y 1981 (aunque los militares siguieron hasta el 10 de diciembre de 1983).

Por ejemplo, se le obligó –estando en prisión y amenazando con tomar represalias contra su mujer e hijas– a malvender Diners Club, su tarjeta de crédito que era líder en el mercado local. Por supuesto que las autoridades designadas por el Banco Central realizaron una administración fraudulenta de los activos de lo que era el Banco Oddone y de sus empresas vinculadas.

Cuando recuperó su libertad, Oddone comenzó una larga batalla por recuperar los activos que quedaban de su imperio. No debía recuperar su honorabilidad porque nunca la perdió. En el mercado financiero se sabe qué ocurrió, y los truhanes que suelen ser algunos prominentes funcionarios del Banco Central en esas circunstancias.

Oddone es un buen ejemplo de las arbitrariedades cometidas en el área que el abogado Moiseeff afirma que él gestionó con honestidad y transparencia.

Hay algunos periodistas dispuestos a aceptar su versión de los hechos, aún cuando desconocen todo acerca de leyes y reglamentaciones bancarias. Resulta evidente que Moiseeff trabó un conjunto de relaciones profesionales, periodísticas y políticas que son las que intentan promocionar su defensa, lo que no resulta equivocado: las cárceles están repletas de condenados que afirman que no son culpables sino víctimas de alguna confabulación.

Pero abandonando el controvertido tema Moneta e ingresando, por ejemplo, al caso Oddone, se logra percibir con más precisión que no existen en el Banco Central los mecanismos adecuados para resolver en forma transparente los casos millonarios pendientes.

Más allá de lo que ocurra en particular con Moiseeff, la repercusión pública de su caso debería motivar al directorio del Banco Central a realizar una gran contribución para la historia del ‘Sistema’: definir un organigrama, pautas y auditorías cruzadas que permitan eliminar las irregularidades y las discrecionalidades, reducir los costos que esa área le provoca al BCRA y aumentar la velocidad de decisión.

Volviendo al tema Oddone, EDICIÓN i logró armar un compacto de las desventuras del ex empresario, para que cada uno pueda tener una opinión más profunda de qué ocurre en el área de Legales del Banco Central:

Descripción de los hechos delictivos detectados en la Quiebrade Banco Oddone

1. Administración Fraudulenta. 1° Caso. “Banco Oddone S.A. s/Quiebra s/Incidente de Investigación (acciones)”. (Exp. Nº70.709). En este incidente se ha denunciado y acreditado que el Banco Central ha vendido sin autorización judicial y con prohibición expresa de la Corte Suprema, muchas acciones que pertenecían al Banco Oddone (1.000.000 de acciones de Renault Argentina, y 100.000 acciones de la petrolera Astra, luego comprada por Repsol), por un valor estimado de US$ 500.000, ya que la venta se hizo en el peor momento, sin tener en cuenta el revalúo ni los dividendos que tenían esos papeles, debido a la hiperinflación de 1989 y 1990.

En los informes trimestrales (ya que nunca rindió cuentas debidamente) que presentó el BCRA en la quiebra y ahora en la causa penal no ha aclarado el destino de esos fondos, y hace aparecer una suma global como “Renta de Títulos”, para ocultar la operación de venta no autorizada. En la documentación que secuestró el Juzgado el 16/6/04, surge expresamente del expediente administrativo un dictamen negativo de la asesoría jurídica del propio BCRA que fue desoído.

La urgencia de la operación (para la que debía pedirse autorización judicial), no tuvo que ver con necesidades de la masa, sino con la inminencia del cambio de control en la empresa Renault. Este detalle hace que las acciones de Renault vendidas tuvieran una prima oculta de la que alguien se apropió.

Esta situación puede acreditarse con un oficio a la Bolsa de Comercio de Bs. As. para determinar las fecha en que se operó el cambio del paquete de control de Renault, (Grupo Antelo).

Curiosamente, el agente de bolsa que intermedió en la operación (Mariano De la Puente) pidió su baja al Mercado de Valores dos meses después de la venta de Renault (octubre de 1990).

