Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Remembranzas Históricas
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoMarzo de 1976
31/mar/2022

Por: Rubén Emilio “Tito” García

 

En la madrugada del miércoles 24 de marzo de l976, se produjo el golpe de Estado que derrocó a la presidente de la Nación Argentina María Estela Martínez viuda de Perón. Previo al golpe, el país vivía un caos de terror, bombas, atentados y muerte por doquier, y entre los muertos gente inocente.

El país soportaba una anarquía absoluta y, preavisando el golpe, panfletos anónimos repartidos entre la población y oficinas públicas preanunciaban la eminencia del derrumbe constitucional. En él mientras tanto, entre quienes luchaban armas en manos por recuperar la democracia, convivían bandos en pugnas. Y esta disgregación se acentuó desde la venida de Juan Domingo Perón en 1973.

El líder, que se marchara de la Argentina 18 años atrás para evitar que siguieran los derramamientos de sangre entre argentinos, tuvo que aterrizar ese 17 de noviembre en otro lugar para no ver el espectáculo de la sangre derramada a su regreso, pero esta vez, entre los mismos compañeros peronistas. Todo el aquelarre se produjo cuando las patotas de la Juventud Peronista de Julio Yessi, unida a la Juventud sindical y al grupo de López Rega, al grito de "Perón Evita la Patria Peronista" arengaban contra los que exclamaban “Perón Evita la Patria Socialista”, e iniciaron el combate que los enfrentó en batalla campal y carnicera.

En los campos de Ezeiza infinidad de cadáveres quedaron tendidos. El desencuentro se intensificó después que renunciara Cámpora a la presidencia, y luego que ganara la fórmula Perón-Perón en el acto eleccionario de 1973. Debe considerarse que antes de la venida del breve período democrático, teníamos un país epiléptico resultado de los continuos golpes y planteos militares por doquier, donde la democracia no era más que un sueño utópico.

En esas circunstancias ¿Qué argentino, salvo los eternos reaccionarios y los beneficiarios económicos de siempre, hastiado de tanta prepotencia militar no sentía cierta simpatía por esos grupos de jóvenes que luchaban, armas en manos, por recuperar la libertad y la dignidad avasallada? Muy pocos. Pero ese mimetismo solidario no fue un cheque en blanco para que después siguieran en igual derrotero una vez instaurada la democracia.

Vigente el gobierno democrático los jefes guerrilleros acantonados en la Capital Federal, jamás comprendieron el momento histórico y en desarrollo que se estaba gestando en el país. Incomprensión que los llevó a la clandestinidad cuando pretendieron transformar la anterior lucha pasional, al combatir sin retorno contra el gobierno de Martínez de Perón surgido del voto popular. Y si bien la Señora como gobernante fue un desastre, aun con el terrorífico López Rega a su lado, nada justificaba la vuelta a las armas y el reinicio de la contraofensiva encubierta, dejando en ascuas a miles de jóvenes que no entendían el retorno a la guerrilla y del atentado falaz.

Era trocar los sueños románticos de la reconquista democrática por un neo terrorismo al garete, que en su naufragio arrastraba a la incipiente democracia hacia la profundidad incierta de la nada, como si la sociedad los siguiese apoyando en este nuevo reacomodamiento demencial. Porque al fin de cuentas, si el oscurantismo militar a partir de marzo del 76 fue culpable directo de tantos muertos y desaparecidos, los jefes guerrilleros en democracia actuaron como el flautista de Amelín, mandando al abismo a miles de jóvenes que empezaban en la buena nueva a lidiar en pos de sus legítimas ilusiones.

También, en aquel pedazo de historia que muchos la han vivido y otros prefieren olvidarla, pontifica que la continuidad clandestina fue tremendamente perjudicial para la seguridad de las grandes mayorías populares, incluida la porción de militantes y funcionarios que ostentaron cargos en el Gobierno Peronista de los años 73 al 76. Pues, tras el golpe, ellos también, en mayor o menor medida, sufrieron el peso de la represión más despiadada que se tenga memoria en nuestra patria.

Asimismo, comparemos la impronta de jóvenes idealistas muertos y desaparecidos, con los actuales punteros barriales que hacen activismo por interés personal o por la paga de inescrupulosos políticos que bastardean la política. Comprenderán, que los individuos que hacen militancia pura son raros ejemplares de una fauna en extinción.

Aquí en Misiones, la juventud peronista de los 70 reunía a muchachos solidarios que luchaban por lograr la igualdad de oportunidades para todos y en aplicar la Justicia social dirigida a proteger a pobres y desamparados. Siempre, dentro del marco legal de una patria libre, democrática y soberana que el golpe militar lo destruyó. Golpe que asesinó e hizo desaparecer a personas y cuantos sospechosos de estar vinculados a…, y por las dudas. Encarceló gente inocente, a funcionarios sin ton ni son, al Intendente y Concejales peronistas de Posadas, al honrado y buena gente que en vida fuera el Ingeniero Martín de la Mata, Ministro de Asuntos Agrarios.

Pero eso sí, no se atrevieron a encarcelar a las ejemplares figuras del gobernador Miguel Ángel Alterach y al vicegobernador Ramón Rosauro Arrechea, misioneros que la historia los recordará como insignes hijos de la tierra colorada. Ellos, regresaron a sus casas como siempre lo hacían cuando se dirigían a la Casa de Gobierno, “La Rosadita”, caminando.

PD: La mayor ignominia se dio cuando los cabecillas Montoneros propalaron a los cuatro vientos, que el Partido Auténtico Misionero fue el brazo político de la guerrilla. En el derrumbe, ellos huyeron a Europa, sus traicionados compañeros descansan en el campo santo.

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires










Se han visto 39185275 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 22 personas (22 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - lunes, 05/dic/2022 - 01:11
Sistema FuncWay (c) 2003-2007