Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Frutihortícola
 
Usted está aquí » Frutihortícola » Flores, Delicatessen y especias »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un Amigo5 CONSEJOS PARA CULTIVAR ROSALES
07/ago/2017

Al margen de que podemos elegir entre multitud de rosales con rosas de diferente color, hay variedades más propicias a resistir las plagas y enfermedades comunes de tu zona, están adaptadas a la climatología y tendremos más éxito cultivando estos rosales.

Si quieres cultivar rosas en el jardín, en tu huerto o incluso en macetas en tu terraza o balcón, no dejes de leer estos consejos para que consigas rosales sanos y fuertes. Aunque plantar rosales tiene fama de ser complicado, su cultivo puede ser relativamente sencillo si tenemos en cuenta algunas pautas básicas. Si estás empezando en la jardinería y no tienes mucha experiencia, te recomendamos que comiences tu jardín de rosas a partir de un esqueje o una pequeña planta que puedas adquirir a través de otros/as jardineros/as, en viveros, centros de jardinería, etc. Definitivamente los rosales son los reyes de los jardines, no sólo por la belleza de sus flores, las rosas, sino también por el aroma que éstas desprenden.

En este artículo repasaremos puntos importantes durante el cultivo de los rosales como por ejemplo la importancia de elegir variedades locales, dónde plantar los rosales, la fertilización del rosal, consejos para el riego de los rosales y por último las plagas más comunes en el rosal.

5 CONSEJOS PARA CULTIVAR LAS MEJORES ROSAS

1.- Elige la variedad correcta de rosal.

Dependiendo de la zona en la que vivas, será oportuno optar por una u otra variedad de rosal. Al margen de que podemos elegir entre multitud de rosales con rosas de diferente color, hay variedades más propicias a resistir las plagas y enfermedades comunes de tu zona, están adaptadas a la climatología y tendremos más éxito cultivando estos rosales.

Podemos obtener semillas ecológicas de rosales en redes de semillas, de otros/as jardineros/as ecológicos/as, en viveros y centros de jardinería, etc. Así participaremos en la recuperación de variedades autóctonas, que, en muchos casos, se están perdiendo.

2.- Dónde ubicar los rosales.

Estas plantas necesitan crecer en un sitio soleado. Reserva un espacio que reciba un mínimo de 6 horas diarias de sol si quieres ver tus rosales florecer.

Además, los rosales necesitan crecer en un sustrato que tenga un buen drenaje para evitar la acumulación excesiva de agua y que se produzca daño en las raíces. Evita plantar los rosales en zonas donde se acumule el agua de lluvia y se formen grandes charcos.

Otro factor que debemos tener en cuenta a la hora de buscar un buen sitio para los rosales es el viento. Debemos evitar puntos en los que haya fuertes vientos, especialmente del norte, porque podrían partir ramas, arrancar flores y causar daños graves a la planta en general. Protege los rosales del viento ubicándolos detrás de árboles o arbustos que podemos usar como paravientos, en muros, vallas, espalderas, etc. a los que además podremos tutorar los rosales para que éstos tengan una guía y suficiente soporte para crecer de forma erguida.

3.- La fertilización de los rosales.

Algo que queremos y que perseguimos cuando cultivamos rosales es que nuestras plantas nos dé flores. Queremos que, cuando llegue la temporada de floración nuestros rosales nos den unas rosas bien hermosas y con su característico aroma.

Los rosales requieren de sustratos ricos en materia órganica, que sean fértiles y propicios para aportar todos los macro y micronutrientes que necesitan estas plantas.

Como base, utilizaremos un sustrato apto para el cultivo ecológico de rosales al que añadiremos, una o dos veces al año (normalmente en primavera y en otoño) una capa de humus de lombriz o de compost. Te animo a que dediques un espacio en tu huerto o jardín para hacer compost y/o vermicompost. Yo te aconsejaría que aplicaras la primera capa de compost o vermicompost dos semanas antes de que empezaras a sembrar o trasplantar los rosales y que la regaras tres o cuatro veces durante este periodo de tiempo. Así estaremos preparando un buen sustrato para cuando comencemos a cultivar.

Te recomiendo que huyas de fertilizantes sintéticos porque lo que hacen es empobrecer la fertilidad de la tierra a medio y largo plazo. Para fertilizar los rosales, adicionalmente tenemos excelentes opciones a la hora de usar fertilizantes naturales en nuestro jardín que podemos usar para añadir macro y micronutrientes extra a nuestras plantas, como por ejemplo a través del té de compost. Y si aun así tienes rosales que no florecen, puede ser por alguna de estas causas.

4.- El riego del rosal

Los rosales no son plantas que, en general, aguantes bien el estrés hídrico, es decir, falta de agua. Esta carencia de agua si se vuelve en algo constante podría producir una pobre floración y plantas mustias y poco vitales.

Durante los meses más calurosos del año regaremos los rosales una media de 2 a 4 veces a la semana, según necesidades. Lo ideal es que la tierra mantenga siempre cierto grado de humedad, pero ojo, sólo un poco húmeda, esto no quiere decir que nos pasemos con el agua que aportamos al rosal y que la tierra esté siempre mojada o encharcada. Durante los días calurosos regaremos a última hora de la tarde y siempre que sea posible es preferible optar por el riego por goteo, ya que éste es un tipo de riego eficiente para el jardín.

Por otra parte, durante los meses más fríos, como habremos podado los rosales éstos requerirán muy poca cantidad de agua y además tendremos en cuenta que ya reciben agua a través de la lluvia. Durante estos periodos minimizaremos los riegos.

5.- Plagas en los rosales.

Hay algunas plagas muy comunes que podemos sufrir durante le cultivo de los rosales. Si las conocemos podremos utilizar herramientas que nos ofrece la jardinería ecológica u orgánica para que nuestras plantas puedan sufrir el menor número de plagas posible y puedan desarrollarse correctamente sin sufrirlas o por lo menos, minimizando los daños.

Los áfidos, en especial los pulgones, son una de las plagas más comunes en rosales. La buena noticia es que tenemos multitud de remedios para prevenir plagas de pulgón que podemos preparar en casa y para los casos en los que descubrimos que los rosales están plagados de estos insectos, podemos tenemos también remedios para combatir la plaga de pulgón que son caseros y muy sencillos de preparar y aplicar, incluso si eres nuevo/a en el mundo de la jardinería.

También la babosa o limaco del rosal puede causar graves daños en este tipo de plantas. Se alimentan de las hojas jóvenes y de los brotes y pueden hacer auténticos estragos en los rosales en una sola noche. Tenemos a nuestro alcance multitud de remedios ecológicos para plagas de babosas o limacos, ¡pongámoslos en práctica!

Es importante que tengas en cuenta que los productos comerciales con tóxicos pueden perjudicar gravemente la salud de las personas que los aplican, la salud general de los rosales a la larga, contaminan el medio ambiente y causan la muerte de insectos y otros seres vivos muy importantes en el jardín, como por ejemplo las abejas.

Fuente: ECOAGRICULTOR

>

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires














Se han visto 20100667 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 22 personas (22 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - viernes, 18/ago/2017 - 01:42
Web Dinámica, Sistema FuncWay