2. Administración Fraudulenta, en concurso con Malversación de Fondos. 2° Caso. “Banco Oddone s/Quiebra s/Incidente Transitorio.” (Exp. Nº79.872). En este caso se acreditó que el BCRA contrata profesionales asesores (abogados y contadores) con fondos de Banco Oddone S.A. y que por contrato, prestan servicios a otras entidades liquidadas que no tienen fondos para solventar su funcionamiento. El propio BCRA reconoció esta situación en el incidente y acompañó los contratos, con lo que, por lo menos la figura del CP. 260 está acreditada de sobra, al aplicarse fondos administrados por una entidad pública para un fin distinto del autorizado por la ley y en fraude a la masa. Actualmente hay cuatro profesionales (dos abogados y dos contadores) contratados en estas condiciones, y otros empleados a cargo del banco cuya función se desconoce, desde hace varios años, lo que implica un gasto de $ 10.000 mensuales para la masa, y un pasivo laboral contingente muy importante.

El “modus operandi” de la Administración Fraudulentatambién es claro:

(a) Primero se contrata innecesariamente a profesionales con cargo al Banco Oddone S.A.,

(b) Se renuevan indefinidamente contratos de locación de servicios para dejar configurada la relación laboral; y (c) Luego se rescinden los contratos, el interesado promueve demanda laboral, (que gana sin problemas), y el BCRA paga la indemnización y honorarios con fondos de la masa vía “incidentes de pronto pago” sin discutir ni las liquidaciones.

El último caso detectado y denunciado en el incidente “Banco Oddone S.A. s/Quiebra s/Incidente de Pedido de Informes Promovido por el Banco Oddone S.A. y Otro.” (Expte. Nº 77.112), es el del ingeniero agrónomo Marcelo Bardón, a quien se contrató sin necesidad, misteriosamente se le dejó de pagar para fabricar un despido indirecto y terminó cobrando US$ 24.000 de indemnización más costas.

3. Administración Fraudulenta, en concurso con Malversación de Fondos. 3° Caso. “Banco Oddone s/Quiebra s/Incidente Transitorio.” (Exp. Nº 79.872). En este mismo incidente también se constató la contratación de publicidad para las “licitaciones” que convoca la Gerencia de Liquidaciones del BCRA. En estas licitaciones se ofrecen en venta inmuebles de otras entidades liquidadas, y, (pese a la oposición por parte de Oddone), en alquiler los inmuebles de Banco Oddone. El enorme gasto de esas publicaciones ($ 42.000, sólo en el año 2000, por ejemplo) se hace recaer sobre la masa de Banco Oddone S.A., nuevamente, porque las demás entidades no tienen fondos disponibles para ese fin, y ha determinado que la Cámara Comercial disponga que solo se hagan tales publicaciones con autorización del Juez de la Quiebra.

Otro dato curioso, es que estas publicaciones del BCRA casi nunca se contratan con Télam, sino con agencias de publicidad particulares que, misteriosamente, siempre cotizan apenas por debajo de la agencia oficial.

Sin embargo, en abril de 2004, y pese a la clara resolución de la Cámara, el BCRA volvió a realizar una publicación para una licitación, (esta vez sólo para Banco Oddone S.A.), gastando más de $ 17.000 sin aguardar la autorización del Juez de la Quiebra. Lapublicación y la propia licitación son inútiles porque se ofrece en locación inmuebles que no tienen atractivo comercial por estar destruidos o usurpados, merced a la conocida desidia dolosa del BCRA. Esta última publicación sin autorización, dio lugar a una sanción de multa de $ 5.500, aplicada por el Juez de la Quiebra en los autos “Banco Oddone s/Quiebra s/Incidente de Pedido de Sanción (licitación)” (Expte. N°87.164).

Nuevamente, la malversación se encuentra acreditada en un expediente judicial.

