Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Ganadería Bovina
 
Usted está aquí » Ganadería Bovina » Sanidad »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoConociendo al enemigo - La garrapata común del ganado (Rhipicephalus microplus)
20/jun/2022

¿Cuál es su distribución general en América Latina y el Caribe (ALC)?


Autor/es: DMV. MSc. Armando Nari; DMTV. Omar Bellenda; DMTV. Ignacio Estape (Laboratorios Microsules Uruguay S.A).



En ALC predominan ampliamente los sistemas ganaderos (fincas) con producción a “cielo abierto” bajo condiciones climáticas (humedad y temperatura), favorables para el desarrollo de importantes parasitosis causadas por garrapatas. Se puede afirmar que, la garrapata común del ganado (Rhipicephalus microplus), se encuentra presente e integrada en toda ALC, con la excepción de Chile, la zona centro-sur de Argentina y el sur de Uruguay.

En las áreas tropicales de ALC predominan las sangres Bos indicus o sus cruzas, y en las de clima templado predominan las razas Bos taurus, más sensibles a las condiciones ambientales, a las garrapatas y sus enfermedades transmisibles. En algunas circunstancias, el ganado Bos taurus es mantenido en el trópico, de mantera casi “artificial”, con numerosos tratamientos acaricidas.

Dentro de un mismo país, las garrapatas suelen coexistir áreas naturalmente libres, o erradicadas a través de Campañas Sanitarias Oficiales, difíciles de mantener en el tiempo.

Últimamente, se ha visto la presencia de la garrapata común del ganado en algunas áreas previamente libres. Esta situación es favorecida en el tiempo por los efectos del cambio climático, pero fundamentalmente, por los cambios de manejo y tipos de producción en los sistemas ganaderos.

¿Cuáles son las consecuencias de la infestación por garrapatas?

El impacto de las garrapatas sobre la producción ganadera es variable, y dependiente del grado de infestación, raza, estado fisiológico, nutrición y además, de las condiciones climáticas imperantes. Las principales pérdidas directas reportadas son: pérdidas de peso, disminución del crecimiento, cueros picados, costos de control, problemas de resistencia a los garrapaticidas y muertes provocadas por enfermedades trasmitidas (babesiosis y anaplasmosis). Basta tener en cuenta que, una sola garrapata que ha completado su ciclo sobre el bovino (ingurgitada), puede llevar a a una disminución diaria de 8-9 ml en producción de leche y a un gramo de peso vivo.

Hasta hace algunos años, se hablaba exclusivamente de pérdidas directas provocadas por las garrapatas. Hoy es necesario considerar otras “consecuencias económicas” que responden a sus efectos en el mercado interno y externo de los alimentos. El mercado de alimentos de origen animal ha generado en la región beneficios y oportunidades, pero también nuevos desafíos. Es así que hoy estamos accediendo a mercados de carne y leche cada vez más rentables, pero a su vez más especializados y exigentes, en términos de Salud Pública y Animal, incluidos los residuos de medicamentos en los alimentos.

¿Se puede erradicar o solo controlar a nivel país?

Los humanos, tenemos unos 5 millones de años de historia evolutiva. Los ectoparásitos (dentro de ellos, las garrapatas) tienen algo más de 400 millones de años de “aprendizaje” evolutivo. Lo han logrado a través de mecanismos biológicos, en apariencia, muy simples (muerte y reproducción).

Frente a una agresión (climática, química o inmunológica) mueren los más débiles y sobreviven los más fuertes y adaptados, que, a su vez, tienen un alto poder de reproductivo. Basta pensar que una sola garrapata sobreviviente, puede generar entre 2000 y 2500 huevos, y es capaz de comenzar a infestar rápidamente las pasturas de un potrero y/o finca. Es por esta razón, que no pueden ser fácilmente controladas, ni mucho menos erradicadas.

En las diversas áreas geográficas de ALC, la experiencia indica que, es casi imposible erradicarla a nivel país, pero es factible hacerlo a nivel de finca. El único país del mundo que ha logrado la erradicación (con algunos focos esporádicos) es EEUU, y solamente dos países que aún mantienen sus Campañas Oficiales de Control: Argentina y Uruguay. Las campañas de erradicación de garrapatas fueron atractivas cuando el Estado contaba con recursos humanos y materiales, los mercados eran más regionales que internacionales, y se disponía de una constante investigación y desarrollo de garrapaticidas.

¿Cuáles son las principales dificultades para su control?

Es casi una regla que las especies parasitarias más prevalentes y patógenas, sean a las que más teme el ganadero. Su propio impacto, desencadena una mayor cantidad de tratamientos. Desde un punto de vista práctico, este no es un hecho menor, ya que en general para el ganadero solo existen garrapatas y garrapaticidas. Se enumeran aquí, las principales dificultades para el control de la garrapata común del ganado:

Biológicas. A diferencia de otras especies de garrapatas, la garrapata común del ganado permanece unos 23 días sobre el animal y el resto del tiempo, en las pasturas (refugio). Una vez establecida la parasitosis en la finca (animales y pasturas), tendremos solo un 5% de garrapatas sobre el ganado y el resto (95 %) en refugio. En consecuencia, cada tratamiento con un buen acaricida producirá un buen efecto sobre las garrapatas en el ganado (5 %), pero un pobre impacto sobre el total de garrapatas del establecimiento.

