Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoLOS PUMAS VIENEN POR MAS (terneros y potrillos)
23/abr/2014

Sin duda, la disminución de las majadas se ha debido, en gran medida, a la depredación, de los pumas, que las ha ido diezmando. Hasta las vizcachas han disminuido.

Por: Pedro Álvarez Bustos (*)

Para el Gobierno de La Pampa la crianza ovina fue y es estratégica en el sentido que permite una recuperación económica con menor inversión. Lo estimamos correcto.

Esta actividad estratégica “se anunció” al cierre de la “Semana de las Fibras Naturales”, en la localidad de Alta Italia, La Pampa (abril de 2010), para toda la provincia, incluida la zona del caldenal típicamente de cría de diferentes especies o variedades de ganado.

En febrero de 2007 y aún antes, desde esta columna se decía que de nada vale promocionar la cría ovina, al menos en la zona del caldenal pampeano y aledaña, si no se autorizaba real y seriamente la caza del puma en defensa de las pocas majadas que subsisten y que han venido incorporando reproductores de alto valor genético, tanto puros por cruza, como puros de pedigrí.

Brindar créditos ventajosos -prohibiendo la caza del puma y prorrogándola- no sirve en la zona del caldenal, salvo para alimentarlos.

Caza control

Empero, seguir prohibiendo la caza del puma y permitiendo “la caza de control de aquellas especies o poblaciones silvestres que hayan sido declaradas como problema por la Dirección de Recursos Naturales, previa comprobación de los efectos perjudiciales” (Disposición Nº 368/08, de la Subsecretaria de Asuntos Agrarios), constituye una mera paparruchada.

Va de suyo que la “caza control” no va para los pumas. Claro está que, como lo reconocen algunos funcionarios (of the record), en la práctica “no se puede prohibir” a quien defiende su ganado que mate un puma. Eso si deberá enterrarlo o hacerlo desaparecer, porque está fuera del orden jurídico. Y que no se le ocurra trasladar su “cabeza”, como adorno o para hacerla embalsamar, porque eso es delito y la ley le caerá con todo su peso.

Sin duda, la disminución de las majadas se ha debido, en gran medida, a la depredación, de los pumas, que las ha ido diezmando. Hasta las vizcachas han disminuido.

Otra cosa son los “cotos”

Se debe dejar sin efecto la prohibición de la caza del puma, para el criador ganadero.

Esto nada tiene que ver con lo concerniente a la comercialización de animales (enjaulados) vivos a “cotos”.

No se pueden ni deben mezclar las aguas. Así de claro. Porque si procede combatir el tráfico ilegal de especies fáunicas.

Y el auténtico productor ganadero no transita con pumas vivos.

Lo que indican los números

Gracias a nuestros gobernantes, al menos en La Pampa, se disminuyeron casi en un 57% los ovinos, entre 1998 y 2002, según censos agropecuarios (REPAGRO) de la Dirección de Estadística y Censo.

La mayor merma se registra en el centro-oeste provincial y zona del caldenal.

Aún mas, de los 302.973 del 2006, se pasó a los 273.322 en el 2007, a los 254.145 del 2008, a los 246.686 del 2009, a los 229.505 al 31/03/2010 y a los 247.868 en el 2012.. La fuente del último dato es la información del Sistema de Gestión Sanitaria (SGS) y del Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal (SIGSA) – Coordinación de Campo – Dirección Nacional de Sanidad Animal (SENASA).

Asnos y camélidos

Desde hace décadas existe la “creencia campestre” de que colocando asnos o burros, junto a las majadas, la depredación desaparece (ya fuere porque molestan a los pumas, por una cuestión de aroma, etc). Un anacronismo más, fehacientemente probado.

Otro tanto ocurre con las llamas. Hace años, en la Exposición Mayor Pecuaria de Palermo, se promocionó el uso de llamas, como animal de guardia de ovinos.

Se difundía que tanto en Estados Unidos, como en Uruguay (Llamas de la Barra; Uruguay www.llamas.com.uy) y en Gulla, Argentina (Argentinawww.gullallamas.com.ar), se había comprobado que las llamas son una alternativa eficiente para la protección de las ovejas contra la depredación.

Se decía: “No” requieren entrenamiento, una sola llama puede cuidar 300 ovejas y los experimentos comprueban que la mortandad se reduce en un 100%. Otro rotundo equívoco, comprobado en la zona del caldenal donde existen llamas que pastan con los lanares; desde hace lustros.

Consectario

Inexistentes o muy escasos los ovinos, los pumas vienen por mas. Ello se observa año tras año.

Nadie puede llegar a discutir que no son depredadores de vacunos (terneros) y equinos (potrillos).

Urge dejar sin efecto la prohibición de la caza del puma, por parte de criadores de ganado y personal dependiente o contratado.

Desechada la mala fe, se barrunta desconocimiento y con plena deferencia se puede expresar que:

La ignorancia no necesita de post-grados, ni perfeccionamiento.

(*) Productor agropecuario de tercera generación, abogado y escritor.

>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución















Se han visto 31000528 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 74 personas (74 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - lunes, 19/oct/2020 - 20:37
Sistema FuncWay (c) 2003-2007