Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Semillas
 
Usted está aquí » Semillas » Normativas y Regalías »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoPROPUESTA DE CASEM PARA REVERTIR EL CRECIMIENTO DE LA SEMILLA ILEGAL EN LA ARGENTINA
24/ago/2015

Documento textual de la Cámara Argentina de Semilleros Multiplicadores “CASEM”

Introducción:

Desde CASEM (Cámara Argentina de Semilleros Multiplicadores) permanentemente estamos preocupados por el funcionamiento del sistema de producción de semillas en el cual todos los actores de la cadena deben encontrarse incluidos.-

Manifestamos esta preocupación, porque nadie desconoce la importancia actual y futura de la biotecnología y los genes modificados en su aporte al mejoramiento varietal, pero a nuestro criterio, todas estas innovaciones no van a ser de utilidad, si no tenemos en claro como insertarlas legalmente en el circuito productivo.-

En tal sentido desde el estado deberían implementarse normativas que establezcan la obligación que (una vez patentadas las innovaciones), estas tengan que ser licenciadas en condiciones igualitarias a todo Criadero que así lo solicite, y en condiciones razonables y competitivas, de manera de proteger a todos por igual, en especial a los Criaderos nacionales, lo que redundaría en un claro beneficio no sólo para dichos actores del mercado de semillas, sino también para nuestro país.-

La posibilidad de incrementar el mejoramiento vegetal, permitiendo que pequeñas y medianas empresas productoras multipliquen semilla fiscalizada de variedades adaptadas a regiones específicas, y ofrezcan a los productores semillas de cada vez mayor calidad, identidad y a precios accesibles, también facilitarían enormemente la función de contralor que tienen instituciones clave del sector como el INASE.

Los semilleros multiplicadores, propiciamos que en el circuito productivo, el cobro del valor tecnológico se efectúe en la bolsa original (y no en la producción), única forma a nuestro criterio, que evitaría mayores costos al productor y que se siga haciendo semilla ilegal. Para ello, se debe promover y apoyar, el desarrollo de empresas argentinas productoras de semilla, y propender a que todos los semilleros puedan multiplicar semillas de cualquier obtentor

La semilla como bien estratégico para la producción nacional

La semilla es un bien estratégico nacional y es el primer eslabón de la producción primaria y de la cadena agroalimentaria, con un alto impacto social, laboral, tecnológico, económico y político.-

Los semilleros son un fiel reflejo de lo dicho anteriormente, porque en muchas poblaciones del interior de nuestro país donde se radican semilleros, si se aumenta la fiscalización de la semilla, también aumenta la producción, se da más trabajo y hay mayor recaudación de impuestos (tanto comunales, provinciales como nacionales). Caso contrario, al aumentar la “bolsa blanca” son muchas bolsas las que no entran al circuito legal y se deja de recaudar mucho dinero, no solo para los privados, sino también para el propio Estado.-

Todo esto va generando un entramado de actores y procesos de agregación de valor, que en forma eslabonada se van integrando en complejas cadenas agroindustriales, clusters, y redes locales de desarrollos. En síntesis, en el respeto a la cadena de producción que la componen: Criaderos – Semilleros- Comercios- Usuarios, donde sea el Estado el único ente fiscalizador , serán el reaseguro para lograr un desarrollo del mercado semillero nacional al servicio del país y de sus habitantes.-

Regalía única e integral y su cobro en la bolsa

Apoyamos el derecho del obtentor de percibir una regalía, pero proponemos desde nuestra entidad que se aplique el criterio de la integralidad, es decir que dicho canon, retribución y/o valor tecnológico que tiene la obligación de pagar el usuario de la semilla, incluya los conceptos de germoplasma y el aporte de la biotecnología que se incorporen a la variedad (previo a su comercialización). Por ello, para darle una mayor seguridad a los usuarios de las semillas, la regalía que se cobre por cada bolsa puesta en el mercado, debe ser única e integral, es decir debe ser comprensiva del “valor tecnológico” aportado por los criaderos obtentores, como asimismo del “gen” aportado por el creador del “evento” y siempre su cobro debe ser sobre la bolsa y no sobre la producción

