Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Conflicto Campo - Gobierno »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un Amigo“ERA PREVISIBLE QUE SE SUSPENDIERAN LAS EXPORTACIONES, NO POR ELLO DEJA DE SER UN DISLATE”
21/mar/2010

¿Hace falta recurrir a más argumentos para aseverar que las administraciones K han incurrido en yerros mayúsculos, que a la postre damnificaron igualmente a ganaderos, consumidores y al país mismo, privándolo de el ingreso de cuantiosas divisas.

Por. Aldo Norberto Bonaveri

Hace 4 años el Gobierno de Néstor Kirchner cometía uno de los errores más garrafales de su administración: “Suspender las exportaciones de carne bovina”, la medida en cuestión reflejaba una serie de improntas propias del manual de procedimientos K, que si bien ya se venían perfilando, a partir de ese momento se potenciaron y, perduran por nuestros días. Improvisaciones alarmantes, determinaciones intempestivas, desconocimiento de lo que significa un ciclo productivo, soslayar las consecuencias, incumplimiento de compromisos internacionales preexistentes, etc. Amen de ello, apelar a frases demagógicas para justificar los desatinos; de aquel entonces se pueden recordar desafíos del ex presidente tales como: "La carne, primero para los argentinos, a precios que puedan comprar los argentinos", "no nos interesa exportar a costa del hambre y del bolsillo pueblo argentino". Tampoco se privó en la ocasión, de denunciar un imaginario boicot de “poderosos ganaderos en perjuicio de pueblo trabajador”.

Desde aquella infortunada resolución hasta el presente, nada se hizo para solucionar el problema; no hay política agropecuaria ni plan ganadero, el curso de los acontecimientos se trato de neutralizar con más impremeditaciones e intervenciones de todo tipo; cuatro años es un tiempo más que suficiente como para que no queden dudas de los resultados:

1. Perdida significativa de participación en los mercados internacionales, con el agravante de de haber desperdiciado el mejor ciclo de precios que se recuerde, en tiempos de una demanda ávida de comprar cuanto estuviéramos en condiciones de venderle.

2. Desde el 2006 hasta fines del 2009, el precio promedio de la hacienda por kilo vivo percibido por el productor fue prácticamente el mismo, a su vez en dicho lapso, el consumidor experimentó incrementos del orden del 100%.

3. La primera vacunación del 2006 determinó que el stock ganadero nacional era de 59.717.057 cabezas. En contraposición, los datos de los organismos oficiales al cierre del 2009 indican que el rodeo total descendió a 50.480.735 cabezas.

Si bien la nómina de las evidencias sobre el particular es más amplia, los puntos explicitados son irrefutables. ¿Hace falta recurrir a más argumentos para aseverar que las administraciones K han incurrido en yerros mayúsculos, que a la postre damnificaron igualmente a ganaderos, consumidores y al país mismo, privándolo de el ingreso de cuantiosas divisas.

Entre 2007 y 2008 cualquier actor medianamente informado daba cuenta que al ritmo que marchábamos (constante incremento del consumo, caída de la producción, desproporcionado sacrificio de hembras y, ninguna medida para contrarrestar el deterioro de la ganadería), a fines de 2011 o en 2012 a más tardar, faltaría carne por lo que las consecuencias serían: importar (con lo que allí sabríamos cual sería el verdadero precio), reducir drásticamente el consumo o una combinación de ambos. Para los acólitos del Gobierno, quienes sosteníamos aquellas estimaciones éramos unos agoreros; es una verdad de Perogrullo decir que el desenlace se produjo anticipadamente, la fuerte sequía que azotó gran parte del país precipitó los hechos.

Las nuevas intervenciones interpuestas la semana pasada presentan variantes en las formas, en la ocasión el Gobierno suspendió desde el sábado 13, los embarques de carnes congeladas programadas por los frigoríficos, sin que para ello mediara notificación oficial alguna, reemplazándolo por un llamado telefónico, el mismo advertía que la Aduana, que reporta a la AFIP conducida por Ricardo Echegaray, no iba a dejar salir los envíos al exterior. Exceptuando carnes termo procesadas, menudencias y cortes de la cuota Hilton, con destino a la UE. Cabe acotar que en diciembre del año pasado, se habían renovado condicionalmente los permisos de exportación, como los que contaban los embarques recientemente suspendidos.