4. “Banco Oddone S.A. s/Quiebra s/Incidente de Ocupación del Inmueble de la Calle Gaspar Campos 355.” (Exp. Nº75.525). En este incidente se acreditó, con pericia oficial, el abandono y la destrucción de una propiedad valiosísima, por obra de un ‘inquilino’ que jamás pagó alquileres y vació los revestimientos y enseres de la casa. El daño producido al inmueble es importante, pero también revela la falta de interés del BCRA en seleccionar los inquilinos.

Hasta aquí la Nota de Edgard Mainhard. Pero desde entonces han sucedido muchas otras cosas dentro del proceso judicial del Caso Oddone y del Banco Oddone S.A.:

1. La quiebra de Banco Oddone S.A., consecuencia de la liquidación administrativa dispuesta por el Banco Central el 25/4/1980, fue confirmada por la CSJN recién en 2005, (estando suspendida entre 1980 y 2005 por una medida de no innovar de la misma CSJN debido a que consideró que la liquidación no se había efectuado legalmente y respetando el Derecho de Defensa en Juicio por lo cual hasta que no se dirimiera si la liquidación estuvo bien hecha no se debía sustanciar el proceso de quiebra.). Asimismo existieron anteriormente dos Fallos de la CSJN anulando la liquidación por la violación del Derecho de Defensa en Juicio. En el Fallo de 2005 la CSJN confirma la quiebra convalidando las leyes que la Junta Militaraprueba ex post facto para blanquear la intervención del Banco Oddone y de otras dos entidades. El proceso de quiebra propiamente dicho se inicia en 2006, donde se considera admisible -en principio- un crédito insinuado por el BCRA, ($2.320 millones), y sólo otros créditos quirografarios muy pequeños por honorarios y depósitos de los ex directores del Banco Oddone S.A.

2. Desde 1980 a la fecha, el BCRA, en ejercicio de la sindicatura por la antigua ley de Entidades Financieras 21.526, ha realizado una administración ruinosa de los bienes de la masa acreditada en numerosos incidentes de pedido de informes y de investigación promovidos por nuestra parte, donde se le han aplicado sanciones a esa entidad, (multas y apercibimientos), con sentencia firme, incluyendo la designación de un Veedor y el inicio por parte de la Fiscalía de Cámara Comercial, (Dra. Alejandra Gils Carbó), de la causa 6073/03 “BCRA s/delito de Acción Publica”, por las serias irregularidades detectadas, la que se tramita en el Juzgado Crim. y Corr. Federal Nº12, Sec. Nº24.

3. Estas irregularidades determinan claramente la existencia de diversas figuras penales en las que están incursos los funcionarios intervinientes del Banco Central, básicamente la de Administración Fraudulenta. Incluso, la Pericia del Cuerpo de Peritos Contadores dela CSJN solicitada por el Juez Federal Torres determinó que el crédito del BCRA carece de respaldo documental para ser verificado en la quiebra. El último día hábil de 2013, el Juez Torres dispone enla Causa 6073/03 el llamado a indagatoria del primer interventor del Banco Oddone S.A. Juan Carlos Aste, y otros funcionarios por el delito de Balances Falsos, el cual considera claramente configurado, luego de una larga investigación.

4. Tras la discutible declaración de admisibilidad del crédito del BCRA por la Jueza subrogante O’Reilly en 2006, se inicia en el mismo Juzgado 11, Sec. 22, el incidente de revisión, “BANCO ODDONE S.A. s/Quiebra s/Incidente de Revisión por Banco Oddone S.A. del Crédito del BCRA” (Expte. Nº91.142).

5. Luego de cinco años de trámite, por donde pasó también otra Jueza Subrogante, (Dra. Vasallo), el actual Juez titular, (Dr. Saravia), hace lugar a la Revisión y declara inadmisible el crédito del BCRA por falta de sustento documental. En este expediente no solo se verificó la falta total de documentación y la imposibilidad de rastrear el tiempo, origen y destino de los fondos que el BCRA dice haber prestado a Banco Oddone SA; sino que también se acreditó que esa entidad ha acompañado documentación con firmas falsas.