Regalía Extendida- Cobro de eventos en la Producción

No estamos de acuerdo que se cobre la denominada “regalía extendida” y menos aún el cobro sobre la producción como pretende imponer una empresa multinacional en estos días. Esta superposición de cobros, es a nuestro entender perjudicial para el mercado y colabora indirectamente con la ilegalidad del mismo. A modo de ejemplo la caída de la semilla fiscalizada a porcentajes que oscilan entre el 17 al 18% del total de la producción de semillas, convierte a dicha cifra en comercialmente inviable, para quienes invierten en el mejoramiento vegetal. También atenta contra la permanencia en el mercado de criaderos y semilleros multiplicadores, que deben competir contra la ilegalidad, cuando el porcentaje de semilla legal debería estar cuanto mínimo por encima del 70% para que el negocio sea rentable y permita el mejoramiento vegetal en forma sostenida y en beneficio par los usuarios, dejando de lado el uso propio al cual haremos referencia más adelante.-

• Datos estimativos sobre la cantidad de semilla ilegal que se comercializa en el país. Beneficios que tendría el mercado y el propio Estado Nacional si se regulariza la cadena

Partiendo de la base de la superficie declarada por organismos públicos como el INASE , Ministerio de Agricultura de la Nación, la superficie estimada sembrada con soja en la campaña 2013/2014, fue de aproximadamente unas 19 millones de has. Para dicha superficie, la cantidad de semilla utilizada (tomando como base 80 kg/ has) ello representa un total de 38 millones de bolsas de 40 Kgs.

Tomando dicha cantidad de bolsas (38 millones), se estima en un 17 % del total, la cantidad de bolsas fiscalizadas, (es decir unas 7 millones de bolsas), y para uso propio un 20 % del total, (lo que representan otras 7 millones de bolsas).

Si del total estimado de bolsas (38 millones), restamos las 14 millones de bolsas estimadas (entre fiscalizada y uso propio), tendríamos una cantidad aproximada de 24 millones de bolsas dentro del circuito de la semilla ilegal.

Tomando entonces una cifra estimativa de 24 millones de bolsas dentro del circuito legal, podremos obtener los importes en dinero, que tanto la cadena de semillas como el Estado nacional y provincial, dejan de percibir.

Para tener preliminarmente una idea de la magnitud de los importes mencionados, basta aclarar que para aumentar la fiscalización (desde el actual 17% de semilla legal), llevarían no menos de 5 años para alcanzar el estimado de las 24 millones de bolsas del mercado ilegal. Representar el problema de la semilla ilegal en cifras, permite tomar conciencia de la urgente necesidad que tanto el estado nacional como la actividad privada (trabajando en conjunto), tomen este crucial problema para empezar a delinear medidas para lo que resta de esta campaña, pensando fuertemente para la próxima. Estamos convencidos que solamente impulsando la relación pública-privada, se podrá para solucionar el actual estado de situación, no sólo de la soja, sino de otros cultivos como el trigo, forrajeras, etc.

Siguiendo esta línea, veamos ahora como impactaría revertir el actual estado de situación en cada sector:

1) Si lo vemos desde el punto de vista de los Criaderos, para hacer una primera Multiplicación, (partiendo de semilla original producida por los mismos) se toman como base para el cálculo de siembra 80 kgs/ has, o sea 2 bolsas por ha.. Para establecer el costo de producción de la primera Multiplicación, se estima un rendimiento de 2500 kgs. por hectárea. Si al resultante, lo dividido por 40 kgs la bolsa, ello representa unas 60 bolsas por hectárea de primera Multiplicación. Tomando entonces, las 24 millones de bolsas estimadas (dividido las 60 bls / ha.), esto representa que los Criaderos deberían sembrar más de 400.000 has de semilla original para cubrir la producción de los semilleros , lo cual representaría para los criaderos: a.- mayor investigación; b.- aumento de la inversión en las plantas de procesos; c.- mayor cantidad de variedades para ofrecer al mercado con productos de mayor valor agregado para exportación , contra-estación etc; d.- mayores ingresos en concepto de divisas;

2) Para el Estado significaría mayores ingresos en concepto de impuestos que hoy dejan de percibirse por los motivos antes expuestos

