Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Pasturas y Forrajes
 
Usted está aquí » Pasturas y Forrajes » Verdeos invernales »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoROTACIÓN CON AVENA, FÓRMULA PARA APUNTALAR LA SUSTENTABILIDAD
22/jul/2013

Cultivos invernales. Nuevos cultivares con mayores rendimientos incentivan la opción por este cereal.

Por: Gabriel Ruiz y Mariano Vaudagna

La susceptibilidad a la roya de la hoja y la fuerte competencia por precios y superficie respecto del trigo condujeron a una caída en la producción de avena en el país.

Sin embargo, debido a su plasticidad y multiplicidad de usos, el cultivo sigue siendo para el productor una alternativa a la hora de planificar la campaña agrícola invernal.

La avena es fácil de producir y de almacenar. En sistemas de recría e invernada puede ser utilizada en pastoreo directo, en la producción de rollos y fardos. En los tambos se constituye como uno de los recursos más utilizados, con altos niveles de suplementación.

La avena posee propiedades nutricionales excepcionales. Es el cereal con mayor contenido proteínico y de aminoácidos esenciales. Asimismo, ayuda a reducir el nivel de colesterol por su alto contenido de fibra soluble y contiene más calcio, hierro, fósforo, magnesio, manganeso, cobre y zinc que cualquier otro cereal.

Desde la perspectiva del manejo del suelo, donde predomina el monocultivo de soja o éste es el cultivo predominante en la rotación, la avena es utilizada como cultivo de cobertura.

En síntesis, gracias a la obtención de nuevos cultivares con cada vez más altos rendimientos potenciales, sus probadas características agroindustriales y un precio acorde al de un cereal de invierno, la avena se presenta como una alternativa a todas luces sustentable en lo ambiental y económico.

Ensayo comparativo. En el área experimental del Campo Escuela de la Facultad de Ciencias Agropecuarias (UNC) se realizó un ensayo comparativo entre dos cultivares de avena para grano pertenecientes a distintas especies, Bio-Inta Maná ( Avena sativa ) y Milagros Inta (Avena bysantina ).

El suelo en el que se implantó el ensayo corresponde a un Haplustol Éntico (Clase IIIc) manejado en siembra directa, en secano y con abundante cobertura en superficie.

La siembra se escalonó a lo largo de cuatro fechas: 12 de abril, 3 de mayo, 24 de mayo y 14 de junio. Además, se evaluaron dos densidades de siembra, 125 y 250 semillas viables por metro cuadrado.

Cada combinación de tratamientos dispuso de una parcela de cuatro surcos de cinco metros de longitud distanciados entre sí por 0,20 metro. Dentro de lo que se conoce como un ensayo en parcelas divididas, a las fechas de siembra se le asignó la parcela principal y a la combinación densidad por cultivar las subparcelas. Todo enmarcado en un diseño en bloques completos aleatorios con dos repeticiones.

Entre las variables medidas o estimadas se destacan el rendimiento en grano, el peso de mil y el número de estos por metro cuadrado. La información obtenida fue interpretada estadísticamente mediante el uso del software Infostat.

Resultados. Al contrastar las medias correspondientes a las distintas fechas de siembra, se observaron diferencias estadísticamente significativas entre el valor medio de la siembra del 3 de mayo (aproximadamente tres toneladas por hectárea) respecto de las restantes fechas de siembra (2,3 a 2,6 toneladas).

En cuanto al comportamiento agronómico de los dos cultivares evaluados, se observó que el cultivar Maná (Avena sativa) rozó las tres toneladas de rendimiento en grano, mientr as que el cultivar Milagros (Avena bysantina) apenas superó las dos toneladas por hectárea, aunque es conveniente aclarar que en la siembra del 24 de mayo los rendimientos se pusieron a la par, lo que determinó la presencia de una interacción del tipo “cultivar por fecha de siembra”.

Conclusiones. En líneas generales, resultó agronómicamente oportuno adelantar la siembra más bien que atrasarla. Del mismo modo, la constatación de diferencias entre medias varietales habla a las claras que la elección del cultivar tiene un peso relevante al momento de planificar la siembra de la avena.

Por otra parte, el comportamiento agronómico de la avena sobresalió respecto al del trigo (ver La Voz del Campo 24/05/13) y, a diferencia de lo observado en otros contextos ambientales, es dable adjudicar los mismos a las características del suelo del Campo Escuela.

Debido a la dificultad para regenerar macroporos, los suelos franco-limosos son inapropiados para el manejo con siembra directa continua.

Una manera de restablecer la porosidad y contrarrestar el endurecimiento superficial del suelo es a través de la incorporación en las rotaciones de cultivos que presenten un sistema radical agresivo y una elevada producción de biomasa. Un traje a medida de la avena, gracias a que posee el sistema radical más profundo y vigoroso entre los cereales de invierno.

Los autores son estudiantes de Ciencias Agropecuarias (UNC); gabri_04@hotmail.com; mariano_vaudagna@hotmail.com bajo la tutoría del ingeniero agrónomo Ricardo Maich.

Fuente: LA VOZ DEL INTERIOR

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución















Se han visto 29630527 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 60 personas (60 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 16/jul/2020 - 14:17
FuncWay, la web dinámica de MatrixWay