Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Pasturas y Forrajes
 
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEL PASTO ESTRELLA DEL NEA
15/mar/2014

Un especialista del INTA explica porqué la Brachiaria se está expandiendo en la región, destacando su gran adaptación a áreas muy lluviosas, subhúmedas y semiáridas y su potencial para triplicar la producción de carne. Manejar la altura de la planta mediante el pastoreo, clave.

Por Liliana Rosenstein

Fernando Nenning es ingeniero en zootecnia y se desempeña como investigador en la Estación Experimental El Colorado, Formosa. Trabaja con un sinnúmero de pasturas megatérmicas, fundamentalmente Brachiarias, y en conjunto con otras experimentales de Corrientes y Misiones, lleva adelante la red de ensayos de la especie en el NEA.

“Antes, la pastura más implantada era el Gatton panic, que revolucionó las áreas semiáridas y sub-húmedas del NEA. Pero el Este de la región es muy lluvioso y ahí no funciona, persiste sólo hasta unos 900 mm. En cambio, para las Brachiarias cuanto más llueve es mejor, por eso encontraron su lugar”, explicó Nenning a Valor Carne.

La mayoría de las Brachiarias sembradas en el NEA son originarias de Brasil, donde hay precipitaciones de 1.600 a 1.700 mm anuales, y cuando se las introdujo en el país, se las marginó a ambientes con esas características. Después aparecieron materiales híbridos de alta productividad y los investigadores empezaron a probarlos en los suelos arenosos de áreas subhúmedas y semiáridas, a partir de los 700 mm, con muy buenos resultados. “Hoy, la especie está difundida en toda la región. Es, sin duda, la que más se expandió”, enfatizó.

Porqué la adoptan

Una ventaja muy importante de las Brachiarias es que una mayor parte del ciclo transcurre en forma vegetativa, por lo que macollan de septiembre a abril, con una floración muy concentrada a fines del otoño. “Ofrecen una ventana muy amplia de aprovechamiento, cuando para una especie tropical 2 a 4 meses ya es mucho”, dijo.

En ese sentido, las megatérmicas en general tienen una tasa de crecimiento muy elevada y generan tallos rápidamente, que disminuyen su calidad. “Si no sabemos manejar un Gatton, se pasa muy rápidamente. En 20 ó 30 días, sus tallos puede llegar al metro y medio de altura, con hojas muy allá arriba y material muerto abajo, lo que también afecta la eficiencia de cosecha del animal”, planteó.

En cambio, las Brachiarias producen mayor densidad de macollos, con tallos más cortos, que además sostienen más hojas vivas, de 3 a 3,5 por macollo. “Continuamente están produciendo láminas largas, verdes, y por ende jóvenes, que es el objetivo del ganadero, ya que es lo que necesita la hacienda”, señaló.

Aún así, subrayó: “si las manejamos bien, consumiéndolas para evitar acumulaciones excesivas de biomasa, el período de utilización se alarga y las ganancias de peso son mayores”.

Manejo estratégico

Para Nenning, reducir la arquitectura de la planta, manteniéndola a menor altura es clave para que reciba buena calidad de luz todo el tiempo y produzca más macollos y hojas. “Las hojas vivas son totalmente verdes, si tienen una parte seca o marrón ya es hoja muerta para un sistema ganadero eficiente”, advirtió.

En ese sentido, a medida que aumenta la altura de la mata se incrementa el envejecimiento, ya que al entrar menos luz las hojas a nivel del suelo empiezan a morir. Entonces, la planta eleva un tallo con láminas cortas para capturar la luz y sobrevivir. “Y lógicamente, a los ganaderos no les conviene que destine energía a ese tipo de órganos de menor digestibilidad”, agregó.

“Podemos llevar una Brachiaria, que llega a 1,20 m, a los 40/45 cm. Para eso, hay que pastorearla con altas carga y defoliaciones sucesivas y poco intensas. Esto significa entrar cuando tiene esa altura y no comerla de más: hay que dejar un remanente de 20/25 cm, con lo que queda una gran cantidad de hojas vivas. Así, estará mejor preparada para recibir la luz en la base y el rebrote será mucho mayor”, indicó.

El potencial

En los años ‘90, las Brachiarias se manejaban en forma tradicional manteniendo la misma carga a lo largo del ciclo, sin tener en cuenta que en primavera y verano las megatérmicas crecen cinco veces más que las especies de clima templado. “Las bocas no podían absorber la explosión de pasto, que se pasaba muy rápido. Por eso, se obtenían unos 120/150 kilos de carne/ha que, de cualquier forma, para aquella época era fabuloso”, recordó.

En los últimos cinco años, en la Experimental se evaluó el desempeño de la pastura en planteos de invernada, con resultados muy auspiciosos. “Simplemente con manejo, trabajando con altas cargas, con defoliaciones sucesivas poco intensas, reduciendo la altura de las plantas y evitando acumulaciones excesivas de forraje, hemos aumentado a 450 kilos de carne/ha. Es impresionante”, confirmó Nenning.

Y agregó: “cuando fertilizamos con urea, que no es tan caro, duplicamos la producción de forraje y alcanzamos los 700 kg/carne/ha.”

Así las cosas, los investigadores continuaron incorporando tecnología mediante la suplementación con semilla y expeller de algodón, algo de maíz y núcleo proteico, llegando a sostener en 2102, un año de gran seca, producciones de 1.250 kg carne/ha.

A campo

Desde hace dos años, el INTA está difundiendo el paquete tecnológico. “Los productores de punta, sean grandes o pequeños, ya adoptaron el manejo estratégico alcanzando los 450 kg de carne /ha. Triplicaron la producción, invirtiendo sólo en conocimiento”, destacó Nenning.

Inicialmente, las Brachiarias eran utilizadas por los invernadores y luego las incorporan los criadores para recriar, ya que sobre pastizales naturales el primer entore se puede hacer recién a los 28/30 meses. “La sembraron donde tenían suelos arenosos y, hoy, con mejores ganancias de peso acortaron mucho todo el proceso y la edad del primer servicio. Además, aumentaron la carga entre el 70 y 100%”, contó.

Nennig piensa que el desafío es lograr que más productores adopten la tecnología ya que actualmente sólo el 2,5 a 3% de la superficie ganadera del NEA está implantada con pasturas megatérmicas.

Lo positivo es que visitan mucho la Experimental para buscar información y nosotros les mostramos los ensayos y les explicamos el paso a paso de la técnicas. También, nos reunimos con los profesionales de la actividad privada y con los grupos Crea; en fin, todos tiramos para el mismo lado”, finalizó.

Fuente: VALOR CARNE

>

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución















Se han visto 29535045 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 79 personas (79 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 09/jul/2020 - 12:14
FuncWay, la web dinámica de MatrixWay