Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Lechería
 
Usted está aquí » Lechería » Información técnica en lechería »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoNuevo procedimiento de tres pasos para facilitar el secado de la vaca lechera
15/abr/2020

Cuando la vaca cumple 210 días o 7 meses de gestación, se debe dejar de ordeñar para que tenga un periodo de descanso mínimo de 45 días y máximo de 60 días antes del parto.

Por: Fernando Guadalupe Iñiguez Torres

Durante este periodo suceden procesos de involución de la ubre, apoptosis y regeneración de las células productoras de leche. Se termina también el desarrollo de la cría en el útero de la vaca y finalmente se produce el calostro en la glándula regenerada.

PASO # 1

DOS SEMANAS ANTES DEL SECADO

La rutina y la frecuencia de ordeño se deben mantener hasta el último día.

No se deben hacer cambios en la cantidad y la calidad de la alimentación durante estas dos semanas previas al secado. Se debe tener el cuidado de cubrir en su totalidad los requerimientos nutricionales para su mantenimiento corporal y la producción de leche.

Sobre todo se debe asegurar que el consumo diario de materia seca contenga el nivel de calcio recomendado > 0.8 % de calcio (150 gramos/vaca/día).

Las vacas deben permanecer en el mismo corral hasta el último día de ordeño. Mover las vacas a otros corrales induce un estrés social que compromete el aporte de nutrientes para la vaca y el feto con el detrimento de la función inmunitaria.

No se deben secar vacas con mastitis clínica sin antes aplicar un tratamiento efectivo. Antes del secado se debe hacer prueba de California para detectar vacas con mastitis subclínica. Las vacas con cuartos positivos en grado 2 o superiores deben recibir un tratamiento con antibióticos vía intramamaria y vía sistémica con el fin de que se encuentren sanas al inicio del periodo seco.

PASO # 2

DÍA DEL SECADO:

Secar las vacas de modo abrupto. Ordeñar a fondo por última vez y administrar inmediatamente 5 ml de Velactis ® vía intramuscular.

Las vacas que se van a secar no deben estar aisladas por más de una hora (esto causa estrés).

Asegurar que las vacas tengan libre acceso a la comida y al agua todo el tiempo antes y después del último ordeño

IMPORTANTE: Velactis ® no debe ser aplicado a vacas de raza Jersey o vacas cruzadas con Jersey. Esta raza presenta alta sensibilidad a la hipocalcemia.


PASO # 3

DESPUES DEL SECADO:

Vigilar las vacas tratadas por un periodo mínimo de 24 horas posteriores a la aplicación de Velactis ® .

No ordeñar las vacas después de la administración de Velactis ®

Mover las vacas al corral de vacas secas y asegurarse de que reciban la ración adecuada para este periodo y agua a libre acceso todo el tiempo.

Evitar la sobrepoblación y proporcionar una cama limpia y confortable para que las vacas secas descansen apropiadamente.

Si se observa alguna vaca caída con recumbencia, se debe revisar su habilidad para levantarse, tocando a la vaca incitándola a que se levante u ofreciéndole comida. Si la vaca no se levanta y el problema persiste, un veterinario deberá hacer el diagnóstico y proporcionar el tratamiento correspondiente.

TRATAMIENTO CON ANTIBIÓTICOS

Aplicar una dosis alta de antibióticos de larga acción dentro de cada cuarto de todas las vacas al inicio del periodo seco es una práctica muy común en todos los establos lecheros que aplican un programa efectivo de control de la mastitis.

El tratamiento selectivo con antibióticos al secado consiste en aplicar este tratamiento solo las vacas diagnosticadas con mastitis subclínica y las vacas que tuvieron mastitis clínica durante la lactancia, en especial, dentro de un periodo de 3 meses anterior al secado.

La aplicación de este tratamiento tiene las siguientes ventajas:

1.- Se pueden aplicar en forma segura, dosis altas de antibióticos.

2.- El antibiótico tiene la oportunidad de permanecer dentro de la ubre durante el periodo de tiempo necesario para tener mayor efectividad.

3.- Con este tratamiento se reduce la incidencia de nuevas infecciones durante el periodo seco.

4.- En vacas que tienen infecciones subclínicas, el grado de curación es más alto cuando se tratan al inicio del periodo seco que cuando se tratan durante la lactancia.