Solamente considerando dos impuestos: ingresos brutos e IVA , podemos estimar las cifras que los Estados nacional y provincial dejan de recaudar:

(i) ingresos brutos ( ib): En el costo de la semilla para la venta (tomando como ejemplo la provincia de Santa Fé)el 2% . Por lo tanto, si el costo de una bolsa para un multiplicador es de u$s 20, el 2% representa un valor de u$s 0,40 x bolsa. Si tomamos una cantidad de 20.000 bolsas, esto representa que dejan de percibirse en esa cantidad de bolsas unos u$s 8.000 . Si ese importe (u$S 8.000) lo multiplicamos por 1.200 semilleros, ello arroja unos u$s 9.6 millones que hoy se dejan de percibir por este impuesto.-

(ii) IVA: tomando el 21% sobre una bolsa producida por una semillero cuyo costo al público es de u$s 23 , el IVA representaría u$S 4.83. Si a este importe (U$S 4,83) lo multiplicamos por las 24 millones de bolsas, ello representa una cifra de aproximadamente u$S 116 millones, que también dejan de percibir las arcas nacionales. Respecto de este impuesto, desde CASEM sostenemos que el IVA debe ser del 10.5% para bajar el costo de la semilla y con ello permitir al productor hacer canje por grano , como lo hace habitualmente con los fertilizantes que bajaron desde el 21 % al 10.5 % ).

(iii) Hologramas INASE: revirtiendo la actual situación tal como lo presentamos ello representaría al INASE un ingreso de más de u$S 2 millones , que permitirían al organismo un mejor control del mercado y ser mucho más eficiente .-

3) Desde el sector de los multiplicadores, si volvemos al punto inicial (donde estimamos la cantidad de bolsas ilegales en 24 millones), si consideramos que un semillero chico- mediano puede producir unas 20.000 bolsas, ello nos daría que podrían incorporarse 1.200 semilleros mas al circuito productivo del país. Ello representaría para este sector: a) mayor cantidad de ing, agr. al mercado laboral tanto directores técnicos como para control a campo; b) semilleros modernos con mayor tecnología en infraestructura (máquinas clasificadoras, silos, etc.) que se necesitan para tener semillas de mayor calidad y mayor valor agregado , no solo por el mayor control en los laboratorios de semillas, sino por el curado y la tecnología aplicada a las mismas que cada día adquiere mayor relevancia; c) además el llevar al campo la semilla o el uso del big- bag, hacen que se abaraten los costos . O sea, revirtiendo el mercado ilegal, hay un sin número de actos o procesos que se transformarían en virtuosos, posicionando al mercado con una producción de alta calidad que permitiría no solo llegar al mercado nacional, sino exportar semilla en contra-estación , desarrollar otros mercados con soja no transgénicas, etc- En este contexto que planteamos , el desarrollo de toda la maquinaria para clasificación, tendría que ser de industria nacional, lo que permitiría al Estado otorgar (tanto para el semillero como la industria proveedora de insumos), líneas de créditos con incentivos fiscales , (ej. tomado a cuenta de ganancias o de otros tipos de tributos municipales, provinciales , nacionales), y una mayor demanda de insumos para el proceso desde envases , rótulos , hologramas del INASE. También habría en la hipótesis que planteamos, una mayor demanda del personal para las plantas, sobre todo en los pueblos, lo que se traduce en una mayor inclusión social , demanda de alimentos, mejor nivel de vida, etc, mejorando la competitividad entre los semilleros al haber mayor innovación , creatividad, etc.

Uso Propio

También consideramos que no debe eliminarse el derecho al uso propio del agricultor pero debe limitarse el mismo.- A criterio de CASEM, para regular el uso propio, debe utilizarse el criterio de la proporcionalidad. Este principio debe entenderse de la siguiente forma : el derecho a la reserva y siembra de semilla para uso propio del productor , no entra en la esfera de exclusividad del obtentor, cuando en la nueva siembra no se superen la cantidad de hectáreas sembradas por dicho agricultor en el periodo anterior, ni se requieren mayor cantidad de semillas que las adquiridas originalmente en forma legal.- También propiciamos que se incluyan en la legislación nacional, los supuestos de libre multiplicación onerosa, mejorar el instrumento de declaración de uso público restringido (ART. 28 LEY 20.247), y según los casos incluir las licencias obligatorias.

