Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Cereales
 
Usted está aquí » Cereales » Trigo »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoREEDICION: Más que lamentarse por la falta de trigo, proyectar como producir mas
23/oct/2006

Desde la SAGPyA se debería estar trabajando ya, con la participación de las asociaciones ruralistas referentes y las del sector industrial, en diseñar estrategias que contemplen un crecimiento en la superficie de siembra, con reglas juego claras. Con políticas adecuadas llegar a 20.0000.000 de TT puede hacerse de un año para el otro e, incluso no es ningún desatino imaginar lograr 25.000.000 de TT para el 2.010.

Por: Aldo Norberto BONAVERI

El mercado internacional del trigo está convulsionado; la falta de mercadería es realmente preocupante y así se refleja en los precios, éstos registran alzas del 50% respecto de un año atrás, situación que no se repite en Argentina, donde los valores que percibe el agricultor mejoraron en el mismo lapso un 20%. Cabe destacar que los u$s 200 la tonelada que cotiza el trigo en Kansas significa el más alto precio desde mediados de 1996, ocasión que se dio el último gran pico de los granos en general.

Según las últimas estimaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, la cosecha mundial de trigo 2006/07 será de 585.000.000 de TT. (11.000.000 menos de lo calculado en septiembre). Si se confirma el pronóstico la producción ecuménica caería un 5,5% con relación a las 619.000.000 TT recolectadas en la campaña 2005/6 y, 6,69% inferior a la 2004/5, cuando se produjeron 628.000.000 TT.

Las razones que explican el fracaso de la cosecha en el planeta, se relacionan con la fuerte sequía registrada en el hemisferio sur, factor que se repite en América del Norte, donde también inciden los problemas de mala calidad, en tanto que en Europa la mayor adversidad fue ocasionada por los severos calores acontecidos.

El caso de caída más contundente es el de Australia (3º exportador mundial), donde la zafra no sobrepasará las 11.000.000 de TT., versus las 25.000.000 de TT del año anterior. Las mermas también son notorias en Ucrania (6º exportador mundial) , mientras que en 2005 produjo 18.700.000 TT, la última cosecha ya levantada es de 14.600.000 (según las aseveraciones más optimistas) o 13.500.000 TT (que certifican otros informes). Lo cierto es que el gobierno de Kiev, ha resulto cuotificar las exportaciones, suspendiendo nuevas transacciones. Recortes de producción importantes, se registran también en Estados Unidos y la Unión Europea. Esta realidad está indicando un desmedro de las reservas mundiales a niveles más bajos de los últimos 10 años.

Frente a tal panorama, está plenamente justificada la trepada de los valores del trigo operada en los principales mercados referentes. Que la demanda (en aumento) supera a la oferta quedó perfectamente plasmado en la Bolsa de Chicago, donde en tres jornadas de lo que va del mes, el cereal cerró con el nivel de suba máximo diario permitido (poco más de 11 dólares).

La escasez de trigo se verifica también en mercados normalmente equilibrados o parcialmente importadores. Egipto muestra un déficit mayor al evidenciado habitualmente, India normalmente autoabastecido necesita proveerse de 6.000.000 de TT. Brasil es otro caso semejante; su consumo se ubica en las 10.000.000 de TT, en tanto sus necesidades de importación oscilan entre el 50 y 60% de ese volumen, pero este año no se augura más que una cosecha de 2.500.000 TT, con lo cual tendrá que importar poco más o menos 7.000.000 de TT (aproximadamente un 85% del total de nuestro saldo exportable).

En nuestro país, aún cuando en el mes de abril se calculaba un aumento en el área de siembra dentro del 15 al 20%, la superficie apenas superó en un 3,3% la implantación del año pasado. La falta de humedad al momento de la siembra, sumado a la intervención estatal no permitió concretar la intención inicial. Como es bien conocido, la sequía que azotó a diversas zonas del país, perjudicó considerablemente las posibilidades de los resultados a obtenerse, de allí que la cosecha general podrá situarse entre las 12.000.000 a 12.500.000 TT, a lo que se le agrega un remanente de la última campaña.

El mercado interno requiere unas 5.000.000 de TT para molienda y aproximadamente unas 650.000 TT para semilla, en tanto que Brasil nuestro principal mercado, tal como ya se mencionó, requiere 7.000.000 de TT., con lo que es muy poco el excedente para aplicar en terceros destinos.

En virtud de la presión externa por hacerse de mercadería, y la presunción de mayores intervenciones, los exportadores declararon ventas externas por 7.830.500 toneladas de trigo, hecho realmente atípico por lo anticipado. Estas transacciones están al límite, por lo que en un acuerdo tácito no se registran nuevas ventas, ya que esto significaría el automático cierre del registro de exportaciones. Lo concreto es que hasta que no se levante la cosecha, más de 8.000.000 de TT no se podrá comprometer.

