Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Oleaginosas
 
Usted está aquí » Oleaginosas » Colza canola »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoABC DE LA COLZA CANOLA
27/ene/2015

La colza presenta como particularidad su capacidad para compensar la disminución en el número de plantas por unidad de superficie con una profusa ramificación.

Por: Ing. Agr. Ramiro Moreno

La Colza Canola es un cultivo de invierno obtenido a partir del mejoramiento genético del género Brassica. La capacidad del cultivo de desarrollarse en una amplia gama de climas y suelos, lo posiciona como alternativa válida para ser implantado en las diversas zonas agroecológicas de Argentina, Uruguay y Paraguay.

Su semilla es pequeña, contiene más de 40% de aceite, en tanto que la harina alcanza valores de 38 a 40% de proteína. Su aceite es considerado de alta calidad, conteniendo bajos niveles de ácidos grasos saturados y alto porcentaje de ácidos grasos insaturados, tan recomendados para las dietas alimenticias, por estar relacionado a una disminución del riesgo de enfermedades coronarias.

En contraposición con la mayoría de los cultivos oleaginosos que se producen en época estival, la colza, por su ciclo inverno-primaveral, ingresa al mercado en otra época del año, brindando a la industria la posibilidad de abastecerse fuera del pico de oferta de las demás especies oleaginosas.

La producción puede ser ubicada en el mercado interno, como así también para exportación; correspondiendo destacar que es tan utilizable para la obtención de aceite comestible (es el tercero más consumido en el mundo -después de los de palma y soja), como para la elaboración de biocombustibles, siendo importante destacar que en la Unión Europea se privilegia su empleo por demanda preferencial.

Elección del lote

Se adecua bien a diversos tipos de suelo, desde los de contextura arenosa a terrenos pesados. Deben obviarse los terrenos que se encharquen o muestren una cantidad excesiva de malezas crucíferas (nabo, nabón, mostacilla). No tiene que sembrarse en lotes con recientes aplicaciones de imazaquín, imazetapir, atrazina o flumetsulam.

Al realizarse los barbechos químicos no deben utilizarse sulfonilureas y, también de evitarse la aplicación de 2-4 D próximo al momento de siembra.

Preparación del suelo

Si se realiza siembra convencional, es conveniente una preparación anticipada, a los efectos de lograr un buen control de malezas, acumulación de agua en el perfil y un buen nivel de fertilidad inicial.

La semilla es muy pequeña (3 a 5 gramos es el peso de 1000 semillas) por lo que se deberá poner cuidado en las labores finales de manera de obtener una cama de siembra firme, pareja y refinada, de forma que se logre un buen contacto de la semilla con el suelo, permitiendo una buena implantación.

Cuando se utiliza la metodología de siembra directa debe tenerse la precaución de disminuir el volumen de rastrojo en superficie. Para ello las opciones son efectuar un pastoreo previo a la siembra, la confección de rollos, el uso de rolos para desmenuzarlo, como así también, el uso de trituradores y desparramadores en las cosechadoras de los cultivos previos.

En siembra directa es recomendable que el tren de siembra esté provisto de cuchillas turbo + barrerastrojos + mono o doble discos sembradores, seguidos de lengüeta o rueda compactadora.

Época de siembra

Aunque puede ser implantada en diferentes momentos, variando según zona y ciclo de la variedad a utilizar, por lo general las siembras tempranas de abril y mayo resultan las más convenientes. Si bien se han obtenido buenos rendimientos en siembras de junio, estas se consideran más riesgosas por heladas ocurridas en la etapa de cotiledón y hasta la segunda hoja verdadera inclusive.

Cabe señalar que un cultivo invernal sembrado temprano cubre el entresurco más rápido que un cultivar primaveral plantado tarde, ello está dado en la capacidad de ramificación que poseen los materiales invernales que compensan la menor densidad.

Es importante tener presente que debe evitarse de sembrar con exceso de humedad, en razón de que no se logra un buen cierre del surco, quedando muchas semillas expuestas.

Maquinaria

Se puede realizar con sembradora de grano fino, provistas de cajón alfalfero, o con cajón semillero que permita sembrar la densidad requerida sin el agregado de ningún inerte, teniendo en cuenta la diferencia de granulometría.

Cuando se emplee el sistema de siembra directa es relevante tener presente el antecesor, el volumen de rastrojo con el que nos encontraremos al momento de la implantación y el relieve del terreno.

Densidad

La densidad de siembra dependerá del ciclo que se haya selecci onado para sembrar, varía entre cultivares invernales o primaverales. Para las siembras invernales el objetivo pasa por obtener 40 a 50 plantas por metro cuadrado, para lo cual bastaran con una semilla de adecuado valor cultural, de 2,5 a 3,5 kilos por hectárea, en cuanto a las siembras primaverales 5 a 7 kg permitirán lograr entre 80 y 100 plantas por metro cuadrado.

Profundidad

Recomendado entre 1,5 y 2 cm. Las simientes dispuestas a más profundidad retardan su emergencia generando inconvenientes de desunifomidad a madurez, e inclusive conspiran contra el stand de plantas logradas.

Fertilización

La colza es fuertemente demandante de nitrógeno, fósforo y azufre. Tanto el fósforo y azufre muestran sus mejores resultados con aplicaciones a la siembra, lo recomendable para el nitrógeno es suministrarlo en dos etapas, la primera a la siembra y la restante con el cultivo en estado de roseta.

Control de malezas

La colza es lenta en sus primeros estadíos de desarrollo, cuando se utiliza la siembra convencional es factible emplear herbicidas de pre-siembra como trifluralina. En aplicaciones post-emergentes no hay impedimentos con el uso de graminicidas, en tanto el control de dicotiledóneas se sugiere el uso de clopyralid.

Control de plagas

Al efectuarse la siembra el posible controlar algunas plagas de suelo como babosas y bicho bolita. Como es recomendable para la implantación de cualquier cultivo, corresponde realizar un monitoreo previo a la siembra, en caso de observarse la presencia de estos insectos, la sugerencia es la aplicación de los cebos junto con la sembradora o inmediatamente después de sembrado, en ambos casos antes de la emergencia del cultivo.

Si se detecta la presencia de hormigas, la solución es curar la semilla y aplicar un producto específico antes de la emergencia del cultivo.

Publicado especialmente para Pregón Agropecuario

>

Auspiciantes


Ruta 35 Km 526 - Huinca Renancó Te 02336-442235

Hipermercado Agropecuario

El libro que no debe faltar  

Una opción diferente en Buenos Aires














Se han visto 26521283 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 42 personas (42 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - domingo, 20/oct/2019 - 00:17
Web Dinámica, Sistema FuncWay