La disposición, que lleva el sello característico del secretario de comercio, Guillermo Moreno, resultó totalmente intempestiva, al punto que se ordenó bajar contenedores de barcos y aviones, como así también detener camiones que estaban saliendo o en tránsito con destino a Chile. La arremetida del inefable funcionario lleva implícita la intención de presionar a los distintos sectores de la cadena, a los efectos de rubricar un nuevo acuerdo de precios, la pretensión de acordar el precio del kilo vivo de la media res en $ 5 pesos suena ilusorio. Si bien el ministro del Interior, Florencio Randazzo, salió públicamente a negar la versión, aseverando: "La presidenta Cristina Kirchner no ordenó el cierre de exportaciones de carne", y desde Ecuador, otro tanto hizo el Ministro de Agricultura y Ganadería, Julián Domínguez, lo concreto es que la situación de parálisis se mantiene tal como embozadamente lo hicieron saber a los interesados directos funcionarios de la aduana.

Una baja de precios no parece factible, los cálculos de los expertos vaticinan que completaremos el 2010 2.500.000 TT de carne, ese volumen alcanzaría para cubrir una ingesta por habitante de algo menos de 60 Kg, que coincide con el consumo que se está registrando por estos días, pero muy distante de los 73 Kilos que nos manducamos en el 2009. El mercado ha ido regulando el precio, aquellos récords de la primer quincena de febrero difícilmente se repitan, los $ 7,20 alcanzados en aquel pico por kilo vivo no tienen cabida para el bolsillo de los argentinos, pero algo más de $ 6 ya es un valor aceptado como real.

Volviendo a esta nueva interdicción, no resuelve ninguna situación y una vez más lesiona la imagen de Argentina como proveedor confiable, proceder que nunca resulta gratis, con seguridad que en alguna medida afectará transacciones futuras.

Por otra parte la medida deja al descubierto las contradicciones que se registran en el seno del poder, dos semanas atrás la presidenta en una de sus tantas apariciones por cadena nacional se jactaba alegando: "después de muchos años de pedidos, el Gobierno consiguió que la Unión Europea nos conceda 1.000 toneladas más de la cuota Hilton. De esta forma, hasta 2014 habrá 30.000 toneladas más de carne para exportar". Pocos días después quedaba en evidencia que la retórica va por una mano y la realidad transita por otra.

Lo ocurrido vuelve a poner en evidencia el grado de poder real que ostenta Guillermo Moreno, obviamente conferido por Néstor Kirchner, a quien únicamente reporta. La medida no era compartida por el Nº 1 de la ONCCA, Juan Manuel Campillo y, menos aún con su superior jerárquico el Ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimento, Julián Domínguez, quien justo es decirlo se esmera por mejorar la relación con el campo, pero lamentablemente su margen de maniobra está muy acotado.

Hace sólo tres meses, Cristina Fernández fue expresamente a Santiago del Estero con el propósito de inaugurar un frigorífico para novillos pesados de exportación, la provincia norteña celebró alborozada el emplazamiento y las fuentes de trabajo que el mismo generaba, pero vaya paradoja, esa empresa por la medida en cuestión se vio precisada a suspender parte del personal, claro es que esta triste realidad no es privativa del grupo Bustos Beltrán, sino que las consecuencias son mucho más graves aún. Para el Sindicato de la Carne, “SICGBA”, el panorama laboral es el siguiente:

Frigoríficos cerrados: Ganadera 2000, en Merlo; Frigorífico Ranquelino, en Luján, y Cooperativa Supbga, en Berazategui. (los tres en la provincia de Buenos Aires) más Frigorífico Curuzú Cuatiá, en Corrientes.

Frigoríficos parados: Sadowa, de Mar del Planta; Las Termas, de Chaco; Tomas Arias, de Corrientes; Alberdi, de Paraná, Logros, de Córdoba. ATSA SA, Lider Meat SRL y Simino SRL de Buenos Aires.

Con despidos: Zaiman (Misiones), Pampa Natural (La Pampa) y Ríoplatense (San Fernando, Buenos Aires).

Con preventiva en crisis: Frigorífico Macellarius SA, (Ciudad Evita), El Látigo SA, (Florencio Varela), Kalina SA, HV SA y Facver SA.

En definitiva, si persiste la medida están en riesgo de perderse más de 10.000 puestos de trabajo y la continuidad de 30 plantas industriales. Cabe consignar que las exportaciones representan el 30% de la carne que se industrializa en aproximadamente 70 frigoríficos, de ellos, el 60% no tiene distribución en el mercado interno.

