Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Cooperativismo
 
Usted está aquí » Cooperativismo » Reflexiones Cooperativas »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEl cooperativismo y los desafíos de la globalización
29/dic/2020

Si bien multinacionales, economistas y jefes de Estado lo venían lucubrando desde un lustro antes, la globalización queda “oficializada” en 1995, con la creación de la Organización Mundial de Comercio “OMC”, (actualmente integrada por 164 países) , con los objetivos de resguardar los derechos de propiedad intelectual, regulación de empresas y capitales, subsidios, tratados de libre comercio, integración económica y servicios comerciales.

El fenómeno se instala prontamente, potencializándose fuertemente con el advenimiento del Siglo XXI. En la práctica opera por interconexión de centros con fuerte poder económico: poderosos bancos, grandes empresas multinacionales y organismos internacionales, amalgamados por intereses paralelos. Sus acuerdos marcan los lineamientos de los mercados mundiales, especialmente los financieros, utilizando tecnología de última generación, usufructuando las carencias o debilidades de medidas reguladoras y controles públicos.

La globalización soslayando cuestionamientos y vanos intentos para contenerla, gravita en todos los aspectos, alterando poderosamente el orden económico, dando lugar a incontables asociaciones de diferente naturaleza y fusiones de grandes corporaciones.

Haciendo una evaluación sobre las consecuencias, se advierten resultados meramente económicos logrados por el capitalismo, principalmente en países centrales y, en el crecimiento del PBI operado en emergentes. No obstante, el sistema no es la panacea ni mucho menos, habida cuenta que en el ámbito social exhibe grandes falencias y, notorias asignaturas pendientes.

El orden establecido resulta funcional a la hegemonía de los grandes grupos económicos transnacionales, en tanto que las pequeñas y medianas empresas se mueven en el juego simulado de la competencia mercantil, en la que participan en condiciones leoninas. Las ventas de las 86 grandes corporaciones top del mundo son mayores que las exportaciones de más de 180 países.

Los efectos y consecuencias de la globalización y la concentración imperante en el mundo revelan la necesidad que tiene la humanidad de encontrar el equilibrio, funcionando para ello en plenitud los instrumentos indispensables de frenos y contrapesos. Herramientas que son expresadas en su real dimensión por el cooperativismo.

Naturalmente que sería una quimera suponer que el cooperativismo estaría en condiciones de desbaratar la globalización; pero si en aptitud, mediante su concepción, paradigma solidario y resiliencia propender a equilibrar al ser humano con la economía, incorporando a los sectores sociales en la solución de sus problemas.

Inclusive el cooperativismo debe capitalizar las experiencias rescatables de este fenómeno, que por cierto las hay, sin resignar en lo más mínimo, fundamentos de su doctrina y preceptos. No es menester copiar modelos de gestión ajenos al movimiento, sino ser capaz de aplicar conductas propias, optimizando sus fortalezas, sintonizadas con la realidad.

El proceso de adecuación, que como veremos ya se está aplicando en algunos países europeos; no debe implementarse como una fórmula dogmática, sino basado en lineamientos específicos: democracia, solidaridad, inclusión social, lucha contra la corrupción, respeto mutuo de personas e ideas; paradigmas universales necesarios para afrontar seriamente la lucha contra la pobreza.

Para ello en Latinoamérica inicialmente debería ilustrar el pensamiento de los dirigentes y socios cooperativistas enriqueciéndolos de valores morales antes mencionados, muchas veces soslayado en el contexto materialista devenido del proceso aludido.

Muy interesante y para tener en cuenta, es la estrategia implementada por las cooperativas agroalimentarias de España, orientadas a multinacionalizarse, al respecto, el proyecto en ejecución contempla que paulatinamente, para 2040 varias de ellas estén presente en los 5 continentes, incorporando asociados de los países donde operen. La premisa es crecer considerablemente en materia de facturación e, incrementar considerablemente el agregado de valor. Así mismo la reconversión, ya en funcionamiento, contempla prescindir de intermediarios, llegando a consumidores directamente, mediante la comercialización por plataformas digitales.