5.- Durante el periodo seco el tejido dañado tiene más oportunidad para regenerarse y estar listo para la siguiente lactancia.

6.- Se reducen los casos de mastitis subclínica al inicio de la lactancia.

Los productos intramamarios para la terapia de la vaca seca, tienen las siguientes características:

1.- Están diseñados específicamente para este fin. Contienen altos niveles de antibióticos en una base de liberación lenta que mantiene niveles terapéuticos dentro de la ubre seca por un periodo de tiempo prolongado.

2.- Deben almacenarse en un ambiente frío, seco y limpio.

3.- Deben ser usados dentro de su periodo de vigencia, ya que los antibióticos caducados suelen tener muy poca actividad antimicrobiana.

4.- Los productos para la terapia de la vaca seca están diseñados para combatir las infecciones existentes y para prevenir el establecimiento de nuevas infecciones de Staphylococcus aureus y Stereptococcus agalactiae al inicio del periodo seco.

Estos dos organismos, han sido la causa más frecuente de mastitis en la mayoría de los hatos lecheros. Sin embargo en muchos hatos ganaderos con buenas prácticas de manejo han eliminado el Stereptococcus agalactiae y reducido significativamente la incidencia de infecciones por Staphylococcus aureus.

Pero, también existe el riesgo de nuevas infecciones durante el periodo seco ocasionadas por bacterias del medio ambiente. Algunos productos son razonablemente efectivos contra estreptococos ambientales, pero, prácticamente no tienen efecto alguno contra las bacterias coliformes. Por lo tanto, cuando se seleccione un producto se deben tomar en cuenta los organismos contagiosos como Staphylococcus aureus y Stereptococcus agalactiae pero no debemos olvidar a los patógenos del medio ambiente, especialmente cuando se secan las vacas en condiciones de mayor riesgo, por ejemplo, durante la temporada de lluvias.

Un producto para el tratamiento de las vacas al secado no hace todo el trabajo relacionado con el tratamiento de infecciones existentes y la prevención de nuevas infecciones en este periodo. Para obtener los mayores beneficios de un producto, éste debe ser acompañado de buenas prácticas de manejo.

Cuando llega el momento de aplicar las jeringas intramamarias para el periodo seco, se deben ordeñar las vacas a fondo y al final aplicar el producto higiénicamente.

1.- Antes del último ordeño los pezones deben ser lavados con un desinfectante seguro y efectivo.

2.- Al final del ordeño, la punta del pezón debe ser desinfectada y tallada con un algodón o una gasa empapada en alcohol al 70 %. Se debe usar una pieza de algodón o gasa para cada pezón.

Es muy importante hacer una limpieza minuciosa, especialmente en el orificio del pezón, ya que, con una preparación inadecuada, se corre el riesgo de que los microorganismos presentes en este lugar sean forzados hacia el interior de la ubre, al introducir la cánula de la jeringa intramamaria. Esto puede ocasionar infecciones más severas que las que el tratamiento intenta prevenir o curar.

3.- Los pezones del lado más lejano de la ubre deben limpiarse primero y después los pezones del lado más próximo.

4.- Las jeringas se deben aplicar en un orden inverso. Primero los pezones más cercanos y al último los más lejanos.

5.- Después de aplicar el tratamiento en todos los cuartos funcionales se debe aplicar en toda la superficie del pezón una solución selladora germicida. Este procedimiento de sellado de los pezones se debe repetir una vez al día durante la primera semana posterior al secado.

El riesgo de nuevas infecciones es mayor tanto al inicio como al final del periodo seco debido a que la ubre no se ordeña y los patógenos que pudieran entrar en el canal del pezón no son expulsados fuera, como sucede durante el ordeño. Por lo tanto se deben evitar los riesgos inherentes al contagio de las ubres, manteniendo limpias las áreas de ejercicio, echaderos, camas y maternidades

Para prevenir la contaminación de la leche con residuos de antibióticos, se deben seguir exactamente las recomendaciones contenidas en la etiqueta del producto.

Cuando las vacas tienen un periodo seco menor a las ocho semanas, se recomienda hacer pruebas de residuos de antibióticos y no enviar la leche de estas vacas al tanque colector hasta que las pruebas resulten negativas.

Fuente: GANADERIA.COM

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución















Se han visto 30656311 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 45 personas (45 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 20/sep/2020 - 17:51
Sistema FuncWay (c) 2003-2007