Como es público y notorio, la queja generalizada de los productores en general y de la Mesa de Enlace en particular consiste en las trabas que interpone la ONCCA, la respuesta a ello es más de lo mismo, el miércoles entró en vigencia una nueva disposición, la misma exige que los exportadores de carne tramiten, además del Registro de Operaciones de Exportación “ROE”, el nuevo pre-ROE, documento éste que para “evitar malos entendidos” será entregado por el mismísimo Guillermo Moreno personalmente. De más está decir que para acceder al pre-Roe, es menester satisfacer los requerimientos del secretario de comercio en sus “célebres” baratas en el mercado doméstico. Con semejante prerrogativa en sus manos, será muy aleatorio poder exportar aún cuando no exista una prohibición expresa.

El humor de los ganaderos es imaginable y, la paciencia está al límite, ya existen varios planteos de ir a un paro y si bien la dirigencia prefiere agotar la instancia negociadora, les resultará difícil contener a las bases por mucho tiempo más, inclusive el líder de la FAA, Eduardo Buzzi, hablo de tal posibilidad que se refleja en dos frases recogida por la prensa: "Este solo motivo debería ser causa suficiente para que sector declarara un paro", y "En los próximos días analizaremos la medida, pero nos están llamando productores de todo el país y va a haber reuniones".

Lo concreto es que la Mesa de Enlace solicitó una audiencia a la presidenta de la nación, quien a su vez delegó ese encuentro en el ministro Julián Domínguez, la reunión tendrá lugar el martes venidero. Los temas centrales de la agenda serán justamente el problema de las exportaciones cárneas y el trigo.

La estrategia de los capitostes ruralistas en la ocasión no se suscribirá al reclamo, éste vendrá acompañado de propuestas que a sus juicios contribuirían a mejorar la situación. Al respecto, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas “CRA”, Mario Llambías, anticipo que plantearán la “eliminación temporal” del IVA para los cortes populares de carne bovina, sin duda si se le restara el 21% con que está gravada, el alivio de los bolsillos argentinos sería notorio, aunque dada las urgencias de caja del Gobierno, a priori no parece probable que se acceda sobre el particular.

El tema tomó gran repercusión en la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados de la Nación, el cuerpo que cuenta con mayoría opositora y preeminencia de dirigentes ruralistas (dados en llamar agro-diputados) no esta dispuesto a dejar pasar de largo la cuestión. El presidente de la comisión, Ricardo Buryaile, convocó a una reunión extraordinaria de urgencia. De la misma participaron 27 representantes de los diferentes bloques que la componen.

Al vicepresidente de la comisión, Rubén Sciutto “FpV”, le tocó el rol de refutar la versión, que atribuyó a trascendidos periodísticos; en contraposición los opositores cuestionaron fuertemente la política ganadera realizada por el Gobierno. Tras el debate, la Comisión dispuso el tratamiento sobre tablas de tres iniciativas presentadas (pertenecientes a Christian Gribaudo, Ulises Forte, Ricardo Buryaile) que fueron unificadas en un solo dictamen como pedido de informe referido al tema. Como consecuencia de lo dispuesto el formoseño Ricardo Buryaile, quedo facultado para invitar al ministro de Agricultura y Ganadería, Julián Domínguez, al Congreso. Aprovechando su presencia; además del asunto de marras, se le solicitará al funcionario tenga a bien explicitar todo el proyecto productivo a nivel nacional.

Corresponde mencionar que con lo descripto en el párrafo anterior no se agota la tarea de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara baja, el viernes también agro-diputado Hilma Ré (Coalición Cívica- Entre Ríos) presentó un proyecto de resolución, también rubricado por Patricia Bullrich, con el fin de citar al Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, al Administrador Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, y a la Directora General de Aduanas, Silvina Tirabassi, a la Comisión, a los efectos de que brinden información, si en el ámbito de su organismo se han dispuesto medidas de prohibición y/o restricción a las exportaciones de carne.

En declaraciones a la prensa la diputada Hilma Ré, expresó “No solo solicitamos que nos informen sobre si hubo prohibiciones, sino también los motivos, alcances de las medidas y si estas medidas favorecen y/o benefician a la Industria Productora y Exportadora Cortes Envasados Termo procesados. Por otra parte también citar al Ministro de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, para que informe si tiene conocimiento, sobre lo anteriormente consultado.”.

Indudablemente estamos en presencia de una semana bastante movida, donde la situación tendría que definirse, no suena posible la instancia actual de “no, pero si”. Si nos remitimos a los antecedentes deberíamos decir que “Era previsible que se suspendieran las exportaciones, no por ello deja de ser un dislate”

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución












Se han visto 29473063 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 52 personas (52 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - sábado, 04/jul/2020 - 09:45
FuncWay, la web dinámica de MatrixWay