Consecuencias del crecimiento de la ilegalidad

• Hay una clara violación del derecho de propiedad de los obtentores inscriptos como titulares de las variedades que ilegalmente se reproducen ;

• También hay evasión fiscal, dado que al tratarse de operaciones no registradas, tampoco se tributa por las mismas al Estado Nacional o Provincial

• El productor que compra en el circuito ilegal, se termina acostumbrando a no exigir semilla de calidad e identidad varietal, que sí se le garantiza cuando adquiere semilla legal

• Al no tenerse certeza plena del volumen de semilla fiscalizada con el que se dispondrá en cada campaña, tampoco se puede determinar con parámetros serios las necesidades de la demanda o intención de siembra, ni tampoco puede estimarse el precio de dicho insumo ni la cantidad de semilla que se utilizará, con la antelación que sería deseable

• El aumento de la comercialización de la bolsa blanca, aleja gradualmente al productor del circuito legal, es decir de los semilleros multiplicadores, de los obtentores y de los órganos de control (INASE)

Propuestas para revertir el mercado ilegal de semillas

Por ultimo estamos convencidos que para lograr revertir la actual situación del mercado ilegal de semillas, no solo debe tenerse en cuenta lo antes expresado, sino que se debe realizar las siguientes acciones:

• Fortalecer el INASE dotando al mismo de mayores recursos en lo que refiere a la auditoría y control de la producción y comercialización de semillas

• La materialización de políticas consensuadas entre lo privado y lo estatal, que contemplen los intereses de todos los sectores involucrados.-

• Promover un mayor involucramiento del Estado en la investigación semillera en materia de biotecnología y germoplasma (que sean competitivos con aquellos productos o eventos que ofrecen las empresas transnacionales) como nuestro gran desafío para los próximos años.

• Aunque demande tiempo su tratamiento en el Congreso, debe propiciarse un cambio de alícuotas del IVA que rigen para las semillas (alícuota del 21%) y equipararlas al cereal (alícuota de 10.5 %) tal como ocurrió con los fertilizantes

• Los Criaderos de semillas deben permitir a los semilleros multiplicadores “tener la novedad” sobre las nuevas variedades que se ofrecerán al mercado, antes que los usuarios y que se autorice no sólo la primera multiplicación de cualesquiera de las variedades inscriptas, sino que dicha multiplicación sea “libre”, hasta donde lo permite la ley. esto evitará el “comercio ilegal entre productores”

• Debe revertirse la costumbre del productor tradicional, de guardarse semillas de su propia producción. para ello, la colocación en el mercado de la denominada “semilla fiscalizada” a precios adecuados, seguramente facilitará la comercialización de la misma, e inducirá paulatinamente al usuario, no sólo a adquirir semilla legal del tipo fiscalizada, sino también a abandonar la actual costumbre de hacer su propia semilla a partir de la reserva de su producción.

• Debe eliminarse o controlarse restrictivamente, el derecho al uso propio de los nuevos actores de la producción (como lo son los “consorcios de producción” o “ pools de siembra”), que manejan las mayores superficies donde también la semilla utilizada es mayoritariamente de su propia producción, desnaturalizando dicho derecho que fue creado para otro tipo de usuarios.-

• Deben considerarse distintos tipos de acciones para mejorar el uso de semilla fiscalizada, buscando por ejemplo incentivos fiscales para quienes compren y usen semilla fiscalizada y/o considerar la posibilidad de establecer la fiscalización de la semilla de uso propio para grandes productores, en la medida que estos se inscriban como semilleros multiplicadores de manera de poder ser inspeccionados por el INASE y paguen todos los aranceles que abonan dichos actores del mercado de semillas

Auspiciantes

Su SEGURO servidor

Asesoramiento Integral 

35 Colecciones de Imágenes















Se han visto 29470026 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 51 personas (51 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - sábado, 04/jul/2020 - 02:33
FuncWay, la web dinámica de MatrixWay