Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Suelos y Bosques
 
Usted está aquí » Suelos y Bosques » Suelos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoCONOCIENDO LA TURBA: EL ABONO PERFECTO PARA LAS PLANTAS. USOS EN LA AGRICULTURA
12/ago/2017

El contenido de este artículo fue publicado por Ecolombriz, y revisado y reeditado por Portalfruticola.com

CONOCIENDO: LA TURBA

Turba es un nombre genérico que se aplica a diversos materiales que proceden de la descomposición de vegetales, dependiendo de su naturaleza del origen botánico y de las condiciones climáticas predominantes durante su formación, las que a su vez nos indican el estado de descomposición de dichos materiales.

Las turberas consisten en la acumulación de materia orgánica cuando la tasa de acumulación supera a la tasa de mineralización, debido a que se forman en condiciones no favorables a la biodegradación de dicha materia orgánica en medios anaerobios. Es decir, son formaciones sedimentarias con exceso de humedad y deficiente oxigenación. Como consecuencia de estas condiciones, la materia orgánica sólo se ha descompuesto de manera parcial.

Distintos tipos de turba

En condiciones climáticas de frío extremo, baja evaporación, elevada pluviometría, bajos índices de radiación solar y temperaturas estivales suaves, todas unidas al lavado frecuente por exceso de lluvia, originan un bajo contenido en nutrientes y ph ácidos. Como consecuencia del lavado del calcio, en estos suelos pobres en bases, se desarrollan especies poco exigentes, como el Sphagnum spp., Eriophorun vaginatun, etc.

Parece que no hay ningún microorganismo capaz de descomponer el Spagnol (sustancia de los musgos parecida a la lignina), por lo que la estructura principal de las plantas que forman la turba queda inalterada. Forman una gruesa pared en forma de anillos, espirales o placas, que evitan el colapso sobre si mismos cuando se secan. Este tipo de turbas son conocidas normalmente como turbas altas o rubias (aunque realmente no es turba como tal sino “pompón” o musgo, un manto vegetal milenario que crece sobre la turba negra).

Las turbas negras se forman en zonas bajas, ricas en bases (por lo tanto con un ph más alto) y están más descompuestas por lo que su color es más oscuro.

Composición de la turba

Las características más importantes de la turba serían la elevada Capacidad de Intercambio Catiónico, el ph varía entre el 3 a 4 de la rubia y entre 7.5 y 8 de la negra (esta es una de las razones para la mezcla), gran capacidad de retención de agua, espacio poroso total elevado, lo que permite una buena circulación de aire y facilidad para la extracción de agua por parte de las raíces de las plantas.

Por otro lado, la riqueza en elementos nutritivos de la mayoría de las turbas suele ser muy pobre, llegando al 1% de N. en el mejor de los casos, aunque estos valores resultan una excepción, como lo confirma el hecho de que los valores de NPK que se citan en las características de las turbas comerciales es en mg/L.

En algunos casos, y dadas las pequeñas cantidades de nutrientes que contienen, las turbas utilizadas como substratos se enriquecen con pequeñas cantidades de nutrientes como, por ejemplo, humus de lombriz.

Aplicaciones y usos

Desde el punto de vista comercial la turba se utiliza como sustrato la mezcla entre la turba rubia y la negra a porcentajes iguales, aunque la mezcla más frecuente es la de rubia al 70 % y de negra al 30 %, para conseguir unas características determinadas, apropiadas para los usos a los que va destinada normalmente. Éstos son en horticultura, jardinería u otras plantas o cultivos en contenedor, sobre todo viveros de hortícolas, repicado y trasplante de macetas, etc.

UTILIZACIÓN DE LAS TURBAS

Sustratos para semilleros

Son preferibles las turbas de fibras finas y poco descompuestas para que la aireación sea compatible con la humedad y para que no aparezcan problemas nutritivos durante la evolución de la materia orgánica (LAMB, 1969; STARCK el al., 1974).

La salinidad debe ser baja (conductividad eléctrica inferior a 0,5 roS/cm para que la germinación sea satisfactoria. Si es superior a 2 no deben utilizarse). La acidez no debe de provocar problemas de asimilabilidad de nutrientes, por lo que el pH debe ser mayor de 4. En todo caso se deben tener en cuenta las exigencias de cada cultivo.

