Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Cereales
 
Usted está aquí » Cereales » Trigo »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoLA NORMA DEL TRIGO BAJA PROTEÍNA PUEDE SENTAR LAS BASES PARA LEGALIZAR LOS DESCUENTOS QUE SUFRE EL PRODUCTOR AGROPECUARIO
28/ene/2011

En Argentina se han hecho intentos por diferenciar el trigo por calidades, pero siempre pensando en mejorarlos, nunca en empeorarlos como es este el caso.

Desde la reunión de enero entre los exportadores, molineros y el Gobierno, en la que se informó cuanto se iba a autorizar de ROE VERDE que se viene barajando la posibilidad de habilitar un cupo especial para trigo de baja proteína, pero hasta ahora no habíamos tenido novedades al respecto.

Sin embargo la publicación de precios FOB y precios de Mercado para este tipo de trigo en forma separada del trigo pan, la calificación habitual de nuestro mercado, despertó dudas.
Sobre todo, llamó la atención el abultado diferencial entre las dos posiciones: un 20%. El precio que el productor debería recibir por el trigo de baja proteína es de 744 $/tt contra los 935 $/tt que corresponderían al trigo pan.

Recordemos que algunas de las distintas proteínas que contiene al trigo, conforman el Gluten, y que cuanto mayor sea el mismo, mejor se puede aprovechar el mismo para luego producir harinas que permitan a su vez generar un pan de alta calidad.

Dado que algunos países importadores, como es el caso de nuestro principal socio, Brasil disponen de trigo local pero de baja proteína, los mismos exigen un mínimo de proteínas en sus compras. Los países competidores de Argentina de hecho ofrecen distintos tipos de trigo, con características diversas, a precios que se corresponden con esa calidad.

En Argentina se han hecho intentos por diferenciar el trigo por calidades, pero siempre pensando en mejorarlos, nunca en empeorarlos como es este el caso.

Volviendo a la cuestión principal, el problema inicial pasa por determinar que se entiende por trigo pan de baja proteína, ya que las normas de comercialización vigentes no impiden que se entregue trigo con proteína baja, sino una tabla de premios y castigos que se espera lleve al productor a intentar maximizar el contenido proteico del trigo.

Si bien no está muy claro, el máximo de proteína para esta condición sería de 9,5%. Sin embargo, un trigo con ese contenido de proteína entregado en un negocio habitual generaría un descuento de no más de un 5% en el precio, y el valor de mercado que se propone para el mismo es 20% inferior.

Por ello a un productor que tiene un trigo con 9% de proteína le convendría vender su trigo como trigo pan aceptando el descuento antes que venderlo como trigo de baja proteína a un precio menor, tal como reza el siguiente cálculo.

• Vender el trigo con condición cámara (trigo pan), por el que deberían pagarle el precio de mercado (939) menos el descuento por proteína (5%) con lo que recibiría unos 880 $/tt

• Vender el trigo en condición “baja proteína” en la cual deberían pagarle un precio de mercado de 744 $/tt.

Pero el problema es que no hay exportadores comprando en condición cámara, sino que se pone como condición que el trigo tenga al menos 11% de proteína. Por las características peculiares del clima y de los métodos productivos aplicados este año, el contenido de proteína promedio es mucho más bajo que años anteriores (ver gráficos al pié).

Ahora entremos en el terreno de las especulaciones y suposiciones con respecto a lo que podría pasar si esta medida bien intencionada para darle salida a los productores de trigo con baja proteína termina siendo mal utilizada.

Si los exportadores sólo ofrecieran comprar trigo con baja proteína, es posible que los productores ante la necesidad financiera y de espacio, decidan vender de todas formas. Si la condición “trigo baja proteína” no reconociera sobreprecios, esto implicaría que recibirían un precio mucho menor al que deberían acceder bajo la norma general.

En tanto el exportador no debería tener problemas en recibir un producto con calidad mayor al pedido, siendo que esto era condición del negocio.

Supongamos que pasamos en la práctica el trigo baja proteína queda así como el estándar de mercado, y se pagara por el mismo $ 800. En ese caso el precio seguiría estando por debajo del precio de mercado del trigo pan, pero estaría por encima del trigo baja proteína. Es más como pagaron un sobreprecio, hasta podrían reclamar al Estado que les reconocieran esta diferencia como hacen con los molinos cuando compran por encima del precio de abastecimiento interno.

Por otro lado en teoría esto es sólo por 500.000 tt de trigo, pero ¿quien y como controla que en esta condición se comercialicen sólo 500.000 tt y no todo el trigo que queda, y que luego el exportador lo venda a precios mayores?


Fuente: CENTRO DE GESTIÓN AGROP

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires















Se han visto 30705013 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 28 personas (28 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - viernes, 25/sep/2020 - 06:37
Sistema FuncWay (c) 2003-2007