Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Oleaginosas
 
Usted está aquí » Oleaginosas » Girasol »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoREEDICION: Alto oleico, el girasol del futuro
05/dic/2005

Por: Norberto Veribona Dola

Si bien no existen datos abundantes en cuanto a comparativo de rendimiento de grano y aceite, no hay diferencias substanciales. En cuanto al valor de comercialización, en la última campaña se podía obtener 20 dólares por tonelada que se suma al precio del producto y a la bonificación tradicional por materia grasa.

El de girasol es en la actualidad es el aceite de semillas más utilizado en varios países de Europa, representando una opción saludable y económica a otras variedades de aceite. Está constituido fundamentalmente por ácidos grasos poliinsaturados de los que destacan los ácidos linoleico y linolénico. Estos ácidos grasos se consideran esenciales y deben proporcionarse diariamente a través de los alimentos, ya que no pueden ser sintetizados por el organismo humano. Además, aporta grasa monoinsaturada en forma de ácido oleico, pero en menor cantidad que la que encontramos en el aceite de oliva. En nuestro cuerpo las grasas poliinsaturadas reducen los niveles de colesterol total y los triglicéridos en sangre.

En la cocina se recomienda utilizar el aceite de girasol en crudo para conservar sus propiedades, para el caso de utilizarlo en frituras, se aconseja no calentarlo en exceso. Esto como consecuencia que los aceites de semillas soportan en forma más deficiente las temperaturas elevadas que el aceite de oliva.

En varios países, entre ellos el nuestro, se ha incrementado significativamente la disponibilidad de ácidos grasos saturados y trans (galletitas crackers y dulces, productos de copetín, margarinas y papas fritas) . Si a la grasa saturada de la carne vacuna consumida se le agregan los aceites hidrogenados, es evidente que la alimentación está creando las condiciones favorables para la proliferación de aterosclerosis.

Manteniendo las cualidades que lo destacaron, hoy la humanidad dispone de una variante que a la postre resulta muy favorable, puesto que a las propiedades reconocidas, se le suman otras realmente benéficas, por cuanto el girasol llamado “alto oleico”, ya con un presente, tiene a futuro perspectivas excelentes.

Estos materiales, ricos en ácido oleico, logran un producto que por su composición se asemeje al de oliva. Las ventajas de este nuevo aceite es que resiste mejor las temperaturas que se generan al freír alimentos y se descompone más lentamente, pudiendo reutilizarse más veces, siempre y cuando se filtre adecuadamente.

¿Es comparable el aceite de girasol alto oleico con el de oliva? Ambos contienen grasas monoinsaturadas. En el aceite de oliva el ácido oleico está presente en un 75 %, en el de girasol "alto-oleico" en torno al 80%, en tanto en el aceite de girasol convencional, este ácido graso alcanza tan sólo un 31,5%. El ácido oleico ejerce una acción beneficiosa para los vasos sanguíneo y el corazón, ya que aumenta el llamado "buen colesterol" (HDL-c) sanguíneo, contribuyendo a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Conforme a las experiencias y estudios realizados, los aceites de alto contenido oleico, resultan los más apropiados para cocinar, ello como consecuencia de factores tales como: Más resistencia a temperaturas de 160-200ºC que son las que se producen al freír. Impregnan menos de grasa al alimento, y en consecuencia, el alimento frito en este aceite absorbe menos grasa, y por tanto será menos calórico. Son más estables y se descomponen de una manera más lenta.

En consonancia con estos resultados, los países industrializados han dispuesto el etiquetado obligatorio de los alimentos, para el caso de los aceites la normativa establece que deberán indicar el contenido o no de grasas trans, como así también el presunto efecto sobre la salud humana. Estados Unidos comenzará aplicando dicha legislación en enero del venidero año, en tanto en los próximos seis meses Canadá y la Unión Europea seguirán el mismo camino.

Estas realidades están enviando una señal muy clara al agricultor girasolero argentino, la tendencia es muy clara y los resultados evidentes. Seguramente muchos se preguntaran como se traducen estas variables, con el comportamiento económico en la ecuación rendimientos y precios. En cuanto al comportamiento agronómico, conviene decir que si bien la proporción de híbridos de alto oleico existente en el mercado es numéricamente mucho menor, los pocos ensayos comparativos existentes, no marcan registros muy diferenciados sobre los convencionales en kilos por hectárea o en contenido de aceite. En cuanto al valor de comercialización, en la última campaña se podía obtener 20 dólares por tonelada que se suma al precio del producto y a la bonificación tradicional por materia grasa.

En la campaña 2004-2005 se sembraron una 150.000 hectáreas con girasoles “alto oleico”, calculando que este año se llegará 250.000 a 280.000 hectáreas. En tanto que los programas de mejoramiento de las empresas semilleros apuntan a concentrar allí todos sus esfuerzos.


Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires














Se han visto 26189159 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 68 personas (68 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 15/sep/2019 - 13:48
Web Dinámica, Sistema FuncWay