Conocimiento. Estudios provenientes de algunas regiones de ALC, muestran que el conocimiento sobre la biología de las garrapatas constituye un elemento clave para fortalecer su control en las comunidades rurales.

Se ha comprobado que, la gran mayoría de los ganaderos reconocen la importancia de las garrapatas y las enfermedades transmitidas. Sin embargo, muy pocos tienen conocimiento sobre la biología del parásito, lo que, a su vez, facilita la aplicación errónea de los acaricidas. Por ejemplo, el uso de mochilas de aspersión (muchas veces en malas condiciones de mantenimiento) es una práctica común en pequeñas fincas. Agregado a esto, se observa que muy pocos ganaderos tienen información técnica sobre los distintos principios activos que contienen los productos comerciales. Es frecuente la utilización de productos formulados para combatir plagas agrícolas.
Tal vez en menor escala, pero siguiendo el mismo camino, va el conocimiento del productor de ganado de leche.

Seguir haciendo “lo de siempre” no resolverá el problema del control parasitario y muy por el contrario, ayudará a aumentar la brecha ya existente con los países en etapas más avanzadas de la lucha. Esta actividad debería ser tomada seriamente por el Estado y las Asociaciones de Ganaderos, en coordinación con las unidades especializadas de las Universidades y Centros de Investigación.

En algunas regiones de ALC no sólo el ganadero necesita de los servicios de la extensión, sino también su asesor técnico. Hoy la tecnología avanza a pasos agigantados, y los nuevos conceptos sobre el diagnóstico, prevención y manejo de resistencia, deberían ser utilizados por los ganaderos, apoyados por sus asesores.

Diagnóstico de resistencia. La falta de diagnóstico de la resistencia a los garrapaticidas no significa que el problema no exista. Por el contrario, generalmente indica una serie de deficiencias, que van desde la falta de observación del problema en el campo, a la falta de capacidad para el diagnóstico de laboratorio.

En ALC, hay una pobre percepción de la importancia de la actividad de diagnóstico. Se suele considerar una "actividad costosa" y no como el primer paso a una forma de control más racional. En el futuro, los laboratorios de diagnóstico públicos y privados deberían trabajar en forma conjunta. Muchos gobiernos, carecen de información sobre el impacto real de estos problemas, lo que dificulta la planificación de medidas de control adecuadas

A pesar de los esfuerzos internacionales para desarrollar protocolos estandarizados para el diagnóstico de resistencia a los garrapaticidas, aún existen diferencias entre los laboratorios de ALC. El Veterinario de campo bien capacitado - por formación - debería ser quién haga las indicaciones técnicas necesarias para evitar que la resistencia parasitaria se transforme en caos.

Infraestructura. Uno de los mayores problemas a nivel de la finca es el mal estado o la inexistencia de alambrados perimetrales, que eviten el eventual ingreso de animales infestados (ej. toros). Otra causal de importancia es el ingreso de animales por la propia portera del establecimiento (sin revisar y/o sin considerar su origen). Sobre este aspecto, el comportamiento humano es preponderante.

 

Otras historias sobre las causas de entrada de garrapatas (viento, crecientes, pájaros, etc.) forman parte más del anecdotario que de la realidad. Otro problema frecuente en fincas pequeñas es la falta de instalaciones adecuadas para realizar una separación y tratamiento adecuado de los animales. En algunas zonas existían baños de inmersión (una buena herramienta de aplicación), pero por razones de practicidad y falta de personal han ido desapareciendo.

Unidad epidemiológica . Una finca con sus alambrados perimetrales bien establecidos y mantenidos, se transforma con el tiempo en una unidad cuya historia de control y utilización de garrapaticidas depende de su propietario/encargado (Factor humano). Es el propietario quién compra las drogas (buenas o malas), introduce o saca animales (infestados o libres), y los trata (con mayor o menor frecuencia). Es así que, una droga mal utilizada y con resistencia en una finca, puede funcionar bien contra las garrapatas del lindero o vecino.

La situación es diferente cuando se trata de parásitos con gran movilidad espacial como la “Mosca de los cuernos”.

Estos comentarios refuerzan la importancia de realizar un diagnóstico de sensibilidad o resistencia cada dos años, sin utilizar los consejos del vecino. Hoy más que nunca, es necesario considerar a cada finca como una “unidad epidemiológica”, sujeta a su propia historia de manejo antiparasitario .

Fuente: ENGORMIX

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires













Se han visto 37454986 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 26 personas (26 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - sábado, 02/jul/2022 - 02:38
Sistema FuncWay (c) 2003-2007