Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Otros Ganados y Carnes
 
Usted está aquí » Otros Ganados y Carnes » Équidos »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoREEDICION – Raza Equina CUARTO DE MILLA
31/mar/2017

En equitación moderna es habitual encontrarlos, participando en casi todas las disciplinas. Estos ejemplares son famosos por sus arranques raudos, su habilidad en los giros y paradas, como así por velocidad en cortas distancias.

Por: Juan Carlos Giménez Ramírez

El Cuarto de Milla o Quarter Horse es una raza equina de caballería ligera desarrollada en los Estados Unidos a partir cruzamientos entre las estirpes Purasangre, Morgan, Saddlebred estadounidense y otras más rusticas.

Los antecedentes del Cuarto de Milla se generan en las dos costas de Norteamérica de la época colonial. Por entonces en proximidades del Atlántico predominaban colonias inglesas y holandesas, allí prevalecían caballos de sangres inglesas, irlandesas, escocesas y holandesas. En tanto sobre el Pacífico se extendían los territorios del virreinato de Nueva España; por esos lares se visibilizaban yeguarizos de granja y de transporte de razas más o menos mezcladas.

Cabe decir que el nombre de esta raza se inspira en uno de las aptitudes más destacadas de esos caballos: la rapidez en las carreras de velocidad del cuarto de milla. La denominación la recibe luego de la carrera de un cuarto de milla del siglo XVII en Virginia y las Carolinas. Sus salidas son extremadamente rápidas y posee gran velocidad en distancias cortas.

Así mismo corresponde señalar que la raza Cuarto de Milla es la más popular en los Estados Unidos y una de las más exportadas desde ese país. Mantiene el registro más amplio en el mundo y es muy popular debido a sus presentaciones en los eventos ecuestres deportivos.

A través de su historial, los criadores han perfeccionado el Cuarto de Milla Americano mediante el agregado de sangre de los Purasangre. Su versatilidad y patrones de excelencia hacen que sea una de las razas modernas más buscadas.

Independientemente de sus grandes aptitudes para las carreras, estos caballos fueron protagonistas en la conquista del oeste. Razón por la cual su imagen esté fuertemente ligada a los westerns. Tanto es así que es el caballo más utilizado en ese tipo de films.

La asociación oficial de la raza, la American Quarter Horse Association, responsable del libro genealógico de la raza, se constituye en 1941 en Amarillo, Texas. Cuenta con unos 4 millones de ejemplares registrados en todo el mundo, con lo que para especialistas es la raza de caballos más poblada del mundo. La reproducción autorizada solo puede hacerse entre dos caballos cuarto de milla.

También estos equinos contribuyeron en la historia norteamericana en cruzamientos con otras razas, dando respuesta a necesidades de época: La caballería militar necesitaba caballos y seguía programas determinados. Los granjeros propendían a la selección de animales de tiro y mulas. En los desplazamientos personales primaban los caballos de tiro ligero y de trote rápido. Las rutas transitadas por diligencias requerían cuantiosos animales. También los ganaderos dependían de caballos vaqueros adecuados. Un elevado porcentaje de estos yeguarizos portaban sangre Cuarto de Milla.

El rol fundamental de los caballos en los ranchos del Oeste norteamericano consistía en el trabajo con el ganado. Estos animales resultaban insustituibles para manejar los rodeos a campo abierto, como para realizar arreos. No es de extrañar que los principales ranchos de Texas ostentaran un papel fundamental en el desarrollo del moderno “Quarter Horse”.

El Cuarto de Milla fue el tipo de caballo que contribuyó a conquistar las planicies en donde se establecieron las granjas, llevo a los cazadores de búfalos a través de los llanos y, transportó a los vaqueros desde Rio Grande hasta Alberta, fueron animales adecuados física y psicológicamente por su temperamento para superar las vicisitudes de la conquista del oeste.

Texas no puede endilgarse el origen del Cuarto de Milla, empero, fue ahí en donde encontró su hábitat natural, ya que hasta antes de su llegada a Texas era un caballo para carreras cortas, y fue en ese estado donde se convirtió en un caballo vaquero, es el territorio donde el desarrollo del ganado tuvo su auge y ahí mismo donde la raza redondeo su aporte y prestigio.

