Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Otros Ganados y Carnes
 
Usted está aquí » Otros Ganados y Carnes » Caprinos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoCOOPERATIVISTAS CAPRINEROS RECIBIERON UN SUBSIDIO Y AMPLIARÁN SUS ACTIVIDADES
12/ene/2013

Fue otorgado a la Cooperativa El Carrizalito, que con apoyo de instituciones como el INTA, están posicionando su producto y diversificando su actividad principal de ganadería caprina. Construirán un edificio en Bardas Blancas.

La ganadería caprina de Mendoza está concentrada en el departamento de Malargüe. Allí se estima que existen actualmente cerca de 600.000 cabezas, que abastecen de carne al mercado local y nacional, con un menor porcentaje destinado a exportación de carne de cabra. El principal producto es el cabrito lechal, de temporada, y el pico de demanda ocurre cada año entre noviembre y diciembre.

El sector de la ganadería caprina está constituido en su totalidad por pequeños productores minifundistas (en promedio, cada productor cuenta con 3000 hectáreas y 400 animales). La dispersión geográfica de los emprendimientos contribuye al sesgo individualista de los productores y esto se traduce en limitaciones para lograr consolidarse como sector.

Sin embargo se detectan esfuerzos para sumar poder de gestión por parte de los pequeños productores caprinos. Tal es el caso de la Cooperativa El Carrizalito, que está a punto de iniciar la construcción de lo que será su sede social, algo que resulta importante para su dinámica actual de trabajo.

Recientemente la cooperativa conformada por 27 productores del distrito Río Grande (90 km al sur de la ciudad de Malargüe) recibió un subsidio al que postularon dos años atrás ante el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Al día de hoy, el mismo les permitirá comprar los materiales para la construcción del añorado edificio. Los propios socios aportarán la mano de obra. El edificio será clave en aspectos logísticos de la cooperativa.

Los inicios

La Cooperativa Agrícola Ganadera de Provisión, Transformación, Comercialización y Consumo El Carrizalito Ltda. nació en 1994, funcionó por 5 años y luego entró en una etapa de inactividad hasta 2004, año en que una renovación de actores la reflotó. Con tres socios originales solamente, los hijos de los fundadores junto a otros interesados en cooperativismo comenzaron las gestiones para regularizar la situación de la institución y elaborar proyectos para gestionar fondos de ejecución.

En esta etapa de reorganización fue fundamental el papel del INTA, por medio de la Agencia de Extensión Rural (AER) Malargüe, que ayudó a identificar las necesidades reales junto a los productores y definir temáticas de trabajo no incluidas en el proyecto original. Se comenzó a trabajar con un fuerte componente en capacitación, sobre todo enfocado en lo organizacional. Afianzó este proceso el apoyo de una ONG de Mendoza, la Dirección de Cooperativas de Mendoza y la Municipalidad de Malargüe.

La pulseada por los precios

Según destaca el Ing. Agr. Javier Macario, jefe de la AER Malargüe INTA, "uno de los puntos más relevantes de esta nueva gestión de la cooperativa es que empezó a levantar el perfil y a no dejar que los sigan manejando con los precios de los productos e insumos, con el acceso a información y la gestión de trámites. Este cambio ha sido notorio; desde hace 5 temporadas comenzaron a dialogar y poner ellos el precio de sus productos -básicamente el chivito mamón o lechal- y proponerlo por la emisora local, la LV 19 Radio Malargüe".

De hecho, la actual presidente de la Cooperativa El Carrizalito, Adela González, considera que comercializar aisladamente les resultaba nefasto. "Hemos trabajado mucho en eso. Acá hay una cultura individualista al por mayor. Todavía sigue costando porque siempre se tiene la idea de que uno trabajando solo, se libra de problemas, pero aparecen otros problemas".

Organizarse y constituir la cooperativa les permitió, además de ofrecer mayores volúmenes y aumentar la capacidad de negociación, acceder a un permiso del Senasa para manejar un flete propio.

"Con esto solucionamos un problema. Cuando calculábamos el costo por animal para el traslado del campo a la ciudad, el flete contratado era caro. Otro problema que solucionamos fue la entrada al frigorífico. Como productores aislados no podíamos acceder, la ONCCA por entonces no lo permitía. Fuimos la primera cooperativa que consiguió la autorización para ingresar a faenar al frigorífico municipal de Malargüe lo fue un gran cambio. Al principio no tanto en lo económico sino en el crecimiento personal de poder participar en un eslabón no tan conocido para los productores", explica Gonzalez.

De esta forma la Cooperativa El Carrizalito evita dos eslabones: el intermediario y el gran empresario que faena. En cuentas aproximadas, aseguran que han recuperado un 40 % de la rentabilidad.

Nuevo edificio y diversificación

"Básicamente queremos el edificio para fortalecer la parte social", afirma Adela González.

"Las distancias son muy grandes entre un puesto y otro y se hace difícil realizar asambleas, reuniones y capacitaciones", sintetiza.

Bardas Blancas, donde el Municipio de Malargüe les ha cedido un terreno, le resulta estratégico a la Coop. El Carrizalito porque está en un punto intermedio para los socios y no muy lejos de la capital departamental. La construcción está programada con habitaciones y cocina para dar una opción de alojamiento a los socios que estén de paso, por ejemplo, durante la trashumancia en diciembre y/o en marzo. Esta entidad asimismo está habilitada para desarrollar el turismo rural, actividad para la cual la nueva sede les resultará provechosa ya que Bardas Blancas tiene potencial turístico porque sobre la ruta del Paso Pehuenche.

También hay otras actividades que hacen a la diversificación de la producción y para las cuales será útil contar con esta sede. Al día de hoy la cooperativa está trabajando con un proyecto de hilado de lanas de oveja y un emprendimiento de escabeche de cabra. A su vez pretenden instalar una talabartería a los fines agregar valor a los cueros propios. Para ello han presentado un proyecto en Economía Social, de Mendoza y han están en tratativas para entregas cueros en una curtiembre de Mendoza, en vez de llevarlos a la barraca de Malargüe.

Fuente: LOS ANDES

Auspiciantes

Su SEGURO servidor

Asesoramiento Integral 

35 Colecciones de Imágenes












Se han visto 29472780 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 47 personas (47 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - sábado, 04/jul/2020 - 08:55
FuncWay, la web dinámica de MatrixWay