6. Este fallo fue obviamente apelado por el BCRA, en un memorial incomprensible, donde no se hace cargo de ninguna de las pruebas que el juez toma por válidas, e insiste en la validez de una simple certificación de saldo emitida por el propio BCRA. La causa se eleva a la Sala E de la Cámara Comercial, la cual, ante el fallecimiento del Dr. Caviglione Fraga y la excusación del Dr. Bargalló, (que fue Juez del Juzgado 11 e intervino en la Quiebra), debió integrarse con el único camarista que quedaba, (Ángel O. Sala), y la Dra. Uzal, sorteada de otra Sala.

7. Remitido el expediente a la Fiscal de Cámara, (Dra. Alejandra Gils Carbó), luego de seis meses de estudio, produce en marzo de 2012 un dictamen curioso y contradictorio, que por un lado demuele sistemáticamente todos los argumentos del intento de verificación del BCRA, y luego, (sin explicación alguna), dice que deberían declararse admisibles los créditos que el Banco Oddone habría recibido antes de su intervención por el BCRA, (25 de abril de 1980), pese a que esas remesas de fondos no están acreditadas en la causa, tal como lo admite párrafos antes. En este contexto, es difícil que ese Dictamen pueda tomarse como base para dar vuelta el fallo de 1ª Instancia por parte de la Cámara Comercial.

8. La Sala E de la Cámara Comercial (integrada ad hoc por el Dr. Angel Sala y la Dra. Elsa Uzal) donde tramita en apelación el incidente de Revisión, al notificarse de la resolución de Torres disponiendo la indagatoria por Balance Falso (y luego de tener el incidente a estudio por dos años), resolvió el 9/4/2014, que existe relación directa entre ambas causas (la comercial y la penal federal) y dispuso que por aplicación del Art. 1101 del Código Civil no se va a pronunciar sobre el fondo de la cuestión hasta tanto haya una resolución definitiva en la causa penal, lo que es arbitrario ya que implica denegación de justicia para nuestra parte e introduce una figura que ni siquiera el BCRA planteó para dilatar la causa. Contra esa resolución planteamos recurso extraordinario federal por arbitrariedad y denegación de justicia, el cual está en trámite.

9. Asimismo, cabe agregar que, al margen de la denegación de justicia flagrante que implica ese fallo, el Art. 1101 del Código Civil no aplica en la especie ya que el principal imputado y responsable de los Balances Falsos en 1980 (Juan Carlos Aste) ha fallecido hace años, lo cual está acreditado en la causa penal.

Como se puede ver y constatar, el título de esta Nota sobre la Memoria tiene una absoluta vigencia y propiedad en su calificación.

Con fecha 21 de mayo del corriente año envié una denuncia sobre los procedimientos y manejos fraudulentos del BCRA a la directora del FMI con copia al Banco Mundial y al BID en Washington.

La Directora del FMI nunca contestó a pesar de haberle reiterado el envío con fecha 10 de Julio. El Departamento de Fraudes del Banco Mundial nunca respondió a pesar de que el Representante Argentino ante la Institución estaba siendo procesado junto al Vicepresidente de la Nación. Sí acusó recibo el Departamento de Fraudes del BID aunque su Presidente acaba de dar su apoyo financiero a la Sra. Presidente de la Nación en Nueva York.

Para los Organismos Multilaterales de Crédito los fraudes reiterados de un Banco Central no afectan las relaciones crediticias con la Nación Miembro. (¿?)

Es por ello que: NINGUNA MEDIDA SE TOMA, NINGUNA SANCIÓN SE IMPLEMENTA, NINGÚN MEDIO DE COMUNICACIÓN DENUNCIA YLA JUSTICIA ESPERA…

N. de la R.: El destacado en rojo pertenece a Luis A. Oddone

>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 30761108 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 57 personas (57 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - martes, 29/sep/2020 - 14:20
Sistema FuncWay (c) 2003-2007