Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Cooperativismo
 
Usted está aquí » Cooperativismo » Reflexiones Cooperativas »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEL COOPERATIVISMO ESTA POTENCIALMENTE CAPACITADO PARA APORTAR LOS FRENOS Y CONTRAPESOS QUE LA ECONOMÍA REQUIERE
21/jul/2017

En todo el viejo continente, la participación de las cooperativas en la cadena alimentaria reviste gran importancia en la regulación de los mercados.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

@AldoBonaveri

@PregonAgro

La inflación sigue siendo un gran problema para Argentina, si bien este año el indicie se reducirá entre un 40 y un 50% respecto al año pasado (según las estimaciones más pesimistas y optimistas de consultoras económicas y el gobierno), en el mejor de los casos difícilmente resulte menor al 20%, por lo que la de nuestro país se encuentra en el 186 lugar entre los 192 países del mundo, sólo superado por Venezuela (con una proyección para concluir 2017) del 1.130%, Sudan del Sur 119%, Libia 35%, Surinam 30% y Egipto 26,1%.

La economía argentina no crece desde hace más de 4 años, con grandes distorsiones en los precios relativos, con un abultado gasto público y desproporcionado costo impositivo. No es el propósito de efectuar en esta columna una análisis político-económico, pero si se impone expresar que el rubro alimentos es una de las variables económicas que más repercute en la espiral inflacionaria y, por ende redunda de sobremanera en el bolsillo de los sectores más vulnerables.

A quedado demostrado que el problema no se resuelve con un intervencionismo a ultranza del Estado, como tampoco se subsana con absoluta liberalidad. En el país no existen suficientes frenos y contrapesos para limitar la hegemonía de los grupos económicos más concentrados y, ello deriva en que estos se queden con ganancias extraordinarias, en desmedro de los dos extremos de la cadena nacional alimentaria: productores de perecederos y consumidores.

Fuertes empresas oligopólicas (muchas de ellas multinacionales) y grandes cadenas de intermediación manejan los precios casi a voluntad, registrándose paradojas inconcebibles en economías equilibradas. Como ejemplo basta mencionar que mientras los tamberos están trabajando prácticamente a pérdida, la leche en Argentina es la segunda más cara del mundo y, el queso se paga más que en Francia. Si cotejamos con la región advertimos que en Brasil los productos lácteos son más baratos, a pesar que el gigante del Mercosur tiene una gran desventaja climática y, en consecuencia productiva, para producir leche.

Cabe consignar que varias de esas corporaciones industriales y cadenas de supermercados están operando prácticamente en todo el mundo; no obstante en estos mercados no se repite semejante supremacía. La razón fundamental para que ello no ocurra radica en que allí funcionan con eficiencia los frenos y contrapesos correspondientes, y ello no es potestad ni mérito de políticas de centro derecha o centro izquierda. Si observamos lo que acontece en la Unión Europea podemos apreciar que el Cooperativismo es el principal factor de regulación y equilibrio de los mercados.

En la Unión Europea existe en todos los países miembros una importante cantidad de cooperativas, varias en su doble rol de producción y consumo, o participando en toda la cadena; otras son especificas en su rubro, pero estás a la vez actuando en estratégicas alianzas Intercooperativa, procediendo mancomunadamente inclusive con entidades semejantes de la distribución y el transporte.

En todo el viejo continente, la participación de las cooperativas en la cadena alimentaria reviste gran importancia en la regulación de los mercados. En tanto el peso específico del movimiento es superlativo en los avanzados países escandinavos, donde se verifica el fenómeno cooperativo: en Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca e Islandia donde el ratio cooperativista por habitante supera el 40%. Similar performance se verifica en Austria, Suiza, Lituania y Chipre.

Si bien corresponde reconocer que en el continente donde nació el cooperativismo existe una mayor concientización de participación. También corresponde destacar que la legislación vigente, dictada por el Parlamento Europeo, de aplicación en los 27 Estados miembros, constituye un instrumento para facilitar las realizaciones de operaciones transfronterizas en el mercado común. En definitiva, el modelo cooperativo estimula la optimización del ecosistema empresarial de la Unión Europea y, en particular, la democracia económica, propendiendo a la equidad y ordenamiento de los precios.

En nuestro país las cooperativas de consumo suman apenas 1.500.000 asociados y se encuentran tan solo en unas 100 localidades. Si bien en los ámbitos que se desempeñan se verifican resultados en general satisfactorios, la mayoría de estas entidades están superando el medio siglo de vida. Lo que evidencia el estancamiento del sector, como que el terreno se ve obstaculizado para creación de nuevas entidades, en parte por la elevada inversión inicial que requiere, pero fundamentalmente por la alta concentración imperante, con el agravante de no existir un estímulo oficial.

Frente al panorama poco propicio, corresponde destacar la constitución de ALIMENTOS COOPERATIVOS, proyecto de comercialización Intercooperativa, en el ámbito de organizaciones de los productores cooperativos de diferentes provincias del país. De dicho emprendimiento participan la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo “FOPAL”; Federación de Cooperativas Apícolas “FECOAPI; Federación de Cooperativas Productores de Alimentos de Misiones “FECOPAM”; Federación de Cooperativas Agrícolas de Misiones “FEDECOOP”; Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina “FECOOTRA”; y la Asociación de Cooperativas Hortícolas y Frutícolas Argentina “ACOHOFAR”.

El propósito consiste en el fortalecimiento de las entidades de los productores mediante la comercialización. La propuesta se sustenta en la promoción de otra forma de producir y también de consumir. En lo atinente a la producción, el sistema de economía solidaria posibilita que la toma de decisiones se lleve a cabo en forma democráticamente, lo que refuerza los valores solidarios y equitativos.

En materia del consumo, propende a proporcionarles información certera a los consumidores, contemplando la calidad de cada producto y la formación de precios de los alimentos. Con ello la estrategia pasa por soslayar las prácticas pasivas de compras, especialmente influidas por la publicidad de las grandes corporaciones alimenticias, en pos de asumir actitudes activas que a la postre confluyan a mejorar la capacidad de consumo.

La lógica de Alimentos Cooperativos se sustenta en los propios preceptos del movimiento. Precios justos, vinculados meramente a los costos de producción, obviando especulaciones de cualquier índole. Poner énfasis en la calidad de los productos, partiendo de la base que los mismos productores son los primeros consumidores de esos artículos.

El vademécum de productos ofrecidos contiene aceites de oliva virgen extra, oliva y ajo, girasol y mezcla; aceto balsamico. Vinos, cerveza artesanal, sidra, champagne y jugos de frutas. Conservas varias: crema de maní, pickles, berenjenas, antispastos, morrones, aceitunas, paté y aderezo de tomates triturados, hongos, pepinillos, choclitos, productos gourmet. Dulces y mermeladas varias, mieles. Leche y quesos. Fideos y harinas de distinto tipo. Arroz, maíz y lentejas. Yerbas de varias marcas: Infusiones diversas y productos sin gluten. Información disponible en la página. http://www.alimentoscooperativos.com.ar/

El emprendimiento se perfila como un paso en la dirección correcta para mejorar la participación cooperativa en el mercado, a la vez de constituir una alternativa válida para los consumidores que pretender adquirir productos de calidad a valores accesibles. Es de esperar que este tipo proyectos se multipliquen y comiencen así a conformarse los frenos y contrapesos que el país necesita y el cooperativismo está potencialmente dotado para aportar.

>

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires











Se han visto 20100683 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 19 personas (19 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - viernes, 18/ago/2017 - 01:45
Web Dinámica, Sistema FuncWay