Claro está, que las estimaciones de cosecha pueden sufrir modificaciones a la hora de la verdad; así como en la SAGPyA se inclinan por una recolección del orden de las 13.500.000 toneladas, hay vaticinios de que ésta no superaría en mucho las 11.000.000 de TT. En razón del mosaico heterogéneo que se observa a lo largo y ancho de las distintas regiones trigueras, no es fácil establecer una aproximación. Tras las lluvias ocurridas durante el mes en curso, los sondeos indican que un 50% de las hectáreas sembradas estarían en buenas condiciones, 20% regular y el 30% restante en mal estado. A ello debe añadirse que producto de daños prematuros en los cultivos, o por falta de pasto, hay zonas donde se los hizo comer.

Para tomar una referencia de gravitación, podemos observar los disímiles escenarios de la provincia de Buenos Aires donde se produce aproximadamente el 60% del trigo del país; mientras en el sudoeste los rindes serán muy bajos, e incluso se han perdido buen número de sembrados, o se destinaron a pastoreo, en el sudeste seguramente serán corrientes resultados de 4.000 a 5.000 kgs por hectárea.

En cuanto a los precios que se está comercializando el trigo disponible, como así también en de la cosecha que en el norte a comenzado a recolectarse, presenta singularidades que conviene repasar; en julio del año pasado la exportación cerraba operaciones en torno a los u$s 100 a 105, hoy se cuidan de no pasar de u$s 120, con este proceder además de obtener una excelente rentabilidad, se ha evitado (hasta ahora) la clausura del registro de exportaciones. Lo más llamativo es quizás, que el trigo nuevo a cosecha cotiza mejor que el físico para ser molido.

La preocupación del gobierno, se ha centrado en que la evolución de las cotizaciones del trigo en el concierto internacional afecte el precio del pan, para neutralizar sus efectos, eligió la metodología de intervenir el mercado, ésta práctica consiste establecer un valor de referencia sobre el que se fijan las retenciones, el referido índice se aumentó en varias oportunidades siendo en la actualidad de u$s 185, vale decir que el impuesto a la exportación se aplica por un 54% superior al precio que percibe realmente el productor.

Sin duda alguna que la coyuntura tiene sus particularidades y, poco puede hacerse para solucionar la inmediatez; hay falta de trigo y seguramente los molinos tendrán dificultades difíciles de salvar para poder abastecerse de la materia prima necesaria. Pero si desde la SAGPyA se debería estar trabajando ya, con la participación de las asociaciones ruralistas referentes y las del sector industrial, en diseñar estrategias que contemplen un crecimiento en la superficie de siembra, con reglas juego claras. Con políticas adecuadas llegar a 20.0000.000 de TT puede hacerse de un año para el otro e, incluso no es ningún desatino imaginar lograr 25.000.000 de TT para el 2.010.

Sin tener en cuenta la excepcionalidad imperante en este momento, el mundo demanda trigo no sólo en tiempo de escasez como el que estamos atravesando, sino también por el crecimiento económico global. Justo es reconocer que en el mundo, éste cereal tiene connotaciones políticas implícitas, hay en torno a el un menú de aranceles, subsidios, protecciones estatales, etc., pero existe también una certeza; en la medida que los pueblos mejoran sus hábitos alimenticios, mayor es la demanda de éste emblemático grano.

Si el gobierno considera que necesita intervenir en el mercado por alguna circunstancia valedera, como bien podría ser velar por la contención de la inflación, no necesariamente tiene que circunscribirse a poner precios máximos, ejercer controles anacrónicos o utilizar las retenciones como variantes de ajustes. Así como se subvencionan transportes y peajes, de ser menester pueden hacerlo con la harina u otro alimento básico.

Es importante que nadie deje de tener presente la magnitud de aporte que hace el campo a la economía nacional, la incidencia que tienen los gravámenes a la exportación en el erario público; si desde las esferas oficiales no se ponen trabas a la expansión de la actividad agroalimentaria, si fundamentalmente no se conspira contra el comercio externo y, la ganancia de nuevos mercados, el incremento genuino de las contribuciones del sector, serán más que suficiente para afrontar transitorios desajustes del mercado doméstico; si por el contrario, no se buscan soluciones integrales, pasará que los productores decepcionados, cada ves producirá menos trigo, menos carne, menos leche, etc. Argentina tiene toda la potencialidad por producir más y mejores alimentos, exactamente, lo que el mundo está reclamando.


>

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires














Se han visto 26521253 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 40 personas (40 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 20/oct/2019 - 00:11
Web Dinámica, Sistema FuncWay