Sustratos para macetas y contenedores

En este caso las características de la turba pueden variar más, porque los sustratos se preparan mezclandolas con otros componentes minerales más densos: arena, arcilla, perlita, vermiculita o gránulos de poliestireno. La finalidad es lograr propiedades físicas convenientes (SHEARD, 1975).

La turba más conveniente es la medianamente descompuesta. Las operaciones a realizar son: moler y humedecer; añadir N, P, K, S, Mg YCa; sumar oligoelementos (fundamentalmente B, eu, Fe, Mn y Zn) y, por último, mezclar.

Cultivos forzados en invernadero

Al tratarse de cultivos intensivos, pueden aparecer problemas de aireación. El volumen de aire debe superar el 40% de la porosidad, por lo que es recomendable la trucha de fibra. Desde el punto de vista químico, y para evitar la disminución del rendimiento de los cultivos (que puede ser motivada por una relación C/N alta), interesan las turbas bien evolucionadas (PEREVERZEV y GOLOVKO, 1967; KONONOVA, 1966, 1970).

En la práctica las turbas se mezclan con arena o con suelo mineral y se fertilizan convenientemente.

Céspedes y pavimentos deportivos

Son preferibles las turbas descompuestas, que son mezcladas con el suelo y se fertilizan. En algunos casos, el pisoteo ocasiona el deterioro de la estructura y aparecen problemas serios de impermeabilidad y encharcamiento, que se corrigen con el conveniente saneamiento.

Acondicionamiento y mejora de los suelos

En sentido estricto no debe existir un suelo sin materia orgánica. Aunque su proporción sea pequeña, su presencia es necesaria para el desarrollo de los cultivos ya que mejora las propiedades físicas, químicas y biológicas de los suelos.

Por sus efectos sobre la estructura del suelo, contribuye a mejorar la permeabilidad.

Su elevada capacidad de retención de agua tiene varios efectos beneficiosos. Entre ellos están la disminución de la oscilación térmica, facilitar el manejo de los suelos y permiter la mejor distribución del agua en el suelo, que es el factor más limitante de las producciones agrarias en los climas mediterráneos.

La materia orgánica del suelo tiene una elevada capacidad de intercambio catiónico y forma complejos arcillo-húmicos que regulan las concentraciones de nutrientes en la solución del suelo, amortiguando sus oscilaciones. La solución del suelo permanece diluida y se evitan perjuicios debidos a la salinidad: efectos ósmicos y tóxicos.

Las proporciones relativas de los nutrientes son las adecuadas para las plantas en el transcurso de la mineralización de la materia orgánica poco descompuesta, que es utilizada por los microorganismos del suelo como fuente de energía y de materias constitutivas de sus tejidos.

La mejora de las propiedades depende de las características de los suelos y de las turbas. En los suelos arenosos son preferibles las turbas capaces de retener mucha agua y que a la vez tengan una elevada capacidad de intercambio catiónico. Por esto es que son convenientes las de fibras finas medianamente descompuestas, aunque en los suelos arcillosos son preferibles las de fibras más gruesas por su influencia en la aireación.

En general interesan las que contribuyen a aumentar la porosidad y también la estabilidad estructural de los agregados y su resistencia al corte (HAR. GE, 1975). Para estos efectos enmendantes de la estructura de los suelos interesan las turbas bien descompuestas.

EVALUACIÓN DE LA TURBA CON FINES AGRÍCOLAS

Para evaluar la turba respecto a sus posibles usos agrícolas se han de tener en cuenta cuatro aspectos básicos:

1) La retención de agua.

2) La proporción de poros con aire.

3) La capacidad de intercambio catiónico.

4) El grado de evolución de la materia orgánica. Además se deben considerar otros aspectos:

5) La acidez.

6) El contenido en carbonatos.

7) La salinidad.

8) El contenido en nutrientes.

Fuente: Ecolombriz

www.portalfruticola.com

>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución











Se han visto 20929311 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 49 personas (49 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - lunes, 20/nov/2017 - 21:59
Web Dinámica, Sistema FuncWay