Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Editoriales y Columnas
 
Usted está aquí » Editoriales y Columnas » Editoriales del Director »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEL GRAN DESAFÍO: CORREGIR EL DERROTERO CON EL MENOR COSTO SOCIAL POSIBLE
01/jul/2015

Los condicionantes aplicados al agro no sólo repercutieron negativamente en detrimento del sector, sino que dichas torpezas y empecinamientos causaron serias perturbaciones en el desenvolvimiento de la economía nacional.

Por: Aldo Norberto Bonaveri

@Aldo Bonaveri

@PregonAgro

A diario la profusa propaganda oficialista, que se reproduce sistemáticamente por los medios adictos beneficiados por la pauta, preponderada en la emisión de “Futbol para todos”, cuando no la vocifera la propia presidente de la nación en los repetidos abusos disponiendo a su arbitrio de la cadena nacional, pretenden instalar como una “verdad absoluta” los resultados de la era K.

Por cierto que el relato oficial nada habla del empleo de datos trastocados, distorsión de las estadísticas, los desatinos incurridos, ni de las oportunidades desperdiciadas. Tales deformaciones no son exclusivas de un determinado indicador, más en esta me circunscribiré a ciertos aspectos vinculados a la producción agropecuaria.

Cabe consignar que en los últimos doce años, como consecuencia del intervencionismo estatal, restricciones al comercio y retenciones sobredimensionadas, nuestro país se perdió de producir y exportar productos agropecuarios por u$s 150.000 millones. En el mismo período, entre derechos de exportación desembolsados y las intromisiones comerciales aplicadas por el Gobierno, el campo resignó en favor del erario nacional u$s 97.000 millones.

Si bien ninguna de las ramas de la producción agraria se ha visto exenta de sufrir menguas en su desenvolvimiento, durante las administraciones kirchneristas los rubros más expoliados fueron: cereales, oleaginosas, carnes, lácteos y economías regionales.

Para ser más preciso, cuando se menciona una pérdida de exportación del orden de los u$s 150.000 millones, se trata de producción que dejó de realizarse, por las trabas apuntadas, que a los efectos de refrescar la memoria, se resumen más abajo someramente.

Los condicionantes aplicados al agro no sólo repercutieron negativamente en detrimento del sector, sino que dichas torpezas y empecinamientos causaron serias perturbaciones en el desenvolvimiento de la economía nacional. Ello queda notoriamente reflejado en la desoptimización de la balanza comercial, caída de las reservas, implantación del cepo cambiario y dificultades para cancelar importaciones. De no haberse obstaculizado la producción, a las arcas del fisco habrían ingresado adicionalmente durante los dos mandatos de Cristina Fernández más de u$s 10.000 anuales promedio.

Desde el Gobierno se hace mucha alharaca con el récord registrado en la última cosecha de soja, relativizando el influyente factor climático favorable que posibilitó rendimientos excepcionales y, soslayando el aspecto más gravitante de la campaña, el que aquellos productores que no lograron máximos rindes, aun cuando la cosecha pueda catalogarse de buena en términos agronómicos, tuvieron resultados de quebranto.

Para saber dónde “estamos parados” nada más apropiado que observar estadísticas consolidadas en el tiempo. El promedio de los últimos diez años (coincidiendo con el ciclo de mejores precios internacionales) nos muestra un promedio de área sembrada de 25.000.000 de hectáreas; en ese lapso el intercedo arroja 80.000.000 de toneladas anuales. A su vez si cotejamos la performance de Brasil, Paraguay y Uruguay en conjunto, verificamos que considerando los mismos indicadores aumentaron la superficie implantada un 22% e incrementaron la producción granaria en 25%.

Con los avances tecnológicos ocurridos y el potencial del campo argentino, sería factible lograr en 10 años producciones de cereales y oleaginosos entre 135 y 140.000.000 de toneladas, ello significaría entre un 15% y un 20% más de lo que se obtendría con la actual tendencia.

Un crecimiento de esa naturaleza no acontece por generación espontánea, para ello es menester desarticular los condicionantes aludidos, al tiempo de aplicar conceptos agronómicos que compatibilicen con la sustentabilidad del sistema agrícola, incorporar mayor valor agregado y, reviendo la concepción impositiva regresiva imperante.

Tanto el trigo como el maíz han sido objeto de una tremenda manipulación, en ambos casos las trabas más significativas pasan por el otorgamiento de permisos de exportación. La maniobra instrumentada hace que no compitan la exportación con la industria y el consumo, con lo que el negocio se “carteliza”, favoreciéndose a los compradores, (significándole a exportadores ganancias extraordinarias). Independientemente de las quitas por retenciones, los agricultores han dejado de percibir de diez años a la fecha aproximadamente u$s 11.000 millones por el maíz y, alrededor de u$s 9.000 millones en materia de trigo.

La ganadería fue objeto del ensañamiento de Néstor Kirchner que sin medir consecuencia llegó a prohibir exportaciones de carne, justamente el producto insignia del país en el mundo. Exime de mayores pormenores recordar que semejante despropósito nos llevó a perder más de 10.000.000 de cabezas de ganado bovino. Mientras esto sucedía crecían a paso sostenido los rodeos y por ende las exportaciones de Brasil, Uruguay y Paraguay, sólo para mencionar a los de la región. Por entonces (2006) estábamos 3° en el ranking de exportaciones, en tanto en la actualidad estamos relegados al 13° lugar. Mirando hacia el interior, la cifra es contundente, más de 150 frigoríficos cerraron sus puertas.

En lechería estamos con una producción estancada en torno a los 11.000 millones de litros, un registro exiguo sin comparamos con el crecimiento operado en toda América Latina y, levemente superior al que teníamos en el país en 1999, con 10.000 millones de litros. Los expertos en la materia coinciden que corrigiendo limitantes existentes, en el mediano plazo podría incrementarse la producción entre el 60 y el 70%. Cabe señalar que cuando en 2008 los precios internacionales marcaban un récord (u$s 5.200 la tonelada de leche en polvo) el zafio secretario de comercio, Guillermo Moreno impidió la exportación de quesos, perdiendo así mercados que nunca lograron recuperarse.

Como es de público conocimiento los valores internacionales de la leche han retrocedido considerablemente desde mediados del 2014, perforando el piso de los u$s 2.000 la Tonelada el mes pasado. El derrumbe de las cotizaciones profundiza la crisis del maltrecho sector, que no obstante el viento a favor de años anteriores, viene experimentando una regresión crónica. Al respecto cabe mencionar que desde el 2003 a la fecha han cerrado alrededor de 5.000 tambos, que medido en puestos de trabajo significan 20.000 empleos. Del mercado exportador lácteo Argentina otrora actor protagónico, pese a ser uno de los países más dotados para la actividad, viene perdiendo gradualmente su participación.

Las barreras comerciales, el aumento de los costos internos y el retraso cambiario constituyen una limitante para toda la producción agraria, y de ello no se salvan las economías regionales, las que prácticamente todas están en alerta rojo. Los mercados externos se tornan inalcanzables y los abundantes excedentes provocan el deterioro de los valores en un contexto de alta inflación.

La enumeración de problemas es mucho más amplia, empero las aquí especificadas son más que suficiente para hacernos la composición de lugar que el paraíso K es una quimera y, los problemas que heredará el próximo gobierno son de tal magnitud, que exigirá a quien lo asuma un gran desafío: CORREGIR EL DERROTERO CON EL MENOR COSTO SOCIAL POSIBLE.

>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución















Se han visto 29534841 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 122 personas (122 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 09/jul/2020 - 11:56
FuncWay, la web dinámica de MatrixWay