Cabe consignar que las cooperativas agroalimentarias españolas hace tiempo vienen desarrollando la integración, entre diferentes entidades de distintas regiones autónomas; a su vez están interrelacionadas con homólogas portuguesas, con vistas a la creación de una organización supranacional, de la que participarías también francesas e italianas.

Diferentes tipos de asociaciones están interactuando exitosamente con antelación.

La finlandesa Friesland Campina, la más grande cooperativa láctea del mundo y, 5° empresa del rubro fue creada en 2008, consecuencia de una fusión; factura más de 12 millones de euros, está emplazada en 30 países y cuenta con 21.500 empleados.

En Dinamarca la Cooperativa Arla Foods, también producto de una fusión concretada en 2000. Es la 3° en importancia en el planeta, ocupando la 7° posición el ranking mundial de lácteos. Extendida en varios países.

CHS Inc, emplazada en Minnesota, Estados Unidos, al igual que las citadas en surgida de la fusión de dos cooperativas en 1998.

Consecuentemente como actores de la economía solidaria y, debido a su tamaño y cobertura generalmente regional, las cooperativas no son por naturaleza “jugadores globales”. No obstante, son entidades que pueden participar en el proceso de globalización para el cambiante entorno económico de sus miembros y comunidades.

El cooperativismo tiene la asignatura de potenciar la interacción entre sus entidades, implementando alianzas estratégicas, actuar en redes, efectivizando acuerdos multilaterales, realizando fusiones cuando resulte menester; alternativas totalmente compatibles e inherentes a la filosofía cooperativa. Consolidando que la ayuda mutua es condición sine qua non del movimiento.

En virtud de sus estructuras descentralizadas, exceptas de fines de lucro y menor burocracia, las cooperativas poseen menores costos transaccionales, ventajas que sumado a los mecanismos antes mencionados posibilitará a las cooperativas mejorar su posición en la economía de escala.

Así como queda dicho que el cooperativismo debe optimizar sus fortalezas, también debe ser consciente de sus debilidades; las pueden ser de diferente naturaleza. Tomando como referencia nuestro país, en determinadas zonas y actividades existen y, a sabiendas que en la práctica no son fáciles de implementar, considero una obligación exponerlas, con algún ejemplo, que con características distintas pueden ser aplicado a otros rubros.

Previamente vale aseverar que el cooperativismo está capacitado para competir en cualquier rubro con el capital privado, pero no cabe la pugna entre cooperativas, ello no tiene sentido ni reporta beneficio alguno y propendiendo al debilitamiento mutuo.

En algunas localidades existen más de una cooperativa de servicios públicos, si bien realizan distintas prestaciones, se elevan los costos de explotación innecesariamente, factor negativo que termina perjudicando a los asociados, que son precisamente los mismos. Los casos más comunes son donde una tiene la energía como principal servicio y la otra el agua potable, de todas maneras, cualquiera sea la bifurcación se pierde competitividad.

Mas complejo se vislumbra la situación de entidades de la misma naturaleza emplazadas en distintas localidades de la misma zona. Verbigracia, con un contexto como el imperante de tarifas congeladas, donde muchas cooperativas han paralizado las indispensables inversiones, especialmente las más chicas con menos consumo y, por ende, mayores costos, no es para nada desatinado evaluar hipotéticas fusiones.

Evidentemente no hay formulas mágicas ni recetas prescriptas, sino circunstancias dinámicas y la necesidad de entender el funcionamiento tanto de la globalización, como los antídotos e instrumentos que podrían emplearse en los ámbitos locales, regionales, nacionales e internacionales, según corresponda.

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 32081461 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 45 personas (45 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - miércoles, 27/ene/2021 - 19:36
Sistema FuncWay (c) 2003-2007