La raza Cuarto de Milla es muy valorada por su excepcional disponibilidad y por su inteligencia. Resistente y dócil, esta raza también ha demostrado poder ser una excelente compañera en paseos ecuestres. En equitación moderna es habitual encontrarlos, participando en casi todas las disciplinas. Estos ejemplares son famosos por sus arranques raudos, su habilidad en los giros y paradas, como así por velocidad en cortas distancias.

Características

Esta raza se caracteriza por tener una cabeza pequeña y refinada con un perfil recto, bien proporcionada, presentando una buena inserción de esta en el cogote musculoso y bien armonioso. Hocico pequeño. El labio superior es mayor que el inferior. Ojos grandes y pardos de expresión magnánima y mirada alerta cuando está en movimiento. Orejas cortas y activas. Hocico fino y ollares amplios. Quijada grande

Los actuales Cuarto de Milla son fuertes, de poca estatura y corpulentos, la altura a la cruz promedio va entre 1,45 y 1,65 metros. Pesan entre 450 y 550 kilos; de sorprendente masa muscular, de pecho grande, profundo y ancho, ostenta un buen tórax. Los cuartos traseros son poderosos y redondeados. Las patas fuertes con rodilla plana. Observándolos en conjunto son armoniosos y atractivos. Su velocidad y ductilidad se sustentan en su poderosa musculatura y la ubicación de su centro de gravedad mucho más adelante que cualquier otro caballo.

Se caracterizan por ser caballos fuertes, resistentes, vivaces, con gran desarrollo de sus masas musculares, en especial del tren posterior y su reconocida mansedumbre.

De carácter sociable, sensible y activo. Temperamento ansioso y versátil. Tranquilo y bien balanceado. Altamente inteligente y dócil. Factores que favorecen tanto su manejo como el entrenamiento.

Los colores de su capa siempre son uniformes, presentándose en casi todos los pelajes, siendo el alazán el más habitual, pero es normal observar: bayo, zaino, colorado, castaño, negro, blanco, moro y palomino. En los últimos tiempos la raza admite patrones moteados, otrora descartados, siempre y cuando por las demás variables evidencien la pureza de la raza.

Las crines suelen ser semejante del color del cuerpo, pero también es normal se presenta en tonos más diluidos o lavados. Se trata de caballos bellos, con muy buen porte. Ocupando destacadas posiciones cuando están en juego lugares en el ranking de caballos más bellos del mundo.

Alimentación

Los Cuarto de Milla en temporada de competición, su alimentación tiene que ser balanceada, aproximadamente la cantidad de alimento es el 2.5 del peso del animal; de este porcentaje será del 50% de alguna mezcla de alimento balanceado en proteínas, y el otro 50% será de alfalfa (o el alimento vegetal). La regla de oro para la manutención de los caballos es un jarro más de comida, y el agua todo el tiempo debe de estar presente. La alimentación depende del trabajo que esté efectuando el animal. Corresponde subrayar que los caballos de carreras no deben de ser gordos, sino de mucho músculo y poca panza.

Para su alimentación hay que tomar mucho en cuenta si el animal es muy nervioso o, en lugares que no puede descansar bien, ya que ello le podría traer complicaciones, y con ello un mayor gasto de energía. Para el caso de observar que no está comiendo bien sus alimentos, lo recomendable es aportarle algún complejo vitamínico. Los períodos de alimentación de los caballos en cuadra no deben de ser mayores de 8 horas, habida cuenta que su naturaleza es estar todo el día comiendo.

Los cuidados referidos a las patas de los caballos son los más importantes. Esto es así precisamente por el gran peso que en su mayoría poseen, el cual es repartido entre sus cuatro extremidades de por sí bastante pequeñas en relación al resto de su cuerpo. Fundamental es verificar en cada lavada, si la herradura se encuentra adecuadamente colocada y en su sitio. En consecuencia es sustancial contar con un buen herrero que las coloque y así evitar el desgaste y deterioro de los cascos. La necesidad de herrar siempre depende del tipo de actividad a la que se verá sometido el animal.

Redacción adaptada a Pregón Agropecuario: Aldo Norberto Bonaveri


>

Auspiciantes

Su SEGURO servidor

Asesoramiento Integral 

35 Colecciones de Imágenes















Se han visto 29536250 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 67 personas (67 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 09/jul/2020 - 14:37
FuncWay, la web dinámica de MatrixWay