Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Pasturas y Forrajes
 
Usted está aquí » Pasturas y Forrajes » Leguminosas Forrajeras »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoREEDICION – Alfalfa: la importancia de la densidad de siembra
10/oct/2012

Normalmente los alfalfares presentan al momento del primer corte o pastoreo primaveral una densidad de alrededor de 150 plantas/m2, lo que evidencia una muy baja eficiencia de establecimiento. No obstante esta cantidad de plantas son normales independientemente de la densidad de siembra inicial y de la zona.

Por Ing. Agr. Néstor Romero (*)

El número inicial de plantas por unidad de superficie presentes en un alfalfar a los 80 días de sembrado, está altamente asociado con la densidad de siembra (kg de semillas viables por ha).

El grado de emergencia de las plántulas esta relacionado con el % de semillas viables, semillas duras, adecuada cama de siembra (profundidad de siembra y compactación en línea de siembra), fecha de siembra, etc.

La sobrevivencia de las plantas emergidas también dependerá de la interacción fecha de siembra-pastoreo del cultivo acompañante, control de malezas, etc. Las densidades de siembra más usadas en la región pampeana oscilan entre 7 y 12 kg/ha.

Considerando que alrededor del 30% de los costos de establecimiento de una alfalfa mejorada corresponden al costo de la semilla, cobra vital importancia para el productor lograr stands de plantas de alfalfa como para lograr la máxima producción de forraje y alta persistencia utilizando la menor cantidad de semilla posible.

La mortandad de plantas, desde emergencia a primer pastoreo, es muy alta en los primeros meses posteriores a la siembra. Esto es atribuido al efecto combinado de plagas, bajas temperaturas, competencia de malezas, efecto mecánico del pisoteo (animal comiendo el acompañante) y fundamentalmente a la competencia entre las plantas de alfalfa entre sí por luz, agua y nutrientes.

Esta mortandad es proporcionalmente mayor cuanto mayor es la densidad inicial de plantas, lo que hace que stands muy densos lleguen al final del primer año de vida con densidades de plantas similares a los sembrados con baja densidad.

Para la región pampeana recomendamos sembrar en otoño alrededor de 350 semillas/m2 (7 kg/ha de semilla desnuda con un buen valor cultural).

El valor cultural de la semilla se logra multiplicando el poder germinativo (PG) por la pureza (P:% de cuerpos extraños). Una buena semilla debería tener un valor cultural mínimo del 90% (PG: 95% y P: 95%).

Es bueno saber que:

-En 1kg de semillas de alfalfa desnuda, tenemos aproximadamente 500.000 semillas, por lo tanto en 7 kg tenemos 3.500.000 semillas.

-Si el valor cultural es del 90%, y cada semilla diera origen a una planta deberíamos de tener 315 pl/m2.

-Al año de vida del alfalfar, o sea al otoño siguiente (independientemente de la cantidad de semilla sembrada) nos quedan entre 90 y 110 pl/m2.

-Por lo tanto la eficiencia de siembra (semillas viables/plantas logradas) es de aproximadamente entre un 20 a un 30%.

-Es conveniente aclarar que cuando la semilla se encuentra peleteada, tiene un 30-40% de inerte, por lo tanto la densidad de siembra en vez de 7 kg deberían ser de 9 a 10 kg/ha.

Los cálculos que hicimos mas arriba son con semilla desnuda.

Normalmente los alfalfares presentan al momento del primer corte o pastoreo primaveral una densidad de alrededor de 150 plantas/m2, lo que evidencia una muy baja eficiencia de establecimiento. No obstante esta cantidad de plantas son normales independientemente de la densidad de siembra inicial y de la zona.

Densidades de siembra que fueron de los 5 a los 25 kg/ha fueron testeadas en la EEA Rafaela, Sta. Fe (Fig 1) y si bien la cantidad de plantas a los 2 meses de sembrado el ensayo (mayo) estuvo altamente influenciado por la densidad de siembra ( 140 pl/m2 para 5 kg /ha y 430pl/m2 para 25 kg/ha)la cantidad de plantas logradas al año fue similar 80 plantas/m2, para todas las densidades.

Podemos ver los rendimientos de materia seca en relación con las densidades de siembra.

Los rindes oscilaron entre 11,8 y 13 tn/ha de materia seca. Las plantas/m2 oscilaron entre 65 y 75. Este ensayo en Rafaela se hizo con la variedad CUF 101.

En los últimos años se ha incrementado considerablemente en la utilización de variedades mejoradas de alfalfa sin latencia o dormancia(grupos 8, 9,y 10) que presentan menor grado de reposo invernal, distinto hábito de crecimiento y estructura de planta y una mayor resistencia a plagas que las tradicionales alfalfas pampeanas o cordobesas. Las diferencias en la estructura de la planta de estas variedades (coronas pequeñas y erectas)nos hizo pensar que estas variedades podrían requerir densidades de siembra mayores para lograr altos rendimientos.

Ensayos llevados a cabo en la EEA Anguil con variedades de los grupos de dormancia 3, 6 y 9 mostraron que no hay diferencia alguna entre las variedades en relación con su comportamiento productivo bajo distintas densidades de siembra.

Para otras especies, la cantidad y distribución de las lluvias, la temperatura y la fertilidad de los suelos, son factores importantes en la determinación de la densidad de siembra óptima. No es este el caso de la alfalfa, las densidades de siembra óptimas varían muy poco en relación con las distintas zonas de la región pampeana. Aún las densidades de siembra recomendadas (7-12 kg/ha) aparecen como demasiado elevadas en relación con la cantidad de plantas que se necesitan para lograr los máximos rendimientos de forraje.

En resumen:

-Para toda la Región Pampeana sembrar entre 7 y 10 kg/ha (según sea semilla desnuda o peleteada) de una buena semilla, es mas que suficiente. Observar que la información suministrada en este artículo fue generada en dos ambientes muy distintos como Rafaela y Anguil; sin embargo los resultados son totalmente coincidentes.

-Los bajos stand de plantas provocados por siembras tardías, invasión de malezas, uso de maquinaria de siembra inadecuada, siembra directa con altas coberturas o mal manejo de los acompañantes, no se solucionan aumentando la densidad de siembra.

-La alta densidad de siembra aumenta la competencia entre plantas de alfalfa (competencia intraespecifica). Por efecto de esta competencia lo único que estamos haciendo es retrasar el desarrollo de las plantas que definitivamente quedaran en la pastura.

-Lo que si es seguro que con altas densidades de siembra aumentaremos significativamente el costo de establecimiento de una alfalfa sin obtener ningún beneficio.

(*) M.Sc. Univ. de Minnesota USA.

Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

E.E.A. Anguil,”Ing.Agr. G.Covas”, La Pampa, Argentina.

Auspiciantes

Su SEGURO Servidor

Imágenes de  alta resolución















Se han visto 27098856 Páginas, desde el lunes, 25/may/2009
OnLine: 119 personas (119 visitantes anónimos)

Pregón Agropecuario - Córoba 785 - (6270) Huinca Renancó, Córdoba, Argentina
Para suscribirse al Boletín Electrónico: suscripcion@pregonagropecuario.com

Huinca Renancó, Córdoba - Argentina - jueves, 12/dic/2019 - 21:45
Web Dinámica, Sistema FuncWay