Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Conflicto Campo - Gobierno »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoDIFERIR LA PROTESTA: ¿ERROR O ACIERTO?
11/ene/2013

Quien ejerce funciones con poder de decisión no puede desconocer que cualquier acción genera reacción, por lo tanto el análisis de las consecuencias no debe soslayarse.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

@Aldo Bonaveri

@PregonAgro

Cuando todo hacía suponer que en la reunión del martes 8 la Mesa de Enlace dispondría un cese de comercialización, sorprendiendo a propios y extraños, tras varias horas de deliberaciones el conclave dio a conocer el manifiesto: “MIENTRAS EL GOBIERNO EMPUJA A LA CONFRONTACIÓN, EL CAMPO QUIERE APORTAR A LA PAZ SOCIAL”.

Dicho comunicado expresa preocupación por el recurrente apelo a la confrontación que realiza el gobierno nacional, ignorando por completo las dificultades que afectan a las diferentes producciones agroindustriales del país. Señalan problemas emanados de pérdida de competitividad, inclemencias climáticas, incremento de la presión fiscal, falta de dialogo y, la carencia de voluntad para buscar soluciones concretas.

Hace una ligera referencia al ataque a las entidades del sector, no obstante el núcleo del documento apunta a bajar los niveles de enfrentamiento, invoca a la paz social, manifestando que el sector no desea recurrir a medidas de protesta, señala la conveniencia de aprovechar el momento histórico por el que el mundo sigue demandando alimentos y energías renovables y, fundamentalmente, reclama un espacio de diálogo para tratar la problemática en su conjunto.

Lo dispuesto por los popes de las cuatro entidades no fue precisamente lo que esperaban buena parte de las bases; las reuniones previas al encuentro de referencia y, el recrudecimiento de acciones y duras expresiones vertidas por funcionarios hacían suponer otra respuesta. Inclusive no son pocos los productores que expresaron su desacuerdo o, bien no ocultaron su escepticismo.

El desconcierto tiene asidero habida cuenta que razones para disponer medidas de fuerza no faltan, además de ser la protesta el camino que solicitaban agricultores, ganaderos, tamberos y fruticultores de distintas zonas del país. Frente a ello, cabe preguntarse si fue un error o una muestra de debilidad lo resuelto por la Mesa de Enlace.

La respuesta no es tan concluyente como parecería “prima facie”; a la hora de tomar decisiones no necesariamente todo es blanco o negro, los matices existen y deben ser considerados. Seguramente que arribar a tal determinación no fue una tarea sencilla, y ameritó una profunda evaluación del cuadro de situación imperante. Probablemente se hayan volcado sobre la mesa distintas posiciones, enfoques diferentes y, los protagonistas hayan planteados argumentos disímiles. El tiempo será el encargado de reflejar si lo resuelto fue equivocado o acertado.

Analizando desapasionadamente el contexto actual entiendo que el beneficio de la duda debe concedérseles. Llego a tal conclusión teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

Los dirigentes al momento de asumir grandes responsabilidades tienen el deber de expresar su posición y los argumentos que la sustenta, pero al mismo tiempo la obligación de escuchar atentamente los fundamentos de sus pares. Es menester que ninguno de los actores se cierre en su perspectiva y, si de distintas ponencias por diferenciadas que sean surge una síntesis, ello está indicando la validez del debate constructivo y el pleno funcionamiento de un cuerpo colegiado.

Es importante que los conductores tengan en cuenta el pensamiento de sus representados y, en lo posible obrar conforme a las consultas realizadas; pero al mismo tiempo tienen la obligación de examinar las potenciales derivaciones de la medida a aplicar. Quien ejerce funciones con poder de decisión no puede desconocer que cualquier acción genera reacción, por lo tanto el análisis de las consecuencias no debe soslayarse.

Lo adoptado parece responder a una estrategia de último momento pero suficientemente razonada: Poner al Gobierno en la disyuntiva de realizar el próximo movimiento, algo que seguramente no estaba en sus cálculos. Aun cuando la “jugada” parezca inocente, tiene su lógica. Si como se presume previsible, desde el poder se hace caso omiso a concertar el diálogo, ello difícilmente sea gratuito. Por otra parte, si bien los problemas son de vieja data y requieren pronta respuesta, cabe preguntarse si no vale la pena un esfuerzo más, una muestra adicional de buena voluntad. A la luz de lo observado no cabe ser demasiado optimista, pero al mismo tiempo corresponde una reflexión “Si en un lapso de 30 días (por citar un tiempo prudencial) no hay avances, los motivos para exteriorizar la protesta serán más elocuentes.

Si no se produce un principio de aproximación a la brevedad todo indica que la lucha será dura y prologada, el campo demostró durante la 125 que puede afrontarla, pero para ello es imprescindible recobrar la mística de entonces y, tal como ocurrió durante la resistencia, hacer llegar a la sociedad en su conjunto un mensaje preciso sobre la realidad que atraviesa el sector y, una explicación certera sobre las oportunidades que se están desperdiciando.

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 29577580 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 78 personas (78 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 12/jul/2020 - 19:44
FuncWay, la web dinámica de MatrixWay