Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Cooperativismo
 
Usted está aquí » Cooperativismo » Reflexiones Cooperativas »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoCAPACITACIÓN, EL GRAN DESAFÍO DE LAS COOPERATIVAS
03/jun/2012

La instrucción teórica, incluyendo la transferencia de experiencias, se vislumbra como la formula más adecuada para afrontar los múltiples desafíos venideros.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

Twitter: @AldoBonaveri

@PregonAgro

El cooperativismo y la educación están estrechamente ligados, dicha afinidad se genera naturalmente en la esencia misma del movimiento solidario, se prolonga a través de contribuciones efectivas espontáneas registradas históricamente y, se consolida mediante legislaciones específicas sancionadas en distintos países. En Argentina tienen vigencia las Leyes 16.583, 23.427, 26.075 y 26.206, instrumentos que legalizaron categóricamente la enseñanza federal de la educación cooperativa y mutual, garantizando su financiamiento.

La Ley Nº 16.583 “Enseñanza de los principio cooperativos”, promulgada el 30 de octubre de 1964 durante la presidencia del Dr. Arturo Humberto Illia, constituye un hito en la educación cooperativa, al declarar de alto interés nacional la enseñanza de los principios del cooperativismo. De esa manera el Estado se comprometía a establecer normas que contemplaran la inserción de programas para los establecimientos educacionales bajo su orbita, referentes a la enseñanza teórico-práctica del cooperativismo, propendiendo a la vez, estimular a los gobiernos provinciales a hacer lo propio con los de su dependencia.

El 15 de octubre de 1987 bajo el gobierno del Dr. Raúl Alfonsín se sanciona la Ley N° 23.427, “Creación del Fondo para Educación y Promoción Cooperativa”. Mediante la misma se institucionaliza el desarrollo de programas pertinentes a la educación cooperativa en todos los niveles de enseñanza; la creación, promoción e impulso de cooperativas en todos los ciclos del quehacer económico, producción primaria y fabril, comercial, de servicios, vivienda, trabajo y consumo; asesoramiento a personas e instituciones sobre los beneficios que otorga el sistema de asociarse, previstas en la Ley Nº 20.337 o aquella que en el futuro la modifique o sustituya.

La norma de marras, determina que el fondo para educación y promoción cooperativa se integrará con los siguientes recursos: Partidas presupuestarias específicas asignadas por la ley de presupuesto de cada año al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social “INAES”; contribución especial sobre el capital de las Cooperativas; con las sumas que éstas donen originadas en el fondo de educación y capacitación cooperativa previsto en la Ley 20.337, consistente en un 5% (como mínimo) de los excedentes de los balances de cada entidad de esa naturaleza; y además con el producto de las multas, intereses, reintegros y otros ingresos que resultaran de la administración del Fondo.

En 2006, con la administración de Néstor Kirchner, la legislación imperante se vio reforzada por la

Ley Nacional de Educación N° 26.206, que en su artículo 90 estatuye: “”El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología promoverá, a través del Consejo Federal de Educación, la incorporación de los principios y valores del cooperativismo y del mutualismo en los procesos de enseñanza aprendizaje y la capacitación docente correspondiente. Asimismo, se promoverá el cooperativismo y el mutualismo escolar”.”

Las responsabilidades que imponen las leyes en muchos casos se ven robustecidas por la convicción de la dirigencia, en tal sentido es importante destacar que hay cooperativas que aportan a la educación más recursos de los exigibles. En cambio considero oportuno señalar que el movimiento en su conjunto debería poner mayor énfasis en la capacitación de sus dirigentes y aspirantes a ello.

En nuestro país se advierte que no todos los ciudadanos que llegan a ocupar cargos en los Consejos de Administración reciben el adoctrinamiento adecuado, situación que suele darse en cooperativas de distinta índole, pero tal vez más notorio resulta en las cooperativas de servicios públicos, habida cuenta de la naturaleza, diversidad y complejidad de las prestaciones, en la práctica se impone priorizar las resoluciones de coyuntura, o en su defecto, la elaboración de estrategias tendientes a perfeccionar los servicios prestados, cuando no el análisis de nuevos emprendimientos.

A mi juicio, el desafío que deben afrontar las cooperativas es la preparación de los nuevos dirigentes y, principalmente de quienes serán sus sucesores. Ello será fundamental para que las entidades cumplan eficazmente la misión pergeñada por los pioneros y, se adecúen a los requerimientos del mundo actual sin apartarse de los principios que le dieron sustento al movimiento, máxime teniendo en cuenta que estamos atravesando tiempos de individualismos acrisolados.

Soy consciente que resulta más fácil decirlo que hacerlo, pues las recargadas agendas de los dirigentes, (quienes en la mayoría de las cooperativas desempeñan sus cargos tras cumplir con sus trabajos particulares) y la necesidad de atender lo urgente, que no siempre es lo importante, pero no por ello se puede soslayar, dificultan abocarse a plantear emprendimientos de la índole indicada; no obstante, particularmente estoy convencido que la capacitación correspondiente debería establecerse como prioritaria. Al respecto, creo que sería importante la creación de una comisión a tal fin, (no demasiado numerosa), si bien debería estar integrada por algunos consejeros, no necesariamente todos sus miembros deben revestir tal condición; no habría que descartar la experiencia de ex consejeros y profesionales con formación cooperativa.

Como en cualquier otro tipo de organización, la renovación de los cuadros es indispensable para el mejor funcionamiento institucional, amen de contemplar el inexcusable proceso biológico. Los recambios graduales en la composición de los Consejos de Administración son importantes, empero ello se puede optimizar aún más, cuando los ingresantes se nutren de los preceptos e ideales cooperativos.

En los tiempos que corren la competitividad es cada vez mayor, por consiguiente las improvisaciones cuentan con menos espacios. Para neutralizar efectos no deseados no hay otra alternativa que apostar a la capacitación. En tal sentido la instrucción teórica, incluyendo la transferencia de experiencias, se vislumbra como la formula más adecuada para afrontar los múltiples desafíos venideros.

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires








Se han visto 12876133 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 15 personas (15 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - sábado, 20/dic/2014 - 22:48
Web Dinámica